Octubre 7, 2021

Sergio Muñoz Riveros, analista político: “La acusación constitucional contra el Presidente es una iniciativa electorera”

Marcelo Soto

Sergio Muñoz Riveros, analista político y escritor es autor de “Estado de Alerta. Entre el miedo y la esperanza” – donde analiza el período que va desde los años de la Unidad Popular y los años posteriores, cuando militaba en el Partido Comunista, hasta nuestros días. En esta entrevista cuestiona el origen del proceso constitucional; dice que el Frente Amplio no garantiza gobernabilidad y advierte que “viene una colisión entre el orden vigente y el que pretende imponer la mayoría de la Convención”.

-Se cumplen cien días de la Convención Constitucional. ¿Qué opinión tiene de su funcionamiento hasta ahora? ¿Cuál cree que puede ser el producto final de este proceso?

-Cuando se distorsiona la percepción de la realidad y se hace un diagnóstico basado en supuestos falsos, no puede esperarse sino un remedio equivocado. Chile no tenía un problema constitucional en octubre de 2019, pero la crisis generada por la ofensiva de violencia, destrucción y pillaje creó un escenario propicio para el oportunismo, las torpezas y las aventuras. Los saqueadores y pirómanos de entonces no eran representantes de una corriente “constitucionalista”, ni estaban pensando en mejorar nuestras instituciones.

  • En algún momento, conoceremos los detalles de cómo operó la oscura coalición de fuerzas de entonces, y que dejó a nuestro país muy mal herido. Las llamadas “demandas sociales” se adosaron después de los actos vandálicos. De toda esa confusión, saltó el conejo del sombrero: redactar una nueva Constitución, pero de un modo que contentara a La Calle, la nueva diosa. De allí surgió la fórmula que debía tener apariencia de asamblea constituyente. En ese momento, lo prioritario era sostener el orden público y reforzar el Estado de Derecho, pero el presidente Piñera creyó que efectuaba una jugada maestra al aceptar abrir las compuertas al reemplazo de la Constitución que, quizás, como ironía de la historia, llevaría su firma. Salió mal el cálculo. Se diseñó un proceso largo y equívoco, que la pandemia volvió más largo y más confuso. Y aquí estamos ahora, en una especie de túnel o pantano constitucional, en medio de la campaña para elegir presidente de la República y parlamentarios según las normas de la Constitución vigente. Llegamos a este punto por la falta de líderes que piensen en Chile.
  • La Convención es un foco de incertidumbre. Controlada por una corriente que cree dirigir un suprapoder, ya ha dado suficientes muestras de excitación refundacional como para ilusionarse con que salga de allí algo que favorezca el progreso del país. No solo eso. Creo que las numerosas transgresiones al marco constitucional que le dieron origen, la última de las cuales es la idea de los plebiscitos dirimentes, justifica acudir a la Corte Suprema para que defienda el imperio de la ley. La Convención solo trajo problemas al país, confusión, polarización política, delirio refundacional. Es abrumadora la responsabilidad del Congreso y del gobierno por haber creado esta criatura. El próximo gobierno debe buscar la forma de acotar los daños.

-¿Cómo evalúa el rol de la presidenta Elisa Loncón y del vicepresidente Jaime Bassa?

-El problema político e institucional en el que se encuentra el país supera con largueza a la Convención. Ignoro si Loncón y Bassa alcanzan a percibir el lío en que están metidos. Esto va demasiado mal, y es mejor no cerrar los ojos. La discusión de los trucos reglamentarios no debe tapar el bosque. El asunto es este: viene una colisión entre el orden vigente y el que pretende imponer la mayoría de la Convención. Elegiremos presidente y parlamentarios dentro de 45 días, y al mismo tiempo la Convención estará tomando decisiones sobre el futuro de los elegidos, por ejemplo, sobre la suerte del Congreso, o el cambio de régimen político, que podría implicar la eliminación del cargo de presidente si es que se opta por un régimen parlamentario. Son demasiados los hoyos negros. Urge un acuerdo político que trate de despejar el horizonte sobre el marco institucional en el que funcionará el país el próximo año. Hay que evitar el vacío de poder, o un cuadro de confusión que aprovechen los autoritarios de diversos pelajes.

-¿Cree que el PC busca torpedear a la Convención? ¿Qué gana con eso? ¿Cuál piensa que es su estrategia?

-Ha sido evidente el empeño de los convencionales del PC por romper el marco en el que debe funcionar la Convención. Ignoro si ya llegaron a la conclusión de que les conviene torpedear su funcionamiento, pero es clara su intención de convertirla en depositaria del poder constituyente originario, lo cual quebranta las disposiciones de la Constitución y cuestiona todo el proceso. No da la impresión de que quieran actuar definitivamente fuera de la ley, puesto que llevan candidatos al Congreso y eligieron alcaldes y concejales hace poco. Pero, el doble juego se nota. Lo que cabe esperar de todos los partidos reconocidos legalmente es que sean leales con la democracia. Es inadmisible el criterio de tomar de la democracia aquello que conviene, y darle la espalda al resto. No se puede estar con un pie dentro de la ley y con el otro en la revuelta.

-En la Cámara de Diputados podría aprobarse la acusación constitucional contra el presidente Piñera. ¿Qué efectos podría tener en el escenario político?

