Enero 11, 2022

La saga de la violencia (y el diálogo de Boric con la viuda del cabo Nain). Por Ricardo Brodsky

Ex-Ante
Crédito: Agencia Uno.

Diana Pereira, viuda del cabo de carabineros Eugenio Nain, asesinado en una emboscada por grupos armados en la comuna de Padre las Casas, se entrevistó con Gabriel Boric. El gesto del presidente electo puede leerse como un llamado a respetar a las instituciones de la república. Especialmente, a carabineros, que ha sido el que ha debido cargar con algunos de los principales males de nuestra sociedad: la delincuencia, el narcotráfico y la violencia política.

La violencia, la saga de la violencia, se instala como el principal y más inmediato desafío que enfrenta el presidente electo.

Ayer fue Diana Pereira, viuda del cabo de carabineros Eugenio Nain Caniumil, asesinado en una emboscada por grupos armados en la comuna de Padre las Casas, quien se entrevistó con Gabriel Boric. Algunos se sorprendieron de la atenta actitud del presidente electo y el ánimo meridianamente optimista de la viuda respecto del apoyo que el nuevo gobierno daría al cuerpo de carabineros, y en especial a la tramitación de la ley Naín, que castiga fuertemente la violencia contra carabineros. El gesto del presidente electo merece destacarse como un llamado a la conciliación y a la unidad de los chilenos.

Asimismo, su gesto puede leerse como un llamado a respetar a las instituciones de la república. Especialmente, a carabineros, que ha sido el que ha debido cargar con algunos de los principales males de nuestra sociedad: la delincuencia, el narcotráfico, la violencia política. Chile no puede seguir pagando el precio de una policía deslegitimada. La mantención del orden y el respeto a la ley son valores que hacen a la esencia del Estado democrático de derecho, y justamente, al cuerpo de carabineros se le ha confiado el monopolio de las armas y el uso de la fuerza para resguardar esos valores. Por eso mismo, su respeto a los derechos humanos debe estar en el centro de su actuación.

Urge recuperar su prestigio y el respeto que le debe la ciudadanía. La encuesta bicentenario de la Universidad Católica, dada a conocer recientemente, entrega datos muy preocupantes, respecto de la justificación del uso de la fuerza y la violencia. En promedio, el 51% de los encuestados -una población representativa de la opinión en el país- considera que se justifica el uso de la violencia en función de lograr éxito en sus demandas, cifra que en el caso de los menores de 24 años alcanza el 66% de opiniones favorables al uso de la violencia. Estos datos se cruzan con una segunda pregunta que realiza la encuesta: ¿se justifica que el Estado haga uso de la fuerza pública cuando se producen saqueos? Contra toda expectativa razonable, es decir ante un delito flagrante, el 43% opina que no se justifica nunca el ejercicio de la fuerza por parte de los agentes del Estado.

En otras palabras, para al menos la mitad de la población chilena la violencia política se justifica y se desaprueba la acción del Estado para combatirla o al menos controlarla.

Anteayer, en el contexto de estos mismos temas, fueron a visitar “la Moneda chica” los familiares de los “presos de la revuelta”. Exigen una suerte de amnistía que haga borrón y cuenta nueva y permita la libertad de quienes se encuentran en prisión preventiva o condenados. Su argumento de fondo es que sus parientes y amigos están ahí producto de un momento único e irrepetible de convulsión social, por lo que los delitos que puedan haber cometido tienen una motivación emocional y política y por tanto, el problema requiere de una solución política. El presidente tiene un claro y muy razonable interés en buscar que estas demandas estén resueltas antes de asumir el gobierno, de manera de no tener que cargar ese lastre heredado.

La solución, sin embargo, no parece fácil de alcanzar respetando la autonomía del poder judicial. Debe incluir también medidas de reparación a las víctimas de daño ocular, especialmente a los que perdieron la vista o quedaron mutilados. Asimismo, en el marco de una solución, el presidente ha dicho que no se puede ignorar el daño que causó “la revuelta” a las pymes y fuentes de trabajo de emprendedores y trabajadores del sector de plaza Italia y barrio Lastarria (en el caso de Santiago, porque esto también ocurrió en otras ciudades), los que también requieren de una reparación que les permita ponerse de pie nuevamente.

Nada, sin embargo, de lo que logre el nuevo presidente en estas materias tendrá sentido sino se contiene la violencia política en las ciudades y no se pone fin a los grupos armados en la Araucanía. Si se aprobara la ley Naín y se resolvieran las consecuencias más negativas del estallido social, desde ese día en adelante, no quedará más que cumplir y hacer cumplir la ley.

Publicaciones relacionadas

Ex-Ante

Julio 13, 2024

Negligencia: El certificado que desmiente la versión de Migraciones de que no otorgó permiso de trabajo a sospechoso del asesinato de Ojeda tras el crimen

A través de una declaración pública, el Servicio Nacional de Migraciones negó este sábado que Maickel Villegas -sospechoso del crimen del ex teniente Ronald Ojeda- haya obtenido un permiso que habilitara para trabajar en Chile después del homicidio, como señaló y reitera Ex-Ante sobre la base de documentación oficial. El texto del SNM dice que […]

Ex-Ante

Julio 13, 2024

Lo que se sabe de la captura de Maickel Villegas: un bus de migrantes a las 11 am, una biometría y la alerta roja

Venía a bordo de un bus, cuando la policía de migración de Costa Rica le pidió la identificación y le realizó una biometría. Eran las 11 am del viernes y Maickel Villegas, un venezolano de 27 años, integrante del temible Tren de Aragua, encendió la alarma roja de Interpol. Fue detenido y Chile hace gestiones […]

Director ejecutivo del Centro Democracia y Comunidad (CDC)

Julio 13, 2024

La grandeza política. Por Joaquín Orellana

No basta con llamados a la unidad frente a un adversario común. Urge un trabajo oportuno en el posicionamiento de liderazgos, en la construcción de relatos que hagan sentido a las mayorías y también en el desarrollo de programas para dar soluciones eficaces en materia de política pública a problemas que son críticos.

Escritor y columnista

Julio 13, 2024

Gonzalo Winter: Orgía de lombrices. Por Rafael Gumucio

Winter quiso convertir el debate sobre la ley electoral en uno sobre el capitalismo y su concentración de la riqueza. Gran tema, demasiado grande para no enredarse en su excesiva tela. Elevar el debate en el Congreso es siempre peligroso, pero elevarlo sin tener una buena cuerda con que guiarlo desde tierra, es simplemente suicida.

Manuel Izquierdo P.

Julio 13, 2024

Ex subsecretaria Carolina Valdivia: “A Petro no le importa mucho la institucionalidad internacional”

Imagen: Agencia Uno

Para la investigadora del CEP y ex subsecretaria de Relaciones Exteriores, la defensa que hace el Presidente colombiano de Daniel Jadue “es inaceptable porque es una injerencia en asuntos internos. Es desconocer cómo funciona la democracia, que requiere y exige la separación de poderes”. Por otro lado, con respecto a las señales de Caracas frente […]