Enero 16, 2021

Ernesto Silva, asesor clave de Lavín: “Chile necesita un Presidente que haga cambios profundos en un ambiente de paz”

Cristián Bofill y Alicia Hamilton
Ernesto Silva.

El ex diputado y ex presidente de la UDI conoce a Joaquín Lavín desde que tenía 12 años. Su padre era el mejor amigo del edil, pero es sobre todo por su experiencia y habilidad política que Silva juega un rol clave en el principal grupo de asesores del presidenciable. En la siguiente entrevista, da su diagnóstico sobre el Chile de hoy,  habla sobre el programa presidencial de Joaquín Lavín, advierte que por razones de seguridad es un error escoger como sede de la Convención Constituyente el Palacio Pereira y propone escoger otro lugar que ofrezca más garantías para el trabajo de los constituyentes.

El precandidato presidencial de la UDI, Joaquín Lavín, afirmó hace un par de semanas que a la primera persona que llamó para contarle que no se repostularía a la alcaldía de Las Condes, después de hablarlo con su familia, fue a Ernesto Silva. “Ha sido un apoyo bien importante para mí, y especial, porque la persona más amiga mía era su papá”, afirmó el edil a La Tercera.

—¿Qué diferencia tiene esta campaña de Joaquín Lavín con la del año 99′ y 2005?
—Tanto la realidad del país como las aspiraciones de la ciudadanía han ido evolucionando y se necesita un tipo de proyecto y respuesta política diferente. Las principales diferencias están en los cambios que ha tenido Chile y en la excepcionalidad del momento. Lo conecto ahí, con los propios cambios y la evolución que ha tenido el propio Joaquín.

—¿Cuáles son esos cambios?
—Joaquín Lavín ha acompañado los cambios de Chile, en distintos roles y logró transformar lo que era una buena lectura de Chile, un diagnóstico, en un proyecto político sólido y contundente: El proyecto de Integración Social.

—¿En qué consiste ese proyecto?
—Se centra en algunos pilares. El primero es la Integración social, en generar condiciones para que todos vivamos en un Chile equivalente. Hoy tenemos un Estado que no funciona bien y no logra proveer condiciones equivalentes en distintos lugares de Chile que permitan el desarrollo personal, sin que hayan  razones para eso. Es una respuesta desde una mirada de centroderecha a los valores y conexiones de la clase media, que no quiere que le regalen las cosas o que el Estado decida por ellas, sino condiciones que permitan desarrollar su proyecto de vida.

—¿Cuál es el segundo pilar?
—La distribución del poder: acercar cada vez más las decisiones a las personas. Una de las cosas que ha demostrado la crisis económica y la pandemia, es que la conexión y capacidad de entender los problemas de las autoridades locales es mucho mayor, y también su velocidad de respuesta. El tercer pilar es un ambiente de paz.  Sanar, generar condiciones que permitan una nueva etapa de progreso. Hemos deteriorado el ambiente de cooperación en política porque hemos puesto incentivos en la fragmentación y no en la cooperación. Lo primero que debemos tener, son personas con liderazgo y el tipo de liderazgo de Joaquín es uno que puede ayudar a generar paz, a sanar, a tranquilizar el país y a generar un gobierno de convivencia nacional.

—Lavín ha hablado mucho de un gobierno de convivencia nacional, hay quienes cuestionan esa idea.
—Para lograr la integración social, fortalecer el vínculo de las personas con lo local, un despegue económico en un ambiente de un país que sana, se requiere un tipo de gobierno distinto, de convivencia nacional. Donde una coalición gana con sus propios votos, pero pide un mandato a la ciudadanía para hacer transformaciones profundas y convoca después de la elección, a todos quienes quieran ser parte de esas transformaciones, a ser parte del Gobierno para abordar esos desafíos.

—¿Quiénes son esas personas que se convocarían?
No hay nombres desde ya. La pregunta de la elección va a ser “Qué tipo de Presidente necesita Chile?” Y yo creo que va a necesitar uno que tenga un liderazgo que haga cambios profundos pero tranquilos y al mismo tiempo tenga la capacidad para convocar a una contraparte que genere esos acuerdos.

—¿Qué tipo de cambios?
—Se necesitan cambios profundos en áreas como en el sistema de salud, en la manera de enfrentar la violencia, que no pasa solamente por capacitar mejor a las policías, sino por renovar un acuerdo sobre cómo la sociedad y la democracia se protegen de la violencia. El Estado necesita una transformación profunda.

—La decisión de no ir a la reelección en la alcaldía, ¿a qué la atribuye?
—A que Chile necesita un proyecto político distinto y para que ese proyecto pudiera tomar fuerza, se necesita alguien que pudiera dedicar mucha más energía a mostrarlo, a difundirlo, trabajarlo, explicarlo y desarrollarlo.

