Mayo 21, 2021

Opinión: La traición del PS y los malos de la película. Por Jorge Schaulsohn

Jorge Schaulsohn
Crédito: Agencia Uno.

La relación entre la DC y el PS se parece a la que habría existido entre Brutus y Julio César si éste último hubiese sobrevivido al intento de asesinarlo. La centroizquierda quedó en el peor de los mundos: desprestigiada por una movida política amateur, vil y mal ejecutada.

La traición del PS. Tras el apabullador triunfo electoral del Partido Comunista y el Frente Amplio en las elecciones de constituyentes, alcaldes y gobernadores la cúpulas de Partido Socialista  (hoy denominado “el partido de Allende”) resolvieron , en secreto y sin avisarle a sus socios de Unidad Constituyente cambiarse de caballo. Es decir, tirarle la cadena a la alianza con la Democracia Cristiana que dio gobernabilidad a Chile por 35 años y revivir la vieja e histórica alianza con el Partido Comunista, sumándose a la primaria única de la izquierda con su candidata Paula Narváez.

  • La recuperación de la democracia y la transición fueron posibles gracias a la renovación de la izquierda y en particular de la facción socialista encabezada por el ex senador Ricardo Núñez.
  • En ese momento el Partido Socialista estaba muy dividido, siendo el principal detractor del socialismo renovado el MDP (Movimiento Democrático Popular) al que pertenecía la expresidenta Bachelet, cuyos líderes máximos eran Clodomiro Almeyda y Germán Correa; para el MDP contemplar la participación en un plebiscito al amparo de la Constitución de 1980 era una traición, postura que era compartida por el Partido Comunista.
  • El MDP levantaba las banderas de la Unidad Popular y apostaba a la derrota y caída de Pinochet mientras que la renovación aceptó participar en el plebiscito de 1988 conformando un partido instrumental (el PPD) y con una nueva alianza política con la Democracia cristiana, separando aguas con su histórico aliado, el Partido Comunista. Con el correr del tiempo el socialismo se reunificó y nació la Concertación.

El comienzo del fin: Con el advenimiento del segundo gobierno de Michele Bachelet todo cambió. Renació la vieja izquierda “revolucionaria” nostálgica de la Unidad Popular que reanudó sus lazos con el Partido comunista en desmedro de la Democracia Cristiana; se puso término a la Concertación, surgió la Nueva Mayoría y se construyó un relato negacionista de los enormes logros de la transición, denostando a sus líderes.

  • Con el cambio del sistema electoral -que era necesario- llegaron al Congreso grupos nuevos de izquierda, marginados hasta entonces por el binominalismo, con un discurso radical y rupturista que acentuó la contradicción en el seno de la izquierda socialdemócrata.

El golpe: En solo cuestión de horas, como se hacen los golpes de estado, Elizalde comunicó a una atónita Carmen Frei su giro estratégico.

  • En el caso del PPD el vejamen fue mucho peor pues se comunicó que para ser parte de esta nueva coalición deberían entregar la cabeza de su abanderado Heraldo Muñoz de inmediato y apoyar a Paula Narváez, instrucciones que sus desmoralizados y cabizbajos dirigentes ejecutaron sumariamente y llegaron a la sede socialista con arrastrando cuerpo inerte de Muñoz.

El portazo que Elizalde no esperaba: Pero faltaba lo peor. Ni es sus peores pesadillas el senador Guido Girardi ni Francisco Vidal, guaripolas de la radicalización del PPD, dispensadores por años de certificados de “izquierdismo” y lealtad política, imaginaron que serían expulsados del paraíso por el Partido Comunista que hoy maneja sus llaves, como indeseables políticos tóxicos, representativos del antiguo régimen que el pueblo acababa de repudiar en las elecciones.

  • Vidal fue uno de los primeros durante las postrimerías del gobierno de Lagos en arremeter contra los “tecnócratas” y la derechización de la Concertación. Abrazó con entusiasmo el segundo gobierno de Bachelet y se ungió en líder de la tendencia de izquierda, partidario por años de la fusión con el Partido Socialista y un entendimiento con el PC.
  • Vidal y Girardi traicionaron Heraldo Muñoz en cuya candidatura nunca creyeron y abandonaron; dejaron al PPD sumido en la irrelevancia, sentado en la cuneta en manos del PS.

El fracaso: El veto al PPD descolocó totalmente a Elizalde; era inasumible para él. Su golpe fracasó y lo obligó a buscar refugio en la incendiada, maltrecha “Unidad Constituyente”. La traición era demasiado audaz, con demasiados cadáveres en el camino. Elizalde (que ya había degollado a Ricardo Lagos por Alejandro Guillier) es el malo de la película, el victimario en todo este vergonzoso episodio.

