“Nuevo Pacto Social”: Cómo la centroizquierda rebautizó su nombre para despercudirse de la marca Concertación

Alex von Baer
Yasna Provoste, candidata presidencial de la centroizquierda, tras inscribir su candidatura junto a la lista parlamentaria Nuevo Pacto Social. Foto: DC

La centroizquierda inscribió su lista parlamentaria como “Nuevo Pacto Social”: enterraron así la denominación Unidad Constituyente, que duró 11 meses y tuvo dispares resultados electorales. Pero, por sobre todo, no consiguió despercudirse de la marca Concertación, que persigue a sus partidos (y su candidata Provoste) tras el 18-O. El nombre lo propuso el Partido Liberal y podría asentarse como la nueva denominación de coalición.

Qué observar: A último minuto, los partidos de U. Constituyente (DC, PS, PPD, PR, Ciudadanos y los ex frenteamplistas del Partido Liberal y Nuevo Trato) dejaron atrás la denominación con la que las fuerzas de la ex-Concertación se habían reagrupado el 30/09/2020, cuando suscribieron un pacto de alcaldes y gobernadores al que invitaron al PRO y Ciudadanos. A esa altura ya se había roto la Nueva Mayoría, luego de la derrota electoral 2017 (la DC entonces se desmarcó y el PC luego se alejó y formó alianza con FA).

  • El debate por el nombre se instaló tras el magro resultado de U. Constituyente en la elección de constituyentes, en la que fueron superados por la naciente alianza FA-PC. Mejor fue su porvenir en alcaldes y gobernadores, pero los comicios a la Convención eran considerados los más relevantes de este ciclo político.
  • Entonces, el Partido Liberal de Vlado Mirosevic y Nuevo Trato de Pablo Vidal solicitaron un cambio de nombre. “La marca ya está cargada”, se indicó por esos días, cuando U. Constituyente casi se quebró cuando el PS-PPD estuvieron a horas de romper su relación histórica con la DC y pactar con FA-PC para la presidencial.
  • El presidente del PL Patricio Morales volvió a insistir en el tema en una reunión en la casa de su par DC Carmen Frei en julio, cuando concordaron las primarias legales: adujo que U. Constituyente no los incluía a ellos, dado que llegaron después, y que ello justificaba un cambio de nombre.
  • La semana pasada el PL insistió: a varios DC les gustaba U. Constituyente, pero en PS y el PPD encontraron atendible el argumento de Morales. Frei accedió cuando el cambio de configuración del bloque fue mayor una vez que se concretó la salida del PRO, cuando Marco Enríquez-Ominami lanzó su candidatura a La Moneda.
  • Este miércoles, Morales llegó a la reunión para sellar la negociación en el PS con varias alternativas, entre ellas “Nuevo Pacto Social”, que se impuso a otras como “Unidad Democrática” o “Fuerza Democrática”, y se inscribió después en el Servel con su respectivo logo.

Lo que hay detrás: Aún cuando la entrada de los ex-FA y la salida del PRO terminó por gatillar el cambio de nombre, en las fuerzas de centroizquierda se venía conversando hace meses que Unidad Constituyente no se había logrado instalar como una marca que hundiera a la de la ex–Concertación. Se trataba de un tema que los perseguía desde el estallido social, a raíz de que fue ese bloque el que gobernó 24 de los 30 años impugnados en el 18-O.

  • En este contexto, la marca “Nuevo Pacto Social” deriva de una demanda extendida entre la ciudadanía y la clase política por un acuerdo amplio para una agenda social que permitiera superar las inequidades reclamadas en las protestas de 2019 (en su minuto Gonzalo Blumel intentó negociar con la oposición un Nuevo Pacto Social cuando estaba en Interior).
  • De hecho, una red de organizaciones de la sociedad civil que se articuló tras el 18-O se llama Nuevo Pacto Social, y reclamó el lunes por el uso del nombre
  • La nueva denominación permite -explican en el bloque- apelar a un concepto más propio del nuevo ciclo político, más aún cuando requerían una marca consolidada. Se explica también por lo tortuoso que ha sido el proceso de reagrupación de las fuerzas concertacionistas.
  • No olvidan que el reencuentro del año pasado solo se produjo cuando el PS comprendió que FA-PC no querían alianzas con ellos, cuando esos 2 bloques rompieron la negociación de gobernadores. A los socialistas no le quedó otra que retomar el vínculo histórico con la DC, aunque casi lo rompe otra vez en mayo pasado.

