Octubre 23, 2022

Tiempos confusos. Por David Gallagher

Ex-Ante

En esta época en que tanto proliferan las modas excéntricas, los mercados prefieren que los países cedan algo de soberanía. Mejor que estén supeditados a reglas internacionales sólidas. Así se reducen las aventuras de políticos, o de académicos iluminados, que se sienten con el derecho de hacer experimentos con su país.


La confusión que se da en el Partido Conservador británico es el reflejo de una confusión más general que afecta a todo el mundo, porque hay poco consenso respecto a qué políticas públicas son las que mejor funcionan actualmente.

La confusión parte con la crisis de 2008-9. Esta tuvo un efecto letal en el prestigio de los “expertos”. Porque casi ninguno la previó, y hubo poco acuerdo entre ellos de cómo solucionarla. Se libró una larga guerra, que hasta ahora no afloja, entre economistas célebres, muchos con Premio Nobel, atacándose entre ellos en columnas, ensayos, libros.

Como resultado florecieron políticos voluntaristas. Si los expertos no están de acuerdo, pensaron, es porque sus postulados no son científicos. Son meras opiniones, iguales que las mías. ¿Por qué he de ceñirme a lo que dicen, entonces? La razón va cediendo a la irracionalidad. La ciencia a la ideología. El arte de lo posible a la búsqueda de lo inimaginable. Es la hora del populismo.

No solo son los políticos. Algunos economistas se sienten impelidos a ser cada vez más originales. Es eso lo que les lleva al estrellato, sobre todo si encuentran países dispuestos a servirles como laboratorio. Nace la “teoría monetarista moderna”, por ejemplo. Se proclama el fin del neoliberalismo. Se denuesta la globalización, resistida cada vez más por populistas que buscan librarse de reglas internacionales para que nada coarte su voluntad.

Pero con la pandemia, se da de a poco una reacción. Los mercados, nerviosos con los aumentos en la deuda pública, empiezan a resistir los voluntarismos más excéntricos. Exigen más pragmatismo. Covid, y después Ucrania y el fuerte aumento del riesgo geopolítico, contribuyen a que no sea un buen momento para giros radicales, para golpes ideológicos en la economía.

Lo de Liz Truss fue, justamente, un giro radical, por lo menos para estos tiempos. Aleonada por un reducido grupo de académicos libertarios, ella quería resucitar el sueño original de Brexit, que había sido necesariamente postergado por la pandemia. De acuerdo a ese sueño, la recuperación de la soberanía económica del Reino Unido iba a permitir la creación de una economía más libre, con impuestos más bajos y un estado más chico y eficiente. Pero con los gigantescos gastos sociales de la pandemia, reducir impuestos y disminuir el tamaño del estado no era realista. Liz Truss decide hacerlo igual. Anuncia una reducción no financiada del impuesto marginal cuando todavía el país procura paliar la abultada deuda de la pandemia. En pocas horas se desploman la libra y los bonos soberanos, con duros efectos en los precios y en la tasa de endeudamiento de todos los británicos.

En Reino Unido los mercados castigaron un experimento demasiado liberal para el momento. En Chile castigan experimentos que van en el sentido opuesto. Porque ese Brexit chileno llamado “side letters” obviamente no busca recuperar soberanía para liberalizar. La busca para retrotraernos a una suerte de autarquía sesentera. En todos los frentes—CPTPP y TLC con la Unión Europea postergados, aprobaciones ambientales denegadas, impuestos prohibitivos—parece que el propósito es ahuyentar la iniciativa privada para que la reemplace la estatal. Los inversionistas no tardan en reaccionar. No en lo que le dicen a nuestras autoridades en centros como Nueva York, donde siempre les harán la pata. Más bien, como en el Reino Unido, vendiendo activos financieros, con su efecto en el tipo de cambio y el costo de la deuda soberana.

En realidad, en esta época post 2008, en que tanto proliferan las modas excéntricas, los mercados prefieren que los países cedan algo de soberanía. Mejor que estén supeditados a reglas internacionales sólidas. Así se reducen las aventuras de políticos, o de académicos iluminados, que se sienten con el derecho de hacer experimentos con su país.

Publicaciones relacionadas

Ex-Ante

Noviembre 28, 2022

¿Cómo vamos a conmemorar los 50 años? Por Ricardo Brodsky

Crédito: Agencia Uno.

El gobierno y los partidos oficialistas tienen el sartén por el mango. De sus iniciativas dependerá que los 50 años sirvan para extraer lecciones del pasado o para retrotraernos a las divisiones de entonces. Más allá del derecho incuestionable de las víctimas a decir su verdad y del deber de la sociedad chilena de escucharlas […]

Mario Gálvez y Waldo Díaz

Noviembre 28, 2022

Paro de camioneros: La trama que tiene a Boric ante el dilema de endurecer más la mano

El Presidente se reunió esta mañana con los ministros del comité político. Crédito: Agencia Uno.

Este lunes, tras un oneroso acuerdo del gobierno para bajar la movilización de la Confederación Nacional de Transporte de Cargas y otros gremios, las carreteras de 11 regiones del país aparecieron tomadas y 1.107 camiones siguen generando estragos, pese a que solo quedan 2 gremios en paro. El tema se abordó en el comité político […]

Marcelo Soto

Noviembre 28, 2022

Jaime Ravinet y alcaldesa de Santiago: “No conozco una gestión más desastrosa, se las ha arreglado para hundir el centro”

Jaime Ravinet fue alcalde de Santiago entre 1990 y 2000, en cuya gestión combatió el comercio ambulante. Tiene una mala evaluación de lo realizado hasta ahora por Irací Hassler (PC). Dice que lo sucedido en Plaza de Armas el fin de semana, cuando carabineros fueron atacados por vendedores ilegales, “es una vergüenza”.

La nueva apuesta de Llaitul por una huelga de hambre, fórmula con la que presionó a Piñera para recalificar querellas por ley antiterrorista

El vocero de la CAM, Héctor Llaitul, junto a comuneros, el miércoles 18 de mayo afuera de la cárcel de Temuco. Foto: Héctor Andrade / Agencia Uno.

El cofundador de la CAM anunció este domingo que él y otros integrantes del grupo iniciaron una huelga de hambre —en la que sólo tomarán agua— para presionar por el traslado de su hijo de 19 años y otros a un módulo de comuneros de la cárcel de Temuco. La medida ya había sido utilizada […]

David Tralma

Noviembre 28, 2022

[Confidencial] Ministra Vallejo rechaza reunión solicitada por lobby a diputado oficialista

El diputado Jaime Araya, independiente por cupo PPD, publicó el rechazo a su solicitud de reunión con la vocera del Gobierno del Presidente Gabriel Boric. “Es increíble que la rechace, no logro entender si tiene alma de burócrata o es arrogante, su discurso en el cónclave fueron palabras vacías”, señaló. Por su parte, desde la […]