Héctor Sánchez, ex superintendente de Isapres: “Hasta 50 mil personas quedarían sin trabajo con la reforma a la salud”

Marcelo Soto

Héctor Sánchez fue el primer superintendente de Isapres y conoce como pocos el funcionamiento del sistema de salud chileno. Hoy es director del Instituto de Salud Pública de la UNAB y tiene una mirada autocrítica. “Se siguen muriendo varias decenas de miles de personas por las listas de espera. Por lo tanto, ese desafío no está resuelto”.


-El director de Fonasa, Camilo Cid Pedraza, dijo que las isapres deberían desaparecer del mapa de la Seguridad Social. ¿Cómo interpretas esa frase?

-Yo creo que representa el pensamiento profundo del gobierno en términos de que en definitiva su objetivo es que desaparezca el sistema de isapres como alternativa a Fonasa y avancen hacia su proyecto original: un seguro único de salud para todos los chilenos de carácter público. Ahora, si uno lo observa con cuidado, no se están preocupando del enfermo, sino de los muertos. Así de duro.

-¿En qué sentido?

-Si estuvieran preocupados del enfermo, su principal objetivo sería cómo salvar el sistema de isapres. No se percatan de que el problema que generaría la crisis de las isapres va mucho más allá de los beneficiarios, sino también de los prestadores de servicios de salud.

Por lo tanto, este proyecto que está preparando Fonasa no va a tener viabilidad porque no van a haber prestadores, que van a estar quebrados. En segundo lugar, muchos trabajadores van a ser despedidos del sector privado porque las empresas van a tener que ajustarse a sus costos.

-¿Cuánta gente se calcula que sería despedida?

-Nosotros hicimos un estudio en el escenario de que terminaran las isapres bajo el proyecto del gobierno. Serían 35.000 a 50.000 personas las que podrían perder su empleo.

-¿Las isapres están condenadas a desaparecer o pueden sobrevivir en el nuevo escenario?

-Yo creo que están en una condición muy grave. En los últimos dos años han perdido 280 mil millones de pesos. El segundo problema son las licencias médicas cuyo costo es incontrolable. Toda la mano dura que podrían aplicar las isapres para evitar el abuso de licencias está siendo revertido por los Compin o por la Superintendencia de Seguridad Social. Las medidas que se están tomando, de carácter policial, funcionan, pero por un tiempo muy corto.

-¿Cuál es la solución para eso?

-Hay un incentivo vicioso, porque la licencia médica entrega el 100% de reposición de la renta del trabajador cuando se enferma. Eso no existe en ninguna parte del mundo. Hay un costo político que nadie en Chile quiere pagar. Ningún gobierno ha querido ponerle el cascabel al gato.

-¿Hay más licencias en el sistema privado o público?

-En el caso de las isapres funciona un poco mejor que en Fonasa, porque las licencias médicas son alrededor del 35% del 7% y en el caso de Fonasa es el 50% del 7%. Es mucho lo que se está gastando en licencia médica.

Otro asunto grave es que el Compin tiene criterios demasiado relajados para controlar licencias. Pero hay un sistema que existe en Chile y que funciona bastante bien: las comisiones de calificación de invalidez y sobrevivencia de las  AFP. Por lo tanto, los cambios se pueden hacer, pero se requiere voluntad política.

-El año pasado 380.000 personas se fueron de las isapres a Fonasa. O sea, hay algo que está funcionando mal en el sistema privado.

-Eso sucede cuando pasan dos cosas en el país: cuando la situación económica se deteriora y disminuye el empleo. En esas dos situaciones la gente migra desde las isapres a Fonasa. Esto ha pasado históricamente, es cíclico.

-Las isapres, más allá de su funcionamiento, no tienen muy buena imagen según algunas encuestas. ¿Qué hacen bien y qué hacen mal? ¿Cuál es la autocrítica?

-Yo soy uno de los más críticos del sistema privado en los últimos 20 años, desde que me tocó conocerlo cuando fui superintendente. Partamos por los problemas que las aquejan. Las isapres tienen un modelo de negocio que a mi juicio es inflacionario: no están preocupadas del control del costo. Porque su modelo de negocio es que a medida que aumentan los costos, aumentan los precios. Así pudieron sobrevivir sin ningún problema hasta la primera reforma en 2005. Claramente, es un modelo de negocio equivocado. Y ese mismo año comenzó la  judicialización, se produce un calentamiento del aumento de los precios y en ese momento las personas empiezan a reclamar a los tribunales. Aquí, no hay que echarle la culpa a los abogados. Fueron las isapres las que cavaron su tumba.

