Abril 7, 2022

Max Colodro: “Se ha confirmado que el eslabón más débil del Gobierno es la ministra del Interior”

Marcelo Soto

Max Colodro, doctor en Filosofía y director del Magíster en Comunicación Política y Asuntos Públicos de la UAI,  afirma que la polémica de Izkia Siches reveló una debilidad estratégica del Gobierno. “La Moneda va a tener que hacer un esfuerzo por corregir las deficiencias. Pero no se ve fácil. Porque la credibilidad cuando se pierde, cuesta mucho recomponerla”.


-Finalmente el Presidente decidió apoyar a Siches. ¿Los costos de pedirle la renuncia eran muy altos?

-Sin duda. Sacar a una jefa de gabinete, a la ministra del Interior, recién a tres semanas de haber asumido era un costo político demasiado alto. Sería una señal de que algún modo el Presidente se había equivocado en su diseño político. Pero ojo que también dejarla tiene costos importantes, porque Izkia Siches producto de lo que han sido todos estos  errores de gestión y de conducción política, ha quedado con serios problemas de credibilidad y de interlocución, que le van a generar costos al Gobierno en el futuro inmediato.

-¿En el fondo, eran más los costos que los beneficios de sacarla?

-Claro. El Presidente estaba en una situación muy compleja. Se ha confirmado que el eslabón más débil del Gobierno es la ministra del Interior. La Moneda va a tener que hacer un esfuerzo por corregir las deficiencias. Pero no se ve fácil. Porque la credibilidad cuando se pierde, cuesta mucho recomponerla.

-¿El Gobierno va quedar con una pata coja?

-Sí. La jefa del equipo político está muy cuestionada y con una debilidad muy evidente en su capacidad de conducción. La situación para adelante va a ser bien difícil tanto para Izkia como para el Gobierno.

-¿Hay una tendencia de frases desafortunadas, que va a ser difícil de cambiar?

-Su gestión, desde el primer día, cuando va recién asumida a Temucuicui, muestra que hay una deficiencia muy grande en la capacidad de anticiparse a los escenarios que el gobierno está enfrentando. Haber usado el término Wallmapu y generar una situación inconfortable con Argentina es otra evidencia. Y luego este último episodio, a partir de una información que recibe, que no  es chequeada ni por ella ni por sus equipos, y que la obliga de nuevo a pedir disculpas. Entonces, hay un muy mal manejo político y comunicacional de la ministra  del Interior.

-Este episodio, además, vuelve a reflejar un conflicto interno con el subsecretario Monsalve, quien le advirtió que había cometido un error.

-Cuando se cometen ese tipo de errores políticos y comunicacionales, rápidamente las relaciones al interior de los equipos y al interior de La Moneda empiezan a deteriorarse y la ministra del Interior pierde ascendencia respecto de sus pares. Y en este caso ella es la jefa del gabinete y del comité político, y por lo tanto es un costo muy grande para el Gobierno.

-¿Piensas que Izkia Siches era la persona indicada para ser ministra del Interior?

-Yo creo que no. Claramente para un cargo de esta envergadura, jefa de un gabinete de una coalición que por primera vez asume la conducción del Gobierno, requería de alguien con mayor experiencia.

-El ministro del Interior, aparte de hacerse cargo del tema de la seguridad, también debe mostrar liderazgo político. ¿Eso ha faltado?

-No se ha visto. El Gobierno ha mostrado en estas primeras semanas un problema serio de conducción política y también de ascendencia en su propia coalición. Hay mucho desorden en el oficialismo y lo que va a pasar la próxima semana va  a ser una situación bien compleja: porque si se aprueba en la Cámara de Diputados con votos oficialistas el quinto retiro, va a quedar en una situación de debilidad política tanto su ministra del Interior como su ministro de Hacienda, apenas cumplido un mes de gestión.

-¿Qué te pareció la reacción del Presidente Boric?

-El Presidente no tenía muchas más alternativas que respaldarla; era muy difícil y muy costoso sacar a una ministra del Interior a las tres semanas. Pero aún con el respaldo del Presidente la ministra queda en una situación extremadamente débil. Va a ser muy difícil que el Gobierno pueda recomponerse hacia adelante, sobre todo en un escenario político y económico tan complejo como el que estamos enfrentando.

-¿El quinto retiro pone en juego la capacidad política del gobierno?

-Evidentemente. Las señales de alguna manera anticipan que hay una posibilidad real de que se apruebe el quinto retiro, incluso con votos del oficialismo y si ese escenario se confirma, el Gobierno va a quedar de nuevo ante una situación de debilidad, de incapacidad de ordenar sus filas. Una señal de debilidad política muy grave, en un tema tan complejo como el quinto retiro. Y  va a quedar complicado  no solo su equipo político, sino también el ministro de Hacienda, que se la ha jugado en contra de este quinto retiro.

-¿Crees que Boric tiene que dar un golpe de timón?

-Boric tiene poco tiempo para corregir los déficits de gestión política que está evidenciando el Gobierno. Sobre todo si se confirma la aprobación del quinto retiro, va a quedar en una situación muy debilitada frente a su propia coalición y por lo tanto tiene que buscar las fórmulas para resolver rápido estos problemas. Porque los costos van a empezar a ser cada vez más altos.

