La (falsamente) vilipendiada educación pública. Por Mario Waissbluth

Ex-Ante

Una vez más, y por cierto que tristemente, el origen social es prácticamente el único determinante de los resultados de la PAES, y no lo es el tipo de administración de las escuelas, aunque por cierto hay mucho espacio para mejorar en la educación pública, comenzando por la creación de una verdadera carrera directiva.


Algunos connotados comentaristas, de distintos colores políticos, han dado sus opiniones sobre los resultados de la PAES, y en varios de estos casos se han hecho afirmaciones sobre “la destrucción de la educación pública por culpa de la izquierda”. Si en cambio dijeran “la destrucción de los liceos emblemáticos de Santiago Centro por culpa de estudiantes insurrectos, alentados durante la última década por los sectores más radicales de la izquierda”, ahí sí, podríamos estar de acuerdo.

Por lo demás, estos establecimientos, incluidos los de Santiago Centro, han sido administrados por gobiernos nacionales e incluso municipales de todos los colores. Deberemos todos aceptar que el afamado Instituto Nacional, cuna de Presidentes, ya no será lo que fue. Ni siquiera está logrando llenar sus cupos, puesto que los apoderados están prefiriendo diferentes Liceos Bicentenario para huir de la violencia, los overoles blancos y las huelgas. El fenómeno es casi irreversible.

Otros comentaristas, especialmente los de derecha, le asignan culpas a “la tómbola”. Las falsedades sobre la “tómbola” fueron elemento central y muy efectivo de la campaña presidencial de Piñera II. Tal vez sea necesario recordarles que los estudiantes que rindieron la PAES este año sí fueron seleccionados académicamente, puesto que el sistema informático de asignación de cupos según prioridades de los apoderados, a mi juicio muy adecuado y parecido al de Boston en Estados Unidos, y que no es una burda “tómbola”, no se alcanzó a implantar en la generación de estudiantes que dio la prueba en 2022.

La prensa no ha mostrado, al menos hasta hoy, los resultados comparados del total de los establecimientos públicos, con el total de los particulares subvencionados y los particulares pagados. La publicación del ranking de “los 100 mejores colegios”, que debiera más bien llamarse “los 100 colegios mejores para segregar por capacidad de pago de los padres y capital cultural de las familias”, es en verdad ofensiva y se repite anualmente.

Vamos a los datos. Las brechas de puntajes entre grupos de escuelas fueron calculadas por el DEMRE “utilizando el indicador D de Cohen que se expresa en términos de la desviación estándar de los puntajes, es decir, una D de 0,5 significa que es de media desviación estándar”.  Por razones técnicas que el DEMRE ha explicado, ya no están disponibles las distancias por puntajes promedio, como solía ocurrir en el pasado. Me disculpa el lector por estas complicaciones, pero las describo pues deberemos acostumbrarnos a ellas en el futuro.

Categorías del indicador D de Cohen según DEMRE

Según estos importantes datos del DEMRE, que están ampliamente disponibles, los colegios particulares pagados (que son solo el 5,5% del total), efectivamente muestran una gran brecha de resultados promedio respecto de los subvencionados, tanto particulares como públicos (D>1,0 en los diferentes exámenes). Sin embargo, y esto es lo notorio, la brecha de los 5.600 colegios particulares subvencionados con los 4.900 establecimientos públicos es entre despreciable (D= 0,16) y pequeña (D=0,28) dependiendo del tipo de examen (competencia lectora, matemáticas, etc.)

Los colegios particulares subvencionados tienen resultados similares a los colegios públicos, a pesar de que estos han sufrido de agresiones por décadas, comenzando con la municipalización de Pinochet y los directivos vitalicios, que recién comienzan a revertirse.

Una vez más, y por cierto que tristemente, el origen social es prácticamente el único determinante de los resultados, y no lo es el tipo de administración de las escuelas, aunque por cierto hay mucho espacio para mejorar en la educación pública, comenzando por la creación de una verdadera carrera directiva, que permita enviar y mantener a los mejores de los mejores directivos en las escuelas con mayor proporción de estudiantes vulnerables.

Seguir leyendo columnas de Ex-Ante aquí.

Publicaciones relacionadas

Marcelo Soto

Mayo 21, 2024

Vivir en un “ruco”: el complejo desalojo de las carpas del Parque Forestal y Barrio Yungay

Aunque fue criticada al principio de su gestión por mano blanda contra el comercio callejero y las carpas -o “rucos”- de indigentes, Irací Hassler (PC) ha hecho varios operativos para despejar algunos sectores. Para Mario Desbordes (RN), sin embargo, Santiago vive “un ambiente de absoluta pérdida de control, de ausencia de Estado”. Los vecinos alegan […]

Baltazar Silva, desde Madrid

Mayo 21, 2024

Milei como gran protagonista y Kast con un rol a la altura de Meloni y Le Pen: la trastienda de una cumbre que desató controversia

El pasado fin de semana, Madrid fue testigo de un evento que reunió a los más importantes líderes de derecha  en el Viejo Continente y el mundo a sólo semanas de las elecciones europeas. En palabras de VOX, partido organizador, se trató de “una convención de patriotas”. Pero las consecuencias de los discursos continúan resonando […]

Alexandra Chechilnitzky

Mayo 21, 2024

Cómo Ripamonti apuesta a ganar reelección en Viña del Mar en medio de roces con el gobierno por reconstrucción

A cinco meses de las municipales, en el entorno de la alcaldesa de Viña del Mar señalan que el principal desafío es la reconstrucción de los barrios afectados por el megaincendio de febrero. Macarena Ripamonti buscará en octubre ser reelecta en su cargo y para ello pondrá el foco en las obras realizadas durante su […]

Marcelo Soto

Mayo 20, 2024

Max Colodro: “Kast está cometiendo el mismo error de Boric, que es refugiarse en los aplausos de la barra brava”

Doctor en Filosofía y académico de la UAI, Max Colodro critica las declaraciones de José Antonio Kast sobre el supuesto travestismo político del Presidente y sostiene que hay una falla general de la derecha: “Su falta de prolijidad, de generosidad, han impedido construir acuerdos en materia municipal”.  Pero -añade- el oficialismo “ha abusado de la […]

Alexandra Chechilnitzky

Mayo 20, 2024

Por qué Jorge Sharp desistió de ir a la reelección en Valparaíso y su apuesta por el Senado

Créditos: Agencia Uno.

Luego de dos periodos como alcalde de Valparaíso y tras varias semanas de conversaciones con su círculo más cercano, Jorge Sharp decidió no ir a la reelección y levantar el nombre de su asesora, Carla Meyer. Detrás de la decisión tomó en cuenta varios factores. A continuación la trama de una historia que sigue abierta.