Junio 13, 2022

La desconfianza ciudadana. Por María Jaraquemada

Directora ejecutiva Chile Transparente

“¿Qué ocurre que nuestros partidos políticos no logran despegar de menos de un 10% desde hace más de 10 años? Algo similar ocurre con el Congreso y los Tribunales de Justicia, levemente mejor evaluados. No cabe duda de que llevamos un tiempo inmersos en una crisis de confianza institucional”, advierte la directora ejecutiva de Chile Transparente.


Como suele ocurrir, la encuesta CEP revelada hace unos días correspondiente a los meses de abril y mayo de este año ha dado mucho de qué hablar y analizar, desde las prioridades de la ciudadanía con un fuerte ascenso de la seguridad –cómo no-, hasta las figuras políticas más valoradas por la ciudadanía.

Uno de los temas que también se ha analizado es la confianza ciudadana (o la falta de) en diversas instituciones de gran relevancia para nuestra democracia y sociedad. Como esta información se recoge hace años, se puede hacer una interesante comparación de cómo ha evolucionado en el tiempo y en momentos claves, como por ejemplo post estallido.

En esta nueva edición se puede ver un alza (no muy sustancial en la mayoría de los casos) de la baja confianza que en los últimos años se tiene en nuestras principales instituciones, con la excepción de los partidos políticos (estancados en un paupérrimo 4%, la más baja de todas las evaluadas), las iglesias católica y evangélica (20% y 21% respectivamente), la Convención Constitucional (que baja de un 24% a un 22%) y las Municipalidades que se mantienen en un 24%, respecto de la medición realizada en agosto del 2021.

Las tres instituciones con mejor evaluación son las universidades (54%), la PDI (45%) y las radios (44%). En la parte baja de la tabla, como suele ocurrir en varias de estas mediciones, se encuentran los partidos políticos y el Congreso (10%). Sin duda no son cifras alentadoras, salvo las universidades, la mayor parte de nuestra institucionalidad no cuenta con una buena confianza por parte de más de la mitad de las personas encuestadas.

¿Qué ocurre que nuestros partidos políticos no logran despegar de menos de un 10% desde hace más de 10 años? Algo similar ocurre con el Congreso y los Tribunales de Justicia, levemente mejor evaluados. No cabe duda de que llevamos un tiempo inmersos en una crisis de confianza institucional. Sin embargo, entidades como Carabineros y las Fuerzas Armadas que se han enfrentado a grandes cuestionamientos por casos de corrupción y violaciones a derechos humanos, logran recuperarse y de a poco ir recobrando su prestigio, al igual que las municipalidades, que periódicamente nos están sorprendiendo también con uno que otro escándalo o investigación.

Me aventuro con una posible respuesta. En el caso de todas estas últimas instituciones, tienen un rol diario con la ciudadanía -ya sea de provisión de bienes y servicios públicos, en la mantención del orden público o asistencia a las comunidades- que probablemente hace que tengan un vínculo más cotidiano y diario con las personas, generándose mayor cohesión y, de este modo, confianza. Preocupa enormemente que el Congreso, la entidad representativa per se de nuestras democracias y los partidos políticos, llamados a intermediar entre la ciudadanía y el Estado, en cambio, al parecer no logren ser vistos así por la ciudadanía y, por el contrario, se perciban ensimismados y gobernando para sus propios intereses. Esto a pesar de haber hecho oídos sordos a todas las llamadas transversales a la cordura y haber aprobado sucesivos retiros previsionales en los últimos dos años, con el consecuente daño a la economía y las pensiones. Ni eso los ha salvado de estar hundidos en la tabla de posiciones.

Sin duda esto no es un problema solo nuestro, en democracias bien consolidadas hay cuestionamientos a la democracia liberal representativa y a cómo oxigenar más a los partidos y acercar el gobierno a la ciudadanía. Pero nuestros números son para no solo preocuparse, sino ocuparse. Lamentablemente estas instituciones parecieran haber normalizado esta desconfianza ciudadana y no se ven realmente preocupadas de medidas de mediano o largo plazo sino más bien en lo que es pan para hoy pero seguro será hambre mañana.

Publicaciones relacionadas

Alexandra Chechilnitzky

Mayo 27, 2024

[Confidencial] La decisión de Boric sobre la candidatura de Antonia Orellana al parlamento

Créditos: Agencia Uno.

En el partido del Presidente Gabriel Boric han existido conversaciones incipientes sobre las próximas parlamentarias de 2025. Desde la colectividad hay quienes piden adelantar la parrilla de candidatos para dichas elecciones y en ese contexto uno de los nombres que surgió fue el de la ministra Antonia Orellana. En el Frente Amplio, su rol como […]

Ex-Ante

Mayo 27, 2024

Quién es Pablo Zenteno (PC), el director del Trabajo a cargo de implementar los polémicos dictámenes de las “40 horas”

Foto: Agencia Uno

Zenteno estará a cargo de la implementación y la fiscalización de la ley de “las 40 horas”. Su rol será clave, considerando que es una de las reformas estructurales que la administración de Gabriel Boric ha logrado sacar adelante. Por ahora la atención estará centrada en dos dictámenes que provocaron una fuerte molestia entre los […]

Marcelo Soto

Mayo 26, 2024

Alfredo Jocelyn-Holt: “La reflexión que viene haciendo Lucy Oporto es valiosa”

El historiador Alfredo Jocelyn-Holt se refiere a la polémica Joignant/Oporto y analiza el momento de las universidades chilenas, varias de ellas movilizadas por la causa palestina. “Es una excusa para movilizar al PC en un contexto de fracaso de la FECH”, dice.

Ex-Ante

Mayo 26, 2024

Cadem: Boric vuelve al 30% de aprobación, a una semana de la cuenta pública (Lea aquí la encuesta)

De esta forma, el mandatario sube su aprobación 6 puntos en 21 días, tras llegar a 24% a principios de mayo, el nivel más bajo en lo que va de su gobierno. Los atributos más valorados del Presidente son la promoción de la igualdad de género (80%), el cuidado del medioambiente (60%) y su carisma […]

Al gobierno se le viene su propio octubre. Por Sergio Muñoz Riveros

Después de las elecciones de octubre, la pista se pondrá más pesada para el gobierno. La condición de minoría de los partidos que lo sostienen se hará más evidente. Y partirá la campaña presidencial con velas desplegadas. Confiemos en que Boric termine su gestión lo mejor que pueda.