Mayo 22, 2021

Opinión: La estrategia del PC y el abortado polo de izquierda. Por Camilo Feres.

Camilo Feres, Director de Estudios Sociales y Política de Azerta

Pudo haber algo de pasividad e ingenuidad del PS, despelote en Convergencia Social o la sensación en RD de que estaban siendo parte de una trampa en el bochornoso episodio que abortó el nuevo polo de izquierda, pero el PC sabía muy bien lo que estaba haciendo. Estaba cuidando su siguiente paso en un camino estratégico que inició el 2008 y que tuvo hito clave el 2013 con su integración a la Nueva Mayoría y al gobierno de Bachelet.

Una estrategia clara. El PC no está en una aventura ni haciendo turismo. Sus dirigentes y sus figuras centrales no se irán a estudiar afuera si pierden una elección, ni harán charlas de liderazgo a empresas si no consiguen el cargo que anhelan. El Partido Comunista tiene una estrategia política clara y ha invertido tiempo y esfuerzo en ella. Los que crean que el PC sufrió una pataleta esta semana es mejor que no apuesten por ello, porque seguro van a perder plata.

  • El Partido Comunista de Chile pasó buena parte de la transición alejado de toda estructura institucional en la nobel democracia chilena y tras la era testimonial, liderada por Gladys Marín, comenzó un sigiloso pero sostenido camino hacia la acumulación de fuerza política formal.
  • Bajo el mando de Guillermo Tellier, el PC comenzó a aspirar y caminar hacia un derrotero que lo llevaría de ser el bolsón de votos a la izquierda de la concertación (disponibles para hacerse parte en último llamado cuando la segunda vuelta así lo requiriera) a ser parte de una coalición en la que llegarían al poder junto a la DC y de la mano de Bachelet.
  • Este camino comenzó con un pololeo tímido en 2008, en base a un pacto por omisión que se probaría en las elecciones municipales. Luego vendría un pacto “contra la exclusión” que le permitiría al PC obtener cupos para candidatos al parlamento en lista con la Concertación y luego, en 2013, ese acercamiento continuo llega al altar con la integración de la Nueva Mayoría, el apoyo a la candidatura de Bachelet y la integración a su gobierno.
  • Mientras esto ocurría, las movilizaciones estudiantiles levantaban un conjunto de nuevas figuras, algunas de ellas comunistas y otras provenientes de movimientos universitarios no partidistas.
  • Esa energía no solo se convertiría en la primera gran fuerza impugnatoria que desestabilizó de forma gravitante a la élite política formal, sino que de ella emergerían nuevos liderazgos y partidos que, aprovechando el “aburguesamiento” institucional del PC se ubicarían a su izquierda, poniendo en jaque federaciones, sindicatos y colectivos que otrora fueran su refugio y bastión.

El avance progresivo. En suma, el costo que pagó el PC por su política testimonial fue la exclusión por años de la política institucional y sus beneficios, mientras que el costo de su estrategia de reinserción político-institucional fue el repliegue y retroceso de su inserción en el mundo social. Ambos costos fueron asumidos hidalgamente por el partido y -salvo algún rumor de pasillo sobre la incomodidad de los liderazgos más jóvenes como Vallejo o Cariola- el vetusto PC mantuvo el control de sus cuadros y nadie en el partido se sintió más importante que el partido mismo.

  • ¿Es posible entonces que ese mismo PC, con una misma dirigencia y con una historia de avances progresivos coordinados haya sufrido la noche del miércoles de alguna variante de pánico escénico en las horas previas a firmar un nuevo pacto político con fuerzas de la ex concertación a las puertas del Servel?… Difícil.
  • Su candidato presidencial, en tanto, cuyo ímpetu y tendencia al discolaje serían parte del recelo con el que su partido lo miró por largo tiempo, ha dado muestras de conducta en innumerables ocasiones, como cuando hubo disculparse públicamente por sus comentarios críticos hacia la ex presidenta Bachelet por haber condenado, en su condición de Alta Comisionada de DD.HH. de la ONU, al gobierno de Venezuela en un informe oficial.
  • ¿Es posible que el mismo Jadue que, en sus primeras palabras triunfantes tras el resultado de las elecciones del pasado fin de semana, inició su discurso agradeciendo no a los votantes, ni al pueblo, ni a sus compañeros de pacto, sino la presencia del de Secretario General de su partido, Lautaro Carmona, se haya arrancado con los tarros la noche del miércoles al cerrar la puerta al acuerdo con el PS?… Difícil.

