Febrero 1, 2022

Pepe Auth: “Habitualmente en las subsecretarías se compensa a los insatisfechos o derechamente ausentes en la foto de los ministerios”

Ex-ante

Tras el nombramiento de las subsecretarías, el ejecutivo debe preparar “dos de los frentes más complejos” para el próximo presidente, “el desafío de la paz social y la reducción de la inseguridad ciudadana”, señala el diputado y experto electoral Pepe Auth.

-A tu juicio ¿Cuáles serán las coaliciones con que gobernará Boric? ¿La teoría de los anillos concéntricos se mantiene en pie?

-Es evidente que del modo en que conformó el presidente Boric su gabinete, pulverizó la teoría previa de los anillos concéntricos y optó por la alternativa de “un solo gobierno, dos coaliciones”, las que, por supuesto, intentará con su liderazgo hacer converger durante el ejercicio gubernamental.

-¿Qué le pareció el nombramiento de las subsecretarías?

-Habitualmente en las subsecretarías se busca compensar a los insatisfechos o derechamente ausentes en la foto de los ministerios. También sirve para darle amplitud política a cada ministerio, incorporando en las subsecretarías a personas de otra fuerza política. También para compensar con un técnico cuando tienes a un político o a la inversa.

-¿Y en materia ministerial cuál fue el partido ganador?

-Cuando todos los ojos estaban puestos en la eventual hegemonía del PC –unos con entusiasmo y otros con temor- el principal partido de gobierno individualmente considerado resultó ser el PS. Por supuesto, el Frente Amplio, si se le considera como una sola fuerza -en parte lo es y podría llegar a converger pronto en un solo gran partido, el principal- es la hegemónica del gobierno de Boric.

En los hechos, el presidente Boric aprovechó la decisión que ya habían avanzado los partidos de centroizquierda diferenciándose de la DC en su disposición a participar en el gobierno en cuanto “fuerzas del socialismo democrático”.

-Hablamos de diversas fuerzas al interior de la próxima coalición 

-En rigor, hay tres fuerzas políticas participando en el gobierno: el Frente Amplio, el PC y sus pequeños aliados, y el Socialismo Democrático. Esto le permite al presidente mayor libertad y movimiento para ejercer su liderazgo sin ser atrapado por la presión de una de ellas.

-¿Cuáles son las diferencias entre ambas coaliciones? ¿Polos opuestos o convergencia en torno al programa?

-Las tres fuerzas se disponen a colaborar, evidentemente, pero también están en una fuerte competencia política y luego electoral. El socialismo democrático defendiendo lo que queda de su espacio y adhesión e intentando reconstruirse como fuerza política incidente (también deberían acelerarse procesos de convergencia aquí), el PC y el FA compitiendo con dureza por quien se identifica mejor y capitaliza política y electoralmente el impulso generado por el triunfo de Boric. El PC logró en la Cámara agrupar a 17 diputados en su Bancada (sus 12, 3 independientes elegidos en subpacto con Comunes y 2 Regionalistas), Convergencia Social y RD suman también 17, seguramente constituirán una bancada sumando los 3 escaños de Comunes.

-La relación, las luchas de poder internas entre ambos conglomerados ¿pueden debilitar el programa de gobierno?

-Los 3 sectores tienen identidad política y algunos propósitos distintos, pero todas intentarán asociarse estrechamente a la identidad del gobierno y su proyecto de cambios. Mientras el presidente y su gobierno mantengan apoyo mayoritario, seguramente todo va a funcionar bien, pero la existencia de 3 fuerzas en colaboración y disputa puede pasar a ser un problema mayor en la eventualidad de que el gobierno pierda su mayoría en la ciudadanía.

-No es contradictorio, como han señalado varios analistas, que antes de ser electos se haya criticado el sistema de cuoteo político y que ahora, de cierta forma, se esté implementando

-Las cuotas de representación política de las fuerzas que apoyan un gobierno son una obligación natural en la conformación de todo gabinete y de la administración de gobierno en toda su extensión. El punto es que sea el presidente el que elija quiénes participan  y no los partidos los que le impongan al presidente sus nombres. Mi impresión es que aquí el presidente hizo un claro ejercicio de liderazgo. Y, por otro lado, no se limitó a entregarles cuotas de representación a los partidos que lo apoyan, sino también abrió espacio a figuras independientes en número considerable.

