Agosto 7, 2022

Autor de “Calle Este-Oeste” y “Ruta de Escape” habla de su próxima obra: Los años del nazi Walter Rauff en Chile

Carlos Basso, periodista y escritor

Philipe Sands – el famoso abogado y escritor británico-francés- prepara un segundo viaje de investigación a Chile en búsqueda de las conexiones secretas entre el ex oficial de las SS Walther Rauff y Augusto Pinochet. Su libro al respecto debería publicarse en 2024. “Mientras más profundizo acerca de Rauff, más banal me parece”, dice


Philippe Sands dice desde París que por estos días, aparte de estar de lleno dedicado a la escritura de su próximo libro de no ficción, llamado tentativamente Londres 38, lee en forma voraz a Roberto Bolaño.

Quizá lo más peculiar de ello es que la propia historia de los últimos libros de este abogado británico-francés se parece mucho a la segunda parte de los detectives salvajes, pues de los detalles de una gran trama surge otra y así sucesivamente.

Sands es uno de los más reputados abogados y profesor universitario de Londres y aunque en Chile lo conocimos en 1998 como uno de los acusadores de Augusto Pinochet, hoy es uno de los escritores de no ficción más destacados del mundo, título que logró gracias a sus artículos de prensa y a dos crónicas excepcionales e íntimamente enraizadas con su propia vida: Calle Este-Oeste (2016) y Ruta de Escape (2020), ambas publicadas en español por Anagrama.

La primera tiene como su eje a la ciudad polaca de Lviv y en ella aparecen varios personajes impresionantes, entre ellos el abogado de Hitler y gobernador de Polonia, Hans Frank, y el propio abuelo de Sands, Leon Buchholz, de origen judío.

Ruta de escape, en tanto, retoma el tema del nazismo y el mal por medio de los ojos de Niklas Frank (hijo de Hans Frank) y de Horst Wächter, hijo del también abogado y oficial de las SS Otto Wächter, quien, en un fútil intento por demostrarle a Sands que su padre no fue un criminal, puso a disposición de él sus cartas.

Fue en medio de dichos documentos donde apareció el detalle que tiene ahora a Sands escribiendo su nuevo libro. Se trataba de una carta redactada a fines de los años ’40 por el oficial de las SS Walther Rauff, en la cual este daba consejos a Otto Wächter acerca de cómo ocultarse.

Sands recuerda que al leerla (en 2015) escribió “Walther Rauff” en Google y “de inmediato aparecieron dos cosas: La primera es lo que hizo entre 1941 y 1942, con las cámaras de gas móviles, y lo segundo fue que había ido a Chile y había muchos antecedentes acerca de él trabajando con Pinochet en los años ‘70”.

Un seguidor, no un líder. Según señala, en ese momento se dio cuenta de que “en mi próximo libro escribiría acerca de la relación entre Pinochet y Rauff”, para lo cual se lanzó a buscar las siempre esquivas huellas que Walther Rauff dejó en distintas partes del mundo, especialmente en Chile y Alemania.

A la fecha, Sands ya completó un viaje de investigación al país, prepara otro para noviembre de este año, y un tercero (al menos) para 2023 tras los pasos del creador de las cámaras de gas móviles, en las cuales fueron asesinadas 97 mil personas, crímenes por los cuales la Corte Suprema chilena se negó a extraditarlo en 1963.

Su nuevo libro, que espera publicar en 2024, ya tiene incluso un título tentativo: Londres 38, con el cual alude a la ciudad donde Pinochet estuvo prisionero y también al cuartel de la Dirección de Inteligencia Nacional (DINA) en que un ex prisionero dice haber sido torturado por Rauff.

Respecto de lo que ya ha hallado, señala que “ya empecé a encontrar los nexos entre la historia de Rauff y la historia de Pinochet”, la que se remonta a inicios de los años ’50, cuando se conocieron en Ecuador.

¿Qué puede decir acerca de la personalidad de Rauff?

-A diferencia de (Hans) Frank y (Otto) Wächter, que eran hombres altamente educados, muy cultos, Rauff era diferente. No era una persona educada ni culta, aunque sí era inteligente, pero no era alguien ‘ideológico’, en el sentido de que tuviera una agenda política.
Era un seguidor, más que un líder, y creo que esencialmente era una persona pequeña, pero eso no lo hace menos interesante. De hecho, me parece muy llamativo que en todo el material que he visto de él no existe ninguna indicación de remordimientos o arrepentimiento por lo que hizo.

