Febrero 11, 2023

Perfil: Eduardo Frei Ruiz-Tagle, en el nombre del hijo. Por Rafael Gumucio

Escritor y columnista
Foto: Agencia Uno.

La razón de su llegada a la política es su familia, esta que hoy es la fuente de un dolor mayor al verse defraudado por uno de sus hermanos. Todo eso en público, con la prensa y la opinión pública mirando en vivo esa desgarradura que terminó esta semana con un acuerdo que le evitará a Francisco Frei ir a la cárcel por administrar de modo imaginativo la fortuna que lo unía a su hermano mayor.


Pocas figuras hay más dignas de una tragedia de Shakespeare que la de Eduardo Frei Ruiz-Tagle. Claro que los personajes de Shakespeare hablan hasta por los codos y el ex presidente Frei es conocido justamente por sus silencios. Pero que haya sido Presidente, senador, y dos veces candidato a la presidencia, evitando los discursos y diciendo lo menos posible en los debates, es parte de las paradojas que tanto le gustan justamente a Shakespeare.

Por cierto, la razón de su llegada a la política es su familia, esta que hoy es la fuente de un dolor mayor al verse defraudado por uno de sus hermanos. Todo eso en público, con la prensa y la opinión publica mirando en vivo esa desgarradura que terminó esta semana con un acuerdo que le evitará a Francisco Frei ir a la cárcel por administrar de modo imaginativo la fortuna que lo unía a su hermano mayor.

Porque este es el eje también de la tragedia: no hay nada desde que Eduardo Frei Montalva decidió dejar de ser el alumno favorito del rector de la católica Carlos Casanueva y oponerse a Carlos Ibáñez del Campo, que pueda para la familia Frei ser privado. Nada que no ligue a estos descendientes de una familia de inmigrante suizo, con la historia de Chile.

Una historia que es por cierto una tragedia, como la de Frei Montalva, que ve cómo su amigo y vecino de Algarrobo, Salvador Allende, recibe los aplausos por las reformas que él emprendió. Allende con él que nunca pudo saldar las cuentas, evitando esa conversación frente a frente que quizás nos hubiese salvado del golpe que Frei apoyó, o al menos evitó con cierto entusiasmo reprobar. Y Pinochet, que no habría llegado al poder sin Eduardo Frei padre, terminó, según se convenció su hijo Eduardo Frei Ruiz-Tagle, por matarlo en una confusa operación de hernia.

Ese mismo Pinochet que Frei Ruiz-Tagle hizo lo imposible para rescatar de Londres, donde fue juzgado por los crímenes que había decidido olvidar, dejándolo que siguiera de comandante en jefe y se autonombrara senador designado. ¿Habría aguantado todo eso de saber cómo dice saber hoy que su padre fue asesinado por el dictador? Caso el de Pinochet, que sumado a la crisis asiática, terminó ensombreciendo a un gobierno hasta ahora próspero y pacífico, pero donde las contradicciones de la transición llegaron para no dejarnos más.

Frei Ruiz-Tagle, que fue elegido Presidente en parte porque se llamaba y se veía casi igual a su padre, era también su contrario. Ingeniero tanto como el padre era abogado. Silencioso y poco lúcido en los discursos tanto como el padre era un orador nato, uno de los mejores de nuestra historia. Tranquilo tanto como el padre era apasionado. A los dos los unía sin embargo cierta sobriedad esencial, y un apego a la fe católica y a su familia, las dos dirigidas por formidables matriarcas:  Maruja Ruiz-Tagle en el caso del padre, Marta Larraechea en el caso del hijo.

Frei Ruiz-Tagle siempre se planteó como un continuador y admirador de su padre, aunque en cierta manera su manera de elegir las cifras por sobre las letras y la economía por encima de la política, eran una forma de rebeldía contra su sombra.