-La frase “en la medida de lo posible” ¿se aplica en el caso de Boric y su programa?

-Nadie está obligado a lo imposible. Siempre es en la medida de lo posible. El punto es si lograste estirar hasta el máximo posible o capitulaste antes por conformismo, achanchamiento, falta de osadía y espíritu de innovación.  En la medida de lo posible se aplica a todos los gobiernos en el ejercicio de su poder, porque sus deseos se ven obligados a conversar con las restricciones económicas, las internacionales, las señales de la opinión pública y la correlación de fuerzas políticas en el Congreso, a lo menos.

-¿Qué rol jugará la DC ante este gobierno?

-La DC no ha definido aún su posición y se encuentra en medio de un proceso de definición interna, cuyo resultado, creo, puede ser importante a la hora de definir su relación con el gobierno. Probablemente, si la DC ya hubiera hecho el recambio de su directiva y sus señales hubieran sido de disposición a participar en el gobierno, el presidente Boric los habría invitado. Porque los necesita, al igual que a los demás partidos de la centroizquierda.

-¿Le conviene a la DC ?

-Y más precisamente, le conviene una DC en la centroizquierda que un partido desgajado de sus aliados históricos para conformar un centro reformista, que es uno de los caminos alternativos que están abiertos para la Democracia Cristiana. Si lograra articularse en un centro amortiguador en la Cámara de Diputados junto al Partido de la Gente, agruparían una fuerza determinante de 16 escaños, fiel de la balanza para apoyar o rechazar proyectos, y poderosa para negociar en el trámite legislativo. En todo caso, veo a una DC colaborando en las medidas populares y negociando con fuerza en aquellas menos populares.

-¿Ve a una oposición negando la sal y el agua?

-La oposición, como suele ocurrir, será una el primer año, mientras el presidente y su gobierno mantengan respaldo mayoritario, y otra distinta cuando eso comience a debilitarse y aparezcan en el horizonte las elecciones municipales y las otras. Eso convierte el primer año de este gobierno es un año clave para sus reformas. Probablemente sea todo el año si el proceso constituyente es exitoso en proponer un texto susceptible de ser respaldado por la gran mayoría del país, lo que le daría al gobierno un segundo aire, prologando su iniciativa reformista y sus posibilidades de éxito.

-Cuántas oposiciones…

-Subrayemos que habrá oposiciones, no una sola oposición. Me cuesta imaginarlos a todos negociando reformas como si fueran una sola fuerza política. El Partido Republicano ejercerá seguramente el rol de negar la sal y el agua, pero veo a la UDI en condiciones de liderar–a lo menos en la Cámara- una fuerza que buscará combinar negociación y resistencia, dependiendo del apoyo popular de las iniciativas. A RN le complica su endémica división, hoy día acentuada.

-Se ha señalado que el gran debate se dará entre Hacienda y Trabajo donde las posiciones son disímiles, una especie de tradición en los gobierno. Pero en este caso, las visiones parecen ser, según las propias declaraciones de ambos, profundamente distintas.

-Entre Hacienda y Trabajo siempre se establece una línea de tensión, en todos los gobiernos. Tiene que ver desde qué ángulo mirar el mismo problema. Pero en ambas reparticiones el presidente puso los mejores cuadros político-técnicos disponibles. La ministra del Trabajo tuvo la experiencia de ser subsecretaria con Bachelet y sabe de tensiones con Hacienda, conoce la manera en que se resuelven. Lo mismo vale para el ministro de Hacienda, el mejor para viabilizar los cambios y también para buscar salidas razonables a las tensiones intragubernamentales. Pero muchas de esas diferencias las va a resolver la vida, porque es muy probable que las principales restricciones no vengan de Hacienda, sino de la viabilidad legislativa de las propuestas.

-Los problemas más complejos que deberá enfrentan este gobierno, entre otros, es la seguridad y la migración. ¿Cómo cree que los resolverá, considerando que son asuntos que se vienen arrastrando desde hace algún tiempo?

-Los gobiernos siempre tienen una agenda propia –su programa-, la que quieren impulsar y otra agenda impuesta por la realidad. La recuperación económica, el control de la Pandemia, el descontrol migratorio y el desborde de la violencia en la macrozona Sur y más allá, pueden terminar siendo la agenda principal. Mira cuánto de lo que hizo el gobierno de Piñera tuvo que ver con su programa y cuánto con la realidad que le impuso otra agenda incluso contradictoria con la original de su coalición.

