Mayo 3, 2024

Ley marco de permisos sectoriales: necesaria, pero no suficiente. Por Juan José Obach

Director ejecutivo Horizontal

El proyecto presentado por el Ejecutivo es un buen primer paso para mejorar la regulación y la labor del Estado al momento de tramitar las autorizaciones sectoriales de los proyectos de inversión. Ahora, es de esperar que en la discusión en el Congreso se logren incorporar elementos que mejoren las capacidades y gestión de los servicios públicos en el largo plazo.


En enero de este año, el gobierno ingresó al Congreso el proyecto de ley que establece una “Ley marco para las autorizaciones sectoriales”. Con esto, el Ejecutivo pretende hacer frente a los excesivos tiempos de tramitación y complejos procedimientos regulatorios a los que se enfrentan los proyectos de inversión. El proyecto está bien fundado e incorpora herramientas para acortar los actuales plazos de tramitación. Sin embargo, no crea incentivos o herramientas de gestión en los servicios públicos más críticos para mejorar sus capacidades de manera permanente. Veamos.

En lo positivo, el proyecto nace de un diagnóstico transversal. Hoy la “permisología” actúa como un verdadero impuesto sobre la economía, siendo una barrera costosa para la materialización de los proyectos de inversión (CNEP 2023; CNEP 2019). Tan relevante es el problema que la misma “Comisión Marfán” estimó que reducir plazos en un tercio generaría holguras fiscales por 0,6% del PIB. Una ley marco permitirá abordar un complejo sistema de autorización de permisos, (casi 400), dispersos en diversas reparticiones públicas y sin ninguna coordinación. Es un primer paso para unificar procedimientos y atacar vacíos legales.

El establecimiento por ley de la ventanilla única digital creada en la administración anterior (SUPER) no solo permitirá a los titulares de proyectos hacer un mejor seguimiento a los plazos de sus proyectos, sino que identificará los servicios públicos con más retrasos y mejorará las capacidades del Estado para hacer un buen control de gestión de los plazos de tramitación. Para esto último, es deseable que la información de esta plataforma sea transparente a la ciudadanía y de fácil acceso.

La creación de nuevas tipologías como “avisos” “y las declaraciones juradas” para permisos de bajo riesgo; la contratación temporal de evaluadores y registros de revisores externos; y el esfuerzo por operativizar el “silencio administrativo”, también son una buena noticia. Todas estas medidas deberían alivianar la labor de servicios públicos que hoy enfrentan una alta carga administrativa en relación con sus capacidades técnicas.

La falencia que tiene el proyecto de ley es que no genera condiciones para mejorar la gestión de los servicios públicos que otorgan los permisos sectoriales. A fin de cuentas, gran parte del problema de la “permisologia” se explica por una gestión deficiente de los servicios públicos, falta de incentivos y pocas capacidades técnicas, más que por leyes mal diseñadas. Por ejemplo, el proyecto podría obligar a incluir en los convenios ADP de los jefes de servicio, metas de tiempos de tramitación. Para reforzar este punto, el proyecto también podría agregar al mandato legal de cada uno de los servicios públicos más críticos (DGA, CMN, Subsecretaria de FF.AA., CONAF, SAG, entre otros), la obligación de una tramitación de permisos ágil, simple y previsible.

Otra debilidad del proyecto es que justamente al ser una ley marco es de carácter supletorio. Es decir, no puede anteponerse a las normativas sectoriales. ¿Cómo entregará certezas a los titulares de que sus proyectos serán evaluados bajo la vara que propone esta ley? ¿Y cómo se relacionará con otras leyes supletorias como la Ley de Bases de Procedimientos Administrativos (Nº 19.880)?

En al ánimo de que cada gobierno de turno pueda acelerar proyectos emblemáticos, se propone una tramitación ágil, donde los plazos se reducirían a la mitad. Aquí, en vez de esta declaración (un poco ingenua y voluntarista), se podría seguir el ejemplo de Canadá, donde su Oficina de Gestión de Grandes Proyectos (MPMO) firma acuerdos de proyectos (project agreements), en que cada uno de los jefes de servicio que evalúan el proyecto en cuestión, se compromete públicamente a tramitarlo en un tiempo menor al establecido en ley.

