Agosto 4, 2021

A un mes de la Convención: La trama desconocida de una ceremonia inaugural bajo el fantasma de la toma del Capitolio

Ex-Ante
Agencia Uno.

La Moneda vivió una de sus jornadas más tensas desde la crisis de octubre del 2019 en las horas previas y durante el desarrollo de la ceremonia inaugural de la Convención, el 4 de julio. En medio del temor de que terminara de la peor manera, el gobierno realizó una serie de concesiones en el marco de una compleja negociación y diálogos de última hora que lograron evitar el escenario más temido. A continuación, cinco capítulos inéditos de esa singular trama política.

1. La tensión por los emblemas patrios. “¡Por qué no parte el himno!”, preguntaba al teléfono el ministro Juan José Ossa a un funcionario de la Secretaría General de la Presidencia que se encontraba el 4 de julio en el ex Congreso. Era pasado el mediodía, la ceremonia ya había sido suspendida una vez y en La Moneda estaban enterados de que el himno sería boicoteado.

  • La tensión por los emblemas patrios había marcado la negociación de La Moneda con los convencionales en los días previos. Había un telón de fondo. Por el lado del Gobierno siempre apostaron a revestir de institucionalidad al acto. Por la izquierda más dura, otorgarle un carácter soberano a la asamblea.
  • La Moneda ordenó llevar un himno con música envasada en el caso de que no lo entonaran las orquestas infantiles. El tema era muy sensible. El Presidente había omitido uno de los emblemas patrios en la ceremonia para no escalar la tensión. El 20 de junio firmó un decreto sobre la constitución de la Convención que decía: “Que el artículo de la Constitución establece como emblemas nacionales, entre otros, la bandera y el himno nacional”.
  • No aludía al escudo nacional, que fue omitido en la ceremonia. Su lema, “Por la razón o la fuerza”, podía ser interpretado como una señal de colonización. Al final hubo bandera chilena, pero no portaba el escudo. El resto de los símbolos patrios se impusieron por sobre quienes querían instalar la bandera mapuche y la de la Patria Vieja.

2. Las tormentosas gestiones con la machi Linconao. Días antes del 4 de julio, los pueblos originarios pidieron la salida del secretario de la Convención por no acceder a que la machi Francisca Linconao fuera acompañada en la ceremonia por dos ayudantes, en calidad de autoridad ancestral. La Moneda no estaba dispuesta a que la imagen de ella -detenida en 2012 en el marco del crimen del matrimonio Luchsinger Mackay, del que fue absuelta- fuera protagónica en el acto y los medios internacionales.

  • La machi llegó a la ceremonia con sus dos acompañantes y atravesó 3 de las 4 vallas del ex Congreso. Nadie los detuvo. Solo le quedaba pasar a la carpa cuando dos funcionarios de la Segpres se le acercaron. Comenzó así un diálogo, a vista de otros convencionales, para convencerla de que entrara sola, que sus dos acompañantes podían quedar muy cerca de ella, en una carpa contigua en la que estaban personas que necesitaban asistencia.
  • En La Moneda supervisaban en tiempo real lo que ocurría. En el acto había convencionales de Chile Vamos amigos de los Luchsinger Mackay que no perdonarían algo así. Linconao accedió solo minutos antes de que comenzara el acto. No se sabe por qué lo hizo. Lo claro es que la tensión del Gobierno había comenzado desde mucho antes, cuando a ella se le dispuso un taxi para llegar al aeropuerto de Temuco. En el caso de Isabella Mamani se le dejó realizar una ceremonia aymara junto a un “chacha warmi” (pareja), pero en el Palacio Pereira.

3. ¿Quién es Fredy Ponce?… y la designación de los asientos. En el tironeo de otorgar un carácter soberano a la asamblea al Gobierno le propusieron en la izquierda que la ceremonia fuera dirigida por Fredy Ponce. Muchos ni siquiera sabían quién era Ponce. Se trata de un funcionario histórico del ex Congreso. La Moneda se opuso. Debía ser una autoridad del Estado.

