Julio 10, 2024

Licencias Médicas: ¿Paga Moya? Por Tomás Campero

Presidente de Cajas de Chile

El país requiere una reforma urgente al sistema de licencias médicas porque aquí no paga Moya, sino todos los trabajadores chilenos.


¿Sabe usted quién paga las licencias médicas en Chile? No se preocupe tanto si no conoce la respuesta. El 87% de los chilenos tampoco sabe quién financia el Subsidio de Incapacidad Laboral (SIL), beneficio al que tienen derecho todos los trabajadores acogidos a algún sistema previsional en aquellos casos en que un profesional médico les extiende un documento que acredita que se encuentran incapacitados temporalmente para trabajar.  O sea, “Paga Moya”.

Cajas de Chile, gremio que agrupa a las Cajas de Compensación, en conjunto con el Instituto de Políticas en Salud de la Universidad San Sebastián (IPSUSS) presentaron un estudio que revela la opinión de los chilenos sobre diversos aspectos relacionados con el sistema de licencias médicas. Los resultados son elocuentes. Sorprende que el 29% está convencido de que son ellos mismos financian este beneficio. Otro 13%, cree es su empleador, y un 12% el Estado.

Sin embargo, la realidad es algo distinta. El subsidio por licencias médicas se paga con las cotizaciones de salud de todos los trabajadores. Dicho de otro modo, los recursos que aporta mensualmente un trabajador que no está enfermo sirven para financiar el reposo de otro. Hasta ahí, y como muchos otros sistemas basados en la solidaridad, suena bien. Lamentablemente, los problemas aparecen cuando hay distorsiones o irregularidades.

Existe, por ejemplo, una distorsión cuando sectores económicos completos, como la construcción o la minería, exhiben bajísimas tasas de uso de licencias médicas, en tanto otros, como el comercio o el sector público, registran tasas muy superiores.

En la práctica, esto significa que los trabajadores de un sector financian las licencias de los trabajadores de otras industrias, reduciendo los fondos de que disponen para el pago de sus propias prestaciones de salud.

A esto se suman los conocidos casos de fraudes en la emisión de estas licencias o del uso abusivo de este beneficio social. No debiéramos normalizar que un 56% de los encuestados declare conocer la existencia de estas prácticas reñidas con la ética y con la ley.

Estamos frente a una situación que debiera preocuparnos. Este es un beneficio muy utilizado y que representa más del 70% de los montos cotizados por los afiliados a FONASA. Es decir, menos de un 30% va a pagar prestaciones de salud.

Así es como hemos llegado a que Chile gaste anualmente más del 1% de su PIB sólo por concepto de pago del subsidio de licencias médicas, porcentaje sólo asimilable a los países más ricos del mundo. El aumento del gasto por este beneficio ha sido explosivo, especialmente en el caso de los trabajadores afiliados a FONASA, duplicándose en los últimos 5 años, sin contar la pandemia.

El país requiere una reforma urgente al sistema de licencias médicas porque aquí no paga Moya, sino todos los trabajadores chilenos. Cada peso que se gasta en licencias médicas -muchas obtenidas haciendo un uso indebido del beneficio, o sin que realmente sea justificado-, es un peso menos que el país podría destinar a construir hospitales y centros de salud familiar, atender listas de espera, contratar especialistas y mejorar la calidad de la atención de salud de los chilenos.

Para más contenido After Office, clic aquí.

 

Publicaciones relacionadas

Por Ana Josefa Silva, crítica de cine

Julio 19, 2024

La mejor (y más intensa) película que verán en lo que va del año. Por Ana Josefa Silva

El salón de profesores (Sony Pictures Classics)

Alemania compitió por el Oscar a Mejor Filme Internacional 2024 con El Salón de Profesores, que no llega a cines chilenos, pero sí a la plataforma Max. Y sí, hemos visto otros extraordinarios estrenos, como la entrañable película italiana Siempre Habrá un Mañana (en cines) o la epatante francesa Anatomía de una Caída (Oscar mejor […]

Presidente de Empresas de Servicios Financieros A.G.

Julio 19, 2024

El desafío del Registro de Deuda Consolidada. Por Enrique Tenorio

La creación del Registro de Deuda Consolidada es una excelente noticia para el progreso del país, pero para que su impacto sea significativo, es crucial que se considere a todos los actores del sector financiero, desde grandes bancos hasta pequeñas entidades no bancarias.

Por Juan Diego Santa Cruz, cronista gastronómico y fotógrafo

Julio 19, 2024

Algo es algo: Manco. Por Juan Diego Santa Cruz

Blue Man Productions, LLC (2016)

Para ser buen cocinero casero es indispensable atreverse a salir de la rigidez de las recetas, así que piénsese como un cocinero manco y atrévase a salir de los márgenes porque le dio la gana o porque le faltó la mitad de los ingredientes. La única forma de hacerlo es probando. Arriésguese y verá. En […]

Gerenta de Imaginaccion Comunicación Estratégica

Julio 19, 2024

Caminante… no hay camino: La ruta del Trámite en Chile. Por Claudia Miralles

Imagen creada por IA

Siempre hay algún “trámite”, “documento” o “papelito” que puede retrasarse hasta el infinito. Las respuestas tardan y el “silencio administrativo” se convierte en mutismo. Faltan papeles, no hay personal, está en proceso de firma, no llegó el oficio. Así las cosas, los ciudadanos y los inversionistas pierden la paciencia, el interés o el financiamiento, lo […]

Profesor MBA para la Industria Minera. Ingeniería Industrial, U. de Chile, y socio de CIS Consultores

Julio 19, 2024

Construir confianza: tarea de todos. Por Marcos Lima

No debemos olvidar el impulso que significó la globalización en el crecimiento de Chile; nos permitió pasar de ser el sexto país en ingreso per cápita al primer lugar de América Latina. Al haberse instalado una economía de mercado y una unilateral apertura al exterior sumado a la vuelta a la democracia, se logró el […]