Lucía Dammert anticipa cambios de programa de Boric en seguridad y migraciones de cara a la segunda vuelta con Kast

Alex von Baer
Lucia Dammert, integrante del equipo programático de Boric. Foto: Usach

“Nos faltó más énfasis comunicacional en esos temas, y eso generó la sensación de que no eran prioridad”, afirma la encargada de seguridad del programa de Boric, Lucía Dammert. Indica que se otorgarán facultades a Interior para distribuir policías en comunas complejas, más recursos para que alcaldes que enfrentan la crisis migratoria levanten albergues mientras se zanja la situación de los extranjeros, y nuevas tecnologías para el seguimiento de dineros del crimen organizado. Las medidas, surgidas de un trabajo con 20 expertos, buscan contrarrestar la agenda de orden y seguridad que instaló Kast, a la que se ha atribuido su ventaja de 2 puntos en primera vuelta.

—Tras la primera vuelta, la primera señal de Boric fue ir a La Pintana para proponer una agenda contra la delincuencia y el narcotráfico, la que incluía una redistribución de policías, una nueva ley de armas y un grupo de tareas contra el narcotráfico. ¿A qué obedeció ese énfasis?
—Si tú miras el programa con que fuimos a la primera vuelta, la mayoría de estas medidas estaban, junto con el nuevo ministerio de Seguridad, dar facultades a los gobernadores y la transformación estructural de Carabineros; pero el énfasis comunicacional no había sido tan evidente, y por eso la primera salida fue a La Pintana. Es un tema que ya venía hace rato en la discusión programática -tuvimos reuniones con expertos, alcaldes, gobernadores-, pero que no había tenido el énfasis comunicacional que tiene que tener ahora.

—Más allá de lo comunicacional, en el programa, entre sus 53 medidas prioritarias, estaba solo la refundación de las policías. ¿Por qué no fue prioritaria la agenda de seguridad?
—Había una mirada más estructural: nos concentramos mucho en explicar la necesidad de asegurar la calidad de vivienda, salud y educación, porque son los propulsores de muchas carreras criminales, pero no se hizo el link al problema específico de la delincuencia…los énfasis comunicacionales estuvieron puestos en otras áreas nomás: la reforma tributaria, pensiones, salud, educación y se consideró que esas reformas iban a generar un paraguas de transformación que generara mayores niveles de paz.

—¿No fue un error, considerando, entre otras cosas, que la encuesta CEP mostró que la delincuencia escaló al primer lugar de las preocupaciones de la ciudadanía?
—Desde el primer día hemos tenido reuniones con alcaldes, y el primer tema que plantean es la inseguridad, los narcos, los barrios críticos, y la incapacidad que ha tenido el gobierno de Piñera. Tenemos claro que es un tema principal y siempre fue una prioridad política y programática, el qué hacer con jóvenes infractores o cómo fortalecer la prevención, pero nos faltó hacer más énfasis comunicacional, y eso generó en algunos la sensación de que no era una prioridad nuestra.

—¿Cuáles serán los principales cambios al programa de seguridad?
—Hay que revisar con la policía cómo se han intervenido los barrios de alta complejidad, pareciera que no está funcionando, han aumentado los homicidios. Lo más importante ahí es la distribución policial, que hoy no depende de Interior ni del Presidente, sino de la policía. Entonces, vamos a generar los incentivos con Carabineros y la PDI, para asegurar que los mejores policías, los mejores egresados de ambas escuelas, y la mayor cantidad posible, vayan a los territorios que más lo requieran.

—¿Eso implicaría que el Gobierno tenga facultades respecto de cómo se distribuye la dotación policial?
—Confiamos en que eso vaya a ser un cambio que se va a generar con el cambio constitucional. Luego, también estamos sumando al programa un esquema de seguimiento al dinero sucio, el que se genera con los mercados ilegales, con alta tecnología para identificar movimientos de dinero extraordinarios o llamativos, y así luchar contra el robo de madera, narcotráfico, tráfico de migrantes, lavado de activos.

—¿Y hay detalles definidos de cómo funcionará?
—Estamos en eso, porque es importante sumar tecnologías de información, Big Data, y tenemos gente especializada que está mirando cómo poder hacerlo.

—Boric incluyó ahora una ley de control de armas, que no estaba en el programa. ¿De qué tratará en específico?
—Se necesita mucho más fiscalización de venta de armas, discutir una disminución en la venta de municiones, un reempadronamiento de todas las armas hoy en el sistema (también registrar las armas que están en las fuerzas de la ley y orden), y empezar una persecución más inteligente de aquellas empresas de fachada vinculadas con la importación de pedazos de armas usadas después para el crimen.