El siguiente paso. Al mirar con detención la bochornosa jornada del pasado miércoles, tomando en cuenta la historia y trayectoria de los actores principales, es posible pensar en algo de pasividad e ingenuidad por parte de la directiva del PS; verificar algo de despelote interno y arranques pasionales en la dirigencia de Convergencia Social y por cierto, es posible imaginarse también que en RD no sabían muy bien si estaban siendo parte de la defensa de principios ideológicos intransables o si más bien estaban siendo parte de una trampa de algún actor menor al que no debían permitirle tal osadía.

  • Pero el PC no estaba jugando a las bolitas el miércoles, sino cuidando el siguiente paso en su tranquila y progresiva marcha hacia la acumulación de fuerzas: la confección de una lista parlamentaria que le permita sumar votos, sin desestabilizar a sus candidatos fuertes, para crecer en diputados y acceder al Senado.
  • Lo que el Partido Comunista inició en 2008 no fue una aventura ni una apuesta, sino una política y son razones políticas las que estuvieron al centro de su actuación y decisiones. Y ni la impetuosidad de Elizalde; ni la fantasía neo-UP de sus socios; ni una supuesta mayoría política capaz de aumentar la competitividad de su opción presidencial los van a hacer cambiar una estrategia cuyos costos, en su mayoría, ya están pagados.

 


Publicaciones relacionadas

Sebastián Edwards Sin Fronteras – Cap. 21: qué esperar del primer gabinete ministerial de Boric

En un nuevo capítulo del podcast Sin Fronteras, el economista y consultor internacional, Sebastián Edwards, analiza el nombramiento de los ministros designados para gobernar junto al Presidente electo en los próximos años.

Sebastián Edwards Sin Fronteras – Cap. 20: Diego Hernández, presidente de Sonami, y el futuro del litio

En un nuevo capítulo del podcast Sin Fronteras, Sebastián Edwards conversa junto al presidente de la Sociedad Nacional de Minería (Sonami), el ingeniero civil y consultor Diego Hernández, para abordar el futuro del litio y la economía en Chile.

Sebastián Edwards Sin Fronteras – Cap. 19: Andrea Repetto y el futuro económico de Chile

En un nuevo capítulo del podcast Sin Fronteras, Sebastián Edwards conversa junto a la economista con PhD en Economía del Massachusetts Institute of Technology, Andrea Repetto −exintegrante del Consejo Asesor del Presidente electo Gabriel Boric−, para analizar el panorama económico y político que enfrentará el país en los próximos cuatro años.

Sebastián Edwards Sin Fronteras – Cap. 18: el panorama económico que enfrentará Boric

En un nuevo capítulo del podcast Sin Fronteras, el economista y consultor internacional, Sebastián Edwards, analiza las prioridades que deberá asumir el próximo gobierno en materia de crecimiento y reformas. Además, las señales que dará el Presidente electo en el nombramiento de su gabinete.

Ex-ante

Diciembre 28, 2021

Cómo la muerte de una chilena de 14 años en Los Ángeles gatilló un intenso debate sobre las tácticas policiales en EEUU

Valentina Orellana Peralta. Foto: Carolina Peralta.

El tiroteo en que la policía de Los Ángeles mató el jueves a una adolescente chilena en un probador de ropa mientras disparaba a un hombre que había agredido a otros clientes, desató nuevos cuestionamientos al accionar de la fuerza policial en ese país y al llamado “método Columbine”. La familia chilena contrató a uno […]