Pepe Auth y diálogo constitucional: “La participación de Boric para abanderarse con una u otra posición es cuestionable”

Marcelo Soto

El ex parlamentario cree que Boric hace bien en apurar un acuerdo constitucional, pero no debe identificarse con una fórmula específica. “Su legado será evaluado por dos cosas: la nueva Constitución y la reforma previsional. Y no puede fracasar en ninguna de ambas”.


-¿Cómo evalúas el papel de Boric en la negociación constitucional?

-El presidente asumió que es importante buscar  un acuerdo para su propio éxito. Para evitar que su mandato pase en vano, debe firmar una constitución de consenso para Chile. Su legado será evaluado por dos cosas: la nueva Constitución y la reforma previsional. Y no puede fracasar en ninguna de ambas.

-¿Sería una derrota del Gobierno si no se llega a un órgano 100% electo?

-No. Derrota del Gobierno sería que no hubiera acuerdo. Ahora, a mí me parece inexplicable que las fuerzas políticas no se dispongan a poner en manos del pueblo la decisión constitucional íntegramente.

-¿Cómo?

-El pueblo habló el 4 de septiembre y habló también el 5 de octubre. No entiendo los temores a una elección. No entiendo qué podrían aportar de distinto personas designadas en lugar de elegidas. Porque los expertos abundaban en la convención. Y no jugaron un rol muy constructivo.

Sería un autogol que se imponga la idea de que se elija un porcentaje de convencionales y otro de expertos designados. La democracia no necesita protección y ya están definidos los carriles por donde va a circular el debate. En fin, una democracia protegida me recuerda a épocas pasadas como las leyes de amarre de Pinochet, que deberíamos superar.

-Pero según las últimas encuestas la gente no quiere ir a una convención electa 100%, y se abre a la idea de expertos.

-Las encuestas dependen de lo que preguntes. La mayoría quiere que esos expertos sean elegidos, no designados. Entonces, ¿por qué no se preocupan mejor de poner candidatos idóneos en las listas de los distintos partidos y pactos en lugar de designar? ¿Sabes lo que pasa? Es regalarle a quienes van a estar siempre críticos de cualquier camino de consenso, una razón para cuestionar la legitimidad.

-¿Y ese es el principal problema que tiene la Constitución vigente?

-Claro, es la falta de legitimidad. ¿Por qué estamos haciendo una nueva Constitución? No por cuestiones específicas. Lo estamos haciendo fundamentalmente por una cuestión de legitimidad y por lo tanto yo no le daría la más mínima excusa a quien quiera cuestionar el nuevo texto. Y esto es una excusa.

-El oficialismo reflotó una idea de Chile Vamos, de 50 convencionales electos.

-Pienso que es una buena idea que los partidos del oficialismo rescaten esta idea de que se elijan 50 constituyentes al estilo de una elección senatorial. Eso, más los escaños reservados de acuerdo al número de votantes. Y no daríamos flanco al cuestionamiento de legitimidad futura.

-Hay una mayoría que estuvo por el rechazo, que logró más del 60%, que quiere una comisión muy distinta a la anterior. De hecho, Amarillos propuso una comisión 100% designada por el Congreso.

-Yo discrepo completamente de ese camino. No hay ninguna razón para no confiar en el pueblo. Particularmente los que se declararon ganadores del 4 de septiembre no tendrían razones para desconfiar del pueblo a la hora de elegir personas para redactar y proponer el nuevo texto constituyente al país. Más encima ya fijaron 12 principios, que son los bordes de la discusión.

Ya concordaron que se constituiría un comité de expertos para proponer un primer borrador a los constituyentes. Y, francamente, el estado actual de la opinión pública respecto de la valoración de las instituciones republicanas, la valoración del pasado y y el rechazo del refundacionalismo son cuestiones que de alguna manera protegen contra un nuevo fiasco.

-¿Crees que, si se avanza a un fórmula mixta, sectores de  izquierda de Apruebo Dignidad, el Partido Comunista, que ya se opusieron al 15N, se resten de un acuerdo para criticar desde ya la legitimidad?

-¿Quién tiene miedo y por qué a una elección íntegra después del resultado del plebiscito y con la actual de desaprobación a Boric? Las fuerzas de gobierno deberían ser las más temerosas de una elección. Es una paradoja.

-¿Por qué?

-Porque el resultado previsible es muy negativo para ellos. Primero, por el nivel de apoyo que tiene el gobierno. Las listas oficialistas  es difícil que saquen más votos que el apoyo que tiene Boric. Las listas que se van a identificar unas como continuidad del rechazo y otras como continuidad del apruebo, ya tienen un resultado previsible. Entonces, es una paradoja que los que se declararon “ganadores” no quieran elección o la quieran parcial y los que fueron perdedores estén insistiendo en una instancia íntegramente elegida. .

-También en la derecha está el temor a que sectores populistas o más radicales como Republicanos y Partido de la Gente puedan tener una votación alta.

-Esa es la democracia. Los partidos que le tengan miedo a la competencia y a la incertidumbre la verdad es que no tienen sentido de ser. Tienen que estar muy inseguros de sí mismos para tener temores, porque la opinión pública ¿que es lo que valora más hoy día? La disposición al acuerdo, más que las posiciones más radicales. Cualquier elección valorará candidaturas constructivas que se dispongan a diseñar una constitución de consenso, más que las posturas radicales de uno y otro lado. Si es tan evidente eso que me resulta inexplicable que no lo vean.

