Julio 25, 2021

Opinión: Cinco claves y una épica de las primarias. Por Cristián Valdivieso, director de Criteria

Ex-Ante
Agencia Uno.

Más allá de los análisis propiamente electorales, los resultados de las recientes primarias nos entregan algunas señales de orden simbólico, como la revalorización del voto, el triunfo del diálgo y los acuerdos, los relatos políticos por sobre los tecnocráticos, la victoria de la esperanza sobre el miedo y la rabia, el desgaste del eje derecha-izquierda y la victoria de un candidato que partió de cero.

El voto sigue revalorizándose. Fueron las primarias presidenciales con más alta participación en la historia. A pesar de la pandemia, más de tres millones de personas salieron a votar durante un fin de semana largo y sin que entre los candidatos hubiese un (una) “rockstar” como lo era Bachelet en 2013.

Una participación tan impensada como esperanzadora si la ligamos a la creciente valoración de la votación como acto deliberativo y de potencial transformador. Si votar vuelve a importar, es porque la democracia está siendo capaz de procesar y dar cauce institucional a las demandas ciudadanas.

Triunfaron el diálogo y los acuerdos. Consistentemente con los estudios de opinión, los votantes priorizaron candidaturas que se plantearon abiertas al diálogo más que propensas a la polarización; con apertura a integrar distintas visiones más que a la imposición de verdades reveladas; con disposición a dejarse convencer y a cambiar antes que con el atrincheramiento ideológico o valórico.

Aunque a cierta izquierda le duela, en las primarias recién pasadas también se impuso el acuerdo del 15 de noviembre del 2019.

Se impusieron los relatos políticos por sobre los tecnocráticos. Desde ya, en Apruebo Dignidad, pero llamativamente en Chile Vamos, donde el mensaje de responsabilidad de Briones y la narrativa del buen gestor de Lavín sucumbieron ante el relato meritocrático de un Sichel que buscó devolver la confianza en la movilidad social a una alicaída clase media.

La esperanza derrotó al miedo y la rabia. En línea con las optimistas expectativas en torno al proceso constituyente, los votantes sintonizaron con las campañas que, en tono positivo y propositivo, apostaron por la emergencia de un “nuevo Chile”. Uno más diverso, inclusivo y garantista de derechos que el “antiguo”: adulto céntrico, articulado en torno a posiciones de clase y temeroso de la diferencia y las transformaciones profundas.

La pérdida de primacía del eje izquierda-derecha. Las identidades políticas no mueren, pero se les sobreponen otras. Mientras en Chile Vamos ganó quien más renegó de la derecha, empujó la vieja política al precipicio y se paró desde la independencia partidaria, en Apruebo Dignidad se impuso quien antes que a la izquierda apeló a las causas epocales: feminismo, diversidad, sustentabilidad y descentralización, con apego al territorio.

Cinco claves de orden más simbólico que electoralista y que, en lo grueso, aplican a la elección primaria en general. Sin embargo, no alcanzan para entender el batatazo dado por Boric y su más de un millón de votos.

Una gesta épica. Ni en sus peores pesadillas, el Partido Comunista imaginó que el Frente Amplio pasaría de haber movilizado 327.000 votos entre dos candidaturas -Sánchez y Mayol- en la primaria de 2017 a concentrar sólo en Boric 1.058.000 en 2021. Por más errores que haya cometido Jadue, la primaria de Apruebo Dignidad no la perdió el candidato comunista, la ganó Gabriel Boric.

  • Una verdadera hazaña basada en una gesta épica, articulada en torno a un joven desafiante que, con la edad mínima para el cargo, partió de cero.
  • Lo vimos en las calles recolectando las firmas para su inscripción, para luego treparse al pino de su infancia y compartir desde allí una visión del país que soñaba. Como en toda hazaña épica, partió de chico a grande, sin mostrar los dientes, pero sin tropezar en sus convicciones ni aminorarse ante el poderío de un competidor que en las encuestas aparecía como vencedor.
  • Siguiendo el guion del género, sus molinos de vientos fueron morales, la desigualdad, la discriminación y los abusos. Al igual que la elección de constituyentes, su épica logró convocar a las y los jóvenes, siempre ninguneados por la política del voto voluntario, convirtiéndolos en verdaderos héroes de su causa.
  • Nunca sabremos si al invitar a “no tenerle miedo a la juventud” Boric exorcizaba sus propios fantasmas. Tampoco sabemos -por ahora- cuánto caló ese mensaje entre una generación distante de la política tradicional, que encontró en su relato confianza para desanclar sus propios temores y asumir el desafío de cambiar la historia a través del voto.
  • Esto último se revelará en unos meses, cuando el Servel publique los datos de votación desagregados por edad. Entonces podremos responder basados en evidencia cuánta incidencia tuvieron los jóvenes en hacer de la primaria del fin de semana pasado una verdadera hazaña épica.

Publicaciones relacionadas

Ex-Ante

Enero 29, 2023

Entre la duda y la soberbia. Por David Gallagher

Antes de aceptar un cargo -para qué hablar de si es un cargo público- hay que hacerse la pregunta: ¿me la voy a poder o no? ¡Cuántas veces en la vida nos decimos más bien que no! Es algo que a muchos personeros del gobierno parece que no se les ocurrió. Por soberbia. O porque […]

Ex-Ante

Enero 29, 2023

Un gobierno que se volvió peligroso. Por Sergio Muñoz Riveros

El Presidente Boric y la canciller Urrejola durante la cumbre de la APEC en Tailandia, en noviembre. Crédito: AGENCIA UNO.

Es difícil concebir una expresión de mayor descriterio que la injerencia en los asuntos internos de Perú en un momento de máxima tensión en ese país. Boric no se detuvo a pensar en las repercusiones que iba a tener un pronunciamiento suyo en el que culpaba de la violencia al gobierno de Dina Boluarte.

La derecha pone en riesgo el proceso constituyente. Por Cristóbal Bellolio

Nada contra las personas de carne y hueso propuestas para el Comité de Expertos. Grandes personas, y probablemente un aporte a la discusión. Pero la mayoría tiene perfil político más que técnico. El caso de Katherine Martorell es el más polémico, pero no es el único. Varios de ellos pudieron perfectamente competir por un asiento […]

Gerente de Asuntos Públicos de Imaginacción

Enero 28, 2023

En todos lados se cuecen habas. Por Ignacio Imas

Vista de la Cámara de Diputados durante la acusación constitucional contra la ex ministra Ríos.

No hay mucho de qué alegrarnos del año legislativo que concluyó. Más bien lo que observamos son sólo signos de los cuales preocuparnos ¡y con razón!. Nuestra clase política y sus praxis se han ido degradando de manera sistemática, con una proyección a mediano plazo sin visos de cambiar.

Escritor y columnista

Enero 28, 2023

Perfil: Antonia Urrejola, a esta hora se improvisa. Por Rafael Gumucio

Lo más grave de la grabación no es la grabación: es que esto sea lo más importante o noticioso que hayamos recibido de la cancillería. Una cancillería que, como se oye en la grabación, está dedicada a responder ofensas, a calmar crisis, a evitar declaraciones equívocas y equivocadas como la que el presidente Boric lanzó […]