Gonzalo Yuseff, exdirector de la Agencia Nacional de Inteligencia, y protestas: “En general el perfil de los violentistas hoy es anarquista”

Ex-ante

El ex director de la Agencia Nacional de Inteligencia (2010-2014), Gonzalo Yuseff, dice que “los grupos anarquistas han tenido una presencia importante en Chile desde la pérdida de relevancia de los sectores marxistas extremos”.


-¿Por qué cuesta tanto controlar a grupos violentos, no necesariamente masivos, en  jornadas como el Día del Combatiente y los viernes en Plaza Italia?

-Cuando un grupo de personas se ponen a causar desórdenes es difícil controlarlos salvo que tú actúes con fuerza, y eso ha sido imposible en el último tiempo. Además es gente que se moviliza, que tiene una manera de actuar que escapa a lo que ha podido controlar Carabineros. No tiene ningún misterio desde el punto de vista de la seguridad.

-¿Por qué? ¿Qué perfil tienen?

-Son en general violentistas que están en contra de todo y tienen una ideología vinculada al anarquismo insurreccional. Ese es el perfil. Sépanlo o no, son anarcos. Hay gente que simplemente va a protestar porque quiere incendiarlo todo, que no tiene una elaboración teórica, pero muchos si la tienen y está ligada al anarquismo.

-¿Han crecido estos grupos en el último tiempo?

-Los grupos anarquistas han tenido una presencia importante en Chile desde la pérdida de relevancia de los sectores marxistas extremos. Antes, el extremismo político decía relación con grupos de filiación marxista leninista o maoísta. Desde los 2000 y algo empezó a cambiar. Partió en las universidades con la presencia de anarquistas radicalizados que desbordaban las marchas y las protestas. Lo curioso es que tienen un ideario bastante importante y fácil de conocer. Tienen publicaciones en internet, redes de contra información, como llaman ellos. No es que actúen ocultos o clandestinos, como lo hacían los ultras en los 70 y 80.

-¿Tiene que ver con el fin de la dictadura y el comienzo de la transición?

-Se produce una transición al término del gobierno militar, entre los grupos que venían combatiendo al gobierno militar, el Frente, el Mapu Lautaro, el Mir; esos grupos dejaron de tener  presencia en ciertos espacios, que fueron ocupados por anarquistas. Diría yo que desde los 90 en adelante. Pero ojo que es un fenómeno mundial.

-¿Son personas educadas, agresivas, desarraigadas?

-Son agresivos y creen en la violencia como un método de acción política, no es que sea una violencia sin sentido. Es una violencia que busca generar efectos políticos.

-¿En términos ideológicos y de conductas, son más difíciles de manejar que los típicos grupos de ultraizquierda?

-En general no tienen organización y eso los hace complicados de controlar. Además se da un fenómeno: cuando una masa no muy grande sale a la calle a causar desórdenes, un grupo de más de cien, sean neonazis, sean anarquistas, marxistas leninistas, maoístas, en la calle se produce un objetivo común de destruir lo más posible. Puede que no tengan vínculos entre ellos, pero unidos su poder de destrucción no es menor.

-¿Cómo ha manejado el gobierno el tema del orden público? Ha tenido declaraciones contradictorias, quizá.

-Muchas de las autoridades de gobierno estaban del lado de los que criticaban a carabineros, que todo era desproporcionado, poco menos que era Carabineros quien empezaba la violencia en las manifestaciones con sus acciones. Y eso nunca fue así. Siempre hubo un grupo de gente violenta, que atacaba a la policía. Carabineros actúa dentro de lo razonable, no es una policía violenta, no tiene francotiradores. La policía no es el problema, obviamente.

Paradojalmente, hoy en día a esas mismas personas les toca vivir la realidad de ser ellos los que tienen que controlar el orden público y lo hacen usando a carabineros. Se dan cuenta, creo yo, que otra cosa es con guitarra. Y se cometen desaguisados como el de Camila Vallejo al criticar al carabinero al que le estaban dando una paliza y tuvo que disparar y la bala le llegó a una persona. Y ese carabinero fue criminalizado.

-Hasta ahora, ¿ha sido un Día del Combatiente más violento que otras veces?

-Hay que esperar a la noche. Porque el día del Joven Combatiente tiene una particularidad: en  ciertas poblaciones son los narcotraficantes y los grupos delincuenciales los que toman protagonismo o hacen acto de presencia. Como pasó también durante el estallido o revuelta. Son grupos  vinculados al narcotráfico que pasan armas, generan la sensación de control territorial, ante la pérdida de control del Estado.

O sea, las protestas de hoy tienen un componente ideológico pero también un elemento delincuencial importante en esta fecha. La delincuencia no responde a ser de izquierda o derecha, o de apoyar al gobierno de Boric o al de Piñera. Esa violencia es un problema serio, porque no es fácil de distinguir.

-¿Cuál debería ser la estrategia para controlar a estos grupos?

-Algunos son anarquistas, pero también hay narcos. La respuesta es a de siempre: encargar a la policía que pueda controlar a estos grupos sin ocasionar víctimas. Eso es todo lo que se puede hacer en un estado de derecho. Y que después las personas detenidas sean objeto de reproche del ministerio Público. Ese es el único mecanismo de control que tiene este tipo de fenómenos.