-Convergencia Social, el partido de Boric, puso un tuit donde puso a los líderes de Chile vamos y dice: No queremos que los mismos de siempre hagan la Constitución.

-Esos son eslóganes. Yo no creo aquí que nadie se salve. He visto al propio autor del Twitter, Diego Ibáñez, anteponiendo la calculadora y planteando una elección para septiembre u octubre próximo. Me imagino yo, para hacerlas coincidir con los 50 años del golpe. Francamente, aquí no ha primado el interés general en terminar lo más pronto posible el proceso constituyente.

La prolongación de esta incertidumbre con una Constitución vigente que no es ni respetable ni respetada, e sun riesgo. Por el interés del país, de la estabilidad económica y política, urge cerrar este proceso lo más rápido posible y sin ninguna brecha ni espacio de ilegitimidad ni de cuestionamiento posible.

-Se había dicho que el presidente se iba a mantener al margen. Pero ha estado participando. ¿Te parece que es correcto?

-El presidente tiene que liderar a los suyos. La participación de Boric en favor de los acuerdos siempre será bienvenida. La participación del presidente para abanderarse con una u otra posición es cuestionable.

-El presidente estuvo en el homenaje a Aylwin valorando la medida  de lo posible y ahora dice que no es tan importante un acuerdo perfecto, sino un acuerdo viable.

-Bueno, es una maduración vertiginosa, pero bienvenida. Porque la política es siempre en la medida de lo posible: lo posible financieramente, lo posible socialmente, es decir, conseguir la mayoría social; lo posible políticamente, es decir, conseguir mayoría parlamentaria.

La política en la medida de lo no posible es el populismo y la demagogia. Y yo me alegro mucho de que el presidente haya madurado y asumido esta realidad, sin caer en el vértigo de proponer o impulsar lo imposible. Es un vértigo en el que caen muchos que prefieren dar testimonio en lugar de hacer cambios reales.

-¿Te parece creíble este giro?

-A mí me parece perfectamente creíble. El presidente Boric llegó a ese acto de Aylwin con dos o tres libros subrayados. La reflexión claramente es propia; no es la minuta escrita por un asesor.

Este tema es algo que yo he discutido muchas veces con él y con otros del Frente Amplio respecto de que la política siempre es en la medida de lo posible. El presidente dio en el blanco cuando dice que los límites de lo posible los pone la ciudadanía: no se puede impulsar reformas que vayan en contra de la mayoría ciudadana.

Publicaciones relacionadas

Director Ejecutivo de Qualiz

Enero 26, 2023

Acusación constitucional II: No interrumpas a tu enemigo. Por Carlos Correa Bau

Esa competencia por los votos duros terminará desgastando a Chile Vamos y sus votantes a merced de Parisi u otro candidato. Republicanos jugó bien sus cartas: Prefirió ir sobre Jackson, y humillar al resto de la derecha.

Ex-Ante

Enero 26, 2023

Sierra Bella: Hassler ofreció $8.200 millones a San Valentino por la clínica pese a que 2 tasaciones encargadas por el municipio registraban a otra dueña

La fachada de la clínica Sierra Bella del centro de Santiago, que no está en operación, el 23 de enero. (Víctor Huenante / Agencia Uno)

Dos semanas antes de que la alcaldesa de Santiago enviara a la empresa San Valentino una carta oferta por la “Clínica Sierra Bella” por más de $8.200 millones, la municipalidad recibió las 3 tasaciones de la propiedad que encargó. Dos consignaron que el dueño del inmueble era la sociedad Sierra Bella, entidad distinta de San […]

Mario Gálvez

Enero 26, 2023

Las diferencias entre diputados y senadores de Chile Vamos para volver a la mesa de seguridad

Chile Vamos pidió esta mañana al Gobierno volver al diálogo por la seguridad pública. La ministra Tohá reaccionó de inmediato y busca retomar la mesa esta tarde, ante la resistencia de los diputados de RN y la UDI.

Esta mañana Chile Vamos pidió al Gobierno retomar el diálogo por la seguridad pública. La ministra Tohá respondió con un tuit: “Estamos en este momento haciendo los llamados para poder retomar las conversaciones esta tarde”. Pero, diputados de RN y la UDI se mostraron contrarios a la idea de retomar la denominada Mesa Transversal por […]

David Tralma

Enero 26, 2023

La agenda de cuatro días en Chile de Franco Parisi para tratar de recomponer el PDG

Franco Parisi en su regreso a Chile

Por cuatro días se extenderá la visita de Parisi a Chile, donde llegó tras cerrar un acuerdo con la madre de sus hijos por pensiones alimenticias. Tendrá una intensa agenda partidista de cara a las próximas elecciones de consejeros y el nuevo proceso constitucional.

Ex-Ante

Enero 26, 2023

Franco Parisi retorna a Chile en medio de quiebre del PDG

El excandidato presidencial vuelve a Chile para encabezar al PDG, partido que se encuentra quebrado y cuyas autoridades han ido bajando su popularidad en las encuestas.