Julio 8, 2024

¿Seguimos cambiando las reglas del juego? Por María Cristina Betancour

Economista especialista en minería
Imagen generada por IA

El sector minero lo único que desea es estabilidad en las reglas del juego, que no se enreden las señales, menos aún que se contradigan. Aún hay espacio para ello, en particular, en estos momentos en que existen favorables perspectivas asociadas al aumento del precio del cobre. Cuidemos la gallina de los huevos de oro.


Señales contradictorias se observan a la hora de evaluar las facilidades al crecimiento y la inversión por parte del Gobierno. A pesar del gabinete procrecimiento, de las medidas y más medidas que se comprometen, entremedio se agregan señales que no contribuyen a disminuir la incertidumbre.

La última fue la ampliación del subsidio a las tarifas eléctricas a 4 millones de hogares. Si bien las tarifas no podían continuar congeladas, como ya estuvieron por casi cinco años, la pregunta lógica es quién paga el nuevo subsidio. Porque evidentemente alguien paga. Y los grandes contribuyentes, entre ellos los mineros, vuelven a preocuparse por aumentos de costos más allá de lo que les correspondería. El gobierno responde que todos se verán favorecidos, que tengan paciencia. Pero si todos se verán favorecidos, la pregunta lógica es ¿dónde está Moya? Algo no cuadra…

La minería es un sector que está dispuesto a pagar lo que corresponda, mientras haya un nivel de retorno competitivo, relativo a las demás jurisdicciones mineras en el mundo. Pero lo clave para el sector es que las condiciones sean estables en el tiempo. Dado que es una actividad que requiere de cuantiosos capitales que se mantienen por largos años en los países, mientras haya estabilidad en las reglas del juego, la minería se va a mantener y va a pagar lo que corresponda.

Como muestra de ello, se logró un importante acuerdo con la Ley del Royalty, en el que se incluyeron compromisos para facilitar la inversión, esto es, para disminuir las fuentes de incertidumbre que son las que las traban. El propio ministro de Hacienda, Mario Marcel, señaló el día de su aprobación que todas las negociaciones formaban parte “de los esfuerzos para entregar certezas en el sector”.  Por ello, como parte del acuerdo para promulgar la ley, se contemplaron medidas complementarias, administrativas, legales y presupuestarias para mejorar la permisología, que es de las principales fuentes de incertidumbre para la materialización de inversión, entre otros.

Consecuentemente, y como ha señalado recientemente el Banco Central, se visualizan mejores perspectivas para la inversión minera. Contribuyen a ello, además, el aumento del precio del cobre que se viene observando, que debería durar al menos hasta el próximo año, y la disminución de incertidumbre que significó que se haya despejado, al menos por ahora, la variable Nueva Constitución.

Si bien se observan mejores perspectivas, cabe destacar que un aumento de la inversión en minería no necesariamente implica mayor producción. De hecho, desde el año 2004 la producción de cobre ha fluctuado entre 5,2 y 5,9 millones de toneladas, con una inversión que casi triplica la del período 1990-2003, cuando la producción aumentó de 1,6 a 4,9 millones de toneladas. Pero bueno, al menos se mantiene el dinamismo de las faenas que están en funcionamiento.

Las nuevas inversiones, en tanto, aún están a la espera de mayor certidumbre. Pero, por el contrario, se siguen enredando las señales, esta vez con el financiamiento al subsidio de las tarifas eléctricas. Si el Gobierno tiene razón y efectivamente todos los contribuyentes se verán favorecidos con la disminución de las tarifas, la pregunta es para qué se genera una fuente adicional de incertidumbre, cuando ya existe cansancio frente a ella. Es posible que esto sea algo menor, pero la sumatoria de fuentes de incertidumbre no es menor.

