Agosto 2, 2022

Felipe Harboe y crisis por delincuencia: “No veo mayor sentido de urgencia y metas de resultado de la actual autoridad”

Ana María Sanhueza

El ex convencional y ex subsecretario de Carabineros y de Interior, señala que la falta de una reforma a Carabineros y al Ministerio Público ha generado un escenario complejo frente a la evolución criminal, como el alza de homicidios, los niveles de violencia y proliferación de armas de fuego. Además, cuestiona el actuar del gobierno frente los llamados a la violencia de Héctor Llaitul: “Ha tenido un actuar errático y, francamente, preocupante”.


-¿Piensa que en Chile existe una nueva criminalidad?

-Creo que hay una evolución criminal. En Chile hasta 2015 o 2016 la criminalidad era principalmente de delitos de oportunidad. Había una tasa de homicidios muy baja pero altos niveles de delincuencia en delitos contra la propiedad como el hurto, el robo y el robo por sorpresa. Sin embargo, poco a poco fue cambiando la composición delictual. Y cuando uno observa las últimas encuestas de victimización, los delitos contra la propiedad se mantienen altos pero suben los delitos de sangre, algo a lo no estábamos acostumbrados.

-¿A qué lo atribuye?

-Es un problema que tiene que ver, probablemente, con el aprendizaje de fenómenos foráneos y la llegada de personas vinculadas al mundo delictual además de la instalación en Chile de ciertos carteles o grupos de crimen organizado dada la falta de inteligencia de nuestra policía. Y si a eso suma que hemos tenido una pasividad cómplice al no impulsar de manera decidida una profunda reforma a Carabineros, y también tenemos pendientes profundas reformas al Ministerio Público que orienten resultados y no solo metas intermedias, mi percepción es que hay un escenario favorable a la instalación del crimen organizado”.

-Existen distintas tesis de lo que falta en las instituciones. ¿Cuál es la suya?

-Que la definición de política criminal del Ministerio Público y el gobierno determinen como un eje estratégico el control de armas legales. Eso implica, por ejemplo, que si hay una causa por homicidios y otra por robo por sorpresa, y en ambas se obtiene recuperación de armas, las causas no puede terminar con la condena de los imputados, sino con la condena de los imputados y, además, con la determinación de cuál fue el origen de las armas. Hoy tenemos una proliferación de armas de fuego completamente desmesurada donde el Estado no tiene ninguna conciencia de la cantidad y la magnitud. Y el gobierno empieza a dar palos de ciego diciendo que ‘vamos a desarmar a toda la gente’, pero el camino no va por ahí.

-¿Por dónde va el camino?

-El cómo se logra desarmar a las bandas delictuales se hace creando una unidad especial integrada por Investigaciones y  Carabineros y con un fiscal de dedicación exclusiva para que en la zona norte, central y sur, tengan investigaciones especializadas en la recuperación e indagación del origen de las armas ilegales.

Desde que fue subsecretario de Interior en el gobierno de Lagos hasta hoy ¿qué cambios observa en la delincuencia?

-La proliferación de armas y el aumento de droga, porque antes el delincuente tenía, entre comillas, una especie de conducta proporcional. Había una proporción entre el daño que causaba y el bien que obtenía. Pero cuando media la droga y el arma de fuego, hay un cambio porque no hay proporcionalidad entre el daño que se comete y el bien que se obtiene. Y hoy por $5.000 pueden robar una bicicleta o pegar un balazo en la cabeza a una persona y eso es muy grave.

-En abril el subsecretario de Prevención del Delito, Eduardo Vergara, dijo que este era el peor momento para la seguridad desde el retorno de la democracia. ¿Coincide con ese diagnóstico?