—¿Hay algún modelo internacional que se tenga en la mira?
—Yo creo que la excepcionalidad del momento en Chile requiere que podamos mirar otras experiencias y aprender y estudiar, pero yo tengo una convicción que tenemos que tratar de reconstruir más fuertemente la confianza y la cooperación en la política. La Constitución que vamos a redactar es muy importante. Pero una buena Constitución, puede terminar estropeada por mala política. Probablemente cuando uno mira países nórdicos o Nueva Zelanda, hay un sustrato de confianza y cooperación que han generado las bases para que otros desarrollos se puedan hacer. Un desafío central para Chile a mi juicio es cómo recuperar la capacidad de cooperar en política. Un sistema político que coopera es uno donde varios están dispuestos a compartir los costos de decisiones difíciles. Eso se ha perdido.

 

—¿Qué es lo que sería una buena Constitución para usted?
—Una que permita que cada uno pueda desarrollar de buena manera su propio proyecto de vida, definiendo reglas para poder administrar las diferencias. Lo que una Constitución requiere es un sistema de organización del poder que facilite la cooperación. Un sistema de libertades y derechos individuales que protejan a las personas y le permitan acotar o definir el rol del Estado. Y un equilibrio entre estabilidad de las reglas y capacidad de adaptación a través de la política.

—¿Cuál va a ser el principal dilema en la campaña presidencial?
—Lo que se va a enfrentar es el cambio moderado versus el cambio radical, pero el país necesita cambios. La izquierda presenta un cambio radical y Lavín lo que plantea es una convicción de cambio profundo y sensato, pero tranquilo y con acuerdos. Chile necesita un Presidente que haga cambios profundos en un ambiente de paz.

 

—¿Cómo ve el pacto entre Chile Vamos y el Partido Republicano? ¿Cree que esta es la primera y única vez que van a pactar con la colectividad de José Antonio Kast?
—Había un propósito de lograr un signo de unidad profundo en la lista de la elección de constituyentes y en ese sentido creo que el trabajo que se hizo y el logro alcanzado el lunes 11 es significativo. En esta elección era muy importante ir todos juntos. Pero creo que hay proyecto políticos distintos para un programa de gobierno o para una elección parlamentaria, por lo tanto yo creo que Chile Vamos debe tener su propia lista a la parlamentaria, su propia primaria presidencial y creo que el Partido Republicano tiene su propio camino en eso.

 

CONVENCIÓN CONSTITUYENTE:
“ES UN ERROR. EL PALACIO PEREIRA NO TIENE LAS CONDICIONES DE SEGURIDAD”

—¿Qué le parece el Palacio Pereira como sede de trabajo de la convención constituyente?
—Lo más importante para es que pueda haber un proceso de deliberación libre y sin amenazas y le pondría mucho foco a ese esfuerzo, creo que ha habido poco debate sobre esto. Creo que es un error, el Palacio Pereira no tiene las condiciones de seguridad que darían los resguardos adecuados y la libertad a los convencionales. Creo que se requiere un lugar más alejado que permita mayor protección, más libertad y creo que es una tarea del Gobierno y también de los líderes políticos hablar con mucha más fuerza sobre este tema ahora ya y ponerlo en discusión porque mientras antes se defina una buena solución, más cuidado y libertad para la deliberación tendremos en la Convención.

 

—¿Por ejemplo?
—Fuera de la ciudad, en otros ambientes. Hay que pensar esquemas que aseguren a quienes van a ir a construir las reglas del futuro, elegidos por todos, y que lo puedan hacer tranquilos. Las condiciones en las cuales se dé la deliberación de la Convención son lejos lo más importante de este periodo y creo que necesitan un nivel de seguridad y cuidado para sus integrantes de manera tal que puedan votar y deliberar de manera libre. Eso incluye no solamente el lugar de la convención, incluye también la manera en que van a sesionar las comisiones, y otros aspectos.

—¿Por qué considera tan importante el espacio de deliberación?
Porque en un proyecto adonde se necesitan acordar normas por 2/3 todos van a tener que ceder. Y vas a tener que ceder en cosas que quizás te importaban menos, otras más, para lograr otra cosa que valoras de manera especial. Para eso se necesita iteración, negociación, conversación, la posibilidad de poder ir ajustando tus posiciones de acuerdo con como se va dando la discusión. Hoy el escrutinio es muy fuerte. Mi experiencia cuando estuve en el congreso, me tocó un periodo en que las sesiones estaban cerradas, salvo que se acordara abrirlas y un segundo periodo en que eran abiertas, salvo que se acordara hacerlas en secreto y la diferencia de comportamientos fue muy fuerte. Una vez que fueron siempre abiertas yo veía que los diputados teníamos la tendencia más a hablar a las cámaras que estaban grabando que a conversar o entrar en interacción para convencer y dejarse convencer. Cuando vino la comisión técnica para la nueva constitución, en su primera sesión yo propuse que las sesiones no fueran públicas o transmitidas online y no hubo acuerdo para eso, por una necesidad que se planteaba de que hubiera mayor transparencia, pero la verdad que yo creo que eso fue un error.

