El cara a cara entre Viera-Gallo y el vocero de la CAM Juan Pichun sobre los sabotajes y los grupos radicales armados

Ex-Ante
El lonco Juan Pichun y el exministro José Antonio Viera-Gallo. Fotos Agencia Uno.

El excoordinador de temas indígenas del primer gobierno de Bachelet y uno de los voceros de la CAM —quien se presentó como “cercano a la posición de la Coordinadora”— estuvieron este jueves en un panel realizado en la facultad de gobierno de la U. de Chile sobre políticas indígenas. Pichun dijo que la discriminación a las comunidades justificaba el uso de las armas. Viera-Gallo respondió que el etno-nacionalismo había llevado a desastres en la región.


Qué observar. “Yo le recordaba que alguna vez estuvimos en alguna negociación por el territorio de Santa Rosa de (Colpi), Chorrillo, donde tuvimos muchas reuniones, pero quedó en nada”, dijo el lonco Juan Pichun al ex coordinador de temas indígenas del primer gobierno de Michelle Bachelet, José Antonio Viera-Gallo.

  • Era el comienzo del panel “Política indígena y pueblo mapuche: ¿hacia los temas de fondo?”, realizado este jueves por la mañana en la facultad de gobierno de la U. de Chile.
  • Pichun estaba invitado como lonco del lof Temulemu, aunque en su intervención dijo ser “cercano, digamos, a la posición de la Coordinadora”. El sitio Werkén Noticias, que suele difundir contenidos vinculados a los grupos radicales, lo describió en marzo de este año como vocero de la Coordinadora Arauco Malleco (CAM). En un video difundido en julio de 2021, el propio Pichun se presentó como lonco de la agrupación liderada por Héctor Llaitul.
  • Pichun estaba sentado en un extremo de la mesa y a su lado estaba el exministro. Completaban el panel la diputada RD por La Araucanía Ericka Ñanco y el representante de la Alianza Territorial Mapuche (ATM), Miguel Melín.
  • En un diálogo de 2 horas —moderado por la investigadora del Centro de Estudios Interculturales e Indígenas (CIIR) Natalia Caniguan—, hablaron sobre los atentados en el sur, el surgimiento de grupos radicales distintos de la CAM y la posibilidad del diálogo con el gobierno de Gabriel Boric.

Violencia política. Pichun defendió la violencia política que revindica la CAM desde su primer atentado en Lumaco, en 1997, lo que fue rebatido por Viera-Gallo, quien planteó que hay alternativas no violentas para plantear las demandas.

  • Una encuesta del Centro de Estudios Públicos (CEP) difundida esta semana, que entrevistó a ciudadanos de origen mapuche desde el Biobío a Los Lagos, mostró que estos mayoritariamente se oponen a la violencia. Un 59% declaró que el uso de la fuerza jamás se justifica para reclamar tierras; un 26% dijo que se justifica en algunas circunstancias; un 11% dijo que se justifica siempre y un 4% dijo no saber o no respondió.

Pichun: “Aquí hay un interés detrás que tiene que ver con el resguardo de las grandes empresas forestales, de las grandes empresas extractivistas (…). Es un tema que las comunidades se han organizado para no seguir permitiendo y efectivamente de ahí viene lo que se llaman los sabotajes”.

  • “Se escandalizan porque tal vez las comunidades manejan algunas armas, pero qué pasaba con los grandes latifundistas que manejaban armas antes que los mapuches. Si los latifundistas resguardaban sus predios con armas y para los estados qué significaban, eran utensilios, reliquias (…). Hay también un racismo detrás. Entonces, lo que hace el huinca no lo puede hacer el mapuche y ahí está el tema, digamos, de que las comunidades se rebelen”

Viera-Gallo: “Cuidado con esa mezcla de nacionalismo, de lo que llaman algunos etno-nacionalismo. Yo soy de una nación oprimida y por tanto yo me hago la justicia que no han querido dar. Yo creo que ese no es el camino”.

  • “El camino puede ser la lucha, sí; puede ser la presión, sí; pero de ahí a las armas… Ahora, no es suficiente decir que los otros usan las armas. Bueno, entonces hay que denunciarlo. Hay que buscar caminos y yo creo que ahora se están celebrando no sé cuántos años de la lucha de Gandhi en la India (…), y hay toda una reivindicación de la lucha no violenta, y lo mismo podemos decir de Mandela, en fin, lo que no significa un pacifismo absurdo, sino que significa luchas que no pretenden hacer la justicia por sí mismas”.

Los otros grupos radicales. Los expositores también abordaron el surgimiento de otros grupos radicales en el sur. La Resistencia Mapuche Malleco (RMM), por ejemplo, es vinculada por las policías al tráfico de marihuana desde Temucuicui, en la comuna de Ercilla. En mayo fue baleado el trabajador forestal mapuche Segundo Catril, en un atentado que sigue sin ser reivindicado por alguna de las agrupaciones conocidas.

Pichun: “Hay una cierta preocupación por algunos territorios, también desde las comunidades, por la introducción de acciones que son ajenas a las comunidades y eso lo hemos conversado con la gente que estamos… la gente que está reivindicando los territorios. Porque no podemos pasarnos al otro lado. Hoy día las reivindicaciones territoriales no tienen que ser, digamos, delictuales, no tenemos que permitir eso, y ahí también tenemos la responsabilidad quienes somos autoridades políticas, espirituales. Y ese es el rol que nos compete a las comunidades”.

Viera-Gallo: “Tenemos experiencias en América Latina de que esto llevado al extremo ha sido un desastre completo (…). Pasó aquí en el Perú, no está tan lejos”. En el país vecino el etnonacionalismo que evocaba la identidad del imperio inca fue fundado a fines de la década de 1980 por los hermanos Antauro y Ollanta Humala y se lo denominó etnocacerismo.