—Más allá de que el comando de Boric ha dicho que el programa de Kast en seguridad no es la receta correcta, él instaló finalmente esa agenda, junto con el tema migratorio, lo que supuso una alta votación en el norte. ¿Cuánto impactó en el resultado de primera vuelta?
—En las propuestas de Kast, más allá de más cárcel, más penas y más capacidades para las policías, no hay nada innovador. Pero lo que él hizo hábilmente fue enfatizar en los miedos de un número importante de la población, que son sensaciones reales que existen, y tratar de identificarnos a nosotros como una propuesta sin preocupación por el orden, seguridad y Estado de Derecho. Y uno ve que sus propuestas son las mismas de Piñera 1 y 2, de populismo punitivo, pero el miedo que han creado no corresponde con las respuestas que diseñaron: las mismas respuestas de siempre no nos van a llevar a un resultado distinto.

—En migraciones, hasta ahora el programa contemplaba que el proceso de regularización de inmigrantes ilegales fuera una revisión caso a caso, que ya era distinto a lo que se propuso en la primaria, donde era más amplio. ¿Habrá medidas más estrictas para endurecer criterios para quienes acceden a la regularización?
—No, cumpliendo con la ley estamos en un marco normal, la ley nuestra está en el marco de los acuerdos internacionales. Aquellas personas que ingresan irregularmente, y que después en el proceso de regularizar tienen antecedentes o situaciones criminales, tendrán que salir del país. Y ningún país puede asegurar que solo haya migración regular. Lo que sí habrá ahora es una mayor inversión en infraestructura para apoyar a los alcaldes que están recibiendo parte importante de este movimiento migratorio.

—¿Y de qué magnitud o de cuántos recursos sería ese apoyo?
—Todavía no está definido, ahora lo estamos viendo con los alcaldes. Y lo otro es que la burocracia del sistema migratorio empuja a muchos migrantes a la irregularidad, entonces estamos súper comprometidos, en un espacio de tiempo lo más corto posible, a salir de las filas virtuales, para enfrentar ese colapso.

—¿Esa infraestructura serían albergues para evitar que se produzcan asentamientos de migrantes ilegales en plazas, como sucedió en Iquique?
—Claro. Hay que asegurar es que no haya una desigualdad territorial en el costo de la crisis, que una determinada comuna no sea vea enfrentada a tener un centenar de personas a las que no les puede dar albergue, baño o comida. Y eso debe venir de la mano de mucho más control en las fronteras, una conversación internacional con otros países.

—Y un migrante ilegal, mientras se define si se le regulariza o no, ¿deberá permanecer solo en ese lugar a la espera de la decisión, o podrá circular?
—Son detalles que hay que mirar después.

—En La Araucanía, Kast venció a Boric por 42% v/s 16%. ¿Cuál es la propuesta para afrontar el aumento de delitos asociados a la violencia rural en la zona?
—Tiene que haber una estrategia de lucha diferenciada contra esas organizaciones criminales, vamos a trabajar con policías y fiscales en ser más eficientes en la persecución, y en La Araucanía también aplica la necesidad de perseguir el dinero. De nada sirve que te digan que hay robo de madera y que genera 100 millones de dólares de ganancia al año, pero no cae nadie detenido que tenga esa capacidad de movimiento financiero.

Nueva postura de Boric en indulto 18-O: “Hubo precisiones que eran bien necesarias”

—Analistas han apuntado a que el nuevo énfasis de Boric en el orden público podría resultar poco creíble cuando inicialmente impulsaba el proyecto de indulto 18-O con su redacción inicial, que contemplaba indultar a personas ya condenadas por delitos graves.
—Es 100% creíble, porque lo que puede haber habido es una falta de énfasis en lo comunicacional, pero el candidato fue bastante claro en que los que han cometido delitos violentos no van a ser indultados, y esa será la discusión en el Congreso.

—Pero eso lo planteó ahora, después de un resultado desfavorable en primera vuelta.
—Sí. Ahora hubo precisiones, que yo creo que eran bien necesarias, pero no pondría en tela de juicio la certeza de sus opiniones de ahora. Entiendo que algunos digan que no es creíble: es parte del juego político, pero hace buen rato hay un énfasis de explicar las propuestas en seguridad y violencia con más claridad.