-La acusación constitucional contra el presidente Piñera es una iniciativa electorera, que busca crear un clima de polarización frente a la votación de noviembre. Sus patrocinantes no reparan en el daño que puede hacerle al país. Es una muestra más de la degradación del Congreso, donde abundan los aventureros dispuestos a cualquier cosa con tal de ganar algunos votos. Varios penalistas han enfatizado que, si se trata de los mismos antecedentes de hace 10 años, los que, luego de la intervención del Ministerio Público y los tribunales, condujeron al sobreseimiento definitivo, opera el principio de cosa juzgada. Es legítimo pedir que se investiguen los eventuales nuevos antecedentes que hayan surgido, como es legítimo plantear que haya plena claridad sobre el modo en que vendió la minera Dominga, pero la acusación constitucional a un presidente debe sostenerse en lo establecido en la Constitución: “actos de su administración que hayan comprometido gravemente el honor o la seguridad de la nación, o infringido abiertamente la Constitución y las leyes”.

– ¿Qué opina de la candidatura de Gabriel Boric, que hoy encabeza las encuestas?

-Considero que Boric y el bloque del Frente Amplio no están en condiciones de garantizar la gobernabilidad ni la estabilidad en Chile. Su eventual elección constituiría un salto al vacío. Boric se vio favorecido en la primaria de julio por mucha gente, de diversas sensibilidades, que quiso dejar fuera de competencia al candidato comunista, pero, el efecto paradójico fue que las perspectivas de poder del PC quedaron mejor protegidas detrás de Boric. Ya se habla de Jadue como ministro del Interior en caso de triunfo. No creo que la mayoría del país quiera experimentar con un gobierno que traiga un retroceso económico e inestabilidad institucional. Alguna gente pregunta si el bloque de Boric guarda alguna semejanza con la Unidad Popular de hace medio siglo. En realidad, tiene un aire de familia.

-En las últimas encuestas, Kast supera a Sichel. De confirmarse esa tendencia, ¿cómo observa sus posibilidades?

-Todavía es temprano para anticipar el orden de llegada de noviembre. Van a pasar muchas cosas en estas semanas que gravitarán de uno u otro modo en los resultados. Es cierto que Kast ha hecho una campaña inteligente, capitalizando sobre todo los recelos que despierta la izquierda populista, y sobre todo el rechazo a la violencia, pero no es tan sencillo que él pueda concitar el voto moderado, más bien centrista, que rehúye las posturas extremas. En todo caso, en estos tiempos, los electores se sienten muy libres al votar, cada día menos alineados con militancias o posturas inconmovibles. Es altamente posible que en primera y segunda vuelta mucha gente tienda a votar no tanto por un candidato que le entusiasme, sino por aquel que es preferible o, como se dice, que represente el mal menor.

 


Publicaciones relacionadas

Ex-ante

Mayo 22, 2022

Trasfondo: Presidente del PC pide al gobierno de Boric pasar a la ofensiva

Crédito: Agencia Uno.

Guillermo Teillier abordó este domingo las definiciones que realizó el Comité Central, que hace una semana apuntó a que la administración tome la iniciativa y reinstale una agenda transformadora. “La reforma tributaria y laboral deben pasar al primer plano”, dijo el timonel. La tributaria comenzará a tramitarse en junio, pero la previsional está prevista para […]

Ex-ante

Mayo 22, 2022

Nuestra ciencia ficción de todos los días y el plebiscito constitucional. Por Noam Titelman

Si bien hay cosas que no me gustan en el texto constitucional, son muchas las cosas positivas, que nos ayudarán a sanar varias heridas en nuestro tejido social y tener un marco institucional para crecer con inclusión. Por otro lado, espero que la convención tenga la sabiduría de no enamorarse de su obra, reconociendo la […]

Ex-ante

Mayo 22, 2022

¿Quiere Boric evitar el naufragio? Por Sergio Muñoz Riveros

Boric debería convencerse de que lo más importante para él es no naufragar. Y para ello solo le sirven el orden y la estabilidad. Necesita concentrarse, entonces, en el ejercicio de las funciones y los poderes que le asigna la Constitución vigente. Será penoso el registro de su paso por La Moneda si no hace […]

David Lefin

Mayo 21, 2022

Cómo el Banco Central fue víctima de supuesto fraude cibernético y transfirió un pago a cuenta de suplantador

El ministro de Hacienda, Mario Marcel, y la presidenta del Banco Central, Rosanna Costa. (crédito Agencia Uno).

El ente emisor habría sido defraudado en su calidad de agente fiscal, es decir, de administrador de los fondos soberanos del Fisco. Hacienda descartó pérdida de estos recursos y se hará parte de la denuncia que el Banco interpuso en el Ministerio Público.

Convención: El trasfondo de la aparición de la bandera chilena y del himno nacional en el pleno de Mejillones

Los convencionales posando en la Plaza de la Cultura de Mejillones este viernes 20. Foto: Agencia Uno.

En el pleno de este viernes en Mejillones, donde la Convención concluyó sus actividades en la Región de Antofagasta, flameó una bandera chilena y se cantó el himno nacional, a diferencia de lo ocurrido el lunes en las ruinas de Huanchaca. El gobernador se responsabilizó de la omisión inicial, que fue criticada desde Chile Vamos. […]