Pablo Ortúzar: “La derecha debería ofrecer una vía reformista alternativa a las locuras rabiosas y espumosas de la Convención”

Marcelo Soto

El antropólogo social, investigador del IES y columnista, Pablo Ortúzar, quien vive en Edimburgo, donde termina su tesis de doctorado para la Universidad de Oxford, señala que “es importante que la derecha se pregunte en qué va a estar de acuerdo con el Presidente Boric y no sólo qué rechaza”.


-En las últimas elecciones, Chile Vamos apostó por un candidato de las afueras del sector, Sebastián Sichel, sin redes partidarias. ¿Qué conclusiones se pueden sacar de esa experiencia?

-Sichel ganó la primaria jugando a ser “todo para todos”. Luego, cuando comenzó a tomar definiciones, terminó desilusionando a muchos. En mi caso, fui sumado apelando a los valores socialcristianos, pero al poco andar el candidato giró hacia un liberalismo progresista absolutamente disonante.

La lápida se la puso su antiguo partido Demócrata Cristiano: la campaña de Yasna Provoste fue un sicariato político antes que cualquier otra cosa. Fue sórdido. Sorprende que la DC siga sorprendida por su poco arrastre luego de una muestra de bajeza tan evidente. Y podemos agregar a este cuadro una cúpula UDI que, después de suicidarse apoyando el “rechazo” y mandando malos candidatos a la Convención, ya estaba totalmente sumergida en la cancha “jakista”. Giró con las primeras brisas en favor de José Antonio Kast.

-Hay voces que dicen que para el proyecto de derecha liberal fue una derrota auto infligida el apoyo a Kast en segunda vuelta. ¿Estás de acuerdo?

-No. Aquí lo que tenemos es una alta polarización de élites. Terminamos entre dos opciones extremas y casi todos jugaron al enemigo de mi enemigo, para luego acusar al otro de “sacarse la careta”. Asistimos en vivo al trágico derrumbe del centro y de la confianza básica entre las distintas posiciones centristas. La elección la ganó la esperanza, pero la guerra la ganó el miedo.

-Luego del arrollador triunfo de Gabriel Boric, ¿la derecha se quedó sin líderes? ¿Ha faltado una reflexión sobre las causas del resultado?

-Piñera ganó con eslóganes de la derecha social y gobernó con el Chicago-Gremialismo. El resultado es muy absurdo y divertido: ambos bandos lo ven como un traidor y culpan al lote antagonista de la derrota. Por supuesto, yo creo que lo que debe mandar en el análisis son los hechos antes que los discursos. Lo derrotado es el programa político de LyD, la FPP y todo ese mundo.

Desde el primer gabinete con Varela y Valente, hasta el gesto final de dejar a Rosanna Costa presidiendo el Banco Central. Por eso a JAK le cuesta marcar diferencias reales de fondo con Piñera, apelando más a la estética política tipo “Harry el sucio” contra un Piñera que es una mezcla de Gordon Gekko (Wall Street) y Michael Scott (de The Office). Salvo por la agenda “valórica”, a la que JAK le puso sordina en su campaña, no hay diferencias ideológicas sustantivas entre ellos.

-Piñera tiene un logro histórico: el primer presidente democrático de derecha –y dos veces- desde Jorge Alessandri. ¿Pero qué deja? ¿Cuál crees que será su legado?

-El legado político del primer gobierno de Piñera es parecido al de Lagos. Ambos mostraron que el país no se destruía si sus respectivos partidos gobernaban. Ese legado, claro, se relativiza bastante con el segundo gobierno. Donde Piñera deja un legado duradero y sólido es en la administración de desastres naturales: la reconstrucción post terremoto y tsunami fue ejemplar. Tema de estudio internacional.

El rescate de los mineros, lo mismo. Y, por último, la vacunación. Es cosa de mirar a Argentina para ver cómo una izquierda chanta pero canchera habría manejado las cosas. Es bueno que los chilenos asumamos ese estándar de reacción por parte del Estado. El fantasma de esos tres despliegues perseguirá a las nuevas administraciones ante hechos similares.

-En la Convención las propuestas de la derecha son rechazadas. Tiene un 20% de los votos. ¿Le ha faltado audacia para tratar de influir?

-Buena parte de la derecha no querría cambiar nada. No tiene un diagnóstico crítico de la situación del país, sino uno militante. Y, por tanto, no tiene mucho que aportar. Por otro lado, la izquierda extrema disfrazada de “los pueblos” que se tomó la convención no es alguien con quien se pueda conversar. Son personas trastornadas por el odio, el deseo de venganza y poder y la ignorancia, que están usando su poder legislativo como terapia testimonial. La situación resultante es de lo peor que hay.

-Se escuchan propuestas radicales y hay un predominio de las ideas de extrema izquierda y de izquierda en el debate constitucional. ¿Dónde está la voz de la derecha? ¿Cómo debería tratar de contrarrestarlas?