Cambios al programa: “Algunas transformaciones se podrán realizar en estos 4 años, pero otras irán avanzando más lentamente”

—¿A qué se atribuyó el triunfo de Kast en primera vuelta y luego el avance de Boric para la segunda, de acuerdo a 3 encuestas?
—Puede haber sido un tema de no explicar en totalidad cómo las esas reformas y transformaciones no iban a generar mayor incertidumbre -hubo una comunicación política efectiva en instalar esa sensación-, sino que un mejor Chile en mediano plazo. Fue evidente que la sensación que fue quedando en una parte de las personas, que nuestra propuesta era demasiado transformadora. Pasó también que los otros candidatos de la centroizquierda tuvieron resultados interesantes, y ese sector se nos ha sumado. Eso muestra que esta es una coalición que reconoce que los tiempos de las transformaciones pueden ser diferentes, que no estamos buscando una transformación a cualquier costo, sino que lleve a la paz. Y en el caso de los votantes de Parisi, si ven en Boric una alternativa, estaremos contentos.

—¿Los cambios al programa consistirán solo en priorizar iniciativas o añadir otras? ¿O se eliminarán o acotarán reformas?
—Nosotros tenemos una mirada de las transformaciones que el país necesita, y esas van a seguir estando en el programa. Algunas se podrán realizar en estos 4 años, otras irán avanzando más lentamente. Pero no hay acá ningún giro, lo que hay una complementariedad muy interesante con propuestas de la centroizquierda, donde teníamos coincidencias muy sustantivas, pero hay que tener responsabilidad fiscal.

—¿Y cómo se concilia aquello con que el presidente del PC haya puesto límites a los cambios al programa, y el senador electo Daniel Núñez haya llamado a “no virar al centro”?
—Hay opiniones diversas, pero en los comités temáticos, hay miembros del PC, y todos escuchan las diferencias y buscan consenso. Siempre en la política hay declaraciones divergentes, pero lo que dice nuestro candidato es lo que define el camino. Estamos sumando las mejores ideas, porque el período que viene es fundamental para la historia de Chile, y nadie puede ser tan mezquino.

Publicaciones relacionadas

Eduardo Olivares

Diciembre 2, 2022

Codelco llega a acuerdo con Contraloría tras 6 años de conflicto y acepta ser fiscalizada en temas como contratos con terceros

Contralor Jorge Bermúdez y el presidente de Codelco, Máximo Pacheco, en la firma del convenio.

En una ceremonia privada, esta mañana Máximo Pacheco y Jorge Bermúdez finalizaron una disputa iniciada en 2016 tras un informe reservado de Contraloría en que buscaba fiscalizar a Codelco. Contraloría tendrá acceso a información sobre partes relacionadas de la minera.

Ex-Ante

Diciembre 2, 2022

Acuerdo Constitucional: La reunión clave de Macaya con históricos de la UDI tras su diálogo con Boric

El Presidente de la UDI, Javier Macaya, el senador Juan Antonio Coloma, el diputado Guillermo Ramírez, el exministro Andrés Chadwick, junto a Manuel Cereceda, Gonzalo Cordero y Darío Paya.

Tras sostener una reunión el miércoles con el Presidente Gabriel Boric en La Moneda, el senador Javier Macaya citó a un selecto grupo de 6 integrantes, entre ellos Andrés Chadwick, Juan Antonio Coloma y Guillermo Ramírez. Aquí los detalles de la decisiva reunión donde se abordaron los peligros y oportunidades de un eventual acuerdo constitucional.

Waldo Díaz

Diciembre 1, 2022

Trasfondo: Boric interviene en horas claves de la negociación constitucional (pero su fórmula no vuela en la derecha)

Crédito: Agencia Uno.

Esta semana Boric se reunió con el presidente de la UDI, Javier Macaya, probablemente uno de sus hombres de mayor confianza en la centroderecha. Y conversaron una fórmula que incluyera un órgano redactor 100% electo, pero cuya propuesta fuera ratificada por 4/7 del Congreso antes de ser plebiscitada. La iniciativa fue socializada en los últimos […]

Eduardo Olivares

Diciembre 1, 2022

Caso Silala en la mirada de los expertos: los hitos jurídicos y diplomáticos del fallo de La Haya

Foto central: Ximena Fuentes. Columna izquierda: Carolina Valdivia, Heraldo Muñoz y Teodoro Ribera. Columna derecha: Paz Zárate, Juan Ignacio Piña y Paulina Astroza.

Desde el punto de vista jurídico, la Corte Internacional de Justicia se restó de pronunciarse sobre el fondo en los temas relevantes porque la demanda perdió su objeto cuando Bolivia se allanó a la tesis de Chile. ¿Genera certeza jurídica?

Ex-Ante

Diciembre 1, 2022

La explicación de Jackson para no asistir al acto de homenaje a Patricio Aylwin

Este miércoles el Presidente Boric convocó a un acto en homenaje al ex-Mandatario Patricio Aylwin. Entre los asistentes de la actividad algunos representantes de los gobiernos de la Concertación destacaron la ausencia del ministro Giorgio Jackson. ¿La razón?: según asesores a esa hora se encontraba en una reunión “de urgencia” por la renuncia de la […]