Octubre 30, 2021

El mal menor: entre Escila y Caribdis. Por Kenneth Bunker

Ex-Ante

“En ninguna democracia del mundo ha resultado algo positivo de la polarización. Si los candidatos que están en los extremos relativos no se moderan, y los que supuestamente son más moderados no se pronuncian, se consolidará un escenario de polarización. Y como en todas las experiencias internacionales fallidas, Chile también terminará pagando”, reflexiona en esta columna el analista político.

La polarización: Si la segunda vuelta termina siendo entre Boric y Kast, será la elección más polarizada de que se tenga memoria. Más allá de las posiciones ideológicas individuales de cada uno de los dos candidatos, nunca antes se había dado un escenario con tanto espacio entre el candidato de la izquierda y el candidato de la derecha. Y aunque se ha advertido hasta el cansancio, vale decirlo una vez más: la polarización nunca conduce a buen puerto.

  • Reconocidos medios del mundo, como The Economist y The Guardian, no han escatimado en tildar a Boric como un candidato capturado por radicales de izquierda y a Kast como un ferviente nacionalista de derecha. Y a pesar de que son etiquetas discutibles, que merecen ser tratados en foros académicos especializados, lo cierto es que ya está instalada la idea de que el país avanza inevitablemente hacia un escenario de dos polos.
  • Se han hecho tanto críticas razonables como críticas injustas a ambos candidatos. Pero una que es transversal, y guarda relevancia en el contexto de la creciente polarización, está vinculada a sus respectivas capacidades de ofrecer gobernabilidad. Hasta ahora, es Boric quien ha sido el principal blanco de esas críticas, pero hay buenas razones para pensar que Kast también podría tener dificultades para gobernar.

Las críticas a Gabriel Boric: La principal crítica a Gabriel Boric tiene que ver con su entorno. Las dudas son menos sobre el candidato y más sobre su sustento político. Pues, a pesar de que en el pasado ha demostrado poder encausarse institucionalmente, la fuerte presión que viene desde el Partido Comunista, y los sectores más radicales que lo acompañan, levantan serias dudas de que podrá gobernar sin ser pauteado.

  • El mismo Jadue, a quien Boric derrotó en la primaria de Apruebo Dignidad, ha hecho poco para despejar cuestionamientos. En cada una de sus intervenciones públicas desde su derrota no ha hecho más que demostrar la hegemonía de su partido en el sector. En materia económica son varias las señales que se han dado para demostrar que no son tantas las diferencias entre lo que está en el programa de Boric y lo que propone el equipo económico del PC.
  • La decisión de reeditar la hoja de ruta es una indicación de que el diputado entiende el obstáculo. Aun así, persisten dudas razonables de que pueda, o quiera, hacer algo para liberarse del enjambre. La reciente incorporación de Bárbara Figueroa a su equipo económico, por ejemplo, reafirma que el balance de poder a favor del Partido Comunista sigue creciendo a pesar de lo útil que resulta enviar señales de moderación.

 El peligro de José Antonio Kast: en el papel, JAK pareciera tener mayor capacidad para construir alianzas funcionales. Tiene muchos de los mismos logros que Boric, pero con más años de circo. Aún así, es evidente que bajo el contexto actual su experiencia pueda servir para generar gobernabilidad. Pues, incluso si logra formar un gobierno en conjunto con la coalición tradicional de la derecha, nada de lo que resulte allí asegura que pueda gobernar sin serias dificultades.

  • Cómo pretende hacerse cargo del descontento popular es un misterio. Cómo pretende resolver la situación en la macrozona sur es otro misterio. Sugiere, en debates y entrevistas, que el problema se resuelve con más determinación. Pero por qué eso sería de pronto legítimo. Quién asegura que no ocurra un segundo estallido social bajo su mandato si intenta avanzar en esa línea. Un gobierno de Kast bien podría traer más problemas que soluciones.
  • Hay otras preguntas. Por ejemplo, cómo pretende gobernar si no consigue una mayoría legislativa. La coalición que apoyó a Piñera en 2017 obtuvo 40% de la Cámara de Diputados y ni con eso el presidente logró evitar el descalabro. Por otra parte, qué hará Kast con la Convención Constitucional, considerando que es un órgano que lo rechaza fuertemente. En el peor de los casos le podrían hasta claudicar el gobierno de forma anticipada.

El puzzle: hay más preguntas que respuestas sobre los efectos de la polarización. Esas preguntas recién se comenzarán a resolver la noche del 21 de noviembre, con los resultados de la elección presidencial y legislativa en mano. Pero, por ahora, cabe preguntarse qué están haciendo los candidatos del centro (del centro relativo) para evitar el peligroso escenario centrifugo de dos polos.

