El libreto del PC y la táctica de la ministra Jara. Por Natalia González

Abogada y académica
La Ministra del Trabajo Jeannette Jara y el Presidente del PC, Lautaro Carmona. Crédito: Agencia Uno.

El “estilo Jara” pasó de dialogante a dar a entender públicamente que los empresarios no pagan mejores sueldos porque no quieren; a marchar con la CUT por las calles para el día del trabajador; arremeter, con una cuestionada propaganda, contra la legítima voluntad de la mayoría que quiere resguardar la propiedad de los fondos de pensiones, y a sellar un pacto con la CUT para, entre otras, enviar a fines de año un proyecto de ley que habilitaría la negociación colectiva ramal. El ministro de Hacienda quiere llamarla “multinivel”, pero la ministra las hace sinónimos y el presidente de la CUT la llama por su nombre.


Hace poco más de un año, la ministra del Trabajo sacó adelante, con ciertos cambios, una de las promesas del programa de gobierno: la ley que rebajó la jornada laboral a 40 horas, originalmente empujada por las entonces diputadas del Partido Comunista Vallejo y Cariola.

Tras la derrota sufrida por el gobierno en el plebiscito del 4S y el fracaso electoral de su coalición en la elección de consejeros constitucionales, lo de la ministra era todo un acierto adportas de una compleja segunda cuenta pública. Un triunfo legislativo, político y más. Por ese entonces, buena parte del sector privado la elogió por su pragmático manejo y apertura para aprobar una iniciativa que, en pocos meses, casi todos terminaron tildando de emblemática. La ministra, a su turno destacó al sector privado y éste a la ministra (quien sumaba su segundo poroto tras la aprobación de una importante alza del salario mínimo).

Tanta felicitación terminó pasando por alto el panorama general: la iniciativa da algunos pasos hacia la titularidad sindical; encarece el mercado laboral formal (que, como sabemos, no logra despegar) y su impacto tendrá que ser compensado, en el tiempo, con ganancias en productividad, posiblemente a costa del empleo sufriendo un nuevo golpe.

Y, sin embargo, la ministra lo logró y con aplausos transversales. Por esa época, llegó a tener los niveles más altos de aprobación del gabinete en las encuestas y seguro alguien la miró con ojos de presidenciable.

Pero no contaban con su astucia. Tras la derrota del proyecto constitucional de 2023, el “estilo Jara” pasó de dialogante a dar a entender públicamente que los empresarios no pagan mejores sueldos porque no quieren; a marchar con la CUT por las calles para el día del trabajador; arremeter, con una cuestionada propaganda, contra la legítima voluntad de la mayoría que quiere resguardar la propiedad de los fondos de pensiones, y a sellar un pacto con la CUT para, entre otras, enviar a fines de año un proyecto de ley que habilitaría la negociación colectiva ramal. El ministro de Hacienda quiere llamarla “multinivel”, pero la ministra las hace sinónimos y el presidente de la CUT la llama por su nombre. Previo a su ingreso, se invitaría al sector privado, pero suena que llegaría a la sobremesa.

¿Será que la ministra dejó de comprender las complejidades del cargo? No. La ministra es la misma y entiende todo perfectamente, solo que lo hace desde la lógica del PC, partido con el que está vinculada desde las Juventudes Comunistas y luego, como militante, formando parte del Comité Central. Bajo dicha lógica, son aceptables ciertas mutaciones en algunos movimientos individuales para el logro de objetivos ulteriores. Estos movimientos, tácticos, permiten al PC aproximarse a las metas, definidas por la ideología. Con cada paso, el PC avanza hacia nuevos estados conforme a la ética que suscribe: la lucha de clases.

Si hemos de ser justos con la ministra y el PC, su pragmatismo con la ley de las 40 horas encarna fielmente el fenómeno. El presidente de la CUT lo retrató bien al aprobarse la ley, señalando que no era la ley que querían, pero era “la que nos permite avanzar”, destacando que se hubiera incorporado la titularidad sindical. No hay que olvidar que bajo el Manifiesto del PC “El resultado real de sus luchas no es el éxito inmediato sino una creciente unidad de los trabajadores”.

Y el leitmotiv no ha cambiado. El programa del PC, en su sitio web, señala: “Tras una reestructuración de altos costos humanos y sociales emerge una nueva modalidad de funcionamiento del sistema capitalista (…) Al impedir que los trabajadores gocen de los beneficios de la mayor productividad de su trabajo, ha tenido lugar un crecimiento desorbitado de la tasa de ganancia. Tal es la esencia de la “modernización” o “globalización” capitalista(…)El capitalismo ha dado nacimiento a un nuevo sistema de dominación, que atenta contra la supervivencia de los Estados nacionales generando una red de poder cuyos centros se encuentran en distintos países y abarcan diversos aspectos de las antiguas estructuras económicas y políticas (…) “Un nuevo totalitarismo disfrazado de liberalismo y modernidad, en el que los grupos económicos transnacionales y nacionales dominan a la sociedad por el poder del dinero. Esta es la naturaleza contemporánea del imperialismo”.

