Noviembre 14, 2021

¿Y dónde está el relato de la oposición? Por Cristián Valdivieso, director de Criteria

Director de Criteria.
Crédito: Agencia Uno.

Kast no tiene ganada la elección, pero ya dejó instalada una narrativa restauradora que disputará su hegemonía con aquella de que “no son 30 pesos sino 30 años”. Bien le haría a esa oposición, particularmente a la coalición Apruebo Dignidad que tiene mayores chanches de gobernar, abandonar el ensimismamiento y recuperar una épica con vocación de mayorías que les permita no tener que seguir viviendo contra algo (los 30 años), o contra alguien (José Antonio Kast).

En la recta final de esta carrera presidencial, una buena parte de la oposición pareciera haber hecho suya en versión criolla aquella cita irónica de Manuel Vázquez Montalbán sobre la manera de enfrentar la transición por cierta izquierda española: “contra Franco vivíamos mejor”.

Y es que cuando tras el estallido de octubre de 2019 se arrasó con el relato de la transición varios de sus protagonistas se quedaron congelados. “Contra los 30 años estábamos mejor”, parecieran todavía querer decirnos en el camino fácil de aunarse contra un enemigo común antes que en el del esfuerzo de construir una nueva narrativa o propuestas de futuro.

Junto con la negación de los 30 años, el rol aglutinador también lo asumió el encono hacia el actual Presidente, que por cierto no necesitaba enemigos para su propia demolición (10% es la aprobación de Piñera en la última Criteria). “Contra Piñera nos unimos mejor”, es otra amalgama expresada en sucesivas acusaciones constitucionales en su contra.

Pero para que una narrativa hegemónica muera definitivamente, otra tiene que nacer. Y salvo los notables esbozos mostrados por la candidatura de Gabriel Boric en una primaria donde logró instalar una épica en torno a un joven desafiante que traía como promesa la reducción de la desigualdad, la discriminación y los abusos, poco más hubo. La épica original se deshilachó al poco andar, enredada en los dimes y diretes del PC con el Frente Amplio y la necesidad de administrar las tensiones internas en desmedro de la construcción de un programa de renovación. Poco esfuerzo hubo en sostener una nueva narrativa social que fuera más allá de la impugnación empujada por el PC.

Yasna Provoste en tanto, que por momentos bosquejó una apuesta por el diálogo y los acuerdos, terminó sometida al juego adversarial, más preocupada de pegarle a sus contrincantes que de reivindicar el virtuosismo de los 30 años, cosa que tardíamente hizo el jueves recién pasado en ENADE.

Sin claridad ni novedad narrativa, arropados en la superioridad moral de la derrota de la constitución de Pinochet y del Gobierno, la oposición optó por focalizarse en aquello que los confirmaba contra algo (los 30 años, Piñera y su modelo), defendiendo en el mismo gesto a los presos de la revuelta como presos políticos y hasta justificando intelectualmente la violencia del estallido. Pero gran parte de la energía social del estallido ya se había encauzado en una Convención Constitucional y la restante se había disipado, dejando una secuela de destrucción, incertidumbre y de angustia ante lo incontrolable.

En los hechos, durante un buen rato de esta campaña presidencial las coaliciones de oposición se vaciaron propositivamente insistiendo en sus “contras”, y en política los vacíos se llenan rápidamente. No vieron por el retrovisor el retorno de aquello que se había encapsulado ante la vorágine refundacional del 19` y que, como en toda historia, ahora clamaba su espacio en una suerte de un nuevo estallido, silencioso esta vez. La amenaza migrante en tiempos de escasez, el temor frente al vandalismo, la negación de la inseguridad cotidiana, la falta de foco en la Araucanía y la asonada del narco, entre otros.

Un estallido silencioso de muchas personas que ya no querían seguir demoliendo y que encontraron una historia a la que asirse en la propuesta de José Antonio Kast. Un cuento simple, básico si se quiere, pero verosímilmente radical en ofertar control, certidumbre. Kast no ofrece ni más igualdad ni hacerse cargo de las demandas del estallido. Tampoco le pone fichas a la nueva constitución. Con sólo apostar consistentemente a reestablecer el orden para que las personas puedan desplegar sus proyectos de vida ha consolidado un relato restaurador.

Kast no tiene ganada la elección, pero ya dejó instalada una narrativa restauradora que disputará su hegemonía con aquella de que “no son 30 pesos sino 30 años”. Bien le haría a esa oposición, particularmente a la coalición Apruebo Dignidad que tiene mayores chanches de gobernar, abandonar el ensimismamiento y recuperar una épica con vocación de mayorías que les permita no tener que seguir viviendo contra algo (los 30 años), o contra alguien (José Antonio Kast).


Publicaciones relacionadas

Marcelo Soto

Diciembre 5, 2021

Pablo Ortúzar: “Parisi es la espada de Damocles del sistema político chileno, el héroe demagógico que la gente espera”

Para Pablo Ortúzar, antropólogo e investigador del IES, la actual crisis de confianzas en el país es también una crisis moral. Dice que de no mediar una reforma al espíritu de Chile, “le veo un futuro triste y oscuro, que parirá una generación gris y derrotada”. Además, afirma que Franco Parisi “vendrá con fuerza incontrolable” […]

Ex-ante

Diciembre 5, 2021

Lo que hay detrás de las dudas y el giro de Boric para debatir con Parisi en el programa on line Bad Boys

En entrevista con Mesa Central, de Canal 13, Boric dijo que está evaluando participar el martes en el parograma Bad Boys con Parisi, pese a que lo había confirmado hace pocos días. Lo justificó señalando que en La Red apareció que Kast se había reunido con él en su reciente gira a EEUU, lo que […]

Ex-ante

Diciembre 5, 2021

Serie Especial: La redención de la izquierda (Tercera parte). Por Max Colodro

Crédito: Agencia Uno.

El estallido social vendría a significar para la izquierda el inicio de una verdadera redención histórica, una masa crítica en movimiento que habría terminado de derribar los cimientos de ese Chile construido a partir de los pactos de la transición. Una lectura supuestamente confirmada por la fuerza de los hechos, y que dejó a la […]

Director ejecutivo del Instituto de Estudios de la Sociedad (IES)

Diciembre 5, 2021

Serie especial: El fenómeno JAK (Tercera parte). Por Claudio Alvarado

Crédito: Agencia Uno.

Quizá no es casual que el movimiento que antecedió al partido de Kast se llamara Acción Republicana. Su triunfo en la primera vuelta ha sido interpretado como la manifestación de una renovada pasión por el orden, derivada de la desmesura de las izquierdas luego del 18-O; pero si algo ha distinguido la estrategia del exdiputado […]

Ex-ante

Diciembre 5, 2021

Boric en la cuerda floja: la moderación y el peso de los compromisos. Por Kenneth Bunker

Una administración de Boric sería un gobierno tensionado por el realismo de los compromisos y el Congreso, por una parte, y por la presión política y el voluntarismo, por el otro. Sería un gobierno amenazado por ser amarillo, socialdemócrata y tradicional (criticado por el hipotético oficialismo) o extremo, expansivo y populista (criticado por la hipotética […]