Noviembre 30, 2021

El árbol de navidad de Gabriel Boric. Por Jorge Selume

Ex-ante

El candidato FA-PC entendió que su mejor negocio era bajarse rápido del árbol, darle la mano a Ricardo Lagos y pelearse con Daniel Jadue para conquistar los votos de centro y pavimentar su camino a La Moneda. Pero si Boric resulta electo y olvida sus promesas de segunda vuelta no quedará espacio para arrepentimientos: las promesas de campaña pasan, pero los votos quedan.

Durante la segunda vuelta presidencial los candidatos enfrentan la compleja e ingeniosa tarea de ampliar el electorado sin perder su base de votantes. La ruta para llegar a La Moneda es una sola: quien conquiste más votos de centro, gana la elección. ¡Y pensar que hace pocas semanas algunos sostenían que el centro político carecía de valor!

En este nuevo escenario, Gabriel Boric optó por colgar su traje de superhéroe universitario, renunciar a la épica refundacional y reacomodar sus principios a cambio de obtener más votos, haciendo gala de la célebre frase que se le atribuye a Groucho Marx: “Estos son mis principios. Si no le gustan, tengo otros”.

Para interpretar este giro, ha procurado reforzar su equipo programático con técnicos de experiencia, a quienes ahora dice escuchar, pero a los cuales contradice públicamente, pues tanto Engel, como Repetto y Zahler, se oponen al 4to retiro que hoy “su candidato” empuja con fines electorales.

Esta conducta contradictoria no es nueva en Gabriel Boric, se da en todo orden de cosas, y se vuelve especialmente palpable en materias vinculadas con la seguridad (su talón de Aquiles), donde ahora asegura que “afrontaremos la delincuencia como una prioridad”, siendo que antes rechazó inexplicablemente en el Congreso el proyecto que indemnizaba a los locatarios que fueron vandalizados durante el estallido.

Pero todos estos acrobáticos ajustes no lograrían mover la aguja de las encuestas si no estuvieran acompañados por una narrativa que les dote de cierta coherencia y algún grado de credibilidad. Al fin y al cabo, en eso consisten las campañas políticas: en adornar la realidad. Y para ello fue necesario que Gabriel Boric se bajara del árbol y lo decorase con una serie de estrellas fugaces, que al igual que las promesas de campaña, pasan, encantan y luego desaparecen en el horizonte.

La primera de esas estrellas fue cuando el candidato magallánico recibió el respaldo del ex Presidente Lagos. De poco importa que en el pasado Boric lo haya vilipendiado y calificado como “el productor del malestar”, pues hoy opina que el apoyo del ex presidente es un “gesto valioso”. A días de la elección más importante de su vida, Boric ha resuelto cambiar su opinión respecto del rol que ejerció la centro izquierda en los últimos 30 años y nos recuerda, con nitidez, que la necesidad tiene cara de hereje.

La segunda fue cuando el candidato frenteamplista recibió el apoyo de la DC. Poco importa que anteriormente haya criticado a la falange por ser “un factor que torpedea los cambios y transformaciones” y que hoy, con menos pelo y más panza, les pida disculpas porque se dio cuenta de que “la arrogancia generacional es una mala consejera, que no hay virtud per se en la juventud”. Un gesto de ¿genuina? humildad que lo aleja de la imagen del dirigente juvenil moralista y lo acerca a la figura del estadista que algunos desean cándidamente ver en él.

La tercera, y más brillante de las estrellas fugaces, han sido las desavenencias públicas con el PC que se reactivaron con intensidad en la última semana. Cuando más moderado lució Boric fue en la primaria, justamente gracias a que el contraste con Jadue lo hacía parecer centrado. ¿Por qué perder la oportunidad de replicar la fórmula?

Como era de esperarse, en estos últimos días la “táctica de discrepancias públicas” entre líderes del PC y el equipo de Boric ha ido in crescendo, al punto que algunos – equivocadamente – pueden llegar a creer que el PC le está haciendo la cama a su candidato. Pero no, todo lo contrario; nadie ha cooperado más que los comunistas en hacer parecer moderado a Boric y pavimentarle el camino hacia La Moneda.

Así lo demuestran los resultados de los últimos sondeos: para el candidato frenteamplista no existe mejor negocio que darle la mano a Ricardo Lagos y pelearse con Daniel Jadue. Esa es la ecuación más efectiva para conquistar los votos huérfanos del centro y llegar a celebrar la navidad en el Patio de los Naranjos. Si esa noche, en medio de los festejos, Gabriel Boric olvida su palabra empeñada, no habrá espacio para arrepentimientos, pues las promesas de campaña pasan, mientras que los votos quedan.


Publicaciones relacionadas

Marcelo Soto

Enero 17, 2022

Cristóbal Bellolio y diálogo de Boric con Michael Sandel: “Sería muy importante que el Presidente electo le preguntara sobre el valor de la tradición”

El abogado y doctor en Filosofía Política por la University College London, Cristóbal Bellolio, analiza el pensamiento de Michael Sandel, uno de los intelectuales más influyentes del mundo, quien conversará con Gabriel Boric el jueves en Puerto de Ideas. “El argumento de Sandel contra la idea de pagar por bienes sociales se parece mucho al […]

Alex von Baer

Enero 17, 2022

Los 6 criterios para la definición del gabinete de Boric que será anunciado esta semana

“Me quedé hasta tarde ayer, he trabajado intensamente en los últimos días”, aseguró el Presidente electo Gabriel Boric este lunes, ad portas del anuncio de su gabinete ministerial esta semana, que marcará el rumbo de su gobierno. La presencia de independientes, movimientos sociales, la interrogante respecto de las cuotas para los partidos, el ingreso de […]

Ex-ante

Enero 17, 2022

La luna de miel del próximo gobierno será breve ¿Y qué viene después? Por Noam Titelman

Cuando al gobierno se le acaben los buenos resultados en las encuestas, ¿Cuántos congresistas seguirán dispuestos a llamarlo “mi gobierno”? ¿Cuántos estarán dispuestos a poner el pecho a las balas? Flexibilidad y astuta elección de batallas  es lo que tendría que hacer la coalición del nuevo gobierno para sobrevivir el fin de la luna de […]

Ex-ante

Enero 16, 2022

Convención Constitucional: Claves para entender la discusión del régimen político. Por Tomás Jordán

El mapa de posiciones de los grupos nos muestra un consenso inicial por mantener el presidencialismo, de la necesidad de modificarlo, de generar mayor coordinación entre el Ejecutivo y Legislativo, en la duración y reelección por una vez; pero, es aún muy temprano para visualizar cómo se dispondrá la relación minoría/mayoría entre el Presidente y […]

Marcelo Soto

Enero 16, 2022

Juan Luis Ossa, historiador: “Me temo que de tanto prometer lo irrealizable, la Constitución termine siendo un cúmulo de buenas (e ingenuas) intenciones”

Doctor en Historia Moderna por St Antony’s College, Universidad de Oxford, profesor de la UAI e investigador del CEP, Juan Luis Ossa dice que a la derecha le ha faltado una reflexión profunda. “No basta con oponerse a Boric por oponérsele. Más bien, hay que presentar a la ciudadanía una propuesta concreta para salir del […]