Pensiones en la recta final. Por Juan José Obach

Director ejecutivo Horizontal

Avanzar en una reforma tan compleja y estructural como esta, requerirá de una fina conducción política. En este sentido, el actuar del ministro Marcel ha sido más prudente y sensato que el de la ministra Jara. Mientras el primero ha liderado sigilosamente las conversaciones técnicas para lograr acuerdos, la segunda, fiel al libreto comunista, esta empecinada en apuntar sus dardos a las AFP.


Esta semana la reforma de pensiones entró en su recta final y probablemente en el transcurso de los próximos días sabremos si, de una vez por todas, el mundo político es capaz de lograr un acuerdo y aprobar una reforma más que necesaria. La tarea no es fácil. El proyecto que en enero aprobó la Cámara y que hoy se encuentra en la Comisión de Trabajo del Senado es solo un cascarón, desprovisto de los ejes estructurales propuestos por el ejecutivo como el fondo mixto, destino de los seis puntos y la separación forzosa de la industria.

Soy de los que creen que necesitamos un (buen) acuerdo en pensiones y que no podemos seguir dilatando esta reforma. En este sentido, el completo hermetismo con que ha trabajado la comisión técnica (cuya última sesión fue este jueves) y la decisión del gobierno de postponer la idea de legislar para las próximas semanas, son buenas señales. Pero estas señales deben transformase en propuestas concretas y en un diseño final que permita mejorar las pensiones –de hoy y mañana– de manera responsable.

Lo primero y más importante es poner los objetivos de la reforma antes que los instrumentos. Por esto, la propuesta que emane de la comisión técnica debe contener las tasas de reemplazo (TR) esperadas, tanto para actuales como para futuros jubilados. Recordemos, por ejemplo, que según estimaciones de la Superintendencia de Pensiones con la reforma del Gobierno (3-3) una mujer que ganaba $860.000 mensuales y que hoy, al jubilar, tiene una TR de 67%, en el largo plazo disminuiría esa TR a un 44%. Esto es inaceptable, no podemos aprobar una reforma que deje peor a las futuras generaciones de jubilados en relación a la actual.

El aparente consenso que se está logrando en torno a los cambios de la industria también es una buena señal. Aquí es clave dejar atrás la separación forzosa de las AFP y la creación de un monopolio que administre las cuentas. Este cambio copernicano no solo no resuelve ninguno de los actuales problemas del sistema previsional, sino que arriesga en convertirse en otro Transantiago, dada la complejidad de funciones que tendrían que trasladarse a una institución que todavía ni conocemos.

Por el contrario, esta industria, como cualquier otra, se beneficiaría de más (no menos) competencia. La licitación de stock de afiliados antiguos, con consenso entre varios economistas, junto con la entrada de nuevos actores pueden servir a este propósito.

El mayor cuello de botella se encuentra, una vez más, en el destino de la cotización adicional. La clave para destrabar este nudo puede estar en los mecanismos de solidaridad entre cuentas (intra generacional) o esquemas de seguros. ¿Y cómo mejoramos las pensiones hoy, de los grupos más desventajados? A través de rentas generales, que no es otra cosa que un reparto financiado por todos los chilenos y no solo por los trabajadores formales. Es muy importante que estos beneficios generen incentivos a la cotización y que estén focalizados en los grupos más desventajados (por ejemplo, mujeres de grupos medios)

Por último, avanzar en una reforma tan compleja y estructural como esta, requerirá de una fina conducción política. En este sentido, el actuar del ministro Marcel ha sido más prudente y sensato que el de la ministra Jara. Mientras el primero ha liderado sigilosamente las conversaciones técnicas para lograr acuerdos, la segunda, fiel al libreto comunista, esta empecinada en apuntar sus dardos a las AFP, señalando que estas son las culpables de no tener reforma…como si el mundo político, incapaz de lograr acuerdos en décadas sobre esta materia, no tuviera responsabilidad alguna.

Para seguir leyendo columnas de Ex-Ante, clic aquí.

Lea también:

Pensiones: Los factores que podrían destrabar un acuerdo (y las motivaciones para no concretarlo)

Publicaciones relacionadas

Edgar Friendly y la seducción del negacionismo climático. Por Cristóbal Bellolio

La preocupación es que la crecida electoral de los partidos de derecha populista radical -como el AfD alemán, el RN francés, el VOX español, así como Trump, Bolsonaro y Milei en nuestro continente, todos los cuales han dicho que el cambio climático es una mentira orquestada por poderes oscuros- anime un clima de rebeldía plebeya […]

Vicente Browne R.

Julio 22, 2024

Crisis de seguridad: Sofofa entregó al Gobierno 20 propuestas para combatir el crimen organizado (lea el informe)

Este lunes, la presidenta de la Sofofa, Rosario Navarro, llegó hasta La Moneda para reunirse con la ministra del Interior, Carolina Tohá, y entregarle un documento con 20 propuestas del sector privado para el combate del crimen organizado. Lea las propuestas a continuación.

Ex-Ante

Julio 22, 2024

Quesos y uvas: En qué consiste el acuerdo comercial alcanzado entre Chile y Estados Unidos

La embajadora de EE.UU. en Chile Bernadette Meehan y la subsecretaria de Relaciones Económicas Internacionales de Chile, Claudia Sanhueza.

Un acuerdo que permitirá que los quesos y productos cárnicos estadounidenses puedan entrar al mercado chileno y que la uva de mesa tenga privilegios en Estados Unidos alcanzaron los gobiernos de ambos países. Aquí los detalles.

Director jurídico en Prelafit Compliance

Julio 22, 2024

Evaluando la ética empresarial: ¿Es el oficial de cumplimiento un puesto estratégico en la organización? Por Rodrigo Reyes

Es evidente que resulta difícil sostener que existe una preocupación real por los negocios limpios en las compañías, cuando la función de cumplimiento -que pareciera ser clave- está en manos de empleados inexpertos, de bajo nivel dentro de la compañía y sin recursos adecuados.

Jaime Troncoso R.

Julio 22, 2024

Anticipo de la semana: Mercados a la espera de candidatura de Kamala Harris y señales de EE.UU.

Kamala Harris.

La semana promete ser intensa en los mercados, con la esperada publicación de los datos de inflación de Estados Unidos, que podrían consolidar las expectativas de un recorte de tipos en septiembre. Los agentes también siguen de cerca la recepción que tendrá la candidatura presidencial demócrata de Kamala Harris tras la renuncia del Presidente Joe […]