Agosto 14, 2023

El segundo tiempo del gobierno. Por Ricardo Brodsky

Ex-Ante

Quizás sea hora de reconocer lo que la ministra Tohá viene insinuando hace ya algunos meses: el gobierno tiene que readecuar sus expectativas y situar sus desafíos en la nueva realidad post 4 de septiembre 2022. Una realidad no exenta de graves desafíos y que exige un gobierno que eleve drásticamente su capacidad de gestión y trabaje con realismo, dejando de lado sus utopías refundacionales.


La extrema debilidad del gobierno se ha desnudado en las dos escenas emblemáticas de la semana anterior: la renuncia del ministro Giorgio Jackson victimizándose y el perifoneo del presidente Boric alentando a un grupo de pobladores a seguir luchando. Ambas escenas buscaron representar la pasión y el calvario de gobernar, pero funcionaron como lamentable farsa.

El perifoneo del presidente agitando a las masas en las puertas del palacio nos hizo recordar los discursos peronistas que siempre tienen un enemigo a la vista para culparlo de todos los males, las performances diarias del presidente mexicano o el Aló Presidente de Maduro y Chávez: la reiterada ambición en nuestra región de personalizar la relación del líder con “el pueblo” saltándose las instituciones y las formas propias de la democracia representativa. La tentación populista confrontada a la necesidad de “habitar el cargo” conforme a la dignidad del mismo, anda rondado en La Moneda.

La salida de Giorgio Jackson puede ser considerado como el emblema de la derrota política del frente amplio y de la generación que venía a poner “una nueva escala de valores” en nuestra atribulada democracia corrompida por “30 años nefastos”. En verdad, la salida de Jackson, en medio del escándalo de los convenios millonarios a sus correligionarios y compañeros de ruta, era necesaria y esperada como una profecía autocumplida después del rechazo al proyecto constitucional que él defendió con pasión como una condición necesaria, una necesidad ineludible para cumplir con el programa del gobierno.

Quizás sea hora de reconocer lo que la ministra Tohá viene insinuando hace ya algunos meses: el gobierno tiene que readecuar sus expectativas y situar sus desafíos en la nueva realidad post 4 de septiembre 2022.

Una realidad no exenta de graves desafíos y que exige un gobierno que eleve drásticamente su capacidad de gestión y trabaje con realismo, dejando de lado sus utopías refundacionales. Al menos los campos en que debe concentrarse son:

  • Nueva Constitución: Aunque no depende del gobierno ni de las fuerzas oficialistas, defender los bordes del proceso constitucional y el proyecto de la comisión experta representa un avance de suficiente calidad como para buscar con convicción y activamente que el proceso no se frustre.
  • Reforma de pensiones: La prueba de fuego del nuevo realismo será la flexibilidad para buscar un acuerdo en pensiones. Estamos muy lejos del 3-3 de la época del presidente Piñera, que la izquierda paralizó en el senado por considerarlo poca cosa. Hoy esto parecería un gran triunfo, pero lo más probable es que si se rescata un punto para solidaridad la ministra Jara podría felicitarse.
  • Seguridad ciudadana: La violencia en el sur no disminuye realmente y se extiende hacia la región de Los Ríos, mientras el crimen organizado y la delincuencia siguen ocupando los noticieros. La agenda concordada con el senado no sólo tiene que cumplirse sino que el gobierno debería ser capaz de asegurar los votos de sus parlamentarios en su aprobación, de manera que cada avance no se convierta en un triunfo opositor.
  • Salud: La ley corta que se discute en el senado tendrá que garantizar que el subsistema de salud privada pueda seguir existiendo aunque con las reformas e integración imprescindible con el sistema público. Es la oportunidad para avanzar en la reforma de salud, pero no para ilusionarse con el fin de la salud privada.
  • Pacto fiscal: la necesidad de impulsar el crecimiento, el empleo y aumentar los ingresos fiscales tiene que acompañarse de medidas que garanticen el buen y eficiente uso de los recursos públicos: muy bien que se dicten normas de mayor control a las transferencias al sector privado y fundaciones, pero también hay que terminar con los escandalosos sueldos de centenares de asesores que, a juzgar por los resultados, son de muy escaza preparación. Parte del esfuerzo fiscal tiene que ser también acelerar las licitaciones y concesiones de los proyectos de infraestructura y redefinir la política del litio, de manera de atraer las inversiones necesarias aprovechando la ventana de oportunidad que el país tiene en la presente década.

Es tiempo de asumirlo: el programa del gobierno que incluía grandes reformas no se podrá cumplir. Avanzar en los campos enunciados, sin renunciar a los desafíos planteados en los campos de vivienda, educación, transporte, innovación y transformación energética no es una tarea menor, no es mera administración. Es lo que le toca al gobierno del presidente Boric en su segundo tiempo.

Para seguir leyendo columnas de Ex-Ante, clic aquí.

Publicaciones relacionadas

Al gobierno se le viene su propio octubre. Por Sergio Muñoz Riveros

Después de las elecciones de octubre, la pista se pondrá más pesada para el gobierno. La condición de minoría de los partidos que lo sostienen se hará más evidente. Y partirá la campaña presidencial con velas desplegadas. Confiemos en que Boric termine su gestión lo mejor que pueda.

Cientista Político. Libertad y Desarrollo.

Mayo 26, 2024

Cinco razones por las que Chile Vamos debiera respaldar a Poduje como alcalde de Viña. Por Jorge Ramírez

La derecha -especialmente hoy- ha planteado que aspira a abrirse al centro, pero cuando tiene la oportunidad real de respaldar a alguien que precisamente viene de ese mundo, titubea. Recordemos que Poduje estuvo con Ricardo Lagos cuando prácticamente nadie lo apoyó. Aún hay tiempo para enmendar el rumbo y reconocer que lo que Viña necesita […]

CEO UBIK, Director digital Comsulting

Mayo 26, 2024

El CAE en Redes Sociales: una conversación desfavorable para La Moneda. Por Andrés Azócar

En esta última arremetida del CAE, el 50,8% de la conversación es negativa frente al anuncio del gobierno y sólo el 1% positiva. El resto es neutro para las herramientas de medición de Redes Sociales. En una semana hubo 30 mil menciones. El mayor peak en 13 meses. Lo mismo ocurrió en Facebook e Instagram, […]

Director de Criteria

Mayo 26, 2024

Kast y la paradoja del travestismo. Por Cristián Valdivieso

José Antonio Kast durante su discurso de la semana pasada en Madrid.

El odio funciona como acicate, pero tiene límites cuando se encuentra con la falta de resultados y la ausencia de novedad. Esa es la trampa en la que está Kast y de la cual difícilmente saldrá elevando más el tono y frunciendo el ceño. Por eso, cuando lo escuché apuntar al presidente Boric como un […]

Ex-Ante

Mayo 25, 2024

Todas las cartas sobre la mesa, cerrar los ojos y esperar el impacto. Por Kenneth Bunker

Gabriel Boric durante la cuenta pública de 2023. Foto: Agencia UNO.

Si Gabriel Boric se contiene y ofrece un discurso realista, su flanco izquierdo lo desacreditará por insuficiencia servil. Si extrema su posición y ofrece un discurso expansivo, será deslegitimado por los moderados que entienden bien que nada bueno puede nacer de promesas imposibles. Esta es la última vez que la gente estará dispuesta a escuchar […]