Julio 24, 2021

Opinión: Narváez y el dilema del PS. Por Camilo Feres, Director de Estudios Sociales y Política de Azerta

Ex-ante
Agencia Uno.

La candidatura de Paula Narváez -ungida sucesora de Bachelet- nació como operación política y corre el riesgo de morir bajo las mismas armas. Hoy los destinos de Narváez dependen, en gran medida, de un partido en el que algunos quieren bajarla, otros quieren que se baje y los demás quieren que los primeros o los segundos logren su objetivo.

Una operación política. La de Narváez es una candidatura nació como operación política y corre el riesgo de morir bajo las mismas armas. Lanzada como ataque relámpago -con dedazo de Bachelet mediante-, la irrupción de la candidata PS tuvo como primer objetivo frenar las aspiraciones presidenciales del presidente del Partido, Álvaro Elizalde; contrapesar a la entonces carta DC (Ximena Rincón) y ofrecer una alternativa para que el PPD bajara elegantemente a Heraldo Muñoz.

  • Pero las dudas y falta de finiquito de la carta socialista hicieron que la consecución de esos objetivos de corto plazo no derivara en triunfos definitivos. El golpe a Elizalde fue parcial y él mantuvo el control del partido; el PPD bajó a Heraldo pero no se cuadró en pleno con Narváez y la DC reemplazó a su candidata por una que, en el papel al menos, es aún más fuerte que la anterior.
  • Triste destino para la ungida sucesora de Bachelet y para una candidatura que, en teoría, venía a constituirse en la casa común de socialistas, pepedés y frenteamplistas arrepentidos para disputar la hegemonía de la izquierda con el PC o lograr un tránsito ordenado del bloque a una nueva alianza hacia su izquierda. Acá tampoco pasó lo uno ni lo otro y la de Narváez se consolida como una opción que no es ni mayoritaria, ni estratégica, ni tampoco táctica
  • Para los partidos existen diversas razones para tener un candidato(a) presidencial. Pueden primar razones identitarias, programáticas o transaccionales, pero en cualquier caso el tamaño relativo del nominado(a) debe ser al menos equivalente al peso electoral del partido. Tal ha sido el caso de Jadue y Boric -cada uno más grande que sus respectivos partidos- y de Provoste hoy respecto de la DC. Para el PRO o los radicales, dado su escaso peso electoral, tener una carta presidencial es casi siempre un buen negocio; pero no es el caso del PS.
  • A diferencia de sus contendores, el Socialismo es la única tienda en la que su candidata parece pesar menos que el partido y ese es el problema de fondo que enfrenta Narváez y la razón por la que muchos de sus leales miran al techo cuando le preguntan por ella. Aunque no hay motivo para pensar en que la suya es una candidatura débil en una primaria convencional e incluso en una hipotética primera vuelta, si hay fundadas razones para pensar que de aquí a noviembre no quedará nadie a su lado en caso de persistir.

La DC no olvida. La posición negociadora de Provoste es precisamente la inversa. Para la DC no es un problema, en la actual configuración, aguantar tras su candidata y es precisamente esa la carta que juega.

  • La apuesta del círculo de Provoste parece ser la de poner todas las trabas posibles al mecanismo de primarias para que sea la propia ansiedad de los socialistas la que termine con las aspiraciones de Narváez. Y no es descabellado, mal que mal, así se operaron de Ximena Rincón.
  • Ahora bien, más allá del juego de tronos, en Unidad Constituyente saben que el terreno para sus candidatas es menos fértil que hasta antes de las primarias legales y en privado saben que muchos de sus hipotéticos electores ya bebieron del cáliz de Gabriel Boric, por lo que la elección de una sola candidata para el pacto es solo la primera parte del problema.
  • La DC no olvida que los que hoy quieren primarias hace pocas semanas corrían mendicantes a los brazos del PC, ofreciendo como ofrenda para un pacto no solo el divorcio con su antigua aliada falangista, sino también la cabeza de la candidata que en público dicen defender y en privado no saben como bajar. Con ese clima como épica, llegar a noviembre con una candidata, un programa y un acuerdo parlamentario será toda una proeza y pasar a segunda vuelta una verdadera odisea.

Publicaciones relacionadas

Ex-ante

Junio 29, 2022

Es hora de separar al Gobierno de la Convención. Por Ricardo Brodsky

Presidencia.

Parece más aconsejable que el gobierno separe su suerte del texto propuesto por la convención, adopte una prudente distancia y analice con pragmatismo “todos los escenarios”, ya que su obligación seguirá siendo gobernar el país y no defraudar las esperanzas de cambio que anidan en la sociedad chilena.

Director ejecutivo Horizontal

Junio 29, 2022

Si recaudamos más. ¿Gastemos mejor? Por Juan José Obach

Si vamos a recaudar más, es un imperativo moral asegurar que esos recursos públicos se gasten bien. Para que el gobierno tome en serio el rol del Estado en su lucha contra la desigualdad, debe tener a la vista que los esfuerzos en gastar bien son tres veces más efectivos que los esfuerzos en recaudar […]

Directora Ejecutiva Chile Transparente

Junio 27, 2022

Campaña desatada. Por María Jaraquemada

Para poder discernir cuándo estamos frente a propaganda y cuándo frente al ejercicio de la libertad de expresión, el Servel ha interpretado que en caso de que ésta se contrate o sea pagada, es propaganda, sino, libertad de expresión. A mi juicio es una interpretación bastante reducida.

Ex-Ante

Junio 27, 2022

América Latina: solo en Chile y México los salarios reales crecieron durante la pandemia

Créditos: Agencia Uno

Un informe internacional revela que los salarios reales en Chile aumentaron tanto en 2020 como en 2021. Sin embargo, el sueldo mínimo (medido en términos reales) cayó en 2021, debido a la inflación que ha impactado a toda la región.

Ex-ante

Junio 26, 2022

Rechazo de la plurinacionalidad. Por Sergio Muñoz Riveros

Crédito: Agencia Uno.

Son muchos los motivos de desazón frente al proyecto de la Convención, pero el más inquietante es la plurinacionalidad, pues constituye el germen de la división de Chile. Es, además, un injerto tomado de la Constitución boliviana. Cómo las cosas no pasan casualmente, ahora se entiende el papel de Elisa Loncón, que anunció la refundación […]