  • Hasta ahora, Provoste ha hecho poco. Salvo una arremetida contra el Partido Comunista (esta semana), ha sido sorpresivamente complaciente con su competencia. Sabiendo que su única esperanza de llegar a segunda vuelta es robarle votos a Boric, ha preferido atacar a Kast. Quizás espera forjar un pacto amplio de izquierda si gana el diputado. Lo cierto es que si no entra de lleno contra quienes están a su izquierda, se puede ir despidiendo de la carrera.
  • Sichel, por su parte, ha tratado de hacer todo lo posible sin éxito. Cada embate de Sichel contra Kast le ha servido más a Kast que a Sichel. De hecho, tras el reciente traspié, en que el candidato llamó a los partidos que lo apoyan a dejar a sus militantes en libertad de acción, parece haber perdido toda esperanza de pasar a segunda vuelta. Quizás está pensando más en lo que hará después de la elección que en la propia elección.

El mal menor: lo que está pasando en Chile es análogo al episodio de La Odisea en que el barco de Ulises debe navegar entre Escila y Caribdis para continuar su ruta de vuelta a casa. Pasar demasiado cerca de cualquiera de los dos extremos del canal es riesgo de naufragio. Afortunadamente, en el mito, Ulises encuentra la forma de atravesar. Lamentablemente, debe sacrificar la vida de varios de sus marineros para hacerlo. Es una historia sobre el mal menor.

  • El 21 de noviembre los chilenos deberán decidir lo propio. En el escenario actual, eso significa elegir entre Boric y Kast. No parece haber otras alternativas, pues las opciones que normalmente aseguran un viaje tranquilo y seguro parecen ser incapaces, o estar indispuestos, a hacer lo necesario, o suficiente, para ascender a la altura de las circunstancias. Ninguno de los candidatos relativamente moderados parece estar preparado para tomar control de la nave.
  • En ninguna democracia del mundo ha resultado algo positivo de la polarización. Si los candidatos que están en los extremos relativos no se moderan, y los que supuestamente son más moderados no se pronuncian, se consolidará un escenario de polarización. Y como en todas las experiencias internacionales fallidas, Chile también terminará pagando el costo de no tener una clase política dispuesta a hacer lo necesario para encausar el rumbo del país.

Haga clic aquí para seguir leyendo más columnas de opinión en Ex-Ante.

Publicaciones relacionadas

Nelly Yáñez

Octubre 1, 2022

“Grupo constitucional de los 8” entregará propuesta de consenso la próxima semana

Tres  presidentes de partido y cinco parlamentarios conforman el “Grupo de los 8”, instancia trilateral mandatada para conciliar las propuestas levantadas por el oficialismo, la DC y Chile Vamos, para una nueva Carta Magna. Su tarea inmediata es definir lo que bautizaron como “bases constitucionales” y llegar con una propuesta afinada a la bilateral del […]

Marcelo Soto

Octubre 1, 2022

Felipe Alessandri a tres años del 18-O: “Arrasaron con el casco antiguo de la ciudad y muchos dirigentes de izquierda miraban al cielo”

Felipe Alessandri era alcalde de Santiago cuando el estallido social hizo prácticamente colapsar a la ciudad. Las consecuencias aún están latentes. “De repente vimos que todo este esfuerzo de 25 o 30 años, por rescatar el centro, en tres días lo borraron por completo, lo destruyeron y no ha logrado lamentablemente salir a flote”, dice.

Escritor y columnista

Septiembre 30, 2022

Perfil: Javier Macaya, el UDI piola. Por Rafael Gumucio

Crédito: Agencia Uno.

No nació con una papa en la boca. Se hizo a sí mismo en San Fernando, sexta región. Creció entre sus viñedos que fueron por muchos años parte esencial de su sustento. La soberbia y la violencia santiaguina no fue su ambiente. Creció con la sombra de los casos, los juicios, el desprestigio de entrada, […]

Ex-Ante

Septiembre 30, 2022

Violencia en la Macrozona Sur: las similitudes y contrastes de La Araucanía a la que llegaron Siches y Tohá

Carolina Tohá al firmar como ministra del Interior el 6 de septiembre en La Moneda. Atrás, la hasta entonces secretaria de Estado, Izkia Siches. Foto: Karin Pozo / Agencia Uno.

La ministra Tohá llegó este viernes a La Araucanía luego de que por la mañana ocurriera un ataque incendiario, donde se encontró un lienzo de la CAM. La exministra Siches también viajó tras un atentado, mostrando una constante en la zona. Ambas lo hicieron en estado de emergencia, aunque Siches anunciando su término y Tohá […]

Mario Gálvez

Septiembre 30, 2022

Por qué Tohá optó por un delegado presidencial con perfil político en La Araucanía (y el paso en falso de un cercano al jefe de gabinete de Boric)

En la imagen de archivo aparece José Francisco Montalva Feuerhake, el nuevo delegado presidencial en La Araucanía.

Este viernes, antes de viajar a La Araucanía, el gobierno comunicó que había aceptado la renuncia del hasta entonces delegado presidencial Raúl Allard, un hombre vinculado a la academia y con un amplio trabajo en materia indígena. En su cargo lo reemplazó José Francisco Montalva, un ex gobernador de Bachelet y ex candidato a diputado […]