Octubre 9, 2022

La derecha alt y el progresismo. Por Cristián Valdivieso

Director de Criteria

La tensión entre un presente atemorizante y un futuro incierto ha conllevado el crecimiento de la derecha más extrema en el mundo. Una derecha que ha entendido que la política no es otra cosa que una confrontación de narrativas y ha encontrado en el progresismo, el enemigo que le está permitiendo crecer.


A propósito de “habitar los cargos”, a veces pareciera que como sociedad vivimos un proceso de reacomodo en la manera que organizamos nuestra propia vida. Como si lenta, pero paulatinamente, nos hubiéramos ido habituando a visitar menos los sueños de futuro y más la cruda realidad del presente. Esta suerte de tensión entre el futuro y el presente no parece arbitraria y está muy articulada en torno a la experiencia recurrente de crisis que en diversas manifestaciones se expanden por el mundo invadiendo nuestra cosmovisión y experiencia.

Una reciente encuesta Criteria muestra que, comparativamente a 10 años atrás, todas las dimensiones de la vida se perciben empeorando. La crisis económica; la crisis de seguridad pública y todas sus aristas narco; la crisis climática con el riesgo hídrico que pone en cuestión todo lo bueno que pudiera estar por venir; conflictos bélicos en Europa -amenazas nucleares incluidas- la guerra comercial entre China y Estados Unidos; la crisis migratoria, la pandemia y sus secuelas y un largo etcétera, han traído aparejadas la licuación de las certidumbres sobre un camino evolutivo de mejoramiento de las condiciones de vida.

Planificar, pensar en el futuro (e invocarlo) se ha vuelto crecientemente complejo a la hora de tomar decisiones en el marco de una experiencia cotidiana agobiante.

Desafección y desconfianza social en un porvenir promisorio cuyo correlato político es una creciente distancia hacia la oferta de cambios sociales que apelan al futuro y se sustentan en transformaciones simbólicas que se presentan codificadas en un verso que resuena más ideológico que pragmático. Inversamente, estamos viendo la validación de respuestas políticas concretas para el “aquí y el ahora”, que aluden al pragmatismo y a un nuevo sentido común presentista.

Un escenario propicio para el crecimiento de una derecha más extrema, más desenfrenada, verbalmente agresiva y desafiante, con discursos que vienen a confrontar como buenista y superflua la apuesta inclusiva y la simbología accesoria de una izquierda a la que apuntan como extraviada de las preocupaciones económicas y de los temores que amenazan a las grandes mayorías. Una derecha que, como dice el historiador argentino Pablo Stefanoni, “mediante el antiprogresismo y la anticorrección política está construyendo un nuevo sentido común”.

Las arremetidas recientes contra los derechos sexuales de las mujeres y la transfobia expresada por miembros del partido Republicano son ilustrativas de esta nueva forma de anticorrección política. O el tuit de José Antonio Kast contra una nueva Convención: “8 millones de chilenos dijeron fuerte y claro #NoMasConvención y llegó la hora de enfrentar con fuerza las urgencias sociales. El Partido Republicano no seguirá validando las iniciativas que promueven una nueva Convención”.

Ambos hechos expresan esta corriente impugnadora de narrativas progresistas que, hasta hace poco, fueron consideradas como sentidos comunes. Por de pronto la urgencia por una nueva constitución o los avances civilizatorios en materia de derechos sexuales y reproductivos, entre otros. Corriente política que han ido sumando adhesión en la medida que, junto con confrontar a las élites progresistas, se ofrecen como soluciones de sentido común para las urgencias que apremian a las grandes mayorías.

Una estrategia de la derecha alternativa, como se le ha llamado en el mundo, que implícita o explícitamente se articula sobre un relato anti progresista y propone un nuevo sentido común de base profundamente conservador: nacionalista, autoritario, impugnador del multilateralismo, negacionista climático, etnocéntrico, xenófobo y homofóbico. En corto el mensaje es algo así como: si el futuro es tan incierto como impredecible antes que mirar la agenda 2030 de la ONU, pareciera mejor mirar al pasado como un refugio de mayores certidumbres.

