Aprovechemos la “fiebre del litio”, pero sin olvidar la sostenibilidad. Por David Falcón

Socio Líder de ESG en Deloitte

La producción de litio será vital para ayudar al mundo a alejarse de los combustibles fósiles y reducir las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI). La descarbonización necesita de este metal, así como también del cobre, y es en esto donde somos un país privilegiado.


El auge de los vehículos eléctricos y las energías renovables alimenta la “fiebre del oro” del litio. Solo en 2040 se prevé que la transición energética global desencadene un aumento de hasta 40 veces en la demanda del mineral, según la Agencia Internacional de Energía (AIE). Este es uno de los componentes para elaborar las baterías de iones de litio, que se utilizan para almacenar energía de fuentes renovables como la eólica y la solar.

La demanda de vehículos eléctricos (EV) también se está disparando a medida que más países se comprometen a eliminar gradualmente los automóviles que funcionan con gasolina. A veces llamado “oro blanco”, el litio es uno de los componentes clave de las baterías de los EV. A nivel mundial, las ventas de vehículos eléctricos aumentaron a 6,6 millones en 2021, casi el doble del volumen del año anterior.

Esta enorme demanda del metal ha resultado en un aumento importante de los precios, lo que está creando incentivos para extraer aún más litio. Esto llevó a que se buscara más mineral, pasando así a dispararse la identificación desde 53 millones de toneladas en 2018 a 89 millones de toneladas en 2022, según el USGS.

El mundo va aceleradamente hacia una transición energética con el objetivo de reducir la huella de carbono global, lo mismo está ocurriendo en nuestro país. Chile tiene enormes ventajas comparativas como muy pocos países en el mundo. Pero esto también requiere que la perspectiva sostenible esté en todo el proceso de desarrollo, para así garantizar que la inversión esté disponible y que las ganancias de esta “fiebre del litio” se distribuya de una manera que contribuya al desarrollo del país.

La producción de litio será vital para ayudar al mundo a alejarse de los combustibles fósiles y reducir las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI). La descarbonización necesita de este metal, así como también del cobre, y es en esto donde somos un país privilegiado.

Si bien existe cierto nivel de incertidumbre acerca de cuánto tiempo podría durar la bonanza del litio, no cabe duda de que como país debemos hacer lo necesario para liderar estos procesos en el mundo bajo el marco de una mirada sostenible. Así, nuestra producción también tomará un rol significativo para aportar a la descarbonización.

Abordar la crisis climática acelerando la transición al transporte verde será un elemento crucial para preservar el planeta para las generaciones futuras. En este escenario, Chile podría jugar un papel crucial no solo en su territorio.

Los desafíos ambientales de hoy requieren, entre otras cosas, una transformación profunda del sistema energético global. Esta transformación pasa por acelerar la descarbonización y la electrificación de la economía; aumentar el uso de tecnologías solares, eólicas y bajas en carbono; aumentar las capacidades de almacenamiento; y el uso de microrredes y redes inteligentes, entre otros, y en esto Chile tiene capacidades únicas para no solo contribuir al país, sino también al planeta.

Publicaciones relacionadas

Director de Criteria

Mayo 26, 2024

Kast y la paradoja del travestismo. Por Cristián Valdivieso

José Antonio Kast durante su discurso de la semana pasada en Madrid.

El odio funciona como acicate, pero tiene límites cuando se encuentra con la falta de resultados y la ausencia de novedad. Esa es la trampa en la que está Kast y de la cual difícilmente saldrá elevando más el tono y frunciendo el ceño. Por eso, cuando lo escuché apuntar al presidente Boric como un […]

Al gobierno se le viene su propio octubre. Por Sergio Muñoz Riveros

Después de las elecciones de octubre, la pista se pondrá más pesada para el gobierno. La condición de minoría de los partidos que lo sostienen se hará más evidente. Y partirá la campaña presidencial con velas desplegadas. Confiemos en que Boric termine su gestión lo mejor que pueda.

Ex-Ante

Mayo 25, 2024

Todas las cartas sobre la mesa, cerrar los ojos y esperar el impacto. Por Kenneth Bunker

Gabriel Boric durante la cuenta pública de 2023. Foto: Agencia UNO.

Si Gabriel Boric se contiene y ofrece un discurso realista, su flanco izquierdo lo desacreditará por insuficiencia servil. Si extrema su posición y ofrece un discurso expansivo, será deslegitimado por los moderados que entienden bien que nada bueno puede nacer de promesas imposibles. Esta es la última vez que la gente estará dispuesta a escuchar […]

Escritor y columnista

Mayo 25, 2024

Perfil: Rosa Devés. Bailarina en la oscuridad. Por Rafael Gumucio

Devés, quien fue bailarina de ballet por 20 años antes de dedicarse a la bioquímica, tendrá que usar toda la ligereza del baile, toda la armonía posible, pero también la firmeza sobre la barra, la musculatura alerta, para entender que en estas noches de frío invernal es importante que cada uno sepa regresar a su […]

Ex director Museo de la Memoria y los Derechos Humanos

Mayo 25, 2024

La Universidad de Chile en el camino del Instituto Nacional. Por Ricardo Brodsky

Carpas instaladas dentro de la Casa Central de la Universidad de Chile. Foto: Agencia UNO.

La Universidad de Chile se encuentra hoy asediada por los mismos fantasmas bárbaros que destruyeron al Instituto Nacional: la intolerancia, la cancelación del otro, la censura y autocensura, la ausencia de pluralismo impuesta por grupos de estudiantes y profesores radicales, convencidos de ser poseedores de la verdad y dispuestos a imponerla a cualquier precio.