El dilema de los constituyentes PS sobre hasta dónde ejercer su rol bisagra para frenar normas controvertidas

Alex von Baer y María Arriagada
Los constituyentes del Colectivo Socialista. Imagen: Agencia Uno

Las 2 primeras votaciones en el Pleno de la Convención revelaron que el PS será clave en inclinar la balanza para que se alcancen o no los 2/3 en cada norma. La presión de la izquierda por ciertas medidas lo sitúa en una encrucijada: definirse entre su convicción de frenar normas que consideran perjudiciales (como el fin a la inamovilidad de los jueces y las asambleas regionales), pero también visar otras para no pagar el costo de votar frecuentemente con la derecha (como sucedió con la justicia indígena).


El telón de fondo: El PS tuvo un rol clave en las 2 primeras jornadas de votación en el Pleno de los informes de las comisiones: por un lado su rechazo frenó normas sobre las que expertos habían advertido severos efectos, pero por otro lado terminaron visando otras normas similares en las que inicialmente habían definido votar en contra.

  • Sea en los casos de aprobación o rechazo, lo que quedó claro es que los 2/3 (104 votos) solo se hacen viables si los 16 constituyentes PS se suma a la mayoría que se fue conformando por el Frente Amplio, PC, Escaños Indígenas, Movimientos Sociales e Independientes No Neutrales. Las votaciones clave fueron en 2 campos:
  1. Inamovilidad de los jueces y justicia indígena: al votarse el informe de la comisión de Sistemas de Justicia, el Colectivo Socialista estuvo en contra del artículo que acababa con la inamovilidad de los jueces, criticado por la Corte Suprema y expertos acusando una afectación de la independencia de los magistrados. Los socialistas también iban a rechazar la creación de un Sistema de Justicia Indígena, pues consideraban que la redacción del artículo 2 -que indicaba que existe en igualdad con el Sistema Nacional- no delimitaba claramente los campos de acción de ese sistema para pueblos originarios, por lo que debía supeditarse al Sistema Nacional. Tras negociaciones con el FA, los PS accedieron a aprobarlo en general.
  2. Atribuciones del Estado Regional: el PS aprobó la existencia del Estado Regional -que otorga amplios márgenes de autonomía financiera, política y administrativa a los gobernadores regionales, ante lo que expertos como Mario Waissbluth han advertido severos efectos económicos-, pero rechazó las atribuciones que tendrían las Asambleas Legislativas Regionales, pues cuestionaban que se estableciera que un estatuto redactado por ellas mismas fijara sus facultades. Argumentaron que sus potestades debía definirlas el Congreso en la ley: por ejemplo, se permitía que leyes laborales y sindicales se fijaran de forma independiente en cada región.

Qué significa: El PS buscó demostrar esta semana que sus posturas pueden marcar la pauta del avance de las normas, y que tienen capacidad de bloquear algunas -lo que hicieron en parte al sentir que sus posturas no fueron del todo consideradas por el FA en algunas comisiones-, pero también quedó claro que es un recurso que podrán utilizar en ocasiones contadas, pues el costo político de votar alineados con la derecha es alto con miras al desafío de tener puentes con la izquierda FA-PC y grupos más radicales, de cara a conseguir los 2/3, concluyen en el Colectivo PS.

  • Este último factor generó inquietud en Chile Vamos, donde aspiran a tender puentes con el PS.
  • Por ejemplo, hasta el martes el PS había comunicado a colectivos de izquierda y Chile Vamos que rechazaría la justicia indígena, pero en las tratativas pesó que desde el FA y otros grupos se les pasó el mensaje de que ya estaban votando junto a la derecha para mantener la inamovilidad de los jueces.
  • Conversaciones similares hubo en relación al Estado Regional, donde en el PS comparten las críticas a que la redacción otorgó facultades demasiado amplias. “Se les pasó la mano”, transmitieron a otros constituyentes, como argumento para rechazar al menos las Asambleas Legislativas Regionales.
  • La señal sorprendió a los Movimientos Sociales: se enteraron el miércoles en la tarde, cuando en un Google Drive en que los constituyentes iban indicando como votarán para coordinar posturas, vieron los votos de rechazo del PS.
  • “¿Debemos aprobar todo o importa también el cómo quede redactada la nueva Constitución? Claro que importa”, es la reflexión que han hecho los constituyentes PS en sus reuniones de esta semana, explica un convencional socialista.

La estrategia del PS y sus “líneas rojas”: En sus reuniones, cuando han abordado el cómo ejercer ese rol bisagra (o de “garante para un texto más equilibrado” o de “atajar normas polémicas”, según la visión de cada uno), el criterio ha sido ser selectivo en escoger las batallas: es decir, elegir con pinzas cuáles normas rechazar, que sean las que consideren más perniciosas o menos corregibles en el debate en particular, para tampoco dinamitar los puentes con el resto de la izquierda. Para reducir los costos que tenga esa estrategia, tratarán de sumar a otras fuerzas, como No Neutrales o el FA (que en el debate en particular estaría más dispuesto a jugar ese rol), que en privado han compartido críticas a ciertas normas que en adelante el PS está dispuesto a frenar.

