Carlos Ominami: “En la Convención la soberbia y la ceguera fue total, hay que evitar ese riesgo”

Marcelo Soto

Carlos Ominami, economista, ex ministro de Aylwin y ex senador, dice que hace 10 años presentó junto a la fundación Chile 21 un proyecto de plebiscito sobre una nueva constitución, que sin embargo fue desechado por Bachelet. Y ahora propone un enfoque de tres partes: convención, expertos y ciudadanos elegidos al alzar. “El riesgo que corre una convención súper militante, alimentada por súper expertos, es muy grande: es como poner en el punto penal a todo el mundo antisistema para que le saque la cresta”, afirma.


-¿Cómo surgió esa iniciativa constitucional de 2013? ¿Qué lecciones sacas de esa experiencia?

-Ese año le propusimos a la Presidenta que convocara a un plebiscito. Ella había obtenido más del 60% de los votos en segunda vuelta, tenía una altísima legitimidad. Nosotros éramos partidarios de una asamblea constituyente. Lamentablemente no se hizo así. Yo creo que el gobierno desaprovechó la oportunidad y al no hacerlo le impidió hacer las reformas como ella quería, pues iban en contra de la constitución del 80.  La NC era la madre de todas las reformas.

-¿Qué dijo la Presidenta?

-Que no estaban las condiciones. Mandó un proyecto de envergadura modesta muy al final del período, más bien por cumplir, sin que tuviese ninguna posibilidad de ser tramitado.

-¿De qué manera percibiste el anterior proceso constituyente, que perdió por una mayoría inapelable?

-De una manera crítica. De hecho el 9 de mayo de 2022 le mandamos una carta abierta a todos los convencionales, advirtiendo con mucha fuerza que se estaba generando un texto que estaba posibilitando el triunfo del Rechazo. Les sugeríamos que la Convención tomara nota de esta situación. So pena de que el proceso fracasara.  Los resultados están a la vista.

-¿Les contestó algún convencional?

-Ninguno. La soberbia y la ceguera fue total. Hay que evitar ese riesgo.

-Ahora, como Chile 21, plantean una solución de tres partes: una convención, una comisión de expertos  y otra elegida por azar. Esto último, ¿tiene posibilidades en este país?

-Estoy de acuerdo en que el tema del sorteo es nuevo en Chile, pero creo que es una solución para evitar el fracaso anterior. En primer lugar, tiene que haber una Convención electa, que sea la que finalmente resuelva. Sin listas de independientes ni una sobre representación de pueblos originarios, sino que esencialmente de militantes de partidos.

-¿La comisión de expertos funcionaría en paralelo?

-Sí. Pero ojo que aquí se está corriendo un grave riesgo: ir de una Convención fuertemente identitaria, como la que fracasó, a una esencialmente militante de partidos que no tienen prestigio. El hecho de que vengan expertos tampoco te va a resolver los problemas de representación.

-¿Por qué?

-A esta altura hay evidencia de que esos casi 5 millones de personas que no votaban tradicionalmente y que lo hicieron en virtud de que era obligatorio, votaron muy masivamente por el Rechazo.

-¿Un voto oculto de derecha?

-Son personas más bien antisistema. Personas que están enojadas, que por eso no iban a votar. El dato es que el Apruebo sacó 200 mil votos más que Boric en segunda vuelta. Uno podría suponer que toda la gente que votó por Boric marcó Apruebo. Es decir, un sector muy marginal, 200 mil personas de esos 5 millones, aprobaron. El resto lo hizo por el Rechazo.

-Aunque ha funcionado en otros países, ¿el sorteo puede ir en contra del sentido común en Chile?

-La única posibilidad de que el sentido común, en otras palabras la señora Juanita, pueda estar presente en la convención es sobre la base del sorteo. Proponemos que haya un filtro ciudadano. Sería una condición muy delicada arriesgarse a que la propuesta de los 50 o 100 convencionales, sobre la base del borrador que los expertos propusieron, sea objeto de un nuevo rechazo. Imagínate, sería un desastre.

-¿Qué experiencias rescatas con elección al azar?

-Una es Irlanda y otra más reciente en Francia, donde se hizo una consulta medioambiental sobre la base de un sorteo. En EEUU, como se sabe, se sortean los jurados para resolver si alguien es culpable o no.

-¿Y el riesgo de que volvamos a encontrarnos con un Rojas Vade?

-Existe. Pero es algo parecido al sorteo de los vocales. Los elige el Servel sobre la base de un conjunto de criterios.

-¿Qué impresión te deja cómo ha ido avanzando el diálogo constituyente?

-Estamos en una situación bien delicada, porque pudiera comenzar a constituirse el sentimiento de que aquí hay una especie de gatopardismo, que todo cambie para que todo quede igual. Porque hay fuerzas dentro de la derecha que estarían solo por un proceso de reformas de la actual constitución. Y desde ese punto de vista hay un atentado a la fé pública. La derecha está jugando con fuego.

-La otra preguna es el papel del Gobierno en el proceso: ¿acompañar o alejarse?

-Tengo una visión distinta.  Para empezar, en el anterior proceso, lo que vi es que el Gobierno debió haber intervenido antes; haberle hecho presente a la Convención que el texto debía generar mayorías amplias. En su momento Boric dijo que no podía ser una constitución partisana, pero ya era muy tarde. No había vuelta.  El mayor símbolo de ese fracaso es que constituyentes del Frente Amplio terminaron aprobando un texto que tenía todos los cabos sueltos que se conocen. Algunos dicen que igual los convencionales no le habrían hecho caso a Boric. Pero no se sabe.

