Julio 26, 2022

Pensiones: la arriesgada apuesta de Boric. Por Juan José Obach

Director ejecutivo Horizontal

En pensiones necesitamos un pacto de largo plazo, validado por la ciudadanía. Esta es justamente una de las fallas del actual pilar contributivo: tiene un pecado de origen por haber nacido en dictadura y la ciudadanía simplemente ya no confía en las AFP. Como está planteada la propuesta, difícilmente logrará esa necesaria adhesión ciudadana para perdurar en el tiempo.


Hace unos meses, en este mismo espacio, advertí sobre la importancia de que el Ejecutivo avanzara rápido en una de sus reformas emblemáticas: la previsional. El fin de semana pasado -en base a lo adelantado por el ministro Marcel en el ChileDay en Nueva York- se dio a conocer parte esencial de la propuesta: de los seis puntos adicionales de cotización, tres irían a un componente de ahorro colectivo y otros tres, a financiar a los pensionados actuales (o sea, reparto). Arriesgada jugada del Ejecutivo, tanto en lo técnico como en lo político.

Vamos primero a los argumentos técnicos. Con una población mundial envejeciendo a pasos agigantados, el componente de reparto se hace inviable. En Chile, en los próximos 50 años la tasa de dependencia -adultos mayores como proporción de la población en edad de trabajar- se triplicará. Los países OCDE han entendido esto: en los últimos 20 años Israel, Japón, Italia y Suecia han disminuido significativamente los recursos destinados a beneficios definidos (reparto) y el total de pensiones respaldadas por fondos capitalizados se ha multiplicado por un factor de 2,7.

La reforma previsional también debería hacerse cargo del desafío estructural de recomponer el mercado de capitales debilitado por los retiros que alcanzaron más de 50.000 millones de dólares. El mercado de capitales no es un fin en sí mismo, sino que es instrumental para elevar el monto de las pensiones. Por ejemplo, entre 1981 y 2021, la rentabilidad anual promedio de los fondos de pensiones fue de UF +7,9%, lo que se traduce en que de $100 pesos de pensión que recibe un jubilado que ingresó al sistema en 1981, $70 corresponden solo a rentabilidad. Si el objetivo es aumentar el monto de las pensiones de manera sostenible, parece más razonable destinar el total de la cotización adicional a fondos capitalizados.

Como los seis puntos de cotización adicional no van al trabajador, serán percibidos como un impuesto al trabajo -equivalentes a 1,5 puntos del PIB-. Así, de avanzar con esta propuesta, bien haría el Gobierno en sincerar esta “carga tributaria adicional” en la discusión de la reforma tributaria. Por otro lado, al no ser percibida como propia, esta cotización adicional incentivará la informalidad, lo que traerá consigo menores cotizaciones y, por ende, pensiones más bajas. Es decir, justo lo contrario que quiere lograr el Ejecutivo con esta reforma.

El debate político de una reforma de estas características será, a lo menos, complejo. El Gobierno no tiene mayoría en el Congreso y la propuesta pareciera ir en contra de las preferencias ciudadanas. Una gran mayoría de los chilenos, sobre todo después de los retiros, valora la propiedad y heredabilidad de los fondos, elementos no considerados en la propuesta. El proyecto también incluiría una administración estatal para los 6 puntos de cotización adicional y para la recolección y pago de pensiones, limitando el actuar de las AFP a administrar solo el 10% actual. Nuevamente, el Ejecutivo parece olvidar que gran parte de los chilenos valora la libertad de elección y mira con suspicacia al Estado administrando todos los fondos, tanto por el riesgo de captura como por la calidad del servicio que pueda entregar.

Soslayar estas preferencias es en extremo riesgoso y sólo replicará los problemas del actual sistema previsional. En pensiones necesitamos un pacto de largo plazo, validado por la ciudadanía. Esta es justamente una de las fallas del actual pilar contributivo: tiene un pecado de origen por haber nacido en dictadura y la ciudadanía simplemente ya no confía en las AFP -quizás porque entendieron demasiado tarde que son parte de un sistema de protección social y no meras administradoras de fondos-. Como está planteada la propuesta, difícilmente logrará esa necesaria adhesión ciudadana para perdurar en el tiempo.

La propuesta final la conoceremos a finales de agosto, pero las primeras luces no son auspiciosas. No destinar ningún recurso adicional a las cuentas de ahorro individual y apostar a que la mitad de los recursos adicionales se vayan a un sistema de reparto, solo nos alejará del objetivo central: entregar pensiones dignas que sean sostenibles en el tiempo. Por otro lado, será difícil defender políticamente una reforma que pasa por alto las marcadas preferencias de los chilenos en cuanto a la propiedad, heredabilidad y libertad de elección. Así, tal como parece estar planteada la iniciativa, es una apuesta en extremo arriesgada para el Gobierno y para la viabilidad de la tan esperada y necesaria reforma previsional.

Publicaciones relacionadas

Director de Criteria

Mayo 26, 2024

Kast y la paradoja del travestismo. Por Cristián Valdivieso

José Antonio Kast durante su discurso de la semana pasada en Madrid.

El odio funciona como acicate, pero tiene límites cuando se encuentra con la falta de resultados y la ausencia de novedad. Esa es la trampa en la que está Kast y de la cual difícilmente saldrá elevando más el tono y frunciendo el ceño. Por eso, cuando lo escuché apuntar al presidente Boric como un […]

Al gobierno se le viene su propio octubre. Por Sergio Muñoz Riveros

Después de las elecciones de octubre, la pista se pondrá más pesada para el gobierno. La condición de minoría de los partidos que lo sostienen se hará más evidente. Y partirá la campaña presidencial con velas desplegadas. Confiemos en que Boric termine su gestión lo mejor que pueda.

Ex-Ante

Mayo 25, 2024

Todas las cartas sobre la mesa, cerrar los ojos y esperar el impacto. Por Kenneth Bunker

Gabriel Boric durante la cuenta pública de 2023. Foto: Agencia UNO.

Si Gabriel Boric se contiene y ofrece un discurso realista, su flanco izquierdo lo desacreditará por insuficiencia servil. Si extrema su posición y ofrece un discurso expansivo, será deslegitimado por los moderados que entienden bien que nada bueno puede nacer de promesas imposibles. Esta es la última vez que la gente estará dispuesta a escuchar […]

Escritor y columnista

Mayo 25, 2024

Perfil: Rosa Devés. Bailarina en la oscuridad. Por Rafael Gumucio

Devés, quien fue bailarina de ballet por 20 años antes de dedicarse a la bioquímica, tendrá que usar toda la ligereza del baile, toda la armonía posible, pero también la firmeza sobre la barra, la musculatura alerta, para entender que en estas noches de frío invernal es importante que cada uno sepa regresar a su […]

Ex director Museo de la Memoria y los Derechos Humanos

Mayo 25, 2024

La Universidad de Chile en el camino del Instituto Nacional. Por Ricardo Brodsky

Carpas instaladas dentro de la Casa Central de la Universidad de Chile. Foto: Agencia UNO.

La Universidad de Chile se encuentra hoy asediada por los mismos fantasmas bárbaros que destruyeron al Instituto Nacional: la intolerancia, la cancelación del otro, la censura y autocensura, la ausencia de pluralismo impuesta por grupos de estudiantes y profesores radicales, convencidos de ser poseedores de la verdad y dispuestos a imponerla a cualquier precio.