Hay, además, mucha evidencia de que él mantuvo su ideología y sus convicciones personales: Racista, anticomunista y antisemita. Era alguien que no leía, que no iba a conciertos, que no tenía otros intereses privados y que mantenía su antigua red de camaradas. Sus amigos eran militares, marinos.

Un hombre banal. El nombre de Rauff se conoció públicamente en 1961, cuando se efectuaba en Jerusalén el juicio en contra del comandante de las SS Adolf Eichmann, proceso que fue cubierto para The New Yorker por la filósofa judía Hannah Arendt, quien luego de ello escribió su famoso libro Eichmann en Jerusalén, un estudio sobre la banalidad del mal.

En este, Arendt planteó que el acusado no era un monstruo, sino un sujeto común y corriente, desprovisto de voluntad, de remordimientos y de empatía, para el cual el mal era algo banal y anodido.

-Lo que usted explica acerca de Rauff suena muy parecido a la personalidad de Eichmann y a la banalidad del mal. ¿Cree que la teoría de Hannah Arendt aplica en su caso?

Es una pregunta compleja. Mi suegro fue el editor de Hannah Arendt, pero debo decir que pienso que su teoría estaba errada, en el sentido de que no creo que aplique a Eichmann, porque como lo señala la psicóloga alemana Betina Stangneth en su libro sobre Eichmann, este sabía exactamente lo que estaba haciendo en el juicio.

-Ella dice que Eichmann actuó en el juicio, interpretando a un personaje.

-Así es. Eichmann era una persona más educada y reflexiva. Creo que él no era la personificación de la banalidad del mal, pero es una pregunta muy interesante saber si lo fue Rauff… y mientras más profundizo acerca de Rauff, más banal me parece”.

Publicaciones relacionadas

Marcelo Soto

Mayo 16, 2024

Osvaldo Andrade y cuenta pública: “Esto de los legados de los gobiernos me está pareciendo una siutiquería”

Imagen: Agencia Uno.

El ex parlamentario y ex ministro Osvaldo Andrade (PS) plantea que en la cuenta pública del 1 de junio el Presidente Boric debe reconocer las cosas que no se lograron en lo que lleva de su mandato. “El gran déficit que tiene el sistema político hoy día es que se ha instalado una lógica de […]

Marcelo Soto

Mayo 15, 2024

Ex ministro Raúl Figueroa y condonación del CAE: “Es demasiada la confusión en el Gobierno”

El ex ministro de Educación, Raúl Figueroa, director del IPP de UNAB, observa con mucha preocupación la insistencia del Gobierno en condonar el CAE, junto a una fórmula alternativa de una especie de impuesto al trabajo para los egresados remunerados de universidades sin gratuidad. “El óptimo sería que si existen recursos disponibles, esos recursos se […]

Marcelo Soto

Mayo 15, 2024

Sebastián Sichel: “El Frente Amplio está dejando desastres comunales”

El ex candidato presidencial y ex ministro, Sebastián Sichel, enfrenta a la alcaldesa Emilia Ríos (RD) como candidato en Nuñoa. Critica duramente al Frente Amplio: “A esta altura les pido un poquito de humildad. Su estatura moral se ha caído a pedazos”. Sobre Kast dice que él “tiene una agenda  basada en ir fortaleciendo su […]

Marcelo Soto

Mayo 15, 2024

El alcalde que transformó a Medellín en una ciudad segura: “Se puede hacer lo mismo en Santiago y Valparaíso”

El político y matemático colombiano, Sergio Fajardo, fue el alcalde que a partir de 2004 transformó a Medellín desde una de las ciudades más violentas del mundo a un ejemplo urbano. Dos veces candidato presidencial, no descarta una nueva aventura. De Petro, dice que “habla mucho, pero hace poco. Es un caudillo populista”. Fajardo vino […]

Marcelo Soto

Mayo 14, 2024

Eugenio Guzmán: “El momento de José Antonio Kast ya pasó”

Eugenio Guzman, decano de la Facultad de Gobierno de la UDD, analiza el panorama electoral con la mirada puesta en las municipales del 27 de octubre. Y también revisa las candidaturas presidenciales. Dice: “Kast no ha logrado posicionarse como el líder… algunos han creído que una fórmula a lo Milei podría funcionar en Chile”.