-¿No es un poco voluntarista?

-En este país, donde hay una crisis institucional tan fuerte, lo que contaba era la autoridad presidencial. Boric estaba electo con el 56%. Fue un grave error no haber buscado rectificar y cerrar los flancos que el texto tenía… Y ahora tampoco entiendo cuando el gobierno dice que va a ser acompañante nomás, que no va a dar opinión. Este gobierno es hijo de este proceso y por lo tanto no se puede hacer a un lado.

-El problema es que tiene tan baja aprobación que incluso puede perjudicar al proceso.

-En alguna medida, sí… Pero, al revés, yo siempre me hago la pregunta de si el presidente hubiese sido Kast, en el proceso anterior habría ganado el Apruebo. Porque la gente habría votado contra Kast.

-Pero eso es ficción.

-Puede ser metafísica, pero los cinco millones que no votaban con el voto voluntario, ahora van a votar contra cualquier cosa con el voto obligatorio. Por eso es tan importante que haya filtros ciudadanos. El riesgo que corre una convención súper militante, alimentada por súper expertos, es muy grande: es como poner en el punto penal a todo el mundo antisistema para que le saque la cresta.

-¿Cómo evalúas a Carolina Tohá como jefa de gabinete?

-Es de las mejores decisiones que ha tomado este gobierno. Boric pagó un costo muy severo por la inexperiencia del gabinete anterior. Ella posee características que son muy excepcionales: tiene experiencia en el parlamento, en el gobierno y en el municipio. Muy pocas personas reúnen esa condición. Es de una generación intermedia, no es parte de los jóvenes estudiantes revolucionarios, pero tampoco es parte de los viejos de la Concertación.

Lo que me parece muy importante es que ella pueda ejercer a plenitud la condición de jefa de gabinete. Es fundamental que Carolina Tohá no sea simplemente ministra del Interior, sino jefa política. Espero que se apruebe rápido el ministerio de Seguridad, de manera que ella pueda concentrarse en la conducción política del gabinete.

-Respecto del diálogo constituyente, dijo que ojalá podamos bailar cueca ya con un acuerdo… Se equivocó.

-Fue una expresión de voluntad, de buena onda, pero obviamente era muy difícil que se hubiese podido concretar.

Publicaciones relacionadas

Ex-Ante

Mayo 22, 2024

Respuesta de Lucy Oporto a Joignant y Arce-Riffo: “Son vulgaridades indignas del mundo académico que dicen defender”

Una polémica desataron las críticas de Alfredo Joignant y Javiera Arce-Riffo en twitter a Lucy Oporto, columnista de Ex-Ante y autora de varios libros. “Sinceramente, no entiendo este afán de la prensa en consagrar a Lucy Oporto, quien nadie conoce ni la lee en la academia, como una intelectual interesante: una extravagancia”, tuiteó el sociólogo […]

Alexandra Chechilnitzky

Mayo 22, 2024

Cuenta Pública: Por qué el CAE generó una fisura interna en el PS y cómo la dupla Marcel-Tohá salió a bajar las expectativas

Créditos: Agencia Uno.

Entre algunos diputados socialistas hay molestia con la presidenta de su partido, Paulina Vodanovic, quien tildó como un “ofertón” la propuesta que trabaja el gobierno para el CAE. Su mirada crítica coincidió con la de expertos de derecha e izquierda, incluyendo a los reputados economistas Óscar Landerretche y Joseph Ramos. En este contexto los ministros […]

Juan Pablo Sallaberry

Mayo 22, 2024

El informe interno de Mineduc sobre la empresa detrás del programa “Anótate en la Lista” (y la multa que les cursaron)

Ministro de Educación, Nicolás Cataldo.

Según la investigación, TetherEd ofrecía además del servicio gratuito para gestionar listas de espera en colegios, tres servicios adicionales pagados: “Matrícula digital, gestión de interesados y apoyo en la difusión del proyecto educativo”. La empresa sostuvo, entre enero y marzo, 88 reuniones con sostenedores pero, afirman, no utilizaron los correos masivos proporcionados por Mineduc para […]

Kast en España: Las banderas rojas de la democracia. Por Cristóbal Bellolio

A Kast no le interesa mostrar generosidad ni grandeza de espíritu. No es Piñera ni menos Fiú. Su negocio es otro: polarizar afectivamente la conversación para rentabilizar el clima adverso que experimenta el gobierno. Esa fue la receta con la que accedieron al poder Donald Trump, Jair Bolsonaro, y recientemente Javier Milei: a punta de […]

Marcelo Soto

Mayo 21, 2024

Vivir en un “ruco”: el complejo desalojo de las carpas del Parque Forestal y Barrio Yungay

Aunque fue criticada al principio de su gestión por mano blanda contra el comercio callejero y las carpas -o “rucos”- de indigentes, Irací Hassler (PC) ha hecho varios operativos para despejar algunos sectores. Para Mario Desbordes (RN), sin embargo, Santiago vive “un ambiente de absoluta pérdida de control, de ausencia de Estado”. Los vecinos alegan […]