Julio 3, 2021

Marcela Cubillos: “El mandato a la Convención no es un cheque en blanco”

Waldo Díaz
Crédito: Agencia Uno.

“El tema de fondo que va a cruzar la discusión constitucional es, por un lado, quienes creemos que el poder y las mayorías tienen límites, que se deben respetar las libertades de todos los ciudadanos y, por otro, aquellos que creen que cuando alcanzan el poder lo pueden ejercer a su arbitrio”, afirma Marcela Cubillos, quien jurará mañana en la Convención Constituyente.

¿Con qué espíritu llega Chile Vamos a la Convención?

Primero, llegamos conscientes del mal resultado obtenido el 16 de mayo, de que somos una minoría, y con la disposición doble en el sentido de buscar construir acuerdos que sean buenos para el futuro y la estabilidad democrática y, al mismo tiempo, promover nuestras ideas de lo que creemos mejor para Chile.

¿Quién es la persona más adecuada para presidir la convención si de usted dependiera?

Si de mí dependiera, más que un nombre, tengo claro cuáles son los atributos que debiera tener. No me importa demasiado si es hombre o mujer, si es independiente o de un partido, si es de regiones o no. Tiene que ser alguien que esté dispuesto a respetar y hacer respetar la legalidad del procedimiento, que dé garantías a los 155 convencionales y que marque con su actitud lo que tiene que ser el sello de este trabajo: respeto y  tolerancia.

¿Ve a la izquierda como un bloque monolítico?

La segunda cosa más lamentable después del resultado de Chile Vamos fue el resultado aún peor que tuvo la izquierda más moderada, la ex Concertación. Hemos visto, además, cómo el grupo de los convencionales socialistas está funcionando con bastante autonomía respecto del resto de esa lista. Se ven varias minorías adentro de la Convención y lo que uno espera es que se configure una mayoría robusta que esté por el respeto a la institucionalidad del proceso, a las competencias que nos han sido asignadas y al mandato que tenemos que cumplir.

“Algunos sienten que fueron elegidos como un suprapoder”

¿Con quién se puede entablar puentes de diálogo?

Antes de que empiece la Convención es muy difícil predecir cómo se van a dar las discusiones. Siento que, primero, los ejes van a estar marcados por quiénes entienden que este mandato no es un cheque en blanco, sino la elección para una función pública concreta, que es redactar una propuesta de Constitución. Segundo, va a estar marcado por quiénes entienden que la Convención no es soberana, que puede ser independiente, que tiene espacio para dictarse su reglamento, pero que no está por sobre el estado de derecho ni el resto de los poderes del Estado, por lo tanto tiene que respetar las normas que ya le vienen señaladas en la Constitución vigente. Creo que los primeros alineamientos se van a dar en torno a estos ejes.

¿A qué se refiere cuando dice que la Convención no es un cheque en blanco?

Algunos sienten que fueron elegidos como un suprapoder y que pueden disponer de lo que hacen otros poderes con completa libertad, definir qué sucede en el Poder Judicial, en el Poder Legislativo, el Poder Ejecutivo. Aquí la gente eligió constituyentes y los eligió con un mandato claro. No les entregó un cheque en blanco, los eligió para una función concreta que es nada menos y nada más que redactar una propuesta de Constitución, y es la gente la que va al final del proceso va a decidir si está de acuerdo con el trabajo que estos convencionales, a quienes ellos eligieron, hicieron.

“Lo importante es levantar las banderas de la libertad”

¿Qué representa para usted que la Lista del Pueblo haya convocado una marcha para la sesión inaugural de la Convención?

Uno espera que este domingo se imponga el sello de trabajo que debe marcar todo este proceso de redactar una propuesta de Constitución. Tiene que ser de respeto, tolerancia y no violencia, independiente de las manifestaciones que cada uno organice o quiera tener. La violencia y la intolerancia son completamente incompatibles con la labor de redactar una Constitución. Y lo otro es que, sin duda, se respeten las normas sanitarias que obligan por igual a todos los chilenos.

¿Cuáles son los principales riesgos y oportunidades que ve de este proceso?

El tema de fondo que va a cruzar la discusión constitucional es, por un lado, quienes creemos que el poder y las mayorías tienen límites, que se deben respetar las libertades de todos los ciudadanos y, por otro, aquellos que creen que cuando alcanzan el poder lo pueden ejercer a su arbitrio. Hoy hay sectores que creen que cuando se tiene la mayoría tienen derecho a hacer lo que quieran. Es cosa de escuchar las declaraciones de Jadue respecto de lo que quieren hacer en el país. Sienten que cuando tienen el poder y llegan a él por una mayoría, esa mayoría les permite ejercerlo a su antojo. Lo que hacen las constituciones es regular y limitar el ejercicio de ese poder.

