Junio 2, 2021

Opinión: El Presidente y sus fantasmas. Por Cristián Bofill

Ex-ante
Crédito: Presidencia.
Buscar en el discurso del Presidente Piñera guiños a un candidato o ajustes de cuentas es desconocer su naturaleza, que su sello es el personalismo. El gran objetivo parece más bien haber sido conjurar los dos fantasmas que más lo desvelan: pasar sus últimos meses en la irrelevancia del Pato Cojo y, tras dejar La Moneda, quedar atrapado en Chile rodeado de un equipo de abogados por demandas por violaciones a los DDHH.

El giro cultural. Desde hace mucho tiempo, la derecha europea entendió y asumió que había perdido la llamada guerra cultural respecto de los temas denominados valóricos. Es muy posible que en Chile, el desmoronamiento de la autoridad de la Iglesia -por su tolerancia con abusos sexuales de sacerdotes- haya acelerado algo que era una cuestión de tiempo: que ciertas banderas vinculadas a los derechos civiles, dejaran de ser empuñadas casi exclusivamente por los sectores más afines a la izquierda.
  • Una encuesta Cadem de abril así lo demuestra: el matrimonio igualitario es aprobado por el 74% de chilenos y la adopción homoparental por un 63%, entre los cuales muy probablemente hay un porcentaje no despreciable de personas identificadas con la derecha liberal.
  • Por lo tanto, ponerle urgencia al proyecto de matrimonio igualitario enviado por Michelle Bachelet puede ser considerada una iniciativa legítima e incluso inevitable. Y tampoco se puede decir que el Presidente carece de convicción en ese tema, aunque nunca estuvo en su programa de gobierno.
  • ¿Fue por eso que repentinamente Piñera incluyó esa iniciativa en su discurso? Todo indica que no.
Los dos fantasmas:
 
El síndrome del Pato Cojo. Personas que colaboraron con la elaboración del discurso del Presidente -y fueron varios, no siempre sabiendo uno de la existencia de otro- concuerdan que el mayor fantasma que rodeaba el discurso era que su contenido cayera en la irrelevancia. Vale decir: que acentuara el síndrome del pato cojo presidencial.
  • Se requerían iniciativas disruptivas, que contribuyeran a dejar un legado, la obsesión de todo mandatario cuando se acerca el final de su gobierno.
  • En esa línea, ponerle urgencia al proyecto de Bachelet de matrimonio igualitario cumplía ese requisito.
  • Que aumentara la desafección de Chile Vamos con su gobierno -al introducir un tema que la divide profundamente- o que pudiera favorecer a un candidato como Sebastián Sichel aparece más bien como un tema colateral más que un objetivo buscado (por más que existan muchas evidencias de que el Presidente no ve con buenos ojos la candidatura de Joaquín Lavín).
  • Lo importante, para el Presidente, era mostrar que sigue siendo capaz de poner temas en la agenda.
  • Está por verse – eso sí- por cuánto tiempo y a qué costo.
Demandas por DD.HH. Desde la crisis de octubre de 2019 el mandatario ha gastado un tiempo importante en consultar abogados y examinar las acusaciones en su contra en tribunales nacionales y, sobre todo, extranjeros por violaciones a los DD.HH.
  • Una medida que da cuenta de esa preocupación es que poco después de la crisis de octubre le encargó a su asesor de mayor confianza -Benjamín Salas, quien tuvo un papel importante en la elaboración de su discurso- abocarse casi a tiempo completo a ver esas causas y cubrir posibles flancos.
  • Cuando hubo que elaborar nuevas reglas del uso de la fuerza (las RUF) para que las Fuerzas Armadas tuvieran normas claras para usar su capacidad disuasiva en el orden interno, el Presidente le encargó a Salas reunirse con personeros de Defensa y los altos mandos de las FF.AA. para definirlas.
  • No fueron reuniones gratas: los interlocutores de Salas quedaron con la sensación de que su mayor preocupación era proteger al Presidente de futuras demandas.
  • En todo caso, hay otros abogados de gran renombre que en forma discreta están monitoreando el tema.
  • Tal como en el caso del matrimonio igualitario, sería injusto atribuirle al Presidente una preocupación meramente instrumental por el tema de los DD.HH., y eso lo ha demostrado a lo largo de su carrera política.

Como sea -más allá del pedido de disculpas por el atraso en las ayudas económicas- los dos grandes ejes de su discurso de ayer fueron la suma urgencia al proyecto de la ex Presidenta Bachelet y el fortalecimiento institucional de la fiscalización a los delitos contra los derechos humanos. No incluyó gestos del mismo calibre a la labor de las fuerzas de orden, un tema relevante para su sector.

El resto del discurso fueron palabras escuchadas otras veces y, por más acertadas que sean, no habrían cumplido el objetivo del Presidente de tratar de conjurar sus dos grandes fantasmas.


Publicaciones relacionadas

Marcelo Soto

Enero 17, 2022

Cristóbal Bellolio y diálogo de Boric con Michael Sandel: “Sería muy importante que el Presidente electo le preguntara sobre el valor de la tradición”

El abogado y doctor en Filosofía Política por la University College London, Cristóbal Bellolio, analiza el pensamiento de Michael Sandel, uno de los intelectuales más influyentes del mundo, quien conversará con Gabriel Boric el jueves en Puerto de Ideas. “El argumento de Sandel contra la idea de pagar por bienes sociales se parece mucho al […]

Alex von Baer

Enero 17, 2022

Los 6 criterios para la definición del gabinete de Boric que será anunciado esta semana

“Me quedé hasta tarde ayer, he trabajado intensamente en los últimos días”, aseguró el Presidente electo Gabriel Boric este lunes, ad portas del anuncio de su gabinete ministerial esta semana, que marcará el rumbo de su gobierno. La presencia de independientes, movimientos sociales, la interrogante respecto de las cuotas para los partidos, el ingreso de […]

Ex-ante

Enero 17, 2022

La luna de miel del próximo gobierno será breve ¿Y qué viene después? Por Noam Titelman

Cuando al gobierno se le acaben los buenos resultados en las encuestas, ¿Cuántos congresistas seguirán dispuestos a llamarlo “mi gobierno”? ¿Cuántos estarán dispuestos a poner el pecho a las balas? Flexibilidad y astuta elección de batallas  es lo que tendría que hacer la coalición del nuevo gobierno para sobrevivir el fin de la luna de […]

Ex-ante

Enero 16, 2022

Convención Constitucional: Claves para entender la discusión del régimen político. Por Tomás Jordán

El mapa de posiciones de los grupos nos muestra un consenso inicial por mantener el presidencialismo, de la necesidad de modificarlo, de generar mayor coordinación entre el Ejecutivo y Legislativo, en la duración y reelección por una vez; pero, es aún muy temprano para visualizar cómo se dispondrá la relación minoría/mayoría entre el Presidente y […]

Marcelo Soto

Enero 16, 2022

Juan Luis Ossa, historiador: “Me temo que de tanto prometer lo irrealizable, la Constitución termine siendo un cúmulo de buenas (e ingenuas) intenciones”

Doctor en Historia Moderna por St Antony’s College, Universidad de Oxford, profesor de la UAI e investigador del CEP, Juan Luis Ossa dice que a la derecha le ha faltado una reflexión profunda. “No basta con oponerse a Boric por oponérsele. Más bien, hay que presentar a la ciudadanía una propuesta concreta para salir del […]