Visto así el fenómeno, se entiende el surgimiento de estos liderazgos en todo el globo. En Chile, el surgimiento e institucionalización del Partido Republicano; en Brasil, un electorado que recientemente le dio 51 millones de votos a Bolsonaro, casi dos millones más de votantes de los que obtuvo en 2018 pese a sus cuatro polémicos años como Presidente; en Italia, la llegada de Giorgia Meloni, diputada vinculada al fascismo en su juventud, al cargo de primera ministra el pasado 25 de septiembre, la creciente fuerza de Javier Milei en Argentina y así podríamos seguir.

La tensión entre un presente atemorizante y un futuro incierto ha conllevado el crecimiento de la derecha más extrema en el mundo. Una derecha que ha entendido que la política no es otra cosa que una confrontación de narrativas y ha encontrado en el progresismo, el enemigo que le está permitiendo crecer.

Publicaciones relacionadas

Marcelo Soto

Noviembre 29, 2022

Perfil: Esteban Valenzuela, el ministro que dijo “el imbécil fui yo” y sus giros políticos y literarios

Esteban Valenzuela, ministro de Agricultura, concentró la atención de los medios y del mundo político al pedir, el lunes, en el contexto del paro de camioneros, que los movilizados “se descuelguen de la imbecilidad que está afectando al país”. Camila Vallejo tomó distancia del tono de su compañero de gabinete, mientras la oposición lo acusó […]

Jorge Poblete

Noviembre 29, 2022

Inmigrante irregular acusada de agredir a Carabineros fue declarada prófuga, complicando la expulsión anunciada por Boric

El Presidente Gabriel Boric durante su visita a Calama el 12 de octubre. (Camilo Alfaro / Agencia Uno)

El 12 de octubre el Presidente Boric anunció la expulsión de un grupo de ciudadanos colombianos que aparecían en un video forcejeando y golpeando a carabineros que acudieron a detener a 2 sospechosos de un robo en Puerto Montt. Un mes y medio más tarde, esto no ha ocurrido, ya que la Corte sostuvo que […]

Ex-Ante

Noviembre 29, 2022

El sombrío diagnóstico de Ricardo Lagos sobre el Chile de 2022

El ex Presidente Ricardo Lagos en la "Comisión de Desafíos del Futuro, Ciencia, Tecnología e Innovación" del Senado

El ex Presidente Ricardo Lagos expuso en la “Comisión de Desafíos del Futuro, Ciencia, Tecnología e Innovación” del Senado. “La última reflexión es la más triste: Chile no está a la altura de lo que fue. Cualquiera que tenga un amigo afuera le van a preguntar ¿y qué les pasó a ustedes los chilenos?, ¿en […]

Mario Gálvez

Noviembre 29, 2022

Por qué la Cámara de Diputados resolvió obligar a los ministros a que respondan sus oficios en 30 días

A las 11:10 de la mañana de hoy se votó el proyecto de resolución para fijar plazos límites a los ministros para responder los oficios de la Cámara y sus comisiones.

Molestia parlamentaria provocó que diez diputados, ocho de ellos del Socialismo Democrático y Apruebo Dignidad, presentaran un proyecto de resolución pidiendo al Presidente Boric que tome medidas administrativas destinadas a acotar el tiempo de respuesta de sus ministros a los requerimientos de fiscalización. La sala de la Cámara de Diputados lo aprobó casi por unanimidad.

David Tralma y Eduardo Olivares

Noviembre 29, 2022

[Confidencial] Perú sería el tercer país (de un total de 10) en firmar una side letter con Chile

En el Gobierno peruano aseguran a Ex-Ante que las cartas bilaterales están cerca de ser firmadas y que solo falta una reunión técnica entre los equipos de ambos países.