-¿Sobre el próximo período presidencial?

-No será fácil para Boric y su gobierno enfrentar estos temas, por la actitud previa, particularmente del Frente Amplio y del PC en relación a la cuestión migratoria y la violencia asociada a la reivindicación mapuche. Porque la ciudadanía siempre le pide a su gobierno –y ahora están ellos ejerciéndolo- en primerísimo lugar que mantenga el orden y la paz social, que se pueda circular libremente por las calles sin riesgos y que se castigue severamente a quienes crean inseguridad ciudadana.

Me imagino que intentará marcar la diferencia con grandes e inclusivas iniciativas de diálogo, tanto en las regiones donde está la crisis migratoria como en la macrozona Sur, porque sólo saliendo del enfoque ideológico y desplazando la cuestión a la necesidad de medidas concretas consensuadas por los diferentes actores en diálogo, podrá justificar iniciativas que hasta ahora han sido repudiadas por las fuerzas políticas que lo apoyan. Pero son indispensables como, por ejemplo, la expulsión de inmigrantes ilegales y el desarme forzoso de los grupos autonomistas.

En todo caso, es evidente que el desafío de la paz social y la reducción de la inseguridad ciudadana son el desafío más complejo de Gabriel Boric y de su gobierno. Por lo demás, ha sido el desafío más difícil de abordar para la centroizquierda en general y, en los últimos años, también para la derecha.


Publicaciones relacionadas

Victor Hugo Durán

Mayo 25, 2022

La reunión en que Monsalve desechó el pedido de diputados de que el Gobierno hable de “terrorismo” en vez de “crimen organizado” en La Araucanía

El subsecretario de Interior Manuel Monsalve viajó de urgencia este jueves a La Araucanía. El propósito: intentar sofocar la crisis generada por el asesinato del trabajador mapuche Segundo Catril, ocurrido este martes en Lumaco. Durante la jornada se reunió con los diputados de la “bancada de la Araucanía”, conformada mayoritariamente por diputados de oposición, quienes […]

Marcelo Soto

Mayo 25, 2022

Gabriel Osorio, abogado PS: “La Convención Constitucional no ha cumplido las expectativas de quienes votaron apruebo”

El abogado Gabriel Osorio, PS, melómano, tuitero activo y fundador de Osorio Vargas & Abogados, dice que jamás votará rechazo, pero está preocupado por ciertos aspectos del sistema político propuesto y también por algunas señales de la Comisión de Normas Transitorias (aún no aprobadas por el pleno): “Hay incentivos al autoritarismo”, advierte.

Ana María Sanhueza

Mayo 25, 2022

Quórum de 2/3: El incierto escenario de la propuesta de “amarre” de la izquierda para reformar la Constitución

Agencia Uno

El acuerdo de medianoche con indicaciones de consenso al que llegaron convencionales de izquierda y centro izquierda sobre reformar la nueva Constitución con un quórum de 2/3, generó tanto sorpresa como controversias, pues es el mismo mecanismo que criticaron de la Constitución actual. “Una regla absurda que dejó chiquitito a Jaime Guzmán”, dijo Fuad Chain.

Víctor Hugo Durán

Mayo 25, 2022

Por qué Giorgio Jackson está tomando un rol protagónico en la crisis de la Macrozona Sur

Crédito: Agencia Uno.

La crisis generada tras el asesinato de Segundo Catril llevó al ministro de la Segpres a intervenir en el conflicto de la Macrozona Sur en las últimas 48 horas, en paralelo al despliegue de  Izkia Siches. Jackson fue el primero en enfrentar la presión política que supone el extender el estado de excepción acotado en […]

David Lefin

Mayo 25, 2022

Walter Molano, economista jefe de BCP: “El inversionista extranjero no ve una situación normal en Chile, pero no tan preocupante como la ve el chileno”

El economista jefe de BCP Securities, Walter Molano (crédito Andina).

El economista jefe de la firma de inversiones BCP Securities hace décadas que sigue de cerca a la economía chilena. En medio de los cambios políticos y sociales que enfrenta el país, señala que “ahora ha habido un giro hacia la izquierda, pero lo que se escucha desde afuera es que la nueva constitución no […]