-La derecha debería ofrecer una vía reformista alternativa a las locuras rabiosas y espumosas de la convención. El puro “rechazo” no alcanzará. El mayor activo de la derecha ahora es esa izquierda trastornada y autoritaria que controla la Convención. Hay que aprender a usarlo al propio favor, en vez de ofrecer un loqueo alternativo.

-Hay dos temas urgentes, que son la migración y el conflicto en La Araucanía. ¿Cuál es tu evaluación sobre la manera en que los ha enfrentado el gobierno?

-El gobierno de Piñera hizo un esfuerzo honesto por abrir caminos de diálogo en la Araucanía. Moreno avanzó un buen trecho. La izquierda no quiso colaborar con ellos y aprovechó el desastre del caso Catrillanca para tirarles la cadena. Pedro Cayuqueo decía -cuando quedaban todavía tres años de gobierno por delante- que era mejor esperar otro gobierno para buscar avances. Ahí uno ve que mucho del activismo indígena es antes de izquierda que indígena. Y tres años después lo que tenemos es prácticamente una zona de guerra.

Sobre la migración, pasa algo parecido: la posición de la izquierda fue siempre boicotear la postura del gobierno en base a discursos buenistas. Y ahora llegan al poder sin tener idea de qué hacer. Basta ver que Boric cambió radicalmente su posición en el tema de una semana a otra durante la campaña. Ambos temas se tratan como moneda política de baja denominación en Santiago.

-La manera en que la derecha asuma su rol de oposición a Boric puede ser clave. Sobre todo porque vienen tiempos difíciles, en la economía y la política. ¿Cuáles deberían ser los principales focos del sector para recuperar protagonismo?

-Creo importante que la derecha se pregunte en qué va a estar de acuerdo con el Presidente Boric y no sólo qué rechaza. Es necesario avanzar. Yo partiría en una posición colaborativa condicionada a que el gobierno se mantenga en la línea de la segunda vuelta y rechace el maximalismo izquierdista. Si se sale de ese margen, fijado por Boric mismo, hay que tener un plan B de lucha política frontal, pero sabiendo que es una carrera hacia el abismo para todos.

Publicaciones relacionadas

Manuel Izquierdo P.

Julio 15, 2024

Hillbilly: La película que relata la dura vida de JD Vance, el compañero de fórmula de Trump

Imagine Entertainment

En noviembre de 2020, Netflix estrenó una producción protagonizada por Gabriel Basso, Glenn Close y Amy Adams, inspirada en la autobiografía del senador por Ohio, James David Vance, a quien Donald Trump eligió como su compañero de fórmula para las elecciones de noviembre. La película compitió en 2021 por el Premio de la Academia a […]

Ex-Ante

Julio 15, 2024

Homicidios a menores de edad: La trama que sacudió a La Moneda

Subsecretario Manuel Monsalve señaló que han aumentado los homicidios con víctimas menores de edad

La muerte de cuatro adolescentes en un tiroteo en Quilicura, balaceras en Renca y Huechuraba y el asesinato de un hombre que recibió 47 impactos de bala en Viña del Mar, forman parte de una decena de homicidios registrados el fin de semana. La vocera Camila Vallejo dijo que el gobierno está trabajando en planes […]

Ex-Ante

Julio 15, 2024

Cómo el “mea culpa” de Jackson por el Caso Pío Nono presiona al FA-PC (y a La Moneda) para disculparse

El exministro Giorgio Jackson el 28 de julio de 2023 en Santiago. (Carolina Oggero / Agencia Uno)

El “mea culpa” del exministro Giorgio Jackson tras la absolución del excarabinero Zamora en el Caso Pío Nono —aunque calificado de parcial en la oposición— planteó la interrogante de si otras autoridades del FA y PC estaban dispuestas a rectificar sus dichos. La ministra Vallejo evitó hacer un “mea culpa” y dijo que “no corresponde” […]

Historiador e investigador de Horizontal

Julio 15, 2024

¿Cuán nueva es la “nueva izquierda”? Por Juan Luis Ossa

Crédito: Agencia Uno.

Más que preocuparse de los sectores populares (los artesanos, obreros y proletarios industriales), el mundo frenteamplista ha puesto el foco en las “minorías”, las que pueden llegar a cubrir un amplísimo arco de grupos de interés. Son tantas, de hecho, que es imposible definirlas en un concepto único como el de clase.

Ex-Ante

Julio 15, 2024

Cómo Bachelet avanza sin obstáculos en la carrera presidencial oficialista (y los cálculos del FA-PC)

Crédito: Agencia Uno.

Las encuestas no muestran que los intentos por el llamado “recambio generacional” haya surtido efecto en el oficialismo. Las ministras Tohá y Vallejo -las mejor posicionadas- están lejos de los porcentajes de adhesión que tiene la ex Presidenta Michelle Bachelet. “Usted es la lideresa del sector”, le dijo el presidente del PC Lautaro Carmona. Bachelet […]