  • “No digo que vaya a ir hacia allá, espero que no, ojalá que no, pero evidentemente que, si yo parto con la lógica, y a lo mejor con esa evolución que han tenido esos grupos que se han desprendido de la CAM, de que al final yo me hago la justicia por mi mano, y si no me la hace la ley, la hago yo con mi pistola, por decirlo en simple, bueno, eso no tiene límites”.

El diálogo con el gobierno. En el encuentro también se habló de la posibilidad de abrir un diálogo con el gobierno de Boric, tema en el que Llaitul ha tenido una actitud oscilante. En el encuentro realizado en junio en Peñalolén para relanzar el libro Chem ka Rakiduam dijo que era inaceptable un diálogo donde otros fijaran las reglas. Que si el gobierno quería hacerlo tendría que ser para hablar los temas de fondo: territorio y autonomía. “Es interesante”, dijo, la posibilidad de que veedores internacionales pudieran tener un rol en un diálogo hipotético, sin profundizar en qué condiciones.

Pichun: “La CAM en un momento lo planteó: dijimos, nosotros estamos abiertos al diálogo, pero donde nosotros pongamos los temas, porque los gobiernos se acomodan de acuerdo con las amistades, donde no se sientan apelados, no se discuta, no se lleve el tema a fondo, por eso todos los gobiernos buscan quién tiene más amigos mapuches y yo dialogo más con esos mapuches. (…). Y se puso algunas condiciones; que hubiera veedores internacionales, para que diera garantías de ese diálogo, se planteó, y la otra condición, si el gobierno quiere dialogar, es que emplace a las forestales, firme, categórico, pero ningún gobierno ha sido capaz de emplazarlas”.

Viera-Gallo: “Cuando estuve a cargo del tema, después del lamentable asesinato de Matías Catrileo (en 2008, caso por el que un cabo carabinero fue condenado por uso de violencia innecesaria), me fui después de esos 8 meses con la convicción absoluta de que era necesario hacer un giro de fondo en la política indígena en el país y me doy cuenta que han pasado 15 años y ese giro no se ha producido. Yo esperé de verdad que este gobierno pudiera hacerlo y me parecía que tenía las condiciones políticas para eso”.

  • “El problema del diálogo, por lo menos cuando uno está en el gobierno, es que como son tantas comunidades, cuando se dice que no hay interlocutores, a eso se refiere (…). Si son 2 mil comunidades, es muy difícil. Es muy difícil en forma práctica, quiero decir, salvo que, como se decía acá, se formara un parlamento, pero eso ya son palabras mayores, es otro nivel”.
  • “El otro problema que no hay que nunca confundir es el diálogo con los acuerdos, porque puede ser que haya diálogo, pero a lo mejor no haya acuerdos (…). Desde luego es muy difícil poner de acuerdo a los actores políticos de la sociedad chilena y después de eso es muy probable que no haya acuerdo con todos los actores políticos mapuches. O sea, el diálogo de por sí ya es positivo, pero los acuerdos ahí ya hablamos de otro problema”.

Publicaciones relacionadas

Sergio Pérez tras fin del paro: “Cuando los camioneros se movilizan, recién entonces nos entienden los gobiernos”

El histórico dirigente camionero Sergio Pérez, presidente de la Confederación Nacional de Transportes de Carga (CNTC), valora el acuerdo al que llegó la noche de este lunes el Gobierno y los sectores de los camioneros que se mantenían movilizados. “Es una salida importante, porque el trabajo de los camioneros tiene que ser abastecer y a […]

Alfonso Peró

Noviembre 28, 2022

Ex alcalde Felipe Alessandri: “Nunca me había tocado ver niños a cuchillo defendiendo el territorio a plena luz del día”

Crédito: Agencia Uno.

El ex alcalde y ex concejal de Santiago, Felipe Alessandri, aborda la viralización del video que se difundió en redes sociales, donde aparecen niños con cuchillos en el paseo Ahumada. Sus críticas las apunta a la gestión de la edil Irací Hassler (PC). “Hay una sobre ideologización que les impide actuar y carabineros no se […]

Ex-Ante

Noviembre 28, 2022

Por qué el Panel de Expertos en Transporte volvió a proponer un alza de $30 en el pasaje de Metro

Créditos: Agencia Uno.

El Panel de Expertos del Transporte Público advirtió en su sesión del 30 de septiembre que la tarifa del transporte público metropolitano debía subir en $40, pero que, dado el tope legal que tenían, recomendaban “un alza de $30”, la misma ejecutada en octubre de 2019. La propuesta ocurrió en medio de la resistencia de […]

Eduardo Olivares

Noviembre 28, 2022

Quiénes son los protagonistas de la denuncia contra La Polar y con qué documentos la cadena niega que venda productos falsificados

Tienda La Polar. Créditos: Agencia Uno

La firma de retail iniciará estos días una contraofensiva judicial en contra de Under Armour y Adidas, a las que demandará por competencia desleal. En el caso también ha intervenido el Sernac.

La nueva apuesta de Llaitul por una huelga de hambre, fórmula con la que presionó a Piñera para recalificar querellas por ley antiterrorista

El vocero de la CAM, Héctor Llaitul, junto a comuneros, el miércoles 18 de mayo afuera de la cárcel de Temuco. Foto: Héctor Andrade / Agencia Uno.

El cofundador de la CAM anunció este domingo que él y otros integrantes del grupo iniciaron una huelga de hambre —en la que sólo tomarán agua— para presionar por el traslado de su hijo de 19 años y otros a un módulo de comuneros de la cárcel de Temuco. La medida ya había sido utilizada […]