El error del “camino propio” de la DC que cometió su padre fue justo el que evitó siempre cometer, colaborando todo su gobierno con socialistas y sociales demócratas de todo pelo. Sus modernizaciones, solo en apariencia, una continuación de las reformas estructurales: la universitaria, la agraria, la urbanística, la minera, de Frei Montalva. No en vano el hijo había elegido trinchera durante la dictadura, la empresa, donde consiguió -en gran parte por las reformas de Pinochet- hacerse rico.

Eso era parte de lo que lo hizo atractivo a la hora de ser elegido Presidente. No solo era el hijo de su padre, sino que era, de alguna forma, una reivindicación de esos hijos que después de la dictadura no amanecieron héroes, ni del todo víctimas sino privatizados y privados. Los que de pronto se dieron cuenta que preferían a toda especulación intelectual, la de la bolsa de comercio.

Eduardo Frei Ruiz-Tagle era ante esos padres que despreciaban las condiciones materiales de la existencia, el hijo que por fin sabe que dos más dos son cuatro. Una cabeza fría y seria en que no podíamos adivinar esa tragedia financiera y familiar que lo sacude hoy.

El Frei desconfiado, confiaba más de lo que debía en el lazo de sangre, que ha sido por lo demás la esencia de una existencia que lo ha llevado a vivir la mayor parte de las glorias que la política ofrece en este mundo con un perfecto perfil flemático, sin el menor entusiasmo ante el poder, pero sin desprecio por él tampoco. Como si ser Presidente y luego senador fuese una fatalidad misma de su destino, pero que ha sido sin embargo su vida, la de un hombre normal y común en que nada ha sido ni común ni normal. Alguien que nunca ha podido salir del todo del nombre que le fue asignado.

Seguir leyendo columnas de Ex-Ante aquí.

Publicaciones relacionadas

Ex-Ante

Mayo 17, 2024

El Presidente Boric en la encrucijada. Por Pepe Auth

Imagen: Agencia Uno.

Todos los presidentes viven la tensión de gobernar para los suyos o para la mayoría del país. Pero en este caso es un verdadero foso el que separa a la coalición primigenia de gobierno respecto del pueblo chileno. Esperemos que en la cuenta pública del próximo sábado -en la práctica la última de Boric- el […]

Ex-Ante

Mayo 17, 2024

La “metamorfosis” de Boric y el ocaso de la izquierda “woke”. Por Jorge Schaulsohn

Imagen: Agencia Uno.

Personalmente aplaudo el realismo político del presidente, que ha tenido que hacer muchas concesiones y hacer añicos su programa de gobierno, pero no creo que él haya experimentado una “metamorfosis” ideológica, ni menos que se haya cambiado de bando. Lo mueve un instinto de conservación.

Por Ana Josefa Silva, crítica de cine

Mayo 17, 2024

Ocho películas que llegan a Netflix en lo que queda de mayo. Por Ana Josefa Silva

Correspondiente a Nuevo Orden, ya en Netflix.

Entre clásicos ¡indispensables! y muy populares, re estrenos y estrenos, algunas ya están disponibles. Y ojo: en MAX (ex HBO Max) estrenan la segunda parte de Duna.

Por Juan Diego Santa Cruz, cronista gastronómico y fotógrafo

Mayo 17, 2024

Algo es algo: De liana en liana. Por Juan Diego Santa Cruz

En las redes abundan los platos de tallarines encachirulados como el pelo de la Zendaya que en realidad son el resultado de horas y horas de grabaciones con pastas tiesas y salsas llenas de colorantes. Pero me han contado que a los adictos a estas imágenes les importa un pepino la realidad porque salivar y […]

Ex-Ante

Mayo 17, 2024

Panel Ciudadano-UDD: Cuáles son las preferencias del votante inmigrante en Chile (Lea la encuesta completa)

Una encuesta de Panel Ciudadano-UDD confirma la holgada ventaja de Matthei sobre Kast. El estudio de todas formas, arroja que los inmigrantes respaldan con mayor fuerza la opción del candidato republicano. Para el gerente general del estudio, Juan Pablo Lavín, “el voto inmigrante será uno de los protagonistas de la próxima elección presidencial”. El analista […]