  • Los problemas se sucedieron hasta entrada la noche del día anterior del acto. Solo a las 23.30 horas de ese día el Gobierno decidió cómo se sentarían los convencionales. El tema era complejo: el Gobierno quería evitar que las animosidades entre los asambleístas tensionaran aún más la ceremonia.
  • A esa hora La Moneda ya tenía claro que la Lista del Pueblo haría una marcha, el PS iría al monumento de Allende y los pueblos originarios harían una ceremonia ancestral en el Cerro Santa Lucía. Conocido ese itinerario, en la madrugada se le propuso a Chile Vamos que llegaran a las 8.10 horas -el evento comenzaba a las 10.00- y así agruparlos, dejando que el resto se sentara libremente.
  • Se habían evaluado 4 alternativas, como sentarlos de acuerdo a sus distritos o por abecedario. Ninguna prosperó. El juramento también había sido un dolor de cabeza. Algunos querían hacerlo uno a uno, lo que daba espacio para que los convencionales más radicales entregaran mensajes. La Moneda no lo aceptó.

4. Carmen Gloria Valladares ingresa por detrás de un árbol. El Senado no facilitó sus instalaciones en la ceremonia, dicen en el oficialismo, lo que introdujo un sorpresivo problema. En el plan original, la relatora del Tricel, Carmen Gloria Valladares, ingresaría a la ceremonia por dependencias del Senado. Debió hacerlo desde un pasillo de la Cámara, que la hacía aparecer entrando al escenario desde atrás de un árbol.

  • Las negociaciones habían sido tan duras que un momento el gobierno pensó en que Valladares no estuviera y dejar todo el acto en manos de los asambleístas. Nada hacía presagiar que sería una de las protagonistas de la jornada. La abogada se había reunido el día anterior con el ministro Ossa en el ex Congreso para preparar el texto jurídico que ella leería: lo importante era que los convencionales aceptaran asumir el cargo conforme a la Constitución y que se votara la mesa, luego de lo cual ella se retiraría.
  • Se imprimieron 16 votos para la presidencia y otros 16 para la vicepresidencia, pensando que sería una negociación compleja. El Tricel había dispuestos más votos, que quedaron apelotonados en el ex Congreso. En un gesto simbólico, el Gobierno trasladó la copa de la Cámara donde los diputados depositan sus votos para que los convencionales también lo hicieran ahí. Sin reglamento, el Gobierno optó por una tesis: “Los 155 convencionales son candidatos”.

5. Protestas y el fantasma de la toma del Capitolio. La Secretaría General de la Presidencia había estado a cargo de una compleja logística para llevar a cabo un acto inédito. Hubo que mover convencionales en lancha desde Palena, cambios de pasajes aéreos, resolver un desperfecto de un avión Fach y problemas para trasladar desde Isla de Pascua a la convencional Tiare Aguilera.

