Marzo 13, 2021

Ciencia ficción y China: cuatro libros para aprender a mirar a largo y larguísimo plazo

Bernardo Solís
Portada libros.

Un descubrimiento chino. Neil Gaiman –un inglés demasiado plagiado acá– cuenta en uno de sus ensayos que en 2007 visitó China, en lo que dice debió haber sido el primer congreso de ciencia ficción en ese país, y que un funcionario del Partido Comunista le explicó que se habían propuesto promover el género porque habían investigado que los ingenieros de Silicon Valley y otros lados de niños habían leído esos libros.

  • Liu Cixin, un ingeniero que escribía por las noches mientras trabajaba en una planta de energía, es buen ejemplo de ese cambio de mirada: en las últimas décadas conquistó el mundo con una serie de libros en que ha estado presentando diversas crisis planetarias vistas desde China. Mucho antes de la pandemia, claro.
  • Para este invierno del 2021, que se ve ligeramente distinto al del año pasado, leer la trilogía de El problema de los tres cuerpos es una gran escuela para apreciar los problemas a largo plazo, aunque los estándares de Liu Cixin salten de los centenares de años a milenos y mucho más. Se trata de una serie de tres libros y de uno que es más antiguo, y que fue reeditado ahora último.

El problema de los tres cuerpos, El bosque oscuro y El fin de la muerte cuentan la confrontación de la humanidad con Trisolaris, una civilización que envía una flota para enfrentar a La Tierra. La Revolución Cultural; las consecuencias de enviar mensajes a las estrellas y sobre todo el rol de la ciencia y de China en el mundo del futuro es el que está en el corazón de la historia.

  • Las respuestas terrícolas a las apabullantes armas de la flota extraterrestre no nacen precisamente de una coordinación planetaria, sino de las reflexiones y decisiones de científicos, policías y militares chinos, que suelen proyectarse varias generaciones por delante cada vez que abren la boca. Lo que describe Liu Cixin no es sólo el reemplazo del héroe occidental por el chino: es el cambio de una forma de pensar en los problemas del género.
  • Liu Cixin ha dicho en entrevistas que la ciencia ficción es el género más universal, porque toma a la raza humana como una entidad única. Pero en un diario una vez profundizó en las diferencias entre oriente y occidente: “En países extranjeros, detrás de la ciencia ficción siempre está la impronta de la cultura religiosa. Por ejemplo, la clonación. En Occidente, si se clonasen personas sería una acción antirreligiosa, porque la creación está reservada a Dios. En China, en cambio, se consideraría un progreso científico”.

Recientemente llegó a las librerías La era de la supernova, que cuenta las inquietantes posibilidades que la exposición a una supernova podría provocar a la humanidad. Liu Cixin imagina que todos los adultos terminan muertos pero con tiempo suficiente para entrenar a los niños de la tierra para que ellos se hagan cargo de hospitales, centrales de energía, gobiernos, ejércitos y bombarderos. Visto desde China, claro.

  • Ahora que Netflix amenaza con una serie con El problemas de los tres cuerpos que ya acumula polémicas por una carta de  senadores republicanos que condenaron a Liu Cixin como propagandista de las políticas chinas, y rescataron una entrevista con una dura defensa a las medidas contra los uigures en el interior chino.
  • La empresa de streaming salió a “calmar” las aguas con una misteriosa fórmula: la serie se basa en los libros de Liu Cixin, pero quienes escribieron la serie son otros: dos norteamericanos.

Publicaciones relacionadas

Ex-Ante

Septiembre 19, 2022

La década de Lagos y la decadencia concertacionista. Por Bernardo Solís

La década socialista – de Ascanio Cavallo y Rocío Montes- podría haber sido el libro de Ricardo Lagos porque, por angas o por mangas, el primer presidente socialista es el protagonista de la mayor parte de las historias que se cruzan en el relato, sea porque las impulsó, las equivocó o por la inevitable comparación […]

Marcelo Soto

Septiembre 7, 2022

Iván Poduje: “Boric deberá respaldar a Carolina Tohá para reprimir a los estudiantes radicales que él antes apoyó”

El arquitecto Iván Poduje valora la capacidad política de la nueva ministra del Interior, pero advierte: “Tohá no tiene más remedio que ser la Dama de Hierro, si quiere cumplir con éxito su labor. Pero no sé cuanto respaldo político tenga. Y cuenta con poco tiempo para demostrarlo. Es muy compleja su tarea”.

Ex-Ante

Agosto 6, 2022

Estallido, plurinacionalidad y Convención: La vía constitucional a la Revolución. Por Bernardo Solís

En su último libro, el periodista, académico y diplomático José Rodríguez Elizondo advierte que la clave del texto constitucional elaborado por la Convención está en en “la conversión del Estado-nación en un Estado de naciones”. Una paradoja enorme, dice, porque “los convencionales fueron elegidos para legitimar reformas imprescindibles del Estado unitario y no para liquidarlo”.

Ex-Ante

Julio 23, 2022

Perdiendo el control: la crisis de seguridad mirada desde el progresismo. Por Bernardo Solís

Con un capítulo explosivo sobre la droga y la corrupción, el libro del senador Quintana repite una idea que se le ha pasado por alto al actual gobierno: que la seguridad no es un tema de derecha sino “un derecho para todas las personas, como un mínimo necesario para desarrollar cualquier proyecto de vida”. 

Ex-Ante

Julio 16, 2022

Siete nudos a tener en cuenta en tiempos de naufragios constitucionales. Por Bernardo Solís

Oscar Landerretche

El libro de Landerretche – escrito antes que se redactara el texto final de la propuesta constitucional – puede leerse como el necesario baño de realidad que le faltó a la Convención y que llevo al autor a inclinarse por el Rechazo.