  • La relación entre la Democracia Cristiana y el Partido Socialista se parece a la que habría existido entre Brutus y Julio César si éste último hubiese sobrevivido al intento de asesinarlo.
  • La centroizquierda quedó en el peor de los mundos: desprestigiada por una movida política amateur, vil y mal ejecutada que dejó de manifiesto que no existe el más mínimo “affectio societatis” entre ellos. Además,  queda “clavada” con una candidata que a lo más que puede aspirar es a llegar tercera o cuarta en la primera vuelta; salvo que sea reemplazada por Yasna Provoste, lo que es un escenario altamente posible. La venganza es un plato que se come frío.

Los malos de la película: El Partido Socialista y Girardi han tratado de culpar el Frente Amplio y al PC de lo ocurrido, pero eso objetivamente no es verdad. Heraldo Muñoz nunca fue partidario de hacer una lista única con la extrema izquierda y esa era la postura oficial de su comando.

  • La idea de que el PC haya tenido “miedo” que Narváez pudiese ganarle a Jadue gracias a los “apoyos” del PPD, Partido Liberal y otros grupúsculos escindidos del FA es una fantasía, un argumento pueril; igual que el de un desesperado Girardi que empezó a hablar del “duopolio machista”. Por último, yo creo que tiene razón el PC al pensar que el PPD le restaría votos de los sectores revolucionarios emergentes que le dieron el triunfo en la elecciones.
  • Pero lo más grave  para el país es que el colapso de la  centro izquierda ocurre en el peor momento, justo cuando tenemos una Convención Constituyente totalmente dominada por la izquierda dura que no tendrá ningún contrapeso al momento de implementar su visión de una Constitución “no neutral” que sentará las bases de un modelo de desarrollo donde el gran protagonista será el Estado.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Publicaciones relacionadas

Marcelo Soto

Noviembre 29, 2022

Perfil: Esteban Valenzuela, el ministro que dijo “el imbécil fui yo” y sus giros políticos y literarios

Esteban Valenzuela, ministro de Agricultura, concentró la atención de los medios y del mundo político al pedir, el lunes, en el contexto del paro de camioneros, que los movilizados “se descuelguen de la imbecilidad que está afectando al país”. Camila Vallejo tomó distancia del tono de su compañero de gabinete, mientras la oposición lo acusó […]

Jorge Poblete

Noviembre 29, 2022

Inmigrante irregular acusada de agredir a Carabineros fue declarada prófuga, complicando la expulsión anunciada por Boric

El Presidente Gabriel Boric durante su visita a Calama el 12 de octubre. (Camilo Alfaro / Agencia Uno)

El 12 de octubre el Presidente Boric anunció la expulsión de un grupo de ciudadanos colombianos que aparecían en un video forcejeando y golpeando a carabineros que acudieron a detener a 2 sospechosos de un robo en Puerto Montt. Un mes y medio más tarde, esto no ha ocurrido, ya que la Corte sostuvo que […]

Ex-Ante

Noviembre 29, 2022

El sombrío diagnóstico de Ricardo Lagos sobre el Chile de 2022

El ex Presidente Ricardo Lagos en la "Comisión de Desafíos del Futuro, Ciencia, Tecnología e Innovación" del Senado

El ex Presidente Ricardo Lagos expuso en la “Comisión de Desafíos del Futuro, Ciencia, Tecnología e Innovación” del Senado. “La última reflexión es la más triste: Chile no está a la altura de lo que fue. Cualquiera que tenga un amigo afuera le van a preguntar ¿y qué les pasó a ustedes los chilenos?, ¿en […]

Mario Gálvez

Noviembre 29, 2022

Por qué la Cámara de Diputados resolvió obligar a los ministros a que respondan sus oficios en 30 días

A las 11:10 de la mañana de hoy se votó el proyecto de resolución para fijar plazos límites a los ministros para responder los oficios de la Cámara y sus comisiones.

Molestia parlamentaria provocó que diez diputados, ocho de ellos del Socialismo Democrático y Apruebo Dignidad, presentaran un proyecto de resolución pidiendo al Presidente Boric que tome medidas administrativas destinadas a acotar el tiempo de respuesta de sus ministros a los requerimientos de fiscalización. La sala de la Cámara de Diputados lo aprobó casi por unanimidad.

David Tralma y Eduardo Olivares

Noviembre 29, 2022

[Confidencial] Perú sería el tercer país (de un total de 10) en firmar una side letter con Chile

En el Gobierno peruano aseguran a Ex-Ante que las cartas bilaterales están cerca de ser firmadas y que solo falta una reunión técnica entre los equipos de ambos países.