-¿Cómo evalúas la política en salud del gobierno del Presidente Boric?

-Mira, yo creo que aquí han habido tres grandes temas. El primer gran desafío, sin lugar a duda, ha sido el de las listas de espera. Y en este aspecto lo que estamos observando es que no han habido mejoras sustanciales. Al revés, las listas de espera en ambulatorios han aumentado, la lista de espera hospitalaria quirúrgica también han aumentado. Es cierto que han disminuido algunos plazos, pero las listas de espera ahí están y se siguen muriendo varias decenas de miles de personas por las listas de espera. Por lo tanto, este desafío no está resuelto.

El segundo gran desafío que tenía el Ministerio de Salud y el gobierno era enfrentar la pandemia. Y lo que podemos decir es que Boric recibió un país que tenía coberturas de hasta el 80% en vacunación y que tenía una pandemia que estaba ya bastante controlada en términos de número de personas enfermas. Y actualmente tenemos que las tasas de cobertura de vacunación no han superado el 25%. Han llegado, en el mejor de los casos, de personas mayores de 80 años, que son las más disciplinadas, a un 50%.

-El subsecretario Cristóbal Cuadrado salió…

-No es casualidad que el subsecretario de Salud Pública haya tenido que presentar su renuncia en el último cambio de gabinete. Si lo hubiera estado haciendo bien, no lo habrían cambiado. Por lo tanto, ese es el segundo desafío que no está resuelto en lo más absoluto.

Y el tercer desafío es la crisis de la isapres. El gobierno está al debe. Ya han pasado más de tres meses desde el dictamen de la Corte Suprema y hasta este minuto nadie sabe cómo el Gobierno pretende resolverlo para la crisis humanitaria que se va a producir, la crisis de empleo que se va a producir y la crisis financiera que se va a producir en el aparato prestador de servicios de salud. Por lo tanto, los tres grandes desafíos que tenía que enfrentar el actual gobierno están absolutamente al debe. No están resueltos.

Lea también: Minsal advierte posible “corralito” en isapres por crisis (ex-ante.cl)

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Ex-Ante (@exantecl)

Publicaciones relacionadas

Ex director Museo de la Memoria y los Derechos Humanos

Febrero 25, 2024

El secuestro de Ronald Ojeda: Una amenaza al Estado. Por Ricardo Brodsky

Lo del secuestro del teniente Ronald Ojeda no hace sino confirmar nuestra vulnerabilidad ante la violencia organizada y enemigos externos con los cuales ingenuamente se buscan acuerdos mientras infiltran y devastan la confianza en nuestras instituciones.

Ex-Ante

Febrero 25, 2024

Panel Ciudadano-UDD: Matthei se despega de Kast y llega al 30% de preferencias presidenciales (Vea aquí la encuesta)

La alcaldesa de Providencia subió 10 puntos su apoyo en relación al sondeo de diciembre, ampliando de 3 a 14 puntos su brecha con el líder republicano. De acuerdo con Juan Pablo Lavín, Gerente General de la empresa encuestadora, “Matthei recibe 4 de los 5 puntos que marcaba Sebastián Piñera, otros 3 del alcalde Rodolfo […]

Ex-Ante

Febrero 25, 2024

La incógnita sobre quién presidirá el Senado en 2024

Hoy la incógnita está dada por si el acuerdo administrativo que permitió que tanto el ex senador y actual ministro de la Segpres, Álvaro Elizalde como Juan Antonio Coloma (UDI) llegaran a la presidencia de la corporación, continuará vigente o no. Conforme a los términos del acuerdo, la presidencia del Senado correspondería al PPD. Dentro […]

Director de Criteria

Febrero 25, 2024

La oposición: entre ingenua y acomodada. Por Cristián Valdivieso

Hasta ahora, la contracara del gobierno ha sido una oposición nutrida de la frustración ciudadana ante la falta de resultados de La Moneda pero que no ha logrado despertar ni curiosidad ni interés electoral per se. Una que no entusiasma. Una oposición que grita, pero no ofrece, que rasca donde no pica y que parece […]

Maduro opera en Chile con la confianza de tener buenos amigos. Por Sergio Muñoz Riveros

La Moneda debe hacerse cargo de las graves implicancias políticas de lo ocurrido, y eso significa ponerse en todos los escenarios posibles. Sería desastroso que diera muestras de debilidad, o creyera que la diplomacia puede obrar milagros. El propio Boric debe entender que los chilenos juzgarán la forma en que él defienda la soberanía nacional […]