  • El día sábado algunos asambleístas no habían acudido al Palacio Pereira a buscar sus credenciales. Hasta el ministro Ossa fue a repartir 3 de ellas. En los días anteriores el Ministerio de Salud prohibió -por normas sanitarias- realizar el acto en el pleno del ex Congreso, como era el plan original, lo que llevó a La Moneda a pensar en una ceremonia en 3 lugares distintos del edificio, interconectados entre sí.
  • Todos optaron porque fuera en un solo lugar. Las horas de máxima tensión, sin embargo, ocurrieron cuando a las 10.30 AM del día de la ceremonia un grupo de manifestantes violentos sobrepasaron las vallas papales a metros del ex Congreso. El ministro del Interior, Rodrigo Delgado, se encontraba desde las 7.30 AM monitoreando las marchas con el general director de Carabineros, Ricardo Yáñez.
  • La decisión política del gobierno había sido evitar imágenes violentas, evitando pagar el costo de los disturbios. Pero el que encapuchados se acercaran al edificio lanzando piedras a la policía activó de inmediato el traslado de Fuerzas Especiales al lugar.
  • En La Moneda se instaló entonces el fantasma de la violenta toma del Capitolio, tras la derrota de Trump en las elecciones. Un grupo de convencionales de la Lista del Pueblo abandonaron la sesión, mientras otros señalaban que si existía represión hasta ahí llegaba la ceremonia.
  • A poco andar el gobierno se dio cuenta de que la Lista del Pueblo no tenía el control de la marcha (algunos de sus representantes, como Giovanna Grandrón (la “Tía Pikachu”) y Rodrigo Rojas Vade, fueron insultados en las afueras del ex Congreso) y a través de conversaciones y canales informales se enteró de que la lista solo quería hacer un punto político en el exterior del ex Congreso, pero no boicotearla.
  • De ahí en adelante La Moneda estuvo al tanto de todos los pasos de los convencionales que salieron del ex Congreso, lo que dio tranquilidad. Se trataba de una de las últimas tratativas de La Moneda, que había comenzado antes de que el Presidente firmara el decreto del 20 de junio -donde daba garantías de las características que tendría de la ceremonia- y que terminó con la imagen de Elisa Loncón recorriendo la prensa internacional.

Publicaciones relacionadas

Marcelo Soto

Mayo 27, 2024

Felipe Alessandri (RN) y disputa en Lo Barnechea: “Nos resbalan las noticias falsas del comando de Ward (UDI)”

El ex alcalde de Santiago, Felipe Alessandri (RN), ahora compite en la primaria del 9 de junio de Chile Vamos para ser candidato a Lo Barnechea. Ha sido una campaña crispada, que analistas catalogan de sucia. Sobre la cuenta pública, comenta: “Va a ser casi irreconocible. Si uno ve al presidente hablando de seguridad pensaría […]

Ex-Ante

Mayo 27, 2024

Por qué Daniel Jadue arriesga ir a la cárcel esta semana

A las 9 de la mañana de este miércoles en el 3er Juzgado de Garantía de Santiago, está fijada la audiencia de formalización del alcalde de Recoleta, Daniel Jadue (PC). En la causa que lleva la fiscal Giovanna Herrera se le acusa de delitos de cohecho, fraude al fisco, estafa y administración desleal en la […]

Alexandra Chechilnitzky

Mayo 27, 2024

[Confidencial] La decisión de Boric sobre la candidatura de Antonia Orellana al parlamento

Créditos: Agencia Uno.

En el partido del Presidente Gabriel Boric han existido conversaciones incipientes sobre las próximas parlamentarias de 2025. Desde la colectividad hay quienes piden adelantar la parrilla de candidatos para dichas elecciones y en ese contexto uno de los nombres que surgió fue el de la ministra Antonia Orellana. En el Frente Amplio, su rol como […]

Ex-Ante

Mayo 27, 2024

Quién es Pablo Zenteno (PC), el director del Trabajo a cargo de implementar los polémicos dictámenes de las “40 horas”

Foto: Agencia Uno

Zenteno estará a cargo de la implementación y la fiscalización de la ley de “las 40 horas”. Su rol será clave, considerando que es una de las reformas estructurales que la administración de Gabriel Boric ha logrado sacar adelante. Por ahora la atención estará centrada en dos dictámenes que provocaron una fuerte molestia entre los […]

Marcelo Soto

Mayo 26, 2024

Alfredo Jocelyn-Holt: “La reflexión que viene haciendo Lucy Oporto es valiosa”

El historiador Alfredo Jocelyn-Holt se refiere a la polémica Joignant/Oporto y analiza el momento de las universidades chilenas, varias de ellas movilizadas por la causa palestina. “Es una excusa para movilizar al PC en un contexto de fracaso de la FECH”, dice.