Por qué importa: La marca Concertación se instaló en el debate de sus 3 precandidatos en la campaña de primarias -intentaron desmarcarse del conglomerado que gobernó la transición en sus primeros debates-, y sobre todo en la que resultó electa abanderada de toda U. Constituyente, Yasna Provoste (DC), a quien la emplazaron por el rol que han tenido los democratacristianos en poner matices a transformaciones que empujaba la izquierda, y por haber sido 2 veces ministra de los gobiernos de la Concertación. Y ya hay atisbos de que Boric intensificará esas alusiones.

  • “Cuando nosotros estábamos en las calles para poner fin al lucro, Provoste estaba alzando las manos con una ley que era rechazada por los movimientos sociales”, dijo el candidato frenteamplista, recordando cuando la entonces ministra de Educación impulsó un acuerdo transversal para derogar la LOCE para -según él- desactivar la “Revolución Pingüina”.
  • Para despercudirse de esa carga, Provoste a buscado que su campaña signifique un giro progresista de la DC con posturas más hacia la izquierda, además de desmarcarse de su partido y hacer un comando con 90% de independientes, bajo la idea de posicionarse como una candidatura ciudadana.

Qué significa: Las conversaciones para el cambio de nombre estuvieron cruzadas por la posibilidad de que “Nuevo Pacto Social” quede establecido como nombre de la coalición: existe voluntad, pero dependerá de cuánto prenda en identificación ciudadana, y si el bloque se proyecta realmente (lo que dependerá de su resultado presidencial y parlamentario).

  • De todos modos se plantea también que surgió con el apuro de la inscripción de listas, en el que no alcanzó a tener un rol Provoste como candidata (a diferencia del papel central que tuvo Bachelet en Nueva Mayoría en 2013), y que sería posible que ella intervenga con una propuesta más adelante.

Publicaciones relacionadas

Escritor y columnista

Mayo 25, 2024

Perfil: Rosa Devés. Bailarina en la oscuridad. Por Rafael Gumucio

Devés, quien fue bailarina de ballet por 20 años antes de dedicarse a la bioquímica, tendrá que usar toda la ligereza del baile, toda la armonía posible, pero también la firmeza sobre la barra, la musculatura alerta, para entender que en estas noches de frío invernal es importante que cada uno sepa regresar a su […]

Ex-Ante

Mayo 25, 2024

El último traspié de Gabriel Boric (y el costo de los anteriores)

La publicación del Mandatario respecto a que los 12 carabineros acusados de cohecho y tráfico de drogas “deben ser investigados por la justicia civil”, debió ser aclarada por la ministra del Interior, Carolina Tohá. El episodio se suma a una serie de lapsus o salidas de libreto que ha tenido el Presidente en los últimos […]

Ex-Ante

Mayo 25, 2024

Cómo Chile Vamos ha debido flexibilizar su postura respecto de la candidatura de Poduje por Viña del Mar

En la derecha, hay disconformidad por la forma en que se ha desarrollado la trama de la candidatura de Poduje. Personeros con un ascendiente importante dentro del sector, han dado respaldo a la candidatura del urbanista, como miembros del directorio de la Fundación Piensa, e inclusive el Presidente del Directorio de Libertad y Desarrollo Luis […]

Ex-Ante

Mayo 25, 2024

Todas las cartas sobre la mesa, cerrar los ojos y esperar el impacto. Por Kenneth Bunker

Gabriel Boric durante la cuenta pública de 2023. Foto: Agencia UNO.

Si Gabriel Boric se contiene y ofrece un discurso realista, su flanco izquierdo lo desacreditará por insuficiencia servil. Si extrema su posición y ofrece un discurso expansivo, será deslegitimado por los moderados que entienden bien que nada bueno puede nacer de promesas imposibles. Esta es la última vez que la gente estará dispuesta a escuchar […]

Ex-Ante

Mayo 25, 2024

La polémica en torno al “travestismo” en la derecha y la creciente tensión entre Chile Vamos y Republicanos

José Antonio Kast durante su discurso en Madrid donde se refirió a Boric como "travesti político".

Una de las estrategias que los republicanos exploran perfilar será la de contrastar y antagonizar, cada vez con más intensidad, el liderazgo de Gabriel Boric con el de José Antonio Kast, acusando que quienes colaboran con el Gobierno son “blandos” o abiertamente “cobardes”, a la usanza de lo que ha sido la línea política de […]