Si realmente se quiere disminuir la incertidumbre, sería positivo observar coherencia entre los mensajes y la acción. Y para esto último, lo ideal es que se simplifiquen los sistemas administrativos, en particular cuando los recursos son escasos. Y ello implica disminuir las excepciones de cualquier tipo. La simplificación permite un mejor entendimiento tanto de parte del fiscalizado como del fiscalizador. Consecuentemente, se requieren menos recursos para fiscalizar, la probabilidad de errores es más baja y se focalizan mejor los recursos y los esfuerzos.

Y esto no es tan lejano. Lo tuvimos en Chile cuando se eliminaron las distorsiones entre los años 70s y 80s y, como consecuencia, se observó el ingreso de grandes capitales para inversión, en particular en minería. Incluso ya en los noventa fuimos llamados los jaguares de Latinoamérica. Nuestra vecina Argentina está tratando de hacer lo mismo ahora, eliminando las distorsiones para hacer más eficiente el Estado.

El sector privado está ansioso de mayor certidumbre. En particular, el sector minero lo único que desea es estabilidad en las reglas del juego, que no se enreden las señales, menos aún que se contradigan. Aún hay espacio para ello, en particular, en estos momentos en que existen favorables perspectivas asociadas al aumento del precio del cobre. Cuidemos la gallina de los huevos de oro.

Para leer más columnas de María Cristina Betancour en Ex-Ante [Pinche aquí]

Publicaciones relacionadas

Ex-Ante

Julio 20, 2024

El riesgo de naufragio. Por Pepe Auth

El Presidente Boric realizando los últimos anuncios en materia de seguridad. Foto: Agencia UNO.

2Está en juego el riesgo de naufragio gubernamental, por cierto, de profundizarse la situación de descontrol de la criminalidad. Pero mucho más importante que eso, está en juego también la preservación de la identidad de Chile, para sus ciudadanos y para quienes nos ven desde afuera como un destino posible para visitar o invertir, como […]

Escritor y columnista

Julio 20, 2024

Perfil: Eduardo Vergara, el hombre que sabía demasiado. Por Rafael Gumucio

A Eduardo Vergara no le falta conocimiento ni voluntad, pero sí la habilidad política suficiente para contarnos a tiempo dónde estamos, de dónde venimos, y a dónde vamos y no ir acumulando medidas según los eventos solo para que los matinales calmen sus ansias de vender apocalipsis a las 11 de la mañana.

Ex-Ante

Julio 20, 2024

Bifurcación en el camino: normalización o radicalización. Por Kenneth Bunker

El Presidente Boric encabezando el gabinete Pro Seguridad esta semana. Foto: Agencia UNO.

Si el mismo presidente Gabriel Boric y la vocera del gobierno Camila Vallejo se dan el tiempo y el lujo de condicionar la batalla contra la violencia a un misterioso pacto fiscal, es porque no están dispuestos a utilizar o redistribuir lo que tienen para hacer lo que puedan para terminar con las matanzas. Así, […]

Abogada y Presidenta de la Comisión de Probidad

Julio 20, 2024

El peligro de la Inteligencia Artificial en el súper ciclo electoral. Por María Jaraquemada

Este año 2024 se ha denominado como un súper año electoral en el mundo, ya que, por primera vez, cerca de 100 países celebrarán elecciones de todo tipo, de las cuales, la mitad serán presidenciales (…) Uno de los grandes desafíos que presentan los actuales procesos electorales son las nuevas amenazas que conlleva el uso […]

Académico e investigador del Instituto de Políticas Económicas (IPE) de la Facultad de Economía y Negocios de la Universidad Andrés Bello e investigador LM2C2 y MIPP.

Julio 20, 2024

Informalidad laboral y políticas públicas. Por Benjamín Villena

Crédito: Agencia Uno.

Las regulaciones laborales y cambios tecnológicos que estamos viviendo hacen que este desafío de reducir la informalidad sea aún más apremiante. Para abordar este problema de manera efectiva, es fundamental basar nuestras decisiones en estudios rigurosos y evidencia empírica, fomentando un debate informado y constructivo sobre el futuro del trabajo en Chile.