Diciembre 11, 2021

Los “Diciembristas”, el grupo que irrumpió en la segunda vuelta con Kast. Por Cristián Valdivieso, director de Criteria

Ex-Ante

Ganen o pierdan con las elecciones presidenciales con Kast, a partir de este diciembre, esa minoría silenciada del rechazo sacará la voz y, como nacientes diciembristas, tendrán identidad para enfrentar narrativamente a octubristas y noviembristas. Ese un grupo que sintoniza más con la representación del estallido como expresión de desgobierno, de secuelas principalmente devastadoras.

Interpretando el estallido social, José Joaquín Brunner acuñó la distinción entre octubristas y noviembristas. En términos gruesos, entre los primeros se inscriben quienes ponen el foco en la violencia y las intensas manifestaciones ocurridas en octubre del 19 como dispositivo para empujar los cambios. Los segundos serían aquellos que atribuyen al acuerdo de noviembre de ese mismo año, y a la vía institucional que diseñó, el desentrampar la crisis social.

En su gran mayoría aprobadores en el plebiscito de 2020, octubristas y noviembrista coparon el escenario político y electoral durante dos años, enfrentados en una disputa por la hegemonía interpretativa que también se encarnó en la opinión pública. Puntos de vista en tensión que dejaron absolutamente al margen, silenciada, a esa minoría que se opuso sistemáticamente a ver virtuosismo alguno en los hechos desencadenados por el estallido social, y que terminó acorralada en el 20% del rechazo.

Discursos, símbolos y performance enfrentados, que terminaron definiendo los contornos del cambiante escenario electoral que nos ha acompañado este año. Qué si no eso, fue la elección de Constituyentes de mayo 2020, donde la derecha del rechazo quedó apabullada frente a las fuerzas arrolladoras de los octubristas, encarnados en la Lista del pueblo, de los pueblos originarios y el PC, y la de los noviembristas, representados por la ex Concertación, una buena parte del Frente Amplio y uno que otro representante de la derecha que aprobó el cambio constitucional.

La distinción de Brunner siguió siendo pertinente para entender luego las primarias presidenciales, en las que, de hecho, sólo participaron octubristas y noviembristas. En la primaria de Apruebo Dignidad, fue derrotado el octubrista Daniel Jadue por el noviembrista Gabriel Boric, mientras en la de la derecha de Chile Vamos la disputa se dio entre cuatro noviembristas, comprometidos sin ambages con el apruebo.

Tras la derrota en las primarias, el octubrismo quedó relegado a las pirotecnias y metáforas de Artés y se inició la recta final de una carrera presidencial que auguraba que el enfrentamiento de fondo, definitivamente, sería entre noviembristas. Hasta entrado septiembre, el parteaguas electoral decía relación con la interpretación que estos tenían de los mentados 30 años. Mientras la candidatura del Frente Amplio, de la mano de Gabriel Boric, seguía muy crítica de ese periodo, era Sebastián Sichel desde Chile Vamos quien abogaba por la defensa de la Transición. La centro izquierda, “ni chicha ni limoná”, pero esa es otra historia.

Imbuidos en sus campañas, los presidenciales parecieron no haber notado que, a dos años del estallido, el peso de la noche caía con fuerza sobre las expectativas transformadoras depositadas en la Convención, cuya instalación no exenta de dificultades aún no arrojaba saldo positivo palpable para las angustias ciudadanas que la habían posibilitado: pensiones, salud, sueldos. Como si fuera poco, sujetos identificados con los derrotados octubristas asolaron con violencia las calles, buscando reactivar la movilización social, conmemorando con vandalismo el segundo aniversario del estallido y, como si no bastara, encumbrando a los presos de la revuelta a la categoría de héroes nacionales.

Un contexto caótico, muy propicio para el crecimiento de un José Antonio Kast que consistentemente había representado su oposición a las agendas transformadoras. En un par de meses, y apalancado en la fiebre del octubrismo, Kast logró alterar los clivajes de la elección en juego, remplazando la tensión interpretativa sobre los 30 años de la Transición por otra sobre el sentido y la legitimidad misma del estallido social.

Con el crecimiento de Kast, observamos cómo el debate transicional pasó a segundo plano, dejando al estallido y al acuerdo político que lo siguió como el eje respecto del cual se pronunciará la ciudadanía en la segunda vuelta. Quienes interpreten que el estallido social fue el paso necesario para gatillar nuevas y postergadas transformaciones sociales mediante un nuevo pacto social representado en una nueva constitución, tenderán a inclinarse por Boric. Por el contrario, quienes sintonicen más con la representación del estallido como expresión de desgobierno, de secuelas principalmente devastadoras y donde lo más importante es restaurar el escenario previo, votarán Kast.

Ganen o pierdan con Kast, a partir de este diciembre, esa minoría silenciada del rechazo sacará la voz y, como nacientes diciembristas, tendrán identidad para enfrentar narrativamente a octubristas y noviembristas.

Seguir leyendo más columnas de opinión en Ex-Ante.

Publicaciones relacionadas

Marcelo Soto

Noviembre 26, 2022

Daniel Mansuy: “El gobierno va a velocidad de tortuga y la paciencia de la ciudadanía es escasa”

El investigador asociado del IES (Instituto de Estudios de la Sociedad) y profesor de la Universidad de Los Andes sostiene que el Presidente Boric ha sido lento en corregir los errores. Y sobre la derecha apunta a que el populismo y las posturas ultra conservadoras son “una gran amenaza” para el sector. “Si no se […]

Ex-Ante

Noviembre 26, 2022

La transición a IPP: Las barreras a la competencia que detecta la industria de las AFP en la Reforma Previsional

En la industria de las AFP se mueven entre el “casi imposible” y el “imposible” a secas cuando evalúan si podrán competir con el Estado tal como lo propone la Reforma Previsional de Boric.

Analista político

Noviembre 26, 2022

Nuevo proceso constitucional: más expertos y evidencia. Por Kenneth Bunker

Guillermo Teillier llegando al Congreso en octubre para una reunión por el acuerdo constituyente.

Que el Congreso nombre a expertos debiese ser el “desde”. Algunos políticos, como Guillermo Teillier, podrán decir que son ideas que van en contra de la voluntad popular. Pero nada, probablemente nada, irá más en contra de la voluntad popular que lo que ya se presentó y se rechazó con cifras históricas.

Escritor y columnista

Noviembre 26, 2022

Perfil: Francisco Chahuán, el ocurrente. Por Rafael Gumucio

En RN Francisco Chahuán ha dedicado lo mejor de su gran capacidad de trabajo a gerentear una empresa familiar llamada Francisco Chahuán. Una empresa a la que, todo hay que decirlo, le ha dado todo su trabajo y su fe infinita, pero a la que le falta siempre algún otro socio.

Mario Gálvez y Waldo Díaz

Noviembre 25, 2022

Paro de camioneros: El error de cálculo del Ministerio del Interior

Crédito: Agencia Uno.

El comité político de La Moneda logró a fines de la semana pasada que los grandes gremios de los camioneros no se unieran a la movilización y circunscribió el problema a los transportistas del norte, evaluando que el paro iba a concentrarse en Arica, Antofagasta, Iquique, Coquimbo, Buin, Paine y en Los Ángeles. Lo que […]