La impasible actitud del INDH frente al antisemitismo en Chile. Por Ricardo Brodsky

Ex director del Museo de la Memoria y los Derechos Humanos
Créditos: Agencia Uno

No es raro que a la directora del Instituto Nacional de Derechos Humanos, Consuelo Contreras,  no le preocupen las manifestaciones antisemitas en Chile y -violando una vez mas las atribuciones legales del INDH- proponga que el instituto condene la ofensiva militar israelí en Gaza. El INDH es una entidad capturada políticamente, donde los derechos humanos se utilizan para apoyar causas militantes y cancelar moralmente a detractores. Esto se ha hecho patente en múltiples oportunidades, en especial en la evaluación del período del estallido social.


Se puede ser solidario con los civiles que están sufriendo en Gaza y en Israel desde el 7 de octubre pasado. Con las miles de víctimas inocentes, con los secuestrados, con las familias que han debido dejar sus hogares. Se puede ser crítico de la respuesta del gobierno de Netanyahu al ataque terrorista de Hamas. Pero ninguna de estas cosas debiera trasladar un conflicto histórico a nuestras fronteras, donde chilenos de origen judío y árabes y palestinos, ha vivido siempre en armonía y amistad.

Pero las cosas están cambiando.

Alumnos en toma de la Universidad Metropolitana de Ciencias de la Educación (ex Pedagógico) exigen que la universidad corte el convenio con el Gordon Academic College of Education de Haifa  (Israel) y la expulsión de dos profesoras judías “que habitan y transgreden nuestro espacio universitario”, según declararon al más puro estilo de las leyes antisemitas de Nüremberg.

El 6 de junio la Universidad de Santiago (USACH) informó que puso término a los convenios de esa casa de estudios con universidades israelíes, entre ellas el Israel Institute of Technology creado por Albert Einstein, y la universidad de Haifa.

Simultáneamente, el Centro de Extensión Artística y Cultural (CEAC) de la Universidad de Chile. suspendió la presentación del maestro Argentino-israelí Yeruham Sharovsky quien iba a participar en la temporada de conciertos de la Orquesta Sinfónica Nacional de Chile.

La Casa Central de la Universidad de Chile se encuentra ocupada indefinidamente por un “acampe”, esto es un grupo de alumnos que solidariza con Palestina y exige que la universidad ponga término a sus convenios con prestigiosas universidades israelíes.

La rectora Rosa Deves, al igual que su similar de la Universidad Católica de Chile, han rechazado tomar esa determinación por ir en contra de la misión y espíritu de la Universidad. Sin embargo, diversas facultades se encuentran en toma y sus alumnos no ocultan su animadversión hacia Israel y los judíos en general.

El Departamento de Estado de los Estados Unidos en su Informe sobre la situación de los derechos humanos en el mundo dedicó ya el año pasado un capítulo a Chile destacando el auge del antisemitismo en el país. Este expresa, destaca el informe, en agresiones a miembros de la comunidad judía, en ofensas gratuitas por parte del gobierno a representantes de Israel. Ademas de grafitis y carteles en las calles contra “el sionismo”.

También en declaraciones y acusaciones contra los judíos del ex candidato presidencial del partido comunista Daniel Jadue, considerado por el Internacional Centro Wiesenthal uno de los diez mayores antisemitas en 2020. Al presidente Boric parece no preocuparle que parte de su legado sea un auge del antisemitismo en Chile.

El 10 de junio, durante una complicada sesión del directorio del Instituto Nacional de los Derechos Humanos (INDH), la consejera Beatriz Corbo propuso  que el INDH se manifieste en relación a los  actos antisemitas que se están viviendo en el país, en especial hizo referencia a los lienzos que estudiantes cuelgan en el frontis de la Universidad de Chile.

Uno de ellos acusa a la rectora Deves de sionista (que equivale a ser acusada de pro judía) por negarse a romper los convenios con universidades hebreas. A juicio de la consejera, el Instituto de Derechos Humanos debía alertar sobre las peligrosas consecuencias del antisemitismo, “que no debe ser tolerado en ninguna parte”.

