Enero 18, 2023

Daniel Mansuy y el rol de la derecha: “El mundo republicano ha decidido convertirse en un espejo del Frente Amplio”

Max Estrada

El profesor de la Universidad de Los Andes e investigador asociado del IES, Daniel Mansuy, analiza la situación actual de la oposición, afirmando que la división en dos listas podría tener costos pero que es muy difícil que se unan porque tienen proyectos políticos distintos. “Estamos pagando el precio de las irresponsabilidades previas de la izquierda, que hoy son replicadas por parte de la derecha. Pero son fenómenos perfectamente simétricos”, afirma.


-¿Qué análisis se puede hacer de la situación actual de la derecha? ¿Qué debe priorizar como oposición?

-Diría que la derecha está en una posición expectante. Expectante porque el resultado del 4S y los constantes pasos en falso del gobierno le dan una oportunidad significativa para articular un proyecto que pueda responder a los anhelos de los chilenos. Hasta ahora no ha logrado hacerlo del todo, en parte porque ha estado concentrada en otras discusiones y en parte porque tiene divisiones internas. A mi juicio, la oposición debería poner el acento en las prioridades de los ciudadanos y, en el fondo, poner de manifiesto la desconexión que existe entre el sentido común de los chilenos y el sentido común del frentemplista promedio, si me permites la expresión.

-¿Cómo se analiza el estado del pacto electoral de Chile Vamos? Teniendo en cuenta la sumatoria de colectividades de centro como Demócratas y la exclusión del Partido Republicano. ¿Cuánto se pierde y cuánto se gana con estos cambios?

-Me parece claro que en la derecha hay dos proyectos distintos, y no es malo que compitan electoralmente. El partido Republicano se opuso desde a un principio a un nuevo proceso constituyente, mientras que Chile Vamos honró su promesa de campaña (contra lo que muchos creían). Esa división los deja en veredas distintas, al menos en este ciclo. Esto siempre supone costos, sobre todo considerando el sistema electoral, pero no veo cómo podría haber una lista única en la derecha para un proceso respecto del cual las opiniones son tan antinómicas.

-¿La pugna de republicanos con la centro derecha se genera por qué razones? ¿Qué objetivo tienen estas acciones? 

-Se trata justamente, por parte de los republicanos, de intentar capitalizar lo que ellos sienten es un descontento de las bases con una derecha a la que califican de entreguista. En rigor, es una pugna feroz por un mismo público. Los republicanos saben que las cúpulas de ChileVamos pagaron costos por el acuerdo constituyente, y están tratando de pasar por caja. Es una competencia descarnada por el mismo electorado: ¿quién capitaliza el descontento, quién se lleva la rabia que produce el gobierno? El problema es que, en eso, el mundo republicano se pasa varios pueblos.

En política, las formas no son accidentales, sino que forman parte de su núcleo íntimo. Pero, en fin, el mundo republicano ha decidido convertirse en un espejo del Frente Amplio, quienes ganaron el poder usando esos métodos. Estamos pagando el precio de las irresponsabilidades previas de la izquierda, que hoy son replicadas por parte de la derecha. Pero son fenómenos perfectamente simétricos.

-¿Qué mensaje debe entregar Chile Vamos de cara a las elecciones de consejeros constitucionales para alcanzar a todo un electorado que ha puesto en duda a sus líderes debido a los consensos que han tenido con el oficialismo?  

-Un mensaje pasa por la necesidad de cerrar de buen modo la cuestión constitucional, y lograr transmitir que esto es condición de todo lo otro. Pongo un solo ejemplo: con este sistema político electoral, no hay una fuerza que pueda gobernar razonablemente nuestro país. Ninguna. Y me temo que esta es la última oportunidad que tendremos de cerrar el problema de la constitución de un modo razonable. Si nos va mal, luego vendrán puros bandazos. Pero eso debe vincularse con un lenguaje opositor muy nítido, que muestre los errores del gobierno, que haga patente sus contradicciones y ensimismamiento. En el equilibrio entre esos dos registros la derecha se juega buena parte de su futuro.

-¿Cuál es el costo que debe pagar el gobierno para que Chile Vamos se sume a la mesa de seguridad? ¿Es necesaria la acusación constitucional de la ex ministra y la salida de la mesa de seguridad?

