Junio 22, 2022

La necesidad de profesionalizar la función de la Primera Dama. Por María Jaraquemada

Directora Ejecutiva Chile Transparente

“Con el cambio de nombre del cargo a “Gabinete Irina Karamanos” (que rápidamente se corrigió) el rol de la Primera Dama vuelve a estar en el tapete. Particularmente porque se trata de un Gobierno que ha enarbolado la bandera de eliminar el nepotismo o “pitutismo” de la Administración del Estado”, dice la Directora Ejecutiva Chile Transparente.


En febrero de 2015, luego de un cierre legislativo muy exitoso, el segundo gobierno de la Presidenta Bachelet se enfrenta a una bomba en plena Moneda que la seguirá hasta el fin de su gobierno y cambiará de modo importante el rumbo de su agenda. El caso Caval era conocido a través de un reportaje de Qué Pasa donde se involucraba a su hijo Sebastián Dávalos, entonces Director Socio Económico de la Moneda, en posible tráfico de influencia.

Esto planteó varios flancos sobre el ejercicio del cargo de “Primera Dama” que en la práctica tiene asociado personal y gestiona cuantiosos recursos vinculados a fundaciones y corporaciones. Esto conllevó a que quien ejerza el cargo de Director/a Sociocultural debe realizar declaraciones de intereses y patrimonio -para prevenir y detectar posibles conflictos de interés y/o enriquecimiento ilícito-, así como una mayor transparencia sobre el ejercicio de esta función pública. Lamentablemente no primó la propuesta que varios hicimos en ese momento de profesionalizar el rol y no asociarlo a parientes o personas vinculadas al o la Presidenta.

Hoy con el cambio de nombre del cargo a “Gabinete Irina Karamanos” (que rápidamente se corrigió) el rol de la Primera Dama vuelve a estar en el tapete. Particularmente porque se trata de un Gobierno que ha enarbolado la bandera de eliminar el nepotismo o “pitutismo” de la Administración del Estado.

De hecho, en sus primeras semanas dictó una instrucción presidencial sobre el nombramiento de parientes de autoridades -incluso aquellas que no son parte de la Administración sino de otros Poderes o entidades autónomas-, yendo más allá de lo que la ley establece. Asimismo, se señaló que se modernizaría este rol y se consideraría incluso la perspectiva de género.

Sin embargo, la decisión tomada se contradice con lo anterior. En primer lugar, personaliza el rol que habitualmente tienen las cónyuges del o la Presidenta en una persona particular cuya razón principal de ocupar dicho rol es su relación sentimental con el Presidente Boric. Sin duda Irina Karamanos posee un nutrido CV incluso con estudios en el extranjero pero la pregunta clave es…¿habría sido nombrada para presidir las fundaciones y corporaciones del Gabinete de la Primera Dama si no estuviera vinculada al Presidente Boric sentimentalmente?

Lamentablemente no lo sabemos y hay una alta probabilidad que al menos otros nombres hubieran estado en la palestra, pero al menos no se habría cambiado el nombre del Gabinete con su nombre y apellido.

A lo anterior se suma que quien ejerce este rol, salvo que se vincule contractualmente a las fundaciones o corporaciones o con el cargo de Director/a Sociocultural no debe realizar declaraciones de intereses y patrimonio (salvo que se incluya en la del Presidente) ni se rige por las normas de responsabilidad administrativa o política de la función pública. Es decir, desde el caso Caval hasta hoy, hemos avanzado poco…

Más allá del craso error comunicacional (o administrativo como lo llama La Moneda), es clave replantearnos este rol en un Estado moderno, transparente y que rinda cuentas. Tal como ocurre en general con el empleo público en general, no parece prudente que alguien que dirige fundaciones y corporaciones (que ya por ser de derecho privado tienen menos transparencia, control y rendición de cuentas que una entidad pública) que administran cuantiosos recursos y cumplen una función pública, sea designada no por su experiencia y competencia, sino por su vínculo personal.

Además, este mismo vínculo implica que esta persona no esté sujeta a las mismas normas y reglas que quienes sí tienen una relación contractual con la administración.

Por esto, más allá de seguir aplicando ciertas normas o mecanismos a las “Primeras Damas/os”, creo que es clave que se profesionalice esta función pública, con todo lo que esto implica y que la pareja, cónyuge u otro familiar cumplan meramente un rol protocolar o social, si así lo desean. Esto no obsta a que puedan también cumplir un rol relevante en posicionar y empujar ciertas materias en la opinión pública, como ha ocurrido en Chile y en otros países, pero no ejerciendo una función pública propiamente tal.

Esto es más acorde a un Estado moderno, donde las relaciones personales o políticas no son lo que predomina en el acceso a cargos y éstos no se personalizan. Además, el correcto, eficiente y eficaz uso de los recursos públicos así lo exige.

Publicaciones relacionadas

Ex-Ante

Julio 20, 2024

El riesgo de naufragio. Por Pepe Auth

El Presidente Boric realizando los últimos anuncios en materia de seguridad. Foto: Agencia UNO.

2Está en juego el riesgo de naufragio gubernamental, por cierto, de profundizarse la situación de descontrol de la criminalidad. Pero mucho más importante que eso, está en juego también la preservación de la identidad de Chile, para sus ciudadanos y para quienes nos ven desde afuera como un destino posible para visitar o invertir, como […]

Manuel Izquierdo P.

Julio 20, 2024

[Confidencial] Los más de 9 mil nuevos electores que se sumaron en Santiago en cinco meses (y el factor PC)

Imagen: Agencia Uno

Entre enero y mayo de 2024, 9.606 personas se cambiaron a votar en la comuna de Santiago, donde compiten en una elección cerrada la alcaldesa Irací Hassler (PC) y el ex ministro Mario Desbordes (RN). En Chile Vamos temen que esos votos, que se suman a otros 43 mil que se añadieron en los últimos […]

Escritor y columnista

Julio 20, 2024

Perfil: Eduardo Vergara, el hombre que sabía demasiado. Por Rafael Gumucio

A Eduardo Vergara no le falta conocimiento ni voluntad, pero sí la habilidad política suficiente para contarnos a tiempo dónde estamos, de dónde venimos, y a dónde vamos y no ir acumulando medidas según los eventos solo para que los matinales calmen sus ansias de vender apocalipsis a las 11 de la mañana.

Marcelo Soto

Julio 20, 2024

José Miguel Aldunate: “En Chile tenemos un problema importante de activismo a nivel de jueces y fiscales”

José Miguel Aldunate, de Observatorio Judicial, ha seguido con atención la crisis de la Corte Suprema, a propósito del nombramiento de ministros. “El problema es que tenemos un sistema que no ha cambiado desde el siglo 19”, dice.

Ex-Ante

Julio 20, 2024

Bifurcación en el camino: normalización o radicalización. Por Kenneth Bunker

El Presidente Boric encabezando el gabinete Pro Seguridad esta semana. Foto: Agencia UNO.

Si el mismo presidente Gabriel Boric y la vocera del gobierno Camila Vallejo se dan el tiempo y el lujo de condicionar la batalla contra la violencia a un misterioso pacto fiscal, es porque no están dispuestos a utilizar o redistribuir lo que tienen para hacer lo que puedan para terminar con las matanzas. Así, […]