Chile Vamos y el síndrome de Estocolmo concertacionista. Por Cristián Valdivieso

Director de Criteria

Si ChileVamos decide bailar al ritmo de republicanos, como la exConcertación bailó al ritmo del Frente Amplio, al menos ya sabe lo que les espera. La otra opción es que se atrevan a seguir a Matthei y proponer su propia agenda a una ciudadanía que busca luces de esperanzas donde hoy predomina el miedo.


¿Qué plan tiene la centro derecha para lo que queda de este gobierno? ¿Apostarán por diferenciarse de Republicanos como busca Evelyn Matthei u optarán por plegarse a la música que ellos pongan?

Si hace unos días Matthei salió a mostrarle los dientes al mundo que representa José Antonio Kast, los partidos de ChileVamos hicieron todo lo contrario esta semana. Se acoplaron sin miramientos ni cuestionamientos de fondo a la acusación constitucional anunciada contra Jackson por el Partido Republicano. Un paso adelante y dos para atrás.

De pronto pareciera que el sector no hubiera entendido ni aprendido mucho. Primero, no ha entendido que no tiene cómo ponerse a la derecha de Republicanos ni menos tiene opción de erigirse como los principales opositores al gobierno. La ciudadanía zanjó en las elecciones del 7 de mayo pasado y coronó a los representantes republicanos como los principales opositores al gobierno. Ellos, no la UDI, RN ni Evópoli, son el dispositivo, único e irrepetible, para ensañarse electoralmente contra el mundo representado en el gobierno del Presidente Boric.

Visto así, mientras la propuesta de la oposición sea sólo sembrar rabia contra el gobierno, unos cosecharán los frutos, los otros la hojarasca. O, ¿no aprendió ChileVamos que eso fue lo que le pasó a la exConcertación al dejarse domar por el Frente Amplio durante el segundo gobierno de Piñera?

ChileVamos debiera mirarse en el espejo de la Concertación. Como ellos antes, hoy la centro derecha luce arrepentida, derrotada, avergonzada de haber gobernado dos veces Chile. Como si, al igual que en su día a la centro izquierda, de pronto los hubiera invadido la culpa, “¿seremos la derecha cobarde?”, o estuvieran presos en la paradoja del síndrome de Estocolmo “¡que bien lo hacen los republicanos!”

Más de dos años y medio le quedan al actual gobierno y si lo que pretende hacer ChileVamos es seguir marcando el paso o, más bien seguirles el paso a los republicanos, estamos frente a su claudicación. Sería el síntoma más evidente de que dejaron de creer en sí mismos, que decidieron esperar dos años y medio pegándole al gobierno para terminar como vagón de cola de un futuro gobierno de Kast.

La reciente encuesta del CEP da cuenta de una sociedad marcada por un presentismo extremo, por la falta de futuro o el advenimiento de uno distópico. Un contexto propicio para la hegemonía de las propuestas políticas centradas en orden y autoritarismo. La tensión entre el presente atemorizante y el futuro incierto que describe la CEP, ha ayudado al crecimiento de la derecha de Kast. Una derecha que, en este contexto, está espoleando a ChileVamos como la derecha cobarde para transformarlos en enemigos y disputarles -exitosamente hasta ahora- los votos y la narrativa hegemónica del sector.

¿Qué hará ChileVamos durante los más de dos años y medio que le quedan a este gobierno? Es que si quieren que algo pase a su favor tendrán que mover el tablero. Empezar a hablar de políticas públicas. Proponer cómo mejorar el desastre educacional que tenemos de acuerdo al SIMCE, cómo acotar las listas de espera en salud y cómo mejorar las pensiones. En materia de crecimiento económico, asumo que pronto esbozarán una propuesta para reactivar la economía y volver a crecer. ¿O esperarán que los republicanos también les ganen “el quién vive” en materia de crecimiento económico?

En seguridad, crimen organizado, narcotráfico, además de pegarle al gobierno, ¿qué propondrán? Misma cosa en regulación migratoria, donde es de suponer que ya tienen cuadros técnicos preparando propuestas.

Si ChileVamos decide bailar al ritmo de republicanos, como la exConcertación bailó al ritmo del Frente Amplio, al menos ya sabe lo que les espera. La otra opción es que se atrevan a seguir a Matthei y proponer su propia agenda a una ciudadanía que busca luces de esperanzas donde hoy predomina el miedo.

Para seguir leyendo columnas de Ex-Ante, clic aquí.

Publicaciones relacionadas

Abogada y Presidenta de la Comisión de Probidad

Abril 11, 2024

“Es la implementación, estúpido”. Por María Jaraquemada

De izquierda a derecha: Umut Aydin, Carolina Leitao, Ramiro Mendoza, María Jaraquemada y Andrea Repetto. Imagen del Instituto de Éticas Aplicadas UC en el marco del seminario “¿Es Chile un país corrupto?”.

Tenemos una buena base regulatoria, pero muchas veces nos quedamos con la satisfacción de su aprobación y nos olvidamos de lo más relevante: su implementación adecuada, su monitoreo, su evaluación y sus necesarios ajustes a la luz de lo anterior. Si realmente queremos volver a creernos “los jaguares de Latinoamérica” y hacernos cargo de esta […]

Perder para ganar: El oficialismo busca candidat@. Por Cristóbal Bellolio

Los que encabezan las encuestas a 18 meses de la presidencial, suelen ganarla. Desde el retorno de la democracia, nuestras elecciones presidenciales han sido predecibles. Podría argumentarse que la elección de 2021 marca un cambio en la tendencia, y que, de ahora en adelante, serán impredecibles. Podría ser. Pero también podría argumentarse que el estallido […]

Ex-Ante

Abril 11, 2024

Los nudos críticos del proyecto del Sistema Nacional de Inteligencia. Por Francisca Werth

Imagen: Agencia Uno.

Si bien hay consenso de que Chile requiere con urgencia un sistema de inteligencia moderno, el proyecto que está en el Congreso presenta varios obstáculos de peso. Uno de ellos es lograr que las diversas agencias de las FFAA y de las policías cooperen entre ellas y le entreguen los datos a un civil que […]

Economista, socia STRAT

Abril 10, 2024

Inversión y permisología. Por Joanna Davidovich

Resulta imperativo tomar medidas de gestión inmediatas para acelerar la inversión y el crecimiento, que permitan autorizaciones y permisos más expeditos, entreguen mayor certeza jurídica a los inversionistas y vuelvan a poner a Chile en el mapa de los países competitivos donde invertir.

Socio del estudio Bofill Escobar Silva Abogados

Abril 9, 2024

A propósito de Marcel: El extraño Caso del Dr. Jekill y Mr. Hyde. Por Ricardo Escobar

Mario Marcel, Ministro de Hacienda. (Crédito: Hacienda))

Me pareció hace dos años que el acto de aceptación de Mario Marcel estaba al borde del heroísmo. Era obvio que el Presidente si estaba en la disyuntiva de abandonar las promesas absurdas de campaña y hacer caso a su ministro, abandonando con eso el ADN de sus convicciones y el sueño afiebrado del PC […]