—El PC dijo que había que rodear la asamblea constituyente
—Me parece inaceptable lo que dijo el PC, refleja su falta de convicción democrática.

—¿Marca un precedente lo que pasó en el Capitolio?
—Yo creo que si en la democracia norteamericana, fue vulnerado su lugar de deliberación, a semanas de hacer un cambio de mandato presidencial que se hace en ese lugar, y estando Chile a meses de empezar su proceso de deliberación más importante de las últimas décadas, esto requiere estar en la prioridad.

 

PROYECCIÓN DE LA CENTRODERECHA:
“NO HAY QUE MIRAR ESTO COMO UNA CONTINUIDAD DEL ACTUAL GOBIERNO”

—¿Cuál es a su juicio respecto de cómo se ha comportado este Gobierno?
—Lo que ha pasado en los últimos años muestra que el sistema político hace muy difícil gobernar, más allá de los aciertos o desaciertos que puede haber tenido este gobierno u otros. Por lo tanto, yo me quedo que para adelante no podemos tener gobiernos de este tipo, y con esto me refiero a gobiernos donde tenemos a un Presidente que tiene minoría en el congreso y que tiene poco espacio para poder gestionar.  Creo que ha faltado en las últimas dos décadas convicción para acompañar de mejor forma el cambio a la clase media, para transformar al Estado en un proveedor de servicios al ritmo de sus aspiraciones. Y también generar un acuerdo que permita un nuevo despegue de crecimiento y empleo. Nos ha faltado más audacia en las políticas públicas para abordar los desafíos nuevos.

—¿Debilita la proyección del bloque que un gobierno de centroderecha con tan poca aprobación ciudadana le entregue, eventualmente, la banda presidencial a una nueva administración del sector?
—Yo creo que este año muchos de los esfuerzos que se han hecho se van a reflejar en resultados y por lo tanto espero que esta administración tenga una mejor evaluación hacia el cierre de año. Sin embargo, no hay que mirar esto como una continuidad del actual gobierno, porque viene el primer gobierno de un nuevo ciclo.

 


Publicaciones relacionadas

Marcelo Soto

Mayo 27, 2022

Darío Calderón y violencia escolar: “Dentro del Instituto Nacional reina el terror”

El abogado Darío Calderón ingresó al Instituto Nacional en 1955 y egresó en 1963. Varias veces fue presidente de curso, y los dos últimos años presidió el centro de alumnos. En esta entrevista se refiere a la crisis que enfrenta el colegio público, debido a la violencia urbana, y es crítico de la alcaldesa Irací […]

Víctor Hugo Durán

Mayo 27, 2022

Violencia en La Araucanía: Siches abre otro flanco de críticas y vuelve a corregir sus dichos

Desde La Moneda transmitieron que la ministra Izkia Siches encabezaría el comité interministerial; que duraría 3 horas y que, entre otras cosas, serviría para dar una señal de que la jefa de gabinete había tomado el control del ministerio más importante del gobierno. También se transmitió que la Secom estaba dedicada a fortalecer las vocerías […]

Jorge Poblete

Mayo 27, 2022

Convención: El plan de restitución territorial indígena de 8 años vía expropiaciones que votará el pleno

La machi Francisca Linconao conversando con el convencional Adolfo Millabor durante la sesión de la comisión de Normas Transitorias del jueves 26 en el ex Congreso. Foto: Sebastián Beltrán / Agencia Uno.

La comisión de Normas Transitorias aprobó este viernes por la mañana una bajada a uno de los temas sensibles del borrador constitucional: la entrega de tierras a pueblos originarios vía expropiaciones. Votó en favor de una propuesta que establece que el Presidente deberá crear por decreto, en un plazo de un año, una Comisión Territorial […]

El preámbulo de la Constitución que votará el pleno: “Considerando los dolores del pasado y tras un estallido social, enfrentamos las injusticias y demandas históricas”

Este jueves la comisión de Preámbulo aprobó 4 párrafos que serán sometidos al pleno para partir la nueva Constitución, donde requerirían 103 votos (2/3) para llegar al borrador. El texto se construyó a partir de 12 propuestas iniciales de distintos colectivos, que en el encuentro en Tocopilla fueron reducidos a 5. Estos se refundieron en […]

Ana María Sanhueza

Mayo 26, 2022

Reformas a la nueva Constitución si gana el Apruebo: por qué el PS tiene la llave para abrir o cerrar el quórum de 2/3

Agencia Uno

La Comisión de Normas Transitorias aprobó la propuesta de convencionales de izquierda, entre ellos del FA y el PC, para que el Congreso actual solo pueda hacer enmiendas a la nueva Constitución con 2/3, es decir, el mismo quórum que han criticado. Con eso, solo se podría reformar el texto con un quorum menor a […]