Por último, no parece necesario crear un nuevo servicio público para la mejora del sistema. La Comisión Nacional de Evaluación y Productividad (CNEP) ya ha hecho una gran labor identificando los principales cuellos de botella del sistema y, por su parte, el Ministerio de Economía cuenta con equipos técnicos y capacidades para implementar los cambios necesarios. Así, sería preferible fortalecer la labor de coordinación y de vigilancia del Ministerio de Economía, otorgándole más atribuciones al respecto.

El proyecto presentado por el Ejecutivo es un buen primer paso para mejorar la regulación y la labor del Estado al momento de tramitar las autorizaciones sectoriales de los proyectos de inversión. Ahora, es de esperar que en la discusión en el Congreso se logren incorporar elementos que mejoren las capacidades y la gestión de los servicios públicos en el largo plazo. La ley marco, por sí sola, no será suficiente.

 

Para más contenido After Office, clic aquí.

Publicaciones relacionadas

Jaime Troncoso R.

Mayo 17, 2024

El dólar cae $ 36 en la semana y queda en $ 891: ¿Qué ha pasado con el euro?

El dólar mostró un fuerte debilitamiento durante esta semana, perdiendo $ 36,14 en cinco días y cerrando en el mercado local en $ 982,88. Por su parte, el euro siguió la misma dirección contra el peso, pero a una menor velocidad debido a su fortalecimiento en el mercado internacional frente a la divisa estadounidense. El […]

Jaime Troncoso R.

Mayo 17, 2024

Vittorio Corbo: “Es tiempo de integrar la superintendencia de Pensiones a la Comisión para el Mercado Financiero”

En la imagen, de izquierda a derecha, Cristóbal Torres, Gerente Inversiones AFP Provida; Vittorio Corbo, ex presidente Banco Central; Kevin Cowan, académico UAI y ex vicepresidente de la CMF; Alberto Etchegaray, ex superintendente de Valores y Seguros; y Pablo García, académico UAI y ex vicepresidente del instituto emisor

El ex presidente del Banco Central, Vittorio Corbo, planteó que llegó el momento en pensar en la integración de la superintendencia de Pensiones a la Comisión para el Mercado Financiero (CMF), cuya dirección está dada por un cuerpo colegiado de cinco integrantes que comparten sus visiones en la toma de decisiones.  El gerente de inversiones […]

Ex subsecretario de Previsión Social y socio de Guerrero & Cía.

Mayo 17, 2024

Proyecto de sala cuna: Entre dudas y sombras. Por Pedro Pizarro

La idea matriz de eliminar esta diferenciación que afecta a la contratación de las mujeres avance, ya sea en su versión original o versión presentada por el Gobierno, en la medida de que la misma tenga su financiamiento debidamente contemplado. Equiparar las condiciones laborales entre mujeres y hombres no puede seguir esperando.

Jaime Troncoso R.

Mayo 16, 2024

Mejores proyecciones para el precio del cobre derrumban al dólar bajo los $900

Gráfico: Ex-Ante | Fuente: Banco Central de Chile.

La Comisión Chilena del Cobre (Cochilco) elevó la proyección de precio promedio del cobre para 2024 a US$ 4,3 la libra respecto a los US$ 3,85 la libra que tenía desde fines del año pasado. Para 2025 también se ajustó al alza a niveles de US$ 4,25 la libra. Por su parte, el dólar cerró […]

Conduce Catalina Edwards

Mayo 16, 2024

Marcelo Remenik y reforma de pensiones: “El costo podría ser considerablemente mayor al previsto por el Gobierno”

En una nueva edición de After Office: Investing, Catalina Edwards conversa con Marcelo Remenik, gerente senior de Vinson Consulting, sobre los principales aspectos de la reforma previsional en debate y los riesgos que enfrenta el sistema actual.