Se ve a Chile Vamos acorralado. ¿Es un riesgo que su sector quede aislado?

Hay veces que la izquierda más radical, cuando tiene los votos, avanza a contrapelo de lo que el país va queriendo. Pasó en el segundo gobierno de la ex Presidenta Bachelet con las reformas educacionales: se marcó una agenda más radical que la clase media resintió para la elección siguiente, dándole el triunfo a Chile Vamos. Aquí lo más importante es que seamos capaces de levantar esas banderas de libertad que están muy arraigadas en gran parte de la sociedad chilena.

Que no les pasen la aplanadora.

El domingo es el minuto de la verdad. Para que la Constitución nos represente a todos tiene que haber respeto por las distintas visiones y por quienes piensan diferente. Sin duda operan las mayorías y los quórum, pero una Constitución va a tener más posibilidades de éxito y de perdurar en el tiempo si representa acuerdos más amplios y transversales.

“La Constitución no está para reemplazar los ciclos políticos ni sustituir el trabajo legislativo”

¿Tiene algún modelo extranjero de Constitución que le gustaría emular en Chile?

Hay dos formas de construir acuerdos. Una es que cuando la consigna se tenga que traducir en un texto jurídico, tú te pongas de acuerdo, porque entiendes que una Constitución tiene que tener un nivel de abstracción mayor que un proyecto de ley. Otra fórmula, la menos conveniente, es la que han seguido algunos países como Colombia, que para ir construyendo acuerdos se van agregando tantas cosas a la Constitución, que al final queda un texto difícil de entender o que es incoherente en sí mismo. Uno aspiraría a un documento con niveles de abstracción mayor, en que concordemos lo fundamental, en que entendamos que la Constitución no está para reemplazar los ciclos políticos que se viven en el país ni para sustituir lo que tiene que ser el trabajo legislativo y las mayorías parlamentarias.

¿Cuál es el papel que tiene que tener el gobierno en este proceso?

El que la Constitución le asigna. Nada menos y nada más. Prestar el apoyo técnico, administrativo y financiero que sea necesario para el funcionamiento de la Convención.

Publicaciones relacionadas

Ex-Ante

Julio 13, 2024

Negligencia: El certificado que desmiente la versión de Migraciones de que no otorgó permiso de trabajo a sospechoso del asesinato de Ojeda tras el crimen

A través de una declaración pública, el Servicio Nacional de Migraciones negó este sábado que Maickel Villegas -sospechoso del crimen del ex teniente Ronald Ojeda- haya obtenido un permiso que habilitara para trabajar en Chile después del homicidio, como señaló y reitera Ex-Ante sobre la base de documentación oficial. El texto del SNM dice que […]

Ex-Ante

Julio 13, 2024

Lo que se sabe de la captura de Maickel Villegas: un bus de migrantes a las 11 am, una biometría y la alerta roja

Venía a bordo de un bus, cuando la policía de migración de Costa Rica le pidió la identificación y le realizó una biometría. Eran las 11 am del viernes y Maickel Villegas, un venezolano de 27 años, integrante del temible Tren de Aragua, encendió la alarma roja de Interpol. Fue detenido y Chile hace gestiones […]

Director ejecutivo del Centro Democracia y Comunidad (CDC)

Julio 13, 2024

La grandeza política. Por Joaquín Orellana

No basta con llamados a la unidad frente a un adversario común. Urge un trabajo oportuno en el posicionamiento de liderazgos, en la construcción de relatos que hagan sentido a las mayorías y también en el desarrollo de programas para dar soluciones eficaces en materia de política pública a problemas que son críticos.

Escritor y columnista

Julio 13, 2024

Gonzalo Winter: Orgía de lombrices. Por Rafael Gumucio

Winter quiso convertir el debate sobre la ley electoral en uno sobre el capitalismo y su concentración de la riqueza. Gran tema, demasiado grande para no enredarse en su excesiva tela. Elevar el debate en el Congreso es siempre peligroso, pero elevarlo sin tener una buena cuerda con que guiarlo desde tierra, es simplemente suicida.

Manuel Izquierdo P.

Julio 13, 2024

Ex subsecretaria Carolina Valdivia: “A Petro no le importa mucho la institucionalidad internacional”

Imagen: Agencia Uno

Para la investigadora del CEP y ex subsecretaria de Relaciones Exteriores, la defensa que hace el Presidente colombiano de Daniel Jadue “es inaceptable porque es una injerencia en asuntos internos. Es desconocer cómo funciona la democracia, que requiere y exige la separación de poderes”. Por otro lado, con respecto a las señales de Caracas frente […]