El PC, preocupado porque disminuyen las grandes concentraciones de trabajadores, propone una organización sindical unitaria, por empresa, rama y nacional. “La meta es que la gran mayoría de los trabajadores asalariados del país estén afiliados a los sindicatos” (…). Han dado un paso con las 40 horas y antes con las reformas de la presidenta Bachelet. Prosigue el programa: “Para superar la crisis que lo afecta, el sindicalismo requiere una estrategia combativa, frente al capital… ampliar su actividad al campo político”. A por el siguiente estadio entonces: la negociación por ramas. Puede haber otras estrategias, con otros ethos, pero esta es la del PC. Moraleja, el PC no da puntada sin hilo.

Fiel al programa del partido, alguien dirá que estas líneas son engañosas, anticomunistas y neoliberales, el que anticipa: “los ideólogos del capitalismo (no creo serlo; sí promotora y defensora) se cruzan en el camino de cualquier proyecto de liberación del hombre y de los trabajadores (…) “Todo ello se reviste de un engañoso lenguaje tecnicista, de la alabanza al pragmatismo y al modernismo. Es la esencia de las concepciones neoliberales. Es una tarea ideológica de la mayor importancia, derrotar estas concepciones, que conducen a la impotencia del hombre para pensar en su país y pensarse a sí mismo en libertad real.”

Pero no es el capitalismo el que se cruza en el proyecto de liberación del hombre. Las sociedades más prosperas, libres y con mayor desarrollo humano, para trabajadores y empresarios, hombres y mujeres, son justamente sociedades capitalistas y no Cuba, Venezuela y otras cuyos representantes llegaron a conmemorar los 112 años del PC.

Para seguir leyendo columnas de Ex-Ante, clic aquí.

Publicaciones relacionadas

Ex-Ante

Junio 13, 2024

Cómo el frente de mal tiempo complicó la gira de Boric y lo que queda de su agenda en Europa

Presidencia.

Diputados de derecha redoblaron la presión para que el Mandatario suspenda su gira por Europa y regrese junto a sus ministros para enfrentar la emergencia en Chile. Boric, que ha debido modificar su agenda en Suecia, dijo que el viaje se mantiene en pie, pero que está en permanente evaluación según lo que le informen […]

Ex-Ante

Junio 13, 2024

El embajador chileno en Madrid invita a españoles a proveer armas a Chile por crisis con Israel

“Es una oportunidad para otros socios”, afirmó el embajador sobre el interés de Chile de hacer negocios con nuevos proveedores en Defensa tras la crisis con Israel, según consignó el diario El País. En el foro económico expuso que “vivimos en una situación global delicada, estamos en el proceso de la llamada desglobalización selectiva, y […]

Marcelo Soto

Junio 13, 2024

Mario Desbordes: “Voy a presentar una querella contra el INDH por el delito de prevaricación”

Mario Desbordes, candidato a alcalde de Santiago por Chile Vamos, responde a la querella que presentó el Instituto Nacional de Derechos Humanos por supuesto tráfico de influencias, ingresada en el Séptimo Juzgado de Garantía. Dice que aunque no tiene fundamentos “la van a acoger porque son activistas judiciales. Acá estamos en presencia de toda una […]

Marcelo Soto

Junio 13, 2024

Crónica del caótico Campus Juan Gómez Millas y la toma que indignó a la comunidad de la U. de Chile

Imagen de archivo.

El Campus Juan Gómez Millas lleva varios días tomado por estudiantes que apoyan a Palestina. Aunque resistida por muchos alumnos que quieren asistir a clases, la protesta se extiende por otras facultades, mezclando demandas internas. El movimiento ha sido cuestionado por polémicas medidas, como marcar a quienes pueden entrar con una “L”, la misma letra […]

Socio del estudio Bofill Escobar Silva Abogados

Junio 13, 2024

Alberobello: Lecciones del sur de Italia para un Valparaíso olvidado. Por Ricardo Escobar

Pueblo de Alberobello, Italia.

Recientemente recorrí varias ciudades y pueblos del sur de Italia, entre Sicilia y Puglia. La diferencia en la gestión y progreso es evidente en pueblos como Alberobello, Matera y Cefalú, donde han aprovechado su patrimonio para generar prosperidad, a diferencia de lugares como Cosenza, que permanecen estancados. Si esta lectura lo hace pensar sobre el […]