-La verdad es que el indulto presidencial, la manera en que fue realizado y las personas a las que benefició, dejaron en una posición imposible a esa mesa. Por lo demás, la estrategia del ministro de justicia, quien ha afirmado que no hubo error en la nómina de indultados, lo hace más difícil. El ministro tiene sus razones para resguardar el ámbito jurídico, y proteger al presidente en esa dimensión, pero no ayuda en la dimensión política. ¿De verdad el presidente indultó a quienes indultó conociendo su prontuario? ¿Qué credibilidad puede tener hoy, al reaccionar airadamente tras el asesinato a un miembro de la PDI? ¿No se está exponiendo al mandatario a una posición rayana en el absurdo?

La verdad es que, después del indulto, va a ser muy difícil tomarse en serio la voluntad del gobierno en materia de seguridad. Yo no veo más salida que la de presentar los proyectos de ley respectivos, y discutirlos en el parlamento, y dejaría de darle vueltas a que la única vía es la mesa de seguridad.

-¿Las acusaciones constitucionales son una pasada de cuenta para el Frente Amplio por el gobierno anterior?

-Hay mucho de eso, sin duda. El FA usó y abusó de esta herramienta, cada vez que quiso, y por motivos que hoy suenan espantosamente frívolos (por ejemplo, al ministro Figueroa por el grave pecado de impulsar el regreso a clases presenciales). Hay muchos, muchos, que tienen esas cuentas guardadas. Y dado el nivel de errores que comete el gobierno, no creo que esto vaya a acabarse pronto.

-¿Qué consecuencias tiene la acusación constitucional contra el ministro de Desarrollo Social, Giorgio Jackson?

-Yo no creo que las acusaciones deban ser usadas como herramienta política. Antes de condenar a un ministro, sería deseable al menos una interpelación y una comisión investigadora. Dicho eso, el ministro Jackson va a quedar un poco paralizado porque todos sus movimientos serán escrutados al menor detalle. Todavía quedan tres años de gobierno, y si el oficialismo no saca las lecciones de lo ocurrido en las últimas semanas, no es imposible pensar en una repetición del guion del parlamentarismo de facto.

Publicaciones relacionadas

Alfonso Peró

Enero 25, 2023

Augusto Álvarez Rodrich, analista peruano: “El discurso de Boric en la Celac es producto de su inexperiencia en asuntos internacionales”

La reciente gira del Presidente Boric a Buenos Aires para participar de la Celac tuvo la singularidad de desatar problemas con dos de los tres países vecinos de Chile. Primero con Argentina, a raíz del caso audios y otra con Perú. En su discurso en la Celac le atribuyó la responsabilidad al actual gobierno peruano […]

Juan Diego Montalva

Enero 25, 2023

Paulina Astroza y caso audio: “Lo que más preocupa es la falta de profesionalismo y visión estratégica”

La abogada y profesora de la Universidad de Concepción, Paulina Astroza, es diplomada en Relaciones Internacionales, máster en Ciencias Políticas y Relaciones Internacionales y doctora en Ciencias políticas y sociales de la Universidad de Lovaina, Bélgica, y una activa analista del trabajo del ministerio de Relaciones Exteriores y la contingencia internacional.

Mario Gálvez

Enero 24, 2023

Senador Ossandón y seguridad pública: “No nos estamos dando cuenta que la democracia está bajo asedio”

Senador Manuel José Ossandon (RN).

El senador y jefe de bancada de RN hace un duro diagnóstico del desborde de la delincuencia en el país y aborda la negociación que se está llevando a cabo con la ministra Carolina Tohá en torno al tema.  “Sería bueno que el gobierno se ponga en los zapatos de los chilenos, ya no nos […]

Juan Diego Montalva

Enero 23, 2023

Ex jefe de operaciones de la DEA: “Las maras son un cáncer que se extiende por todos los países donde operan”

Mike Vigil entró en 1973 a la Drug Enforcement Administration, la poderosa fuerza antinarcóticos de EEUU, y en 30 años de carrera llegó a ser su jefe de operaciones internacionales. Trabajó en países como México, Colombia, Brasil y Afganistán, entre otros. Ha escrito 6 libros y existen numerosos documentales sobre su historia en Netflix, HBO […]

Max Estrada

Enero 23, 2023

Ex fiscal Luis Toledo y presencia de Las Maras: “No nos estamos anticipando al problema”

“Acaso estamos esperando a que todas la organizaciones criminales de América Latina se asienten en Chile para decir “este es el momento de tomar medidas de inteligencia, cooperación”, señala el director del Centro de Estudios para la Acción y Prevención en Seguridad Pública y Crimen Organizado de la Universidad San Sebastián.