-Hoy salió un informa de Amnistía Internacional criticando al gobierno anterior en materia de DDHH.

-A mí me da lo mismo. No creo que sea importante.

-¿Por qué

-Por el sesgo político que tiene Amnistía Internacional. Yo sé que en este país no hay una policía violenta que ataque a los manifestantes. Eso me tiene tranquilo y por eso a ese tipo de informes no le doy ninguna importancia porque no son realistas.

-Otro tema complejo de orden público es lo que pasa en La Araucanía. ¿Tú investigaste ese tema cuando dirigías la ANI?

-No te puedo contar qué hice, estaría cometiendo un delito. Pero era el tema de seguridad de ese momento, además de la colocación de bombas por individuos anarquistas. La violencia mapuche ha crecido mucho desde esa época. Las  zonas donde se cometían atentados deben ser fácilmente el doble o triple más grandes.

-Hubo una polémica por presos políticos mapuches. Izkia Siches dijo que había.

-Esas son tonteras. La gente está presa por delitos, aunque algunos van a decir que lo hicieron por una causa. Lo que da cuenta la frase de Siches es de un sesgo en contra de la fuerza pública que hay en el gobierno. Se ponen al otro lado, al de los violentistas, pero si es ministro del interior debiese tender a tener una visión que busca mantener el orden y el control, no lo contrario. Es un error de contexto.

-¿Cómo puede solucionar el problema de todos los viernes en Plaza Italia?

-Con perseverancia. Detener personas y meterlos presos. Y confiar que algún día se aburrirán de ir.

No tiene nada que ver con la inteligencia, es un control de orden público. Ha faltado voluntad política. Si le dijeras que pueden usar sus armas de servicio, detener a las personas, se soluciona el problema en dos semanas. Pero eso no se puede ser desde el punto de vista político. Cuando uno es ministro del Interior no quiere que se incendie el país.

-¿Y en La Araucanía?

-Seguir la estrategia de conversar con aquellos con los que se puedan conversar y reprimir policialmente a las bandas organizadas que vienen controlando la zona hace mucho tiempo. La vinculación con el narco ha quedado más que clara con algunas detenciones y allanamientos. La delincuencia  organizada utiliza estos espacios  de impunidad en muchas partes del mundo. En Colombia, por ejemplo. Es normal que tengan intereses comunes quienes venden droga y quienes ejecutan acciones violentas. A los dos les sirve que no haya policía, que sea difícil la entrada para ejecutar órdenes judiciales, que no se puede fiscalizar. Favorece a uno y otro bando.

La Araucanía ha empeorado  tanto por la extensión territorial, se ha triplicado la zona roja, como por la envergadura de la acciones. Antes no había muertos. Ahora se volvió frecuente.

 


Publicaciones relacionadas

Waldo Díaz

Mayo 22, 2022

Trasfondo: Presidente del PC pide al gobierno de Boric pasar a la ofensiva

Crédito: Agencia Uno.

Guillermo Teillier abordó este domingo las definiciones que realizó el Comité Central, que hace una semana apuntó a que la administración tome la iniciativa y reinstale una agenda transformadora. “La reforma tributaria y laboral deben pasar al primer plano”, dijo el timonel. La tributaria comenzará a tramitarse en junio, pero la previsional está prevista para […]

Ex-ante

Mayo 22, 2022

Nuestra ciencia ficción de todos los días y el plebiscito constitucional. Por Noam Titelman

Si bien hay cosas que no me gustan en el texto constitucional, son muchas las cosas positivas, que nos ayudarán a sanar varias heridas en nuestro tejido social y tener un marco institucional para crecer con inclusión. Por otro lado, espero que la convención tenga la sabiduría de no enamorarse de su obra, reconociendo la […]

Ex-ante

Mayo 22, 2022

¿Quiere Boric evitar el naufragio? Por Sergio Muñoz Riveros

Boric debería convencerse de que lo más importante para él es no naufragar. Y para ello solo le sirven el orden y la estabilidad. Necesita concentrarse, entonces, en el ejercicio de las funciones y los poderes que le asigna la Constitución vigente. Será penoso el registro de su paso por La Moneda si no hace […]

David Lefin

Mayo 22, 2022

Luis Lizama y nueva constitución: “La regulación de la huelga no garantiza períodos de paz social”

Creditos: lizamabogados

El abogado y socio principal del estudio jurídico Lizama Abogados y director del Departamento de Derecho del Trabajo y Seguridad Social de la U. de Chile, afirma que el borrador de la Convención Constitucional plantea un modelo de huelga que “excede los estándares que la OIT ha definido como razonables”. Cuestiona que los trabajadores puedan […]

David Lefin

Mayo 21, 2022

Cómo el Banco Central fue víctima de supuesto fraude cibernético y transfirió un pago a cuenta de suplantador

El ministro de Hacienda, Mario Marcel, y la presidenta del Banco Central, Rosanna Costa. (crédito Agencia Uno).

El ente emisor habría sido defraudado en su calidad de agente fiscal, es decir, de administrador de los fondos soberanos del Fisco. Hacienda descartó pérdida de estos recursos y se hará parte de la denuncia que el Banco interpuso en el Ministerio Público.