-¿La Convención es otro problema?

-Sí. A todo este escenario se agrega también que el Presidente no ha mostrado hasta ahora capacidad de ordenar a los sectores que representa su coalición al interior de la propia Convención. Hay muchas señales  de desorden, de falta de una agenda, de un diseño político, tanto en la Convención como en el Gobierno.

-¿Giorgio Jackson también está en deuda?

-Sin duda, no ha logrado controlar la agenda. Y el quinto retiro si se aprueba con votos del oficialismo va a ser un golpe para el ministro que tiene la obligación y la responsabilidad de ordenar a su coalición en el Congreso, en una iniciativa tan emblemática y frente a la cual el Presidente y el ministro de Hacienda se han jugado en una posición de rechazo.

El Presidente tiene muy poco tiempo para arreglar los problemas de conducción política, porque la agenda y el escenario que se le vienen encima, sobre todo con el deterioro económico que estamos viviendo, son aspectos muy delicados. Las encuestas ya lo están empezando a reflejar: están poniendo como primer problema la inflación. Y eso solo va a empeorar en los próximos meses. Por lo tanto el Gobierno va a requerir a mi juicio de una conducción  política muy afiatada y precisa para que eso no le pase la cuenta a La Moneda  y al proceso constituyente.

-El tema es quién podría ser ministro del Interior. Parece que no hay tantos candidatos. ¿Tendría que recurrir a la ex Concertación?

-No veo candidatos. Lo peor que lo podría pasar al gobierno es que se empiece a  instalar la idea de que va a necesitar ayuda de la ex Concertación, de sectores con mayor experiencia política, para corregir los errores de estas primeras semanas. Esta coalición, este proyecto que él representa, es un proyecto que se construyó sobre la base de una crítica muy profunda a lo que fue el Chile de la Concertación. Si no hay más alternativa que recurrir a la ex Concertación eso sería un costo demasiado alto.

-¿A veces los hijos tienen que recurrir a los padres?

-Es un poco lo que pasó para la segunda vuelta, que tuvo que amigarse con Lagos y Bachelet. Si se da el mismo escenario, para arreglar sus problemas de gestión política, va ser una señal muy compleja y muy dura. Ya poner a Marcel significó costos en ese sentido, pero si además ahora tiene que corregir errores de conducción  recurriendo a la ex Concertación, ya se le empieza a desdibujar lo que era el sentido histórico de su proyecto político. Y va a empezar a perder respaldo en los sectores más de izquierda que lo han apoyado hasta ahora.

 

Publicaciones relacionadas

Escritor y columnista

Mayo 25, 2024

Perfil: Rosa Devés. Bailarina en la oscuridad. Por Rafael Gumucio

Devés, quien fue bailarina de ballet por 20 años antes de dedicarse a la bioquímica, tendrá que usar toda la ligereza del baile, toda la armonía posible, pero también la firmeza sobre la barra, la musculatura alerta, para entender que en estas noches de frío invernal es importante que cada uno sepa regresar a su […]

Ex-Ante

Mayo 25, 2024

El último traspié de Gabriel Boric (y el costo de los anteriores)

La publicación del Mandatario respecto a que los 12 carabineros acusados de cohecho y tráfico de drogas “deben ser investigados por la justicia civil”, debió ser aclarada por la ministra del Interior, Carolina Tohá. El episodio se suma a una serie de lapsus o salidas de libreto que ha tenido el Presidente en los últimos […]

Ex-Ante

Mayo 25, 2024

Cómo Chile Vamos ha debido flexibilizar su postura respecto de la candidatura de Poduje por Viña del Mar

En la derecha, hay disconformidad por la forma en que se ha desarrollado la trama de la candidatura de Poduje. Personeros con un ascendiente importante dentro del sector, han dado respaldo a la candidatura del urbanista, como miembros del directorio de la Fundación Piensa, e inclusive el Presidente del Directorio de Libertad y Desarrollo Luis […]

Ex-Ante

Mayo 25, 2024

Todas las cartas sobre la mesa, cerrar los ojos y esperar el impacto. Por Kenneth Bunker

Gabriel Boric durante la cuenta pública de 2023. Foto: Agencia UNO.

Si Gabriel Boric se contiene y ofrece un discurso realista, su flanco izquierdo lo desacreditará por insuficiencia servil. Si extrema su posición y ofrece un discurso expansivo, será deslegitimado por los moderados que entienden bien que nada bueno puede nacer de promesas imposibles. Esta es la última vez que la gente estará dispuesta a escuchar […]

Ex-Ante

Mayo 25, 2024

La polémica en torno al “travestismo” en la derecha y la creciente tensión entre Chile Vamos y Republicanos

José Antonio Kast durante su discurso en Madrid donde se refirió a Boric como "travesti político".

Una de las estrategias que los republicanos exploran perfilar será la de contrastar y antagonizar, cada vez con más intensidad, el liderazgo de Gabriel Boric con el de José Antonio Kast, acusando que quienes colaboran con el Gobierno son “blandos” o abiertamente “cobardes”, a la usanza de lo que ha sido la línea política de […]