Prevención de Delitos 2.0. Por Héctor Lehuedé

Socio de RAZOR Consulting

Quienes crean que bajo estas nuevas reglas podrán seguir haciendo lo que hacen hasta hoy, especialmente si es más formal que operativo, es probable que se lleven una desagradable sorpresa.


El 15 de mayo de 2023 se aprobó en el Congreso Nacional el Proyecto de Ley de Delitos Económicos, que transformará el sistema de responsabilidad penal de las personas jurídicas en Chile y traerá numerosos desafíos a las empresas y demás organizaciones a las que se aplicará. El Proyecto aprobado se encuentra en trámite de promulgación, y las sustanciales modificaciones que introduce al régimen de responsabilidad penal de las personas jurídicas, actualmente contenido en la Ley 20.393, entrarán en vigor 12 meses después de su publicación en el Diario Oficial.

Aunque son muchos los cambios, creemos importante destacar que se mantiene la voluntad del legislador de fortalecer el modelo de responsabilidad consagrado en la Ley 20.393, ampliando su alcance y reforzando su sistema sancionatorio. Ese régimen se sostiene a partir de la premisa que las personas jurídicas deben hacerse responsables de los riesgos que generan con su actividad, por lo que las responsabiliza por ciertos delitos que fueren cometidos en el ámbito de sus operaciones a consecuencia de la infracción de sus deberes de dirección y supervisión. Por ello, el Proyecto de Ley conserva como presupuesto de atribución de responsabilidad el que la perpetración del delito se vea favorecido o facilitado por la falta de implementación efectiva de un modelo adecuado de prevención de delitos.

En cuanto a las innovaciones que contempla la nueva normativa son demasiados los puntos a tratar para un columna de esta extensión, pero están disponibles múltiples análisis y documentos de opinión en las redes y medios de comunicación, que pueden ayudar en esa revisión. Baste señalar aquí dos puntos clave: se amplía y sistematiza el catálogo de delitos que generan responsabilidad penal para la persona jurídica (que pasan de una docena a casi doscientos) y se definen nuevas y más severas sanciones y penas para los delitos económicos.

Tal vez el principal impacto de esta reforma estará en el aumento de los tipos penales que generan responsabilidad penal para las personas jurídicas. Ello obligará a las organizaciones a levantar aquellos procesos y actividades riesgosas según el giro del negocio, más que —como incentiva el sistema actual— siguiendo un catastro formal de delitos específicos a los cuales deba aparejar controles para su prevención. Con una docena de delitos, eso es posible; con cerca de doscientos deja de serlo y no tiene sentido. El mapeo de riesgos ahora será diferente.

Un segundo aspecto, vinculado al anterior, es que la reducción de los requisitos formales del modelo de prevención en la versión modificada de la Ley 20.393, provocará, a nuestro juicio, un cambio de enfoque en los sistemas de cumplimiento. Muchas organizaciones hoy toman la ley como un listado de requisitos a cumplir, muchas veces como una mera formalidad y no en la operatoria. Eso va a tener que cambiar, y de la formalidad será necesario avanzar hacia la ética y la cultura de integridad en lo que se hace, con evidencia que poder mostrar a través de monitoreo y auditoría efectivas. Ello representa un desafío mayor y que requerirá nuevas estrategias y herramientas.

Finalmente, anticipamos que habrá un impacto relevante por las penas más severas que trae aparejado el estatuto de delitos económicos. Para las personas jurídicas, arriesgan penas de mayor costo económico y se crea la nueva figura de la supervisión, que pasa a intervenir el negocio para promover la adopción de un modelo de prevención. Para las personas naturales, se quitan atenuantes, se agregan agravantes (como el solo hecho de ejercer una posición jerárquica superior en la organización) y se introducen limitaciones a las penas alternativas, lo que hace cada vez más probable la aplicación de penas efectivamente privativas de libertad. Esto pone a gerentes y directores en la mira del nuevo régimen.

Quienes crean que bajo estas nuevas reglas podrán seguir haciendo lo que hacen hasta hoy, especialmente si es más formal que operativo, es probable que se lleven una desagradable sorpresa. Las organizaciones que sepan ver en estos desafíos una oportunidad para avanzar en un sistema de ética y cumplimiento funcional y eficaz, que fomenten una cultura de integridad, podrán no solamente cumplir con el nuevo estándar, sino que también agregarán valor a su negocio, sus accionistas y demás grupos de interés.

Para más contenido After Office, clic aquí.

_____

Héctor Lehuedé, socio de RAZOR Consulting, es abogado de la Universidad de Chile, magíster de la Universidad de Stanford, director de empresas certificado por del IoD de Reino Unido, y está especializado en gobierno corporativo, integridad, sostenibilidad y asuntos financieros.

Publicaciones relacionadas

Con Catalina Edwards

Mayo 29, 2024

Hermann González: “El golpe a la confianza empresarial no va a ser fácil de revertir”

Ex-Ante.

En una nueva edición de After Office Investing, Catalina Edwards conversa con el coordinador macroeconómico de Clapes-UC y socio de Valtin Consulting, Hermann González, para abordar las expectativas tanto del empresariado como de los consumidores, además del discurso que ha tomado el actual gobierno respecto del sector privado.

Asesor y director de empresas

Mayo 29, 2024

¿Qué distingue a los buenos presidentes de los directorios? Por Luis Hernán Paúl

Cedida.

Para visualizar la importancia de los presidentes es conveniente tener en cuenta que los directorios operan como grupos colegiados y los grupos requieren ser coordinados para operar eficazmente y proveer dicha coordinación es justamente la principal función de los presidentes. Por lo tanto, la simple existencia de un presidente no es suficiente.

Jaime Troncoso R.

Mayo 28, 2024

Presidente del Consejo Fiscal Autónomo: “Estrés fiscal se prolongará, al menos, hasta 2028”

Miembros del Consejo Fiscal Autónomo a mayo 2024.

A cuatro días de la cuenta pública del Presidente Gabriel Boric, el presidente del Consejo Fiscal Autónomo (CFA), Jorge Rodríguez, advirtió que las finanzas públicas están “en una situación de estrés fiscal como resultado de una tendencia de aumento de la deuda pública iniciada luego de la crisis financiera global de 2008 y acentuada durante […]

Economista y académico de la Escuela de Negocios UAI

Mayo 28, 2024

Las otras oportunidades que abre la Ley Fintec. Por Kevin Cowan

La Ley Fintec abre el espacio para dos canales de innovación financiera relevantes. El próximo paso será la dictación de la norma por parte de la CMF. Es de esperar que estos espacios se puedan aprovechar por parte del sector financiero para seguir profundizando nuestro mercado de capitales, y en especial para seguir ampliando el […]

Director jurídico en Prelafit Compliance

Mayo 27, 2024

¿Se lava dinero en Chile? Por Rodrigo Reyes

Debemos hacernos cargo de este importante problema que arrastra el sistema de prevención de lavado de activos en Chile. Se requiere no solo un regulador más poderoso, sino también un sistema de sanciones que esté a la altura.