Enero 23, 2023

Nostalgia del binominal. Por Ricardo Brodsky

Ex-Ante

El socialismo subsumido en la penosa confusión política y programática de Apruebo Dignidad no aportaría nada para ensanchar las bases sociales y electorales del gobierno. Por ello, resulta incomprensible la inclinación por una lista única oficialista para la elección de consejeros constituyentes. Es volver a errar, una vez más.


La “alianza” de gobierno, como se buscó denominar a la convergencia de dos coaliciones (Apruebo Dignidad y Socialismo Democrático) en el último cónclave oficialista en el Palacio viñamarino de Cerro Castillo, atraviesa días decisivos de cara a la elección de los miembros del nuevo órgano constitucional.

Ambas coaliciones llevan ya un tiempo convergiendo en el esfuerzo de sacar adelante el gobierno de Gabriel Boric y, con distintos grados de entusiasmo, sostuvieron ambas el rechazado proyecto refundacional de la Convención Constitucional. En tal sentido, se puede afirmar que comparten los privilegios del poder y las responsabilidades por el fracaso político de la Convención.

La apuesta del Socialismo Democrático parece ser que Boric supere su etapa de “infantilismo revolucionario” y termine inclinándose por un realismo reformista, inaugurando una nueva era de gobiernos socialdemócratas, sustentados esta vez por una participación más contundente del socialismo pero conservando en lo posible su coalición más amplia hacia la izquierda. El llamado de la ministra Tohá a “un nuevo comienzo” tras el desastre de los indultos, tiene justamente como propósito avanzar en esa línea.

Apruebo Dignidad, en cambio, vive con desazón la evolución de la opinión pública y del gobierno que, les guste o no, descansa su improbable éxito en las capacidades políticas y técnicas de los cuadros del socialismo democrático, tanto en la dirección política como económica del gobierno. Lo que hace un año se veía como una clara hegemonía de la “nueva izquierda”, ya presenta clarísimos síntomas de agotamiento. Incluso se podría afirmar que su supervivencia depende de la generosidad del socialismo democrático.

La idea de atrincherarse en una minoría electoral oficialista es contradictoria con la aspiración a proyectar un proyecto reformista en el largo plazo que supone reconstruir mayorías sustantivas. Por ello, resulta incomprensible la inclinación por una lista única oficialista para la elección de consejeros constituyentes. Es volver a errar, una vez más.

El gobierno está enfrentado a un reciente fracaso político electoral de magnitudes sísmicas del 4-S y las encuestas muestran una pobre adhesión ciudadana que no va más allá del 25% que obtuvo Boric en la primera vuelta de la elección presidencial.

En ese cuadro es obvio que la posibilidad de fortalecer al gobierno y ampliar su base de sustentación pasa por proyectar la autonomía política del socialismo democrático, cuyos ministros y subsecretarios capturan la mejor evaluación ciudadana. El socialismo subsumido en la penosa confusión de Apruebo Dignidad no aportaría nada para ensanchar las bases sociales y electorales del gobierno.

Es cierto que dos listas oficialistas encierran el peligro de una confrontación dura, como la que hemos visto a propósito de las declaraciones encontradas entre Girardi y Teiller (la lista del indulto versus la lista de SQM), pero no necesariamente tienen que ser esas las caricaturas que predominen entre aliados interesados en el éxito de un proyecto común.

Lo que sí es indesmentible, es que la inmersión del socialismo democrático en la confusión política y programática de Apruebo Dignidad es garantía de fracaso. El tiempo del binominal se acabó.

Seguir leyendo columnas de Ex-Ante aquí.

Publicaciones relacionadas

Director Ejecutivo de Qualiz

Enero 26, 2023

Acusación constitucional II: No interrumpas a tu enemigo. Por Carlos Correa Bau

Esa competencia por los votos duros terminará desgastando a Chile Vamos y sus votantes a merced de Parisi u otro candidato. Republicanos jugó bien sus cartas: Prefirió ir sobre Jackson, y humillar al resto de la derecha.

Ex-Ante

Enero 25, 2023

La degradación de la política exterior chilena. Por Kenneth Bunker

El presidente Gabriel Boric durante su discurso en Cumbre Celac.

Boric habló de los últimos eventos en Perú como si fuera un analista internacional de grado menor. Chile está perdiendo el lugar privilegiado que una vez tuvo gracias a grandes funcionarios diplomáticos de gobiernos de distintos signos políticos.

Directora ejecutiva de Chile Transparente

Enero 23, 2023

Giro de 180 grados en la lucha contra la corrupción. Por María Jaraquemada

En Chile es clave blindar a nuestras instituciones frente a la tentación de captura e infiltración de estos grupos, particularmente las policías, Fiscalía y Poder Judicial. En Guatemala, quienes hasta hace poco se atrevían a enfrentar a redes criminales y parte de la élite gobernante para intentar acabar con la impunidad imperante, hoy son perseguidos […]

Centro de Sistemas Públicos. Universidad de Chile

Enero 22, 2023

Una macro reforma para la salud chilena. Por Rafael del Campo, Antonio Infante y Mario Waissbluth

La meta esencial de nuestra propuesta, estructurada en 21 reformas, específicas, tiene en su centro disponer de una red asistencial de prevención y atención, en que los Centros de Atención Primaria jueguen un rol clave.

Ex-Ante

Enero 22, 2023

La elección de mayo será un plebiscito sobre Boric. Por Sergio Muñoz Riveros

La elección del Consejo Constitucional en mayo será una medición de fuerzas rigurosamente política, que tendrá efectos directos en la vida nacional. ¿Estamos ante un nuevo plebiscito, entonces? Así es. Cualquiera que sea el número de listas, en la noche de la elección se sumarán los votos de quienes apoyan a Boric, por un lado, […]