  • “Rechazaremos cuando valga la pena. Hay que elegir cuándo gastar las balas”, explica un convencional, advirtiendo que los costos de votar con la derecha no será argumento cuando consideren las normas como excesivamente graves.
  • “Esperamos que los otros se sumen a votar en convicción, y que tanto los costos como los beneficios de tener una mejor Constitución los aprovechemos y paguemos entre todos”, explica Maximiliano Hurtado, coordinador del Colectivo Socialista.
  • Algunos criterios que se han esbozado para votaciones siguientes son:
  1. Rechazar coexistencia de Justicia Indígena: este jueves votarán en contra el artículo 2 del texto, que indica que esta existirá en paralelo al Sistema Nacional. El acuerdo con el FA para tener el apoyo PS en la votación en general fue rechazarlo en particular, para que retorne a la comisión y deban concordar una fórmula en que la justicia indígena esté supeditada a la nacional.
  2. Acotar facultades de Estado Regional: En el PS estiman que este puede tener autonomías financieras e incluso tributos regionales, pero con facultades y ámbitos delimitados, y que sean acotados. “Debe existir un marco nacional que predomine”, explican.
  3. Congreso Bicameral: Para el PS ese es un intransable a defender, luego de que la comisión aprobó eliminar el Senado con el argumento de que este ha frenado reformas -así lo indicó la propuesta del FA y PC-, pero los socialistas estiman que eso concentra en demasía el poder. Sí aprobarán mecanismos de democracia directa, pero acotando en particular sus marcos de acción.
  4. Modelo de Desarrollo: en el PS incluso analizan el rechazar en general el informe de esa comisión, que ha sido objeto de polémica por amplias nacionalizaciones de recursos mineros y naturales, que ni siquiera el programa de Boric proponía.

Por qué importa: De lo que haga el PS dependerá si la propuesta de nueva Constitución termina siendo más moderada en algunos aspectos, como aspira el presidente electo Boric, para evitar un rechazo en el Plebiscito de Salida así como efectos económicos que podrían perjudicar la ejecución de su programa.

  • Para varios, ese rol lo debiera jugar más bien su conglomerado el FA, pero al menos en las primeras fases del debate del pleno han evitado aparecer bloqueando propuestas de las comisiones, para no dinamitar la relación de la coalición del Presidente con la izquierda más radical.
  • Pero la postura del PS podría más adelante forzarlos al camino de acuerdos.

Lea también:

Publicaciones relacionadas

David Tralma

Octubre 4, 2022

[Confidencial] Los nuevos fichajes del partido de Boric y su plan de expansión

En la imagen de archivo, la diputada Lorena Fries.

Convergencia Social, el partido del Presidente, continúa creciendo dentro del espectro político. Días atrás se confirmó la llegada del movimiento de Fernando Atria a la tienda, a la que ahora se suman la diputada Lorena Fries y el alcalde Gonzalo Durán.

Ex-Ante

Octubre 4, 2022

Comisión de RR. EE. envía a la Cancillería un oficio para reclamar por “23 errores” en política exterior

Diputadas Sofía Cid y Francesca Muñoz (RN) con la subsecretaria de RR. EE., Ximena Fuentes.

La iniciativa provino de diputadas de RN. En la documentación se incluyen los “impasses” por las críticas presidenciales al rey de España, la ausencia de un beneplácito para Sebastián Depolo en Brasil y las polémicas recientes del embajador Javier Velasco en Madrid. La decisión se tomó con el voto de la mayoría opositora de la […]

Ex-Ante

Octubre 4, 2022

Lo que hay detrás de la visita a Chile de Antony Blinken, el secretario de Estado de EEUU

El secretario de Estado Antony Blinken al abordar el vuelo a Colombia, este lunes 3. Foto: Twitter del secretario Antony Blinken.

El secretario de Estado llegará a Chile como parte de un intento de fortalecer relaciones con 3 países sudamericanos que han elegido recientemente gobiernos de izquierda: Colombia, Chile y Perú. La agenda con Boric incluye abordar oportunidades de inversión, temas de seguridad, cambio climático y gestión migratoria, tras las escenas de ciudadanos haitianos que llegaron […]

Mario Gálvez

Octubre 4, 2022

Trasfondo: El rápido ascenso del Partido de la Gente y sus lazos con Franco Parisi

En la imagen, los diputados del Partido de la Gente.

Una encuesta Cadem de septiembre situó al Partido de la Gente como la colectividad más representativa para los consultados y existe la posibilidad de que uno de los suyos asuma la presidencia de la Cámara el 12 de octubre. El partido, que nació en julio de 2021, ha hecho sentir su influencia ubicándose en el […]

Nelly Yáñez

Octubre 4, 2022

[Confidencial] La postura de Teillier que irrita a Chile Vamos en la negociación constitucional

El viernes pasado, en la sede del ex Congreso en Santiago, el llamado Grupo de los 8 -conformado por los partidos del oficialismo, la DC y Chile Vamos- alcanzó una serie de acuerdos en torno a las bases del proceso constituyente, sobre el cual se está escribiendo un texto conjunto como piso de las tratativas. […]