-No. Probablemente Eduardo es muy joven, pero en los primeros años de la democracia este país tuvo que enfrentar el terrorismo organizado de grupos descolgados que lucharon contra la dictadura, además de las fuerzas ilegales del régimen militar. Había asaltos a bancos para financiar operaciones, atentados, y mataron a un senador. Estaba el Movimiento Lautaro, el Frente Patriótico Manuel Rodríguez y la CNI dando vueltas por ahí y prestando servicios. Esto, además de policías que no eran de confianza. Era otro escenario y la desarticulación de los grupos terroristas al comienzo de la democracia fue, sin duda, el momento más delicado en materia de seguridad. Pero hoy tenemos la proliferación de delitos y, sin duda, una mayor cantidad de violencia. Por ejemplo, si uno hace un doble click en el delito de  homicidio, se puede ver el cambio morfológico.

-Cambió el tipo de homicidios.

-Antes el delito de homicidio tenía más de un 90% de resolución porque el homicida y la víctima se conocían, es decir, eran imputados conocidos por riñas, pendencias, peleas familiares y asuntos barriales. Pero hoy tenemos más de un 70% de los homicidios con imputado desconocido y eso supone que las policías y el Ministerio Público deban hacer un esfuerzo adicional de inteligencia para identificar quiénes fueron los autores y cuáles fueron las causas. Pero, lamentablemente, como ya sabemos, para decirlo de manera elegante, el sistema de inteligencia policial no está en su mejor momento. Y el Ministerio Público tampoco tiene expertos dedicados a este tipo de causas. Entonces, primero, tenemos un cambio morfológico; segundo, hay niveles de violencia inusitados y, tercero con uso de armas de fuego. Y ese cuadro es muy complejo.

Aquí los que se requiere es que las estructuras del Estado, en su conjunto, se reorienten a esta nueva modalidad delictual y en vez de capacitarse con los ingleses, que tienen otro tipo de delitos como los que ocurrían a comienzo de los 2000, probablemente vamos a tener que traer experiencias centroamericanas o de EE.UU. para ver cómo han controlado cierto tipo de homicidios. Hoy, por ejemplo, además está la existencia del Tren de Aragua.

-En el caso del Tren de Aragua, sus miembros han entrado por pasos irregulares.

-La pregunta es que cuando alguien llega de otro país en forma irregular y es detenido ¿cómo sabemos quién es realmente? ¿Hay trabajo de inteligencia con Interpol con los otros países? ¿los otros países nos están informando de quién es esa persona? El otro día conversaba con un oficial de la PDI y me contaba que hay un nuevo modus operandi donde las bandas delictuales contratan extranjeros irregulares. Y que cuando detienen al extranjero, él muestra unos papeles, falsos por cierto, y dice que se llama de tal forma. Pero luego lo dejan en libertad, y se llama con otro nombre. Entonces, nunca hay reincidencia.

-Dice que los 90 es la situación de seguridad era muy grave. Pero hoy hay crimen organizado, aumento encerronas y organizaciones radicales operando, como la CAM.

-“Aquí debiera haber una una fuerza de tarea integrada de una vez por todas, con los mejores exponentes de Investigaciones y Carabineros bajo un mando único dedicado a desbaratar las bandas de las encerronas. Y si se logran las condenas vamos a tener un elemento disuasivo muy importante para el resto del país.  Yo representé como senador a Ñuble, una zona muy tranquila, pero llegaron dos carteles, uno de Concepción y otro de Santiago y en una semana asesinaron a tres personas. Entonces, se están yendo a zonas naturalmente pacíficas donde las policías no están preparadas para el crimen organizado. Y cuando esto se empieza a masificar en el territorio, puede que sea demasiado tarde porque la policía no a poder hacerse cargo de tantos focos. Por eso es tan importante actuar rápido. Pero ahí es donde yo no veo mayor sentido de urgencia y metas de resultado de la actual autoridad.

-¿Por qué?

