¿Sirve de algo el Código de Ética? Por Héctor Lehuedé

Socio de RAZOR Consulting

Un Código de Ética que se basa en prohibiciones y la amenaza de sanciones, no logra construir una cultura ética en una organización. Para ello, debe construirse con un enfoque centrado en valores, que ofrezca a todos los miembros de la organización un marco para la toma de decisiones.


Durante 2022, junto a la Fundación Generación Empresarial, publicamos los resultados de una inédita Encuesta de Ética Corporativa de empresas chilenas, elaborada a partir de la encuesta que aplica el Institute of Business Ethics (de Reino Unido) entre las empresas europeas hace ya varios años, y que fue respondida por unas ochenta empresas vinculadas a la fundación y clientes de Razor Consulting. Los resultados mostraron, entre otras materias interesantes, que 95% de quienes respondieron tienen un Código de Ética o equivalente. El sesenta por ciento lo tiene hace más de 10 años, un tercio lo tiene hace más de 5 años, y del saldo son más recientes.

Estas son indudablemente buenas noticias, porque todos tenemos expectativas sobre cómo deben comportarse las empresas, y la mayoría esperamos que operen éticamente, que hagan lo correcto y por las razones correctas. Tener un Código de Ética parece indispensable para ello, pero es sólo la mitad del camino. Un Código representa los estándares de comportamiento que una organización establece y espera que se cumplan por sus miembros, pero por sí solo el Código no es más que tinta y papel (o bits en un pantalla). En la literatura existen muchas teorías sobre la mejor forma de influenciar la conducta, pero es posible agruparlos en tres grandes modelos:

  • Basados en reglas, que se centran en prevenir, detectar y castigar la mala conducta a través de reglas y medidas organizacionales;
  • Basados en la disuasión, que tienen como objetivo fomentar el buen comportamiento y prevenir la mala conducta con la amenaza de consecuencias adversas, y
  • Basados en valores y cultura, que se enfocan en fomentar y mejorar la buena conducta mediante la creación de valores y supuestos compartidos con respecto al comportamiento deseable.

De los tres, el tercero es considerado superior, pues los modelos basados en reglas y disuasión enfrentan serios obstáculos:

  • Es imposible prever toda situación sobreviniente;
  • Suelen aplicarse ex-post en lugar dar guía de comportamiento ex-ante;
  • Pueden ser apropiados para tratar con la minoría de “manzanas podridas”, pero contraproducentes al tratar con la mayoría de “manzanas sanas”;
  • La disuasión eficaz depende de condiciones generalmente difíciles de satisfacer (consistencia), y
  • Pueden crear resentimiento, resistencia y comportamiento calculador.

Por eso, un Código de Ética que se basa en prohibiciones y la amenaza de sanciones, no logra construir una cultura ética en una organización, porque realmente no forma parte del tercer modelo. Para ello, debe construirse con un enfoque centrado en valores, que ofrezca a todos los miembros de la organización un marco para la toma de decisiones, que guíe e informe su acción. No basta con establecer expectativas y luego ofrecer un contenido totalmente normativo, sino que el Código debe proporcionar las herramientas para cumplir con esas expectativas, a través de una guía práctica que oriente el comportamiento de quien tenga que decidir qué hacer, a veces sobre cuestiones que la organización no ha previsto y donde no hay reglas o políticas establecidas.

¿Qué puede ofrecer un Código de Ética para ser un buen marco de toma de decisiones? Puede desafiar a los miembros de la organización a pensar en las consecuencias de sus decisiones, ya no solo legales o para el cumplimiento de normas y evitar sanciones, sino más allá. Invitarlos a preguntarse ¿cómo se verá la reputación de la organización si actúo de una forma u otra antes este caso? ¿Está lo que voy a hacer en línea los valores que decimos representar? ¿Qué pensarían mi familia, amigos y colegas si yo les contara lo que voy a hacer? ¿Qué pensarían nuestros grupos de interés? Y  si tengo dudas, si no encuentro la solución correcta ¿a quién puedo preguntarle, hay alguien en la organización que me pueda orientar?

Sin ese tipo de marco para la toma de decisiones, el Código no basta. Con ese marco, y con el apoyo de una capacitación y acompañamiento regular, además de un canal de denuncias que funcione, los Códigos de Ética pueden ser eficaces para ofrecer a las organizaciones, y sus miembros, las herramientas para tomar las decisiones adecuadas y comportarse conforme a la cultura de integridad que se busca promover.

Publicaciones relacionadas

Jaime Troncoso R.

Mayo 23, 2024

Las razones de la decisión del Banco Central de bajar la tasa solo en 50 puntos bases

El Consejo del Banco Central de Chile (de izquierda a derecha) Luis Felipe Céspedes; Stephany Griffith-Jones (Vicepresidenta); Rosanna Costa (Presidenta); Alberto Naudon y Claudio Soto.

Durante su última Reunión de Política Monetaria (RPM), el Banco Central decidió reducir la Tasa de Política Monetaria (TPM) en 50 puntos base, dejándola en 6%. Esta medida refleja una estrategia de moderación en las bajas, influenciada por diversas razones internas como externas.

Conduce Catalina Edwards

Mayo 23, 2024

Arturo Frei y desempeño económico de Chile: “Lo que nos preocupa es que la inversión no se ha recuperado”

En una nueva edición de After Office Investing, Catalina Edwards conversa con el gerente general de Renta4 Chile, Arturo Frei y analizaron el desempeño del mercado bursátil chileno y el récord de su principal indicador, el IPSA. Además, Frei abordó el impacto de la liquidez en el mercado, las valoraciones atractivas de la bolsa local, […]

Economista y académico de la Escuela de Negocios de la UAI

Mayo 23, 2024

Es el mercado de capitales, estúpido (y te lo dije). Por Pablo Correa

¿Quién va a financiar la inversión para enfrentar las necesidades hídricas dado el cambio climático? ¿de dónde vendrán los balances para que existan Fintech que le compitan a la banca? ¿De dónde vendrá el capital de riesgo para la industria de la biotecnología agroalimenticia?

Conduce Catalina Edwards

Mayo 22, 2024

After Office [E94] – Natalia González: Desafíos y perspectivas desde la alta dirección

En una nueva edición de After Office, la periodista Catalina Edwards conversa con la abogada y directora en Carozzi, Natalia González, sobre su rol en la alta dirección, la importancia de la experiencia regulatoria, y la presencia femenina en el mundo empresarial.

Director ejecutivo del Consejo de Políticas de Infraestructura (CPI)

Mayo 22, 2024

Estimulantes perspectivas sobre las concesiones. Por Carlos Cruz

Aunque hasta no hace mucho tiempo existían temores sobre el futuro de esta industria, estos deberían haber quedado absolutamente disipados debido a los positivos resultados que ha tenido la Alianza Público-Privada al llevar adelante proyectos de inversión de impacto ciudadano significativo y que generan capacidades habilitantes en los territorios.