Diciembre 22, 2022

¿Regar el desierto? ¿Por qué no? Por Joaquín Lavín

Profesor de la Universidad del Desarrollo

Los bajos costos de la energía solar y la consiguiente disponibilidad de agua desalada, permitirán comenzar a regar el desierto de Atacama. Las primeras 300 hectáreas de paltos y otros cultivos, que aprovecharán el buen clima y la ubicación geográfica para producir “primores” por los que el hemisferio norte está dispuesto a pagar altos precios, ya están en tierra derecha. El Estado, que es dueño del 70% del territorio del norte de Chile, tiene mucho que aportar para que este sueño sea realidad.


  1. Paltas en el desierto de Atacama: el hecho concreto es que durante el primer semestre del 2023 una empresa privada iniciará la plantación de paltas y otros cultivos en dos terrenos de 150 hectáreas cada uno ubicados en pleno desierto de la región de Atacama. ¿Cómo es posible cultivar una especie que es intensiva en el uso de agua (detrás de cada kilo de paltas que llega al mercado hay 400 litros de agua) en el desierto más árido del mundo? La razón es muy clara: esa zona tiene todas las condiciones de base para la denominada “agricultura mirando el mar”. Buena tierra y un muy buen clima que permite varias cosechas de tomates al año, por ejemplo, con rendimientos muy superiores a los que se logran en la zona central. La maduración más rápida, y la ubicación geográfica en el hemisferio sur permite en varios casos que los productos sean los primeros en salir al mercado durante el invierno del hemisferio norte (son los llamados “primores”), alcanzando así los más altos precios. La zona las tiene todas. Solo le falta lo más importante: el agua.
  2. La baja en costos de desalación: la verdad es que la tecnología de desalación de agua de mar mediante la llamada “osmosis inversa” no tiene nada de novedosa. De hecho ya Aristóteles, en el siglo IV a. C. (en su escrito “Meteorológicos”) la describió. Básicamente consiste en empujar por un tubo lleno de membranas el agua desde el mar hacia afuera. Las membranas separan la salmuera, que va quedando a un lado, del agua “pura”. El problema radicaba hasta ahora en que empujar el agua por el tubo requería una energía cuyo costo hacía que la desalación dejara de ser rentable. Pero ahora es distinto. Si tienes una planta solar en la costa, que produce energía barata (recordemos que esa zona tiene la mayor ventaja comparativa del planeta por la radiación solar y la falta de nubosidad), y tierra disponible a no más de 10 kms. de distancia y a no más de 500 mts. de altura (subir el agua también tiene un costo alto), la situación cambia totalmente y hay cultivos agrícolas que comienzan a ser rentables.
  3. Regar con agua de mar: el agua desalada ya se utiliza en Chile para la minería (la desaladora más grande pertenece a BHP-Escondida), y también para el consumo humano (Antofagasta, Tocopilla, Mejillones, entre otras ciudades, toman ya agua desalada desde hace años), hasta ahora su uso en la agricultura es muy menor (existen experiencias como la de la Asociación de Agricultores Alto la Portada de Antofagasta). Los países que más han incursionado en esta área son Israel, España (Alicante, Murcia, Almería), Australia y Estados Unidos.
  4. Certeza hídrica: sabemos que el cambio climático nos está pasando la cuenta y Chile se está secando. Los últimos diez años representan la década más seca desde que existen registros. No es solo la falta de lluvias, sino que las reservas son cada vez más escasas. Si a esta realidad le sumamos nuestros miles de kilómetros de costa y la disponibilidad de energías renovables más baratas, Chile debería estar entre los líderes mundiales de la desalación. Para la agricultura, el agua desalada tiene una ventaja adicional: la confiabilidad en el suministro. La certeza hídrica. La agricultura no solo necesita agua, sino también la certeza de que la va a tener si o si cuando realmente la va a necesitar. La desalación permite esa certeza.
  5. ¿Qué nos falta?: lo que necesitamos, y el Estado tiene mucho que decir, son reglas claras para construir plantas desaladoras, agilización de los permisos (aquí interviene también la Armada ya que se trata de concesiones marítimas) y que Bienes Nacionales entregue tierra desértica en concesión (el 70% del norte pertenece al Estado). Esto puede terminar siendo un gran negocio para el Estado ya que recibiría al terminar el período de concesión una hectárea regada que multiplicó muchas veces su valor inicial.

 

Publicaciones relacionadas

Ex-Ante

Enero 27, 2023

El desdén, Bachelet y el Frente Amplio. Por Kenneth Bunker

La expresidenta Michelle Bachelet junto a integrantes de Convergencia Social.

El grupo que hace no tanto dijo que los chilenos habían sido “pisados y robados”, además de ser sometidos a un “capitalismo desgarrador”, por la ex Concertación, ahora se siente heredero de su obra. Increíble y creíble al mismo tiempo. Pues, es claro que no es más que una expresión de la hipocresía y el […]

Director Ejecutivo de Qualiz

Enero 26, 2023

Acusación constitucional II: No interrumpas a tu enemigo. Por Carlos Correa Bau

Esa competencia por los votos duros terminará desgastando a Chile Vamos y sus votantes a merced de Parisi u otro candidato. Republicanos jugó bien sus cartas: Prefirió ir sobre Jackson, y humillar al resto de la derecha.

Ex-Ante

Enero 25, 2023

La degradación de la política exterior chilena. Por Kenneth Bunker

El presidente Gabriel Boric durante su discurso en Cumbre Celac.

Boric habló de los últimos eventos en Perú como si fuera un analista internacional de grado menor. Chile está perdiendo el lugar privilegiado que una vez tuvo gracias a grandes funcionarios diplomáticos de gobiernos de distintos signos políticos.

Directora ejecutiva de Chile Transparente

Enero 23, 2023

Giro de 180 grados en la lucha contra la corrupción. Por María Jaraquemada

En Chile es clave blindar a nuestras instituciones frente a la tentación de captura e infiltración de estos grupos, particularmente las policías, Fiscalía y Poder Judicial. En Guatemala, quienes hasta hace poco se atrevían a enfrentar a redes criminales y parte de la élite gobernante para intentar acabar con la impunidad imperante, hoy son perseguidos […]

Ex-Ante

Enero 23, 2023

Nostalgia del binominal. Por Ricardo Brodsky

El socialismo subsumido en la penosa confusión política y programática de Apruebo Dignidad no aportaría nada para ensanchar las bases sociales y electorales del gobierno. Por ello, resulta incomprensible la inclinación por una lista única oficialista para la elección de consejeros constituyentes. Es volver a errar, una vez más.