-Porque cuando a uno le dicen que ‘ no vamos a aceptar la impunidad porque es inaceptable’, perdón, es la ciudadanía la tiene que decir que es inaceptable, pero no una ministra o ministro. La pregunta es qué hace para que eso no sea aceptable. Cuando alguien titubea respecto de los dichos de Llaitul y dice que no van a perseguir ideas, se está confundiendo, y es un nivel de ignorancia enorme. Una cosa es perseguir ideas, que en las democracias no se hace, y otra muy distinta es no perseguir llamados a la sublevación, al levantamiento en armas, a la reivindicación de atentados. Eso es terrorismo. Lo que pasa es que tenemos una generación, y no lo digo solo por el Frente Amplio sino también de los partidos de la ex Concertación, que cuando uno planteaba los temas de seguridad, decían ‘ah, es que es conservador’. Eso es falso. La seguridad es un tema porque los que más sufren la inseguridad, son los que tienen menos.

-Antes de que Interior ampliara la querella contra Llaitul, el fiscal nacional dijo que no podía actuar si el gobierno no se querellaba por Ley de Seguridad del Estado ¿Cómo evalúa esta situación entre las autoridades?

-Yo creo que el gobierno ha tenido un actuar errático y, francamente, preocupante. Que a una ministra de Estado la reciban a balazos y no haya ningún tipo de acción penal de persecución, que se estén quemando a diario dos o tres campos, que salga alguien reivindicando el terrorismo y llamando a la sublevación, y que el fiscal nacional tenga que salir a decir que por favor, de acuerdo a la ley vigente es el gobierno quien tiene que querellarse porque es el único titular de la Ley de Seguridad del Estado, entonces uno se pregunta ¿qué está ocurriendo? Porque una cosa es tener una convicción democrática, que la tenemos todos, pero la democracia se defiende. Uno no está en el gobierno para ser popular, uno está para hacer lo correcto.


Publicaciones relacionadas

Marcelo Soto

Agosto 17, 2022

Cristián Valdivieso: “El Gobierno se fue convenciendo de que la probabilidad de que gane el Rechazo es cierta”

El socio y director de Criteria, Cristián Valdivieso, sostiene que el triunfo del Rechazo podría fortalecer a los sectores moderados de izquierda y derecha. “Si gana el Apruebo posiblemente Kast tenga un rol más importante. Podría volver a presionar el Gobierno, polarizar, e incluso construir una plataforma presidencial”.

Marcelo Soto

Agosto 17, 2022

Pepe Auth: “Tendría que pasar un evento telúrico para que gane el Apruebo”

El ex diputado Pepe Auth acaba de presentar su último pronóstico sobre el plebiscito del 4 de septiembre: Rechazo 53,6% y Apruebo 46,4%. Cree que es casi imposible que cambie la tendencia.

Marcelo Soto

Agosto 16, 2022

Escritor Gonzalo Contreras y su apoyo al Rechazo: “La cultura de la cancelación va a hundir a la izquierda”

Crédito: Agencia Uno.

El escritor Gonzalo Contreras, protagonista de la narrativa chilena que brilló en los 90 luego del regreso de la democracia, con novelas como “La ciudad anterior” y “El nadador”, explica por qué votará Rechazo: “Mi decisión se debe primero a las glándulas y luego a la razón”.

Marcelo Soto

Agosto 16, 2022

Sergio Parra y violencia en Santiago: “Hubo un desplazamiento de la cultura narco desde las poblaciones al centro”

Crédito: Agencia Uno.

El poeta y socio de la librería Metales Pesados, en el barrio Bellas Artes, dice que al centro entró “una violencia que es más radical, te pueden matar por un celular, o cualquier cosa. Es un cambio muy fuerte, muy brutal”.

Alfonso Peró

Agosto 14, 2022

Andrés Velasco: “Una nueva Convención podría hacer su trabajo en seis meses, apoyándose en un grupo de expertos”

Crédito: Agencia Uno.

El Decano de la Escuela de Políticas Públicas del London School of Economics and Political Science (LSE), dice que, si gana el Rechazo, el país tendrá “la oportunidad de retomar el clima de esperanza del plebiscito de entrada. En ese momento, 80 por ciento del país dijo claramente quería una nueva Constitución. A partir del […]