La directora del INDH, Consuelo Contreras, mostrando ese día en especial su peculiar idea acerca de las atribuciones del órgano que dirige -ya que en la sesión se abordó una querella que indisimuladamente buscaba perjudicar a un candidato opositor a la alcaldía de Santiago.

Excediendo arbitraria e ilegalmente las atribuciones del instituto, como lo reconoció el ministro de justicia-, Contreras afirmó que no podía discutirse el auge del antisemitismo en Chile sin pronunciarse sobre la situación en Gaza. Desde luego, los consejeros le recordaron que el INDH no tiene atribuciones para pronunciarse sobre conflictos en el exterior del país.

Pero, es obvio que si un conflicto en el exterior impacta en el país -en este caso aumentando las actitudes judeofóbicas y antisemitas- sí es un problema que exigiría un pronunciamiento de un INDH mínimamente imparcial.

Se sabe que el INDH es una entidad capturada políticamente, donde los derechos humanos se mal utilizan para apoyar causas militantes y cancelar moralmente a detractores. Esto se ha hecho patente en múltiples oportunidades, en especial en torno a la evaluación del período del estallido social en que una mayoría de sus consejeros expulsó al director por no aceptar la calificación de “sistemáticas” a las violaciones de los derechos humanos ocurridas en el período del presidente Piñera.

No es raro entonces que a la directora de este Instituto no le preocupen las manifestaciones antisemitas, algo de lo cual en el mundo entero forma parte de las preocupaciones del movimiento de los derechos humanos, ya que se trata de manifestaciones recurrentes desde hace siglos contra el pueblo del antiguo testamento.

Lea también. Consuelo Contreras ahora propone que INDH aborde situación de Gaza y condiciona condena a actos antisemitas en la U. de Chile

Publicaciones relacionadas

Manuel Izquierdo P.

Julio 17, 2024

Exministro Jorge Burgos y crisis de seguridad: “Estamos en una situación límite”

Imagen: Agencia Uno

A juicio del extitular de Interior y Defensa, las medidas anunciadas por el gobierno “son un poco más de lo mismo. Ninguna me llama mucho la atención”. Sobre las solicitudes de declarar estado de sitio en la región Metropolitana, plantea que “me detendría a ver qué posibilidades tenemos de incorporar, ojalá transitoriamente, algunas zonas a […]

Abogada

Julio 17, 2024

Insuficientes medidas contra la ola de delincuencia. Por Francisca Werth Wainer

Me atrevo a hacer un spoiler, bastante obvio a estas alturas: se vendrán más fines de semanas tan violentos como el que recién pasó. En parte, porque la solución y cada uno de sus componentes son de largo plazo, y desandar el terreno que ha ganado la delincuencia en Chile será una tarea de largo […]

Abogada y académica

Julio 17, 2024

La gran estafa. Por Natalia González

Crédito: Agencia Uno.

La forma y el fondo en que el Ejecutivo y el oficialismo han conducido la discusión del voto obligatorio es un ejemplo reciente e insigne de la impostura, haciendo patente con sus actos que la confianza pública y el respeto por el Estado de derecho les tiene sin cuidado. No solo alteran las reglas del […]

Ex-Ante

Julio 17, 2024

Crisis de seguridad: Matthei critica ausencia de Boric y La Moneda ofrece soluciones administrativas

Tras las matanzas registradas en Quilicura y Lampa y el total de 17 homicidios que se cuentan en los últimos cinco días en la Región Metropolitana, parlamentarios del Socialismo Democrático se sumaron a las presiones de la oposición y solicitaron al gobierno un cambio de estrategia para enfrentar el desborde del crimen organizado. Desde Paraguay, […]

Ex-Ante

Julio 17, 2024

Voto obligatorio sin multa: Golpe a la Democracia. Por Ricardo Brodsky

Lo grave de la iniciativa de los parlamentarios socialistas y frente amplistas -a lo que parece estar sumándose el gobierno- no es que le quieran quitar la multa al voto obligatorio -convirtiéndolo de hecho en voluntario- o con discursos xenófobos excluir a los extranjeros avecindados legalmente en el país, sino que intenten hacerlo entre gallos […]