Cuenta Pública de Boric: Reorientarse hacia el aquí y ahora. Por Ricardo Brodsky

Ex-Ante

El dilema para Boric es hacer las reformas en la medida de lo posible, esto es concentrándose en logros concretos que permitan mejorar las pensiones y la salud pública, o bien insistir en reformas transformadoras de los sistemas de salud y previsión sabiendo que estas hoy no son viables, pero obteniendo una supuesta ventaja por mantener las banderas en alto en espera de una segunda oportunidad.


¿Qué deberíamos esperar de la primera cuenta pública del presidente Boric este 1º de junio?

La comparecencia del presidente ante el Congreso Pleno en 2022 fue básicamente una presentación de intenciones, en medio de un proceso constitucional sobre el cual el gobierno tenía cifrada sus esperanzas para viabilizar las reformas más profundas de su programa.

Ha pasado un año y el presidente tendrá que dar cuenta de dos derrotas electorales sin precedentes: la del 4 de septiembre 2022 y la del 7 de mayo 2023. Tras el rechazo a la propuesta constitucional de la Convención, que el equipo Boric-Izkia-Jackson-Vallejo apoyó con desmedido y temerario entusiasmo a pesar de todas las advertencias, el eje político del gobierno pasó desde el Frente Amplio al socialismo democrático a través de la designación de Carolina Tohá y Ana Lya Uriarte (ahora Álvaro Elizalde) haciéndose cargo de las prioridades que la ciudadanía ha puesto sobre el tapete, entre las cuales la principal es la seguridad pública.

El fracaso de la Convención dio origen, contra las afirmaciones catastrofistas, a un nuevo proceso constitucional que, aprendiendo de los errores y excesos del pasado, va caminando a paso seguro a través de la Comisión Experta y la elección de los miembros del Consejo Constitucional, elección que marcó una nueva derrota para las fuerzas oficialistas y el surgimiento del ultra conservador partido republicano como principal actor del proceso. Dentro del oficialismo, la única alegría la expone el partido comunista cuyo resultado electoral lo convierte en la principal fuerza de gobierno. El socialismo democrático dividido en dos listas, pagó los costos por ambos lados.

En este cuadro de suma debilidad, el presidente está desafiado a entregar un discurso que reoriente a su gobierno y sus coaliciones. Para los tres años que le quedan por delante. Las ambiciosas o emblemáticas reformas en el campo tributario, de la salud y la previsión social, reformas que daban sentido al gobierno, han quedado en entredicho con la actual correlación de fuerzas.

El dilema entonces para Boric, un presidente joven que tiene el privilegio de tener tiempo por delante, es o hacer las reformas en la medida de lo posible, esto es concentrándose  en logros concretos que permitan mejorar las pensiones y la salud pública, o bien insistir en reformas transformadoras de los sistemas de salud y previsión sabiendo que estas hoy no son viables, pero obteniendo una supuesta ventaja por mantener las banderas en alto en espera de una segunda oportunidad.

El presidente Boric debería saber que los gobiernos se miden por sus logros más que por sus convicciones. Estas últimas pertenecen a las personas, a los gobiernos pertenece la obligación de dar respuesta aquí y ahora, la exigencia del pragmatismo. No estamos viviendo un tiempo de héroes. El país no espera soluciones mágicas, sí espera que el tiempo, los años de un gobierno, no sean perdidos esperando un futuro improbable, sino que permitan avanzar en la satisfacción de demandas urgentes o la resolución de problemas apremiantes como son las de reactivación económica, seguridad pública, mejores pensiones, salud pública oportuna y en general recomponer el respeto a las instituciones.

Reorientarse hacia el Aquí y Ahora, como decía Mitterrand.

Para seguir leyendo columnas de Ex-Ante, clic aquí.

Publicaciones relacionadas

Cientista Político. Libertad y Desarrollo.

Febrero 25, 2024

Las claves de la conferencia conservadora más grande del mundo que reunió a Milei, Trump y Bukele. Por Jorge Ramírez

Imagine usted en un mismo fin de semana tener a Donald Trump, Javier Milei, y Nayib Bukele como speakers principales del evento, con una convocatoria que deja poco a la imaginación, CPAC 2024: “Donde el globalismo morirá”. Con Metallica y Guns N’ Roses como música de fondo. CPAC, de algún modo, es pura irreverencia.

Director de Criteria

Febrero 25, 2024

La oposición: entre ingenua y acomodada. Por Cristián Valdivieso

Hasta ahora, la contracara del gobierno ha sido una oposición nutrida de la frustración ciudadana ante la falta de resultados de La Moneda pero que no ha logrado despertar ni curiosidad ni interés electoral per se. Una que no entusiasma. Una oposición que grita, pero no ofrece, que rasca donde no pica y que parece […]

Maduro opera en Chile con la confianza de tener buenos amigos. Por Sergio Muñoz Riveros

La Moneda debe hacerse cargo de las graves implicancias políticas de lo ocurrido, y eso significa ponerse en todos los escenarios posibles. Sería desastroso que diera muestras de debilidad, o creyera que la diplomacia puede obrar milagros. El propio Boric debe entender que los chilenos juzgarán la forma en que él defienda la soberanía nacional […]

Ex director Museo de la Memoria y los Derechos Humanos

Febrero 25, 2024

El secuestro de Ronald Ojeda: Una amenaza al Estado. Por Ricardo Brodsky

Lo del secuestro del teniente Ronald Ojeda no hace sino confirmar nuestra vulnerabilidad ante la violencia organizada y enemigos externos con los cuales ingenuamente se buscan acuerdos mientras infiltran y devastan la confianza en nuestras instituciones.

Escritor y columnista

Febrero 24, 2024

Perfil: Johannes Kaiser, pesado de sangre. Por Rafael Gumucio

Johannes Kaiser es pesado de sangre, no porque logre resultar tan antipático como quisiera, sino porque su ironía, sus chistes, sus gracias lastradas por el plomo, suelen hundirse al fondo del abismo. Es difícil no ver en él a un oso demasiado grande como